Exeso de bienes materiales

UN DIA COMUN EN LA VIDA DE SALOMON

(Tema 4, Predicado el martes, 26 de junio de 2018 en la iglesia central) 

Ecl 2:8  Me amontoné también plata y oro, y tesoros preciados de reyes y de provincias; me hice de cantores y cantoras, de los deleites de los hijos de los hombres, y de toda clase de instrumentos de música.

A pesar de que la biblia manifiesta que no había otro rey con las riquezas y la fama de salomón es posible que no tengamos una idea realmente clara acerca de la vida y de las excentricidades de este hombre, pero la biblia realmente nos hace ver el nivl de gloria human que este hombre alcanzo, (hace algunos meses escuche a un diputado de mi país, que es un país económicamente pobre, por diferentes causas, pero este diputado hacia ver que para sostener su casa familiar necesitaba un promedio diario de $200.00 esto es mucho en comparación del sueldo mínimo que en este país se gana que es de $300.00 al mes, sin embargo este diputado se queda profundamente pobre  a par de Salomón, pues la biblia nos da algunas ideas de cómo eran los gastos diarios de este hombre. Para sostener su casa y alimentar a toda su familia y sirvientes la biblia nos dice de todo o que se necesitaba diariamente: 1Re 4:22  Y la provisión de Salomón para cada día era de treinta coros de flor de harina, (harina para postres o reposterías), la biblia dice que se necesitaban treinta coros, un coro equivale aproximadamente a 220 litros o kilogramos multiplicado por treinta equivale a seis mil seiscientos kilogramos, y esto traducido a libras estaríamos hablando de aproximadamente catorce mil quinientos cincuenta libras; pero también se necesitaba harina para pan,  sesenta coros de harina, un coro equivalía a un aproximado de 220 kg multiplicado por sesenta da un total de trece mil doscientos kilogramos, y esto traducido a libras estaríamos hablando de aproximadamente veintinueve mil ciento un libras, (estas medidas están basadas en la Tabla de pesos, medidas y monedas de la sociedad bíblica de chile) (http://www.sbch.cl/sitio/2013/tabla-de-pesos-medidas-y-monedas-en-la-biblia/)  pero también se mataban 1Re 4:23  diez bueyes gordos, veinte bueyes de pasto y cien ovejas; sin los ciervos, gacelas, corzos y aves gordas. Y esto era la porción diaria, solo en estas medidas podemos ver la magnitud de la abundancia y de las riquezas entre las cuales vivía entre hombre. Salomón llego a nivel inimaginable de riquezas,  1Re 10:4  Y cuando la reina de Sabá vio toda la sabiduría de Salomón, y la casa que había edificado, 1Re 10:5  asimismo la comida de su mesa, las habitaciones de sus oficiales, el estado y los vestidos de los que le servían, sus maestresalas, y sus holocaustos que ofrecía en la casa de Jehová, se quedó asombrada. Las riquezas realmente eran inimaginables, 1Re 10:14  El peso del oro que Salomón tenía de renta cada año, era seiscientos sesenta y seis talentos de oro; (aproximadamente hoy en día serían mil millones de dólares por año) 1Re 10:15  sin lo de los mercaderes, y lo de la contratación de especias, y lo de todos los reyes de Arabia, y de los principales de la tierra.

Es difícil concebir la idea de los niveles de la gloria humana que Salomón alcanzo en esta tierra, el mismo habla de niveles de los bienes y placeres personales, Ecl 2:12  Después volví yo a mirar para ver la sabiduría y los desvaríos y la necedad; porque ¿qué podrá hacer el hombre que venga después del rey? Nada, sino lo que ya ha sido hecho. En pocas  palabras él lo experimento todo y lo tubo todo,  pero inclusive el mismo Jesús dio testimonio de esta gloria, Mat 6:29  pero os digo, que ni aun Salomón con toda su gloria se vistió así como uno de ellos.

Y es que realmente tuvo “TODO”, todo por lo que los hombres se afanan en esta vida, sin embargo los resultados de este abuso de causas, de bienes y placeres traerán sus graves e irremediables consecuencias.

