Quinta herencia “El Razonamiento”

Gen 3:6  Y vio la mujer que el árbol era bueno para comer, y que era agradable a los ojos, y árbol codiciable para alcanzar la sabiduría

Todos nacemos con la capacidad de pensar y razonar…eso es indudable y al mismo tiempo que esa capacidad denota una ventaja sobre las demás especies creadas al mismo tiempo denota un desafío abierto a la voluntad de Dios en nosotros.

La palabra de Dios era para Adán y Eva la causa de la vida de ellos Gen 2:16  Y mandó Jehová Dios al hombre, diciendo: De todo árbol del huerto podrás comer; Gen 2:17  más del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás. la voluntad de Dios era que no comieran del fruto y el día que comieran dejarían de estar dentro de esta voluntad y la voluntad del hombre se pondría sobre la voluntad de Dios y esto ocasionaría la división de muerte en el hombre que hoy conocemos, lo que separa al hombre natural y a Dios es que el ser humano se rige atravez de sus propia voluntad, y esto que muchos llaman “capacidad” en el hombre es al mismo tiempo la muerte.

Cuando comió del fruto decidió hacer su propia voluntad de acuerdo a lo que pensó O sea que esto era algo así como que la fe murió y la razón humana tomo su lugar. Esta esla lucha de todo ser humano que ha conocido a Dios- entre sus propias ideas o sea su propia voluntad  y la voluntad y la justicia de Dios-2Co 10:4  porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas, 2Co 10:5  derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo, legalmente lo que separa al hombre de Dios es que cuando el comió voluntariamente del fruto hizo sus propia voluntad y dejo de hacer la voluntad de Dios o sea se convirtió en sus propio dios atravez de su voluntad personal. Gen 3:22  Y dijo Jehová Dios: He aquí el hombre es como uno de nosotros, sabiendo el bien y el mal….

CONSECUENCIAS DEL RAZONAMIENTO HUMANO

A.   “El Razonamiento Humano DESTRUYE LA FE”

Nunca se podrán encontrar el razonamiento humano y la fe, porque cuando una persona no razona dentro de sí,  se limita al creer,  2Ki 7:1  Dijo entonces Eliseo: Oíd palabra de Jehová: Así dijo Jehová: Mañana a estas horas valdrá el seah de flor de harina un siclo, y dos seahs de cebada un siclo, a la puerta de Samaria. 2Ki 7:2  Y un príncipe sobre cuyo brazo el rey se apoyaba, respondió al varón de Dios, y dijo: Si Jehová hiciese ahora ventanas en el cielo, ¿sería esto así? Y él dijo: He aquí tú lo verás con tus ojos, mas no comerás de ello. Este príncipe razono la profecía y el resultado fue nefasto para el mismo. Pues ALGUIEN QUE QUIERA agradar a Dios se tiene que acercar necesariamente atravez de la fe y nunca atravez del razonamiento Heb 11:6  Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan. LA única forma de recibir un milagro siempre fue y es atravez de la gfe y las personas que recibieron milagros en los evangelios y atravez de la historia siempre fue y será atravez de la fe, esto incluye que estas personas tuvieron que renunciar a sus propias ideas personales y refugiarse en las ideas de Dios para sus vidas. Luc 8:43  Pero una mujer que padecía de flujo de sangre desde hacía doce años, y que había gastado en médicos todo cuanto tenía, y por ninguno había podido ser curada, Luc 8:44  se le acercó por detrás y tocó el borde de su manto; y al instante se detuvo el flujo de su sangre. Los médicos representan la razón humana para encontrarle medicina al enfermo, pero esta mujer va a tener que renunciar a su forma de ver las cosas, e ir al encuentro de Cristo, armada únicamente con la fe. Los que reciben de Dios deben de ir dentro del lenguaje que Dios ama y este lenguaje es la fe únicamente.

B.  “El Razonamiento NO PERMITE VER COMO FUNCIONA LA VIDA” 

Pro 14:12  Hay camino que al hombre le parece derecho;  Pero su fin es camino de muerte.

Esta forma de ver la vida atravez de la razón no le permite al hombre el poder ver ni tampoco el vivir adecuadamente,  El problema verdaderamente radica en creer que podemos hacer funcionar “la vida” atravez de nuestro razonamiento, pues una de las finalidades del razonamiento humano es la independencia personal y en la búsqueda de esta independencia se ha creado un razonamiento humano en nuestros días,  tan “elevado” que ha llevado a nuestra sociedad actual a crear bases de humanismo a un nivel jamás antes visto, a tal grado que hoy la sociedad trata atravez de estos preceptos de razonamiento humano  el poner sus propias ideas para hacer que “la vida” funcione sin necesidad de la sabiduría de  Dios, pero bien dice el proverbio Pro 1:26  También yo me reiré en vuestra calamidad,  Y me burlaré cuando os viniere lo que teméis…y todo esto a causa del querer razonar la vida para no tener nada que ver con la sabiduría de Dios, sin embargo la sabiduría de Dios en medio de tanto razonamiento no deja de llamar, Pro 1:20  La sabiduría clama en las calles,  Alza su voz en las plazas; Pro 1:21  Clama en los principales lugares de reunión;

 En las entradas de las puertas de la ciudad dice sus razones.Pro 1:22  ¿Hasta cuándo, oh simples, amaréis la simpleza,  Y los burladores desearán el burlar,  Y los insensatos aborrecerán la ciencia? Pro 1:23  Volveos a mi reprensión;  He aquí yo derramaré mi espíritu sobre vosotros,  Y os haré saber mis palabras. Pro 1:24  Por cuanto llamé, y no quisisteis oír,  Extendí mi mano, y no hubo quien atendiese, Pro 1:25  Sino que desechasteis todo consejo mío Y mi reprensión no quisisteis, Pro 1:26  También yo me reiré en vuestra calamidad,  Y me burlaré cuando os viniere lo que teméis; Pro 1:27  Cuando viniere como una destrucción lo que teméis,  Y vuestra calamidad llegare como un torbellino;  Cuando sobre vosotros viniere tribulación y angustia. Pro 1:28  Entonces me llamarán, y no responderé;  Me buscarán de mañana, y no me hallarán. Pro 1:29  Por cuanto aborrecieron la sabiduría,  Y no escogieron el temor de Jehová, Pro 1:30  Ni quisieron mi consejo,  Y menospreciaron toda reprensión mía, Pro 1:31  Comerán del fruto de su camino,  Y serán hastiados de sus propios consejos. Pro 1:32  Porque el desvío de los ignorantes los matará, Y la prosperidad de los necios los echará a perder; Pro 1:33  Mas el que me oyere, habitará confiadamente  Y vivirá tranquilo, sin temor del mal.  

Por muchos niveles de ciencia o descubrimientos que el hombre  haya podido lograr hasta ahora nunca ha podido encontrar la forma o las maneras en la cual al ser humano le funcione bien la vida,  Ecl 6:1  Hay un mal que he visto debajo del cielo, y muy común entre los hombres: Ecl 6:2  El del hombre a quien Dios da riquezas y bienes y honra, y nada le falta de todo lo que su alma desea; pero Dios no le da facultad de disfrutar de ello, sino que lo disfrutan los extraños. Esto es vanidad, y mal doloroso.

El razonamiento puede hacer que una persona tenga dinero pero no disfrute,

El razonamiento puede hacer que una persona tenga familia pero no tranquilidad,

El razonamiento puede hacer que una persona alcance el éxito, pero no la paz.

Al final el mismo razonamiento humano,  perjudica tanto la vida de los hombres, que los arrastra  al engaño y el engaño a la muerte.

C.  “El Razonamiento NOS HACE JUECES DE LAS APARIENCIAS”

Juzgamos y menospreciamos a los demás por la forma en la cual nosotros pensamos o creemos que es lo correcto, Rom. 14:10  Pero tú, ¿por qué juzgas a tu hermano? O tú también, ¿por qué menosprecias a tu hermano? Porque todos compareceremos ante el tribunal de Cristo. Rom 14:11  Porque escrito está: Vivo yo, dice el Señor, que ante mí se doblará toda rodilla, Y toda lengua confesará a Dios.Rom. 14:12  De manera que cada uno de nosotros dará a Dios cuenta de sí. Esto se vuelve un verdadero problema en las iglesia porque todos queremos que las cosas se hagan de acuerdo a lo que nosotros pensamos que es lo correcto 1Co 8:1  Lo sacrificado a los ídolos En cuanto a lo sacrificado a los ídolos, sabemos que todos tenemos conocimiento. El conocimiento envanece, pero el amor edifica. 1Co 8:2  Y si alguno se imagina que sabe algo, aún no sabe nada como debe saberlo. Contra esta forma de pensar nos advirtió el apóstol Stg 3:1  Hermanos míos, no os hagáis maestros muchos de vosotros, sabiendo que recibiremos mayor condenación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

icecades