Cuando el concepto cobra vida

tema 11 «a la Imagen de Dios»

Mat 5:28  Pero yo os digo que cualquiera que mira a una mujer para codiciarla, ya adulteró con ella en su corazón.

El problema es grave desde muchos puntos de vista pero específicamente porque si la mente de una persona es pacífica, sus aptitudes también serán pacíficas, pero si la mente de una persona es agresiva, las aptitudes de esta persona también serán agresivas. Lo que enfocamos es que todo pensamiento o concepto cobra vida en las aptitudes del ser humano o sea “dependiendo de cómo pensamos, así actuamos”. Según la enseñanza de Cristo, solo con ver, se manifiesta el pensar y el pensar es la vida interna de una persona, o sea el pensamiento es lo que impulsa nuestras acciones y deseos, Mat 5:28  Pero yo os digo que cualquiera que mira a una mujer para codiciarla, ya adulteró con ella en su corazón. El pensamiento es vida o muerte, dependiendo de lo que llevamos dentro.

En definitiva en la mente nacen las aptitudes de una persona,  Mat 12:33  O haced el árbol bueno, y su fruto bueno, o haced el árbol malo, y su fruto malo; porque por el fruto se conoce el árbol. Lo natural es hablar o actuar de lo que hay dentro de nuestro corazón o sea el fruto, es el resultado de las raíces que no se ven, pero que son la verdadera vida del árbol.,… Porque de la abundancia del corazón habla la boca. Sin embargo el reproche de Cristo en cuanto a los fariseos es  el extremo de la maldad en la cual ellos han aprendido a vivir, ellos hablan una cosa pero piensan otra, a esto se le llama “hipocresía” y la hipocresía ya no es imagen de Hombre, sino es parte de la imagen de la bestia.  Mat 12:34  !!Generación de víboras! ¿Cómo podéis hablar lo bueno, siendo malos? Porque de la abundancia del corazón habla la boca.  

Interesantemente se nos dice que la esencia de la vida del hombre, no está en sus palabras, pues las palabras solo son el resultado de lo que llevamos dentro, Luc 6:45  El hombre bueno, del buen tesoro de su corazón saca lo bueno; y el hombre malo, del mal tesoro de su corazón saca lo malo; porque de la abundancia del corazón habla la boca. Inclusive ni en nuestra forma de actuar, pues de acuerdo a lo que pensamos así es como actuamos, Pro 23:7  Porque cuál es su pensamiento en su corazón, tal es él…o sea que definitivamente la esencia de la vida está en lo que pensamos, pues se dice que ….Mat 12:35  El hombre bueno, del buen tesoro del corazón saca buenas cosas; y el hombre malo, del mal tesoro saca malas cosas.

Entonces, Cuando hablamos una cosa pero pensamos de otra, entonces manifestamos la deformación de nuestra naturaleza, recuerde que en esta vida o nos formamos a la imagen de Dios o nos deformamos a la imagen de la bestia, mucha gente en las iglesia no hablan “vida” sino emociones, sentimiento e hipocresia. Mat 7:21  No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. Mat 7:22  Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? Mat 7:23  Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad.

Es considerable ver el rechazo de Cristo hacia personas que hablaban muy bonito, pero hacían su propia voluntad. Luc 6:46  ¿Por qué me llamáis, Señor, Señor, y no hacéis lo que yo digo?

Entonces las condiciones de la vida del hombre dependen de lo que piensa o como piensa, pues de acuerdo a lo que piense o valorice, así vivirá, Mat 6:21  Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón.

Lo más difícil para toda persona que quiera agradar a Dios, siempre será controlar los pensamientos y sujetarlos a la obediencia, pues de ello depende la dirección que tomemos en esta vida, 2Co 10:4  porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas, 2Co 10:5  derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo, el verdadero evangelio es una batalla de purificación de pensamientos y emociones a la cordura de la palabra de Dios.

No olvidemos que todo concepto o pensamiento dentro de nosotros, son semillas que se convertirán en nuestras palabras y actitudes, o sea que los pensamientos son las fábricas donde se cultiva, la vida o la muerte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.