Y es así cuando encontramos Al hombre que lo tuvo todo, en sus días postreros, lo que encontramos es a un hombre lleno de fatalismo por esta vida: es triste ver a un hombre que lo tuvo todo, pero que al final los resultados son irreversibles e irremediables:

  1. ESTA HASTIADO DE LA VIDA, (resultado de la abundancia de fama) Ecl 2:17 Aborrecí, por tanto, la vida, porque la obra que se hace debajo del sol me era fastidiosa; por cuanto todo es vanidad y aflicción de espíritu.
  2. ESTA HASTIADO DE LAS MUJERES, (resultado de la abundancia del placer) Ecl 7:26 Y he hallado más amarga que la muerte a la mujer cuyo corazón es lazos y redes, y sus manos ligaduras. El que agrada a Dios escapará de ella; más el pecador quedará en ella preso.
  3. ESTA HASTIADO DE SU TRABAJO, (resultado de la abundancia económica)Ecl 2:18 Asimismo aborrecí todo mi trabajo que había hecho debajo del sol, el cual tendré que dejar a otro que vendrá después de mí.

Realmente no es extraño ver a este hombre con estos síntomas de fatalismo si tenemos en cuenta su abundancia en todo, todo lo tenía y al tenerlo perdió la utilidad de su vida,  no había metas, pues todo lo tenia, tenía un harén de mil mujeres, que si pudiese estar con una de sus mujeres diariamente necesitaría mil días (tres años y nueve meses) para poder estar con todas y si hablamos de su trabajo como monarca resultó un rey peor que todos sus vecinos, las causas de fatalismo de Salomón no son otras sino la abundancia en las cuales el vivió.

Con toda esta abundancia tenia todavía un problema mayor, 1Re 10:6  Y dijo al rey: Verdad es lo que oí en mi tierra de tus cosas (riquezas) y de tu sabiduría;1Re 10:7  pero yo no lo creía, hasta que he venido, y mis ojos han visto que ni aun se me dijo la mitad; es mayor tu sabiduría y bien(riquezas), que la fama que yo había oído. 1Re 10:8  Bienaventurados tus hombres, dichosos estos tus siervos, que están continuamente delante de ti, y oyen tu sabiduría. La adulación es un peligro mayor para una persona que le guste ser exaltada y según parece Salomón tenia serios problemas en cuanto a la gente que le rodeaba, pues se denota que estaba rodeado de gente aduladora que por todos lados le hacían creer que él era el hombre más sabio sobre a tierra y que no había otro como él, en sabiduría, Salomón no logra darse cuenta del grave daño que esta gente le causa a su conciencia, Pro 29:5  El hombre que lisonjea a su prójimo, Red tiende delante de sus pasos. le llegaron  a decir tantas veces que era un rey extremadamente sabio que al final lo termino creyendo y esto le creó una falsa seguridad, pues aun estando viendo os resultados de una vida necia, sigue creyendo que es el más sabio,  Ecl 2:19  Y ¿quién sabe si será sabio o necio el que se enseñoreará de todo mi trabajo en que yo me afané y en que ocupé debajo del sol mi sabiduría? Esto también es vanidad. Ecl 2:20  Volvió, por tanto, a desesperanzarse mi corazón acerca de todo el trabajo en que me afané, y en que había ocupado debajo del sol mi sabiduría.

Esta es la causa mayor de su fracaso llego a tener un falsa seguridad basada en lo que los demás le decían, esto le anulo la vida para poder pedir consejo, consistentemente le pensaba que él estaba para aconsejar, no para recibir consejo, sin embargo hay un llamado de advertencia con respecto a la falsa seguridad que se crea en el hombre,  1Co 10:11  Y estas cosas les acontecieron como ejemplo, y están escritas para amonestarnos a nosotros, a quienes han alcanzado los fines de los siglos. 1Co 10:12  Así que, el que piensa estar firme, mire que no caiga. El apóstol dice que debemos tener cuidado ya que las personas más expuestas al fracaso son aquellas que piensan que ya están aseguradas por lo que los demás dicen, esto crea una falsa seguridad que nos hace estar en un constante peligro.

