El Reposo Alterado

tema 2 «El Proposito de la creacion del hombre»

Jua 5:17  Y Jesús les respondió: Mi Padre hasta ahora trabaja, y yo trabajo.

Cuando Dios diseño y creo al hombre lo creo con un propósito específico y podemos ver ese propósito bien definido en el capítulo 1 y 2 de génesis, hasta el momento donde Dios reposa de toda sus obra, las cosas están en perfecto orden Dios ha ordenado el cosmos y el futuro rey y administrador ya está creado.

Sin embargo el reposo del creador se ve interrumpido en el capítulo 3 a causa de la caída de este rey creado a la imagen de Dios; en los tiempos cuando Jesús anduvo en esta tierra se manifiesta que el padre no está en reposo más bien está trabajando en una gran obra, Jua 5:17  Y Jesús les respondió: Mi Padre hasta ahora trabaja, y yo trabajo. Esta obra no es otra cosa que la reparación del rey que no funcionó bien en el principio, Flp 1:6  estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo; cuando el hombre pecó altero el orden de la creación, pues el hombre no fue creado para pecar, sino para ser un perfecto administrador de la creación de Dios, mas sin embargo la caída denotaba que este rey había funcionado mal, el hombre se había alejado totalmente de su propósito de creación y llego literalmente a causa de sus pecado a ser un ser totalmente inútil para los propósitos eternos de Dios,  Rom 3:12  Todos se desviaron, a una se hicieron inútiles; No hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno. Cuando uno compra algo y luego se arruina, tenemos dos opciones:

  1. O lo tiramos a la basura.
  2. O lo reparamos.

El conflicto del hombre radicaba que la reparación de este rey ahora inútil por causa del pecado, era extremadamente costosa, y aquí  es donde se cumple la palabra cuando se expresa cuán grande es el amor de Dios, Jua 3:16  Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. Lo que se nos está diciendo que el hombre no funciono de acuerdo a su diseño y Dios envés de botar y tirar al hombre al basurero hace un plan para reparar el daño del mal funcionamiento en el hombre, enviando a su hijo y pagando un alto precio  por amor a restablecer al hombre a sus estado original, este es el propósito de la redención, pero no el propósito de la creación del hombre porque Dios no hizo al hombre para pecar y tampoco podemos pensar que Dios creo al hombre para pecar o lo puso en el huerto de Edén para que pecara, en ninguna manera, la caída del hombre no era propósito divino, el hombre vino a ser inútil a los propósitos de su creación cuando peco bajo criterio de su propia voluntad, pues el pecado de este rey no fue un engaño fue un pecado consentido de voluntad personal, 1Ti 2:14  y Adán no fue engañado, (esto quiere decir que Adán estaba totalmente consiente de lo que estaba haciendo) sino que la mujer, siendo engañada, incurrió en transgresión. Es por eso que decimos que la biblia es un libro amor y de redención para con el hombre, y el propósito de la redención es volver al hombre a sus estado original ya formado y listo para el propósito para el cual fue creado, Rom 8:28  Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados. Rom 8:29  Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos. La obra de redención está enfocada en que el hombre vuelva a recuperar la imagen de su creación, la imagen de Dios. Ahora este propósito eterno se determina atravez de dos cosas muy importantes:

  1. Que el hombre sea como Cristo, teniendo su vida como su gloria (imagen) para poder tener señorío administrativo sobre la creación de Dios.
  2. Que el hombre pueda complacer la voluntad de Cristo, Efe 5:32 Grande es este misterio; mas yo digo esto respecto de Cristo y de la iglesia.

Esto último debemos de comprenderlo  a la luz de lo que significa una relación matrimonial correcta, de ehcho a la iglesia, también se le llama la esposa del cordero, manifestando un propósito eterno y definido al hombre como ayuda del creador Efe 5:25  Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella, Efe 5:26  para santificarla, habiéndola purificado en el lavamiento del agua por la palabra, Efe 5:27  a fin de presentársela a sí mismo,(este es el propósito de la redención)una iglesia gloriosa, (vestidos de gloria y autoridad)que no tuviese mancha ni arruga ni cosa semejante, sino que fuese santa y sin mancha. Todo el propósito de redimir al hombre lleva como objetivo restaurar al hombre a su estado original de creación, pues se dice, Efe 5:30  porque somos miembros de su cuerpo, de su carne y de sus huesos. Efe 5:31  Por esto dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne. Y aquí volvemos al mismo punto antes de la interrupción del reposo del creador, Gén 2:23  Dijo entonces Adán: Esto es ahora hueso de mis huesos y carne de mi carne; ésta será llamada Varona, porque del varón fue tomada. (Increíblemente se nos está diciendo que somos parte del mismo Cristo) Gén 2:24  Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne. Esto es un criterio profético del propósito eterno por el cual fue creado el hombre.

Dios bien pudo haber desechado al hombre, habiendo abundancia de espíritu en él, mas sin embargo Dios quiso reparar al hombre y restablecerlo para el propósito de su creación, aquí solo surge una pregunta, ¿Qué tanto ama Dios al hombre? Y la respuesta es que lo ama tanto que por amor al hombre,  se volvió un hombre para redimirlo, Flp 2:5  Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús, Flp 2:6  el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, Flp 2:7  sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; Flp 2:8  y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz.