Ir a la barra de herramientas

El espiritu de Cain

tema 10

Jud 1:10  Pero éstos blasfeman de cuantas cosas no conocen; y en las que por naturaleza conocen, se corrompen como animales irracionales. Jud 1:11  !!Ay de ellos! porque han seguido el camino de Caín….

Cuando El apóstol Pablo, describe algunas características de los hombres  de los últimos días, En 2 Timoteo 3:1-5 realmente está hablando con dolor de algo inevitable: También debes saber esto: que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos, porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno, traidores, impetuosos, infatuados, amadores de los deleites más que de Dios, que tendrán apariencia de piedad, pero negaran la eficacia de ella; a estos evita. El apóstol logra ver un espíritu de maldad desarrollado en el corazón de toda una generación y de hecho que este es el tiempo que vivimos, el tiempo del internet y del avance tecnológico moderno al servicio del deseo humano, creando generaciones humanistas y egocéntricas, sin embargo mientras haya como sacar lucro de la tecnología ahí estará a favor del pecado de los hombres.

El dinero mueve todo un consorcio mundial de satisfacción natural, sin importar el daño moral y emocional que produzca a las generaciones presentes y venideras aquí se cumple una vez más la palabra cuando dice: 1Ti 6:10  porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores. Pero  a los gobiernos, empresarios y medios no les importa dañar el corazón y pervertir la vida de la sociedad, si de ello van a sacar ganancia económica para sí, no les importa engendrar el espíritu de Caín, un espíritu malo, egocéntrico que le gusta ser admirado y aprobado, aunque sus acciones sean malas, de hecho que los grandes ídolos de la sociedad no son, sino Cainitas en esencia, o sea personas egocéntricas, egoístas vanagloriosas, con vidas familiares destruidas, pero famosos y admirados por la mayoría de esta generación perversa.

Una de las maneras en que este espíritu comienza a trabajar en una persona es por medio de la apariencia religiosa, Caín aprendió a ser un hombre que se acercaba a Dios y hasta ofrendaba Génesis 4: 3: Y aconteció que andando el tiempo, que Caín trajo del fruto de la tierra una ofrenda a Jehová…Y Abel trajo también de los primogénitos de sus ovejas, delo más gordo de ellas. Pero que sin embargo internamente en la vida de este hombre, se está desarrollando la envidia y los celos de una manera incontrolable.

A la larga cada uno trajo lo que le pareció más adecuado conforme a la fe de cada uno Heb 11:4  Por la fe Abel ofreció a Dios más excelente sacrificio que Caín… sin embargo también debemos de considerar que al pesar de que la ofrenda de Abel estaba enfocada en la fe de la redención por la sangre del cordero, y la de Caín en vegetales que pudiésemos hablarnos de una visión terrenal, pero realmente no podemos aseverar que Dios rechazo la ofrenda de Caín por esta causa pues hay muchas ofrendas que Dios en su ley acepta con agrado y fueron sin derramamiento de sangre. Realmente la causa del rechazo fue un poco más personal de lo que pudiésemos pensar, pues íntimamente la ofrenda está ligada a la condición del ofrendante más que  a la cantidad o forma de la ofrenda. Mar 12:42  Y vino una viuda pobre, y echó dos blancas, o sea un cuadrante. Mar 12:43  Entonces llamando a sus discípulos, les dijo: De cierto os digo que esta viuda pobre echó más que todos los que han echado en el arca; Mar 12:44  porque todos han echado de lo que les sobra; pero ésta, de su pobreza echó todo lo que tenía, todo su sustento. 

Caín siempre fue un buen hombre para todos,  pero por dentro la biblia dice algo que nadie veía, solo Dios, 1 de Juan 3: 12 nos revela algo muy importante: No como Caín que era del maligno, y mató a su hermano. ¿Y por qué causa lo mató? Porque sus obras eran malas, y las de su hermano justas. Esto era la gran diferencia entre ambos hermanos, adoradores, “sus obras”;  Note que el problema estaba en el interior del ofrendante la biblia lo que dice es que sus obras realmente eran malas y lo único que hacía era fingir atravez del criterio religioso, lo que realmente no era, ni quería ser.

De ahí vemos que Dios actúa con justicia, Gén 4:5  pero no miró con agrado a Caín y a la ofrenda suya. Y se ensañó Caín en gran manera, y decayó su semblante. Gén 4:6  Entonces Jehová dijo a Caín: ¿Por qué te has ensañado, y por qué ha decaído tu semblante? Gén 4:7  Si bien hicieres, ¿no serás enaltecido? y si no hicieres bien, el pecado está a la puerta; con todo esto, a ti será su deseo, y tú te enseñorearás de él.

El problema no estaba en el acto de la ofrenda, ni en la ofrenda en sí, sino en el ofrendante, realmente el problema estaba  en el corazón de Caín, en su actitud al ofrendar, pues todas nuestras ofrendas y acciones son sometidas a las medidas de Dios, Apo 11:1    Entonces me fue dada una caña semejante a una vara de medir, y se me dijo: Levántate, y mide el templo de Dios y el altar, y a los que adoran en él.

Aparte de eso la condición del ofrendante al igual que su ofrenda tienen  cualidades similares, si Caín era rechazado por ende su ofrenda también,  Mat 5:23  Por tanto, si traes tu ofrenda al altar, y allí te acuerdas de que tu hermano tiene algo contra ti, Mat 5:24  deja allí tu ofrenda delante del altar, y anda, reconcíliate primero con tu hermano, y entonces ven y presenta tu ofrenda. La idea es no dar lugar para ser dominado por el espíritu de Caín, que nos incita a fingir lo que no somos y a hablar lo que “no” sabemos, Jud 1:10  Pero éstos blasfeman de cuantas cosas no conocen; y en las que por naturaleza conocen, se corrompen como animales irracionales.

Simplemente este es el espíritu dominante en estas generaciones modernas, un espíritu de grandeza de reconocimientos, de celebraciones, de malas acciones, un espíritu de mesclas y principalmente un espíritu de religiosidad, para tratar de acallar la conciencia.

Sencillamente el camino de Caín es un camino de falsedad e hipocresía religiosa, la iglesia debe luchar contra este espíritu para que esto no tenga domino sobre nosotros.

 

[audiotube id="5TqqbaOcvP4" size="large"]

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.