El llegar a pensar que se tiene el control cuando no es así es la peor necedad en la cual un ser humano puede caer, Ecl 4:13  Mejor es el muchacho pobre y sabio, que el rey viejo y necio que no admite consejos; Cuando salomón dice esto está hablando de su condición actual y se describe así mismo como un rey viejo y necio, o sea que realmente no era sabiduría sino necedad, pero le cuesta tener que aceptar esta necedad en la cual había caído a consecuencia de que en la mayor parte de su vida le han estado adulando y eso como que había calado profundamente, Pro 12:15  El camino del necio es derecho en su opinión; Mas el que obedece al consejo es sabio. Esa es a diferencia entre el sabio y el necio. La verdadera sabiduría nos permite ver nuestros errores, conocer nuestras debilidades y nos permite buscar ayuda en el momento oportuno, Sal 19:12  ¿Quién podrá entender sus propios errores? Líbrame de los que me son ocultos. Sal 19:13  Preserva también a tu siervo de las soberbias; Que no se enseñoreen de mí; Entonces seré íntegro, y estaré limpio de gran rebelión. El mayor síntoma de la necedad es NO poder reconocer que No somos mejor que nadie, Stg 3:1 Hermanos míos, no os hagáis maestros muchos de vosotros, sabiendo que recibiremos mayor condenación. Stg 3:2  Porque todos ofendemos muchas veces. Si alguno no ofende en palabra, éste es varón perfecto, capaz también de refrenar todo el cuerpo. La teología del Apóstol es sencilla, “NO SOMOS MEJOR QUE NADIE”, es una necedad el buscar justificarnos en los errores de otros, Luc 18:11  El fariseo, puesto en pie, oraba consigo mismo de esta manera: Dios, te doy gracias porque no soy como los otros hombres, ladrones, injustos, adúlteros, ni aun como este publicano; muchos creyentes tratan de justificase delante de Dios menospreciando a otros, a esto se le llama NECEDAD, de ahí la advertencia, Ecl 5:1  Cuando fueres a la casa de Dios, guarda tu pie; y acércate más para oír que para ofrecer el sacrificio de los necios; porque no saben que hacen mal. Ecl 5:2  No te des prisa con tu boca, ni tu corazón se apresure a proferir palabra delante de Dios; porque Dios está en el cielo, y tú sobre la tierra; por tanto, sean pocas tus palabras. Lo que se nos dice es que Dios nos conoce totalmente y que delante de El, sabiduría es hablar solo lo necesario, Ecl 5:3  Porque de la mucha ocupación viene el sueño, y de la multitud de las palabras la voz del necio. Pues por muchas que sean nuestras palabras para tratar de justificarnos, Dios conoce la realidad de nuestro pensamientos y de las intenciones de nuestro corazón, el pecado es pecado delante de Dios, bajo ninguna circunstancia podremos justificarlo, por eso sedice: Ecl 5:6  No dejes que tu boca te haga pecar, ni digas delante del ángel, que fue ignorancia. ¿Por qué harás que Dios se enoje a causa de tu voz(o palabras), y que destruya la obra de tus manos? Ecl 5:7  Donde abundan los sueños también abundan las vanidades (estas son las fantasías de grandezas, hoy en las redes sociales)  y las muchas palabras (necedades); mas tú, teme a Dios. Salomón denota su necedad al tratar de justificar algo que ya no tiene remedio, Ecl 2:13  Y he visto que la sabiduría sobrepasa a la necedad, como la luz a las tinieblas. Ecl 2:14  El sabio tiene sus ojos en su cabeza, más el necio anda en tinieblas; pero también entendí yo que un mismo suceso acontecerá al uno como al otro. Ecl 2:15  Entonces dije yo en mi corazón: Como sucederá al necio, me sucederá también a mí. ¿Para qué, pues, he trabajado hasta ahora por hacerme más sabio? Y dije en mi corazón, que también esto era vanidad. Ecl 2:16  Porque ni del sabio ni del necio habrá memoria para siempre; pues en los días venideros ya todo será olvidado, y también morirá el sabio como el necio.

Salomón tiene una mescla de criterios donde trata por momentos   de justificarse, Ecl 2:13  Y he visto que la sabiduría sobrepasa a la necedad, como la luz a las tinieblas. Ecl 2:14  El sabio tiene sus ojos en su cabeza, mas el necio anda en tinieblas; pero también entendí yo que un mismo suceso acontecerá al uno como al otro.

Dentro de la búsqueda de lo que traiga satisfacción a la existencia, Salomón al no encontrar esa satisfacción que él esperaba en la “sabiduría natural” o conocimiento que lo arrastro a una mala experiencia de egolatría personal se da cuenta que no es eso lo que el hombre necesita para sentirse bien y ahora va a probar con el placer y los bienes, Ecl 2:1  Dije yo en mi corazón: Ven ahora, te probaré con alegría,(esta palabra también tiene un sentido de placer) y gozarás de bienes. La idea era probar y esto denota el gran vacío espiritual que este hombre llevaba por dentro, y al final el llegará a la conclusión inequívoca de la vida de todos aquellos que se enfocan en estas cosas,  Mas he aquí esto también era vanidad. Note que habla en pasado o sea a esta conclusión llegó hasta que ya era un viejo con un corazón frustrado, es la misma historia y el mismo engaño de aquellos que hasta el final de la vida se dan cuenta de que se equivocaron en las prioridades de la vida.