La curiosidad de conocer lo prohibido

Gen 3:6  Y vio la mujer que el árbol era bueno para comer, y que era agradable a los ojos, y árbol codiciable para alcanzar la sabiduría; y tomó de su fruto, y comió; y dio también a su marido, el cual comió así como ella.

Siempre lo prohibido ha despertado los deseos más profundos de los hombres, y esta sabiduría era algo que Dios no quería dar al hombre, pues el resultado de tal sabiduría produce rebelión hacia el creador porque el corazón del hombre por la sabiduría que recibe  deja de lado la verdadera sabiduría que es conocer sus limitaciones para apartarse del mal Pro 14:16  El sabio teme y se aparta del mal; Mas el insensato se muestra insolente y confiado. Y la misma sabiduría de lo prohibido envanece el corazón contra su creador Abd 1:3  La soberbia de tu corazón te ha engañado, tú que moras en las hendiduras de las peñas, en tu altísima morada; que dices en tu corazón: ¿Quién me derribará a tierra? En contraposición del salmista Sal 131:1 Jehová, no se ha envanecido mi corazón, ni mis ojos se enaltecieron; Ni anduve en grandezas, el querer conocer más de los necesario entontece la capacidad  humana Rom 1:21  Pues habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido. Rom 1:22  Profesando ser sabios, se hicieron necios, Rom 1:23  y cambiaron la gloria del Dios incorruptible en semejanza de imagen de hombre corruptible, de aves, de cuadrúpedos y de reptiles.

En el salmo 115:16 nos dice: Los cielos son los cielos de Jehová; Y ha dado la tierra a los hijos de los hombres. Se nos dice  claramente que los cielos son del Señor, más la tierra es para los hombres; sin embargo siempre ha existido un deseo por saber que hay más allá de las nubes, más allá del espacio, y el ser humano no estuvo tranquilo hasta que con su “sabiduría” hizo aviones, para volar en los cielos del Señor; hizo naves espaciales para ir mas allá de la tierra en un claro desafío a Dios y a su palabra y todo por el deseo de conocer lo prohibido.

Gén 3:6  Y vio la mujer que el árbol era bueno para comer, y que era agradable a los ojos, y árbol codiciable para alcanzar la sabiduría; y tomó de su fruto, y comió; y dio también a su marido, el cual comió así como ella. Eva piensa como ser humano en su deseo por alcanzar  la sabiduría prohibida y considera aquella fruta como el medio para satisfacer su curiosidad y desafía la voluntad de Dios al comer, ASI hoy en día el hombre con toda su ciencia y conocimiento está desafiando la voluntad de Dios y los hombres han llegado a ser tan sabios humanamente que han hecho a un lado literalmente a DIOS y a su palabra desde la teoría de la evolución, hasta las clonaciones humanas, el deseo de  explorar el universo,  la filosofía y muchas otras cosas que nacen en el deseo del corazón humano  son un desafío abierto a DIOS, por eso dice  1Ti 6:20  Oh Timoteo, guarda lo que se te ha encomendado, evitando las profanas pláticas sobre cosas vanas, y los argumentos ( explicaciones lógicas) de la falsamente llamada ciencia.

Entre más el hombre trate de buscarle explicaciones lógicas a las circunstancias de la vida más se alejara de su creador La biblia dice que hay cosas que podemos y debemos conocer, pero que hay otras que solamente le pertenecen a Dios Deu 29:29  Las cosas secretas pertenecen a Jehová nuestro Dios; más las reveladas son para nosotros y para nuestros hijos para siempre, para que cumplamos todas las palabras de esta ley.Esto nos debería  ayudar a reconocer lo que somos…simplemente hombres y no dioses, creación y no creadores.

LA IGLESIA DEBE ALEJARSE DEL ÁRBOL que produce sabiduría humana o explicaciones que contradicen la palabra de DIOS.

TEMA 12

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

icecades