¿ Cual Sabiduria ?

(Tema 6, Predicado el martes, 17 y 24 de julio de 2018 en la iglesia central)

 Ecl 1:15  Lo torcido no se puede enderezar, y lo incompleto no puede contarse. Ecl 1:16  Hablé yo en mi corazón, diciendo: He aquí yo me he engrandecido, y he crecido en sabiduría sobre todos los que fueron antes de mí en Jerusalén; y mi corazón ha percibido mucha sabiduría y ciencia. 

Atravez de los siglos mucha gente ha querido cambiar las cosas en esta vida, han aparecido políticos, magnates, filántropos, queriendo cambiar las cosas de esta vida, pero hasta este momento las cosas siguen igual, las mismas injusticas, el mismo abuso de poder, las mismos engaños, las mismas ideas, el mismo pecado, todo es un perfecto engaño de los que dicen querer cambiar las cosas y de los que creen que un hombre puede cambiar las cosas,  al final de su vida, el ser humano tiene que terminar aceptando que las cosas no cambian ni cambiaran, (aunque a veces hay tiempos de misericordia a favor de naciones o sociedades) Ecl 1:15  Lo torcido no se puede enderezar, y lo incompleto no puede contarse. Muchos políticos juzgan y condenan los errores de otros políticos, pero cuando ellos están en el lugar del otro termina haciendo exactamente lo mismo, Rom 2:1Por lo cual eres inexcusable, oh hombre, quienquiera que seas tú que juzgas; pues en lo que juzgas a otro, te condenas a ti mismo; porque tú que juzgas haces lo mismo. Lo que sí está en nuestras manos y podemos cambiar es nuestra vida, nuestra forma de ver las cosas y esto es lo que realmente hace la diferencia.

Muchas personas en sus inicios, tienen buenas intenciones,(igual los políticos, pueden tener las mejores intenciones desde abajo, pero cuando están arriba sus pensamiento cambia y sus buenas intenciones no quedan nada más que como simples ideas.) Salomón no fue la exención, tenía las mejores intenciones en sus inicios, para su pueblo, 2Cr 1:7  Y aquella noche apareció Dios a Salomón y le dijo: Pídeme lo que quieras que yo te dé. 2Cr 1:8  Y Salomón dijo a Dios: Tú has tenido con David mi padre gran misericordia, y a mí me has puesto por rey en lugar suyo. 2Cr 1:9  Confírmese pues, ahora, oh Jehová Dios, tu palabra dada a David mi padre; porque tú me has puesto por rey sobre un pueblo numeroso como el polvo de la tierra. 2Cr 1:10  Dame ahora sabiduría y ciencia, para presentarme delante de este pueblo; porque ¿quién podrá gobernar a este tu pueblo tan grande? Y Dios vio con buenos ojos las intenciones de Salomón, aunque el Señor sabe que las buenas intenciones no son garantía en el ser humano,  2Cr 1:11  Y dijo Dios a Salomón: Por cuanto hubo esto en tu corazón, y no pediste riquezas, bienes o gloria, ni la vida de los que te quieren mal, ni pediste muchos días, sino que has pedido para ti sabiduría y ciencia para gobernar a mi pueblo, sobre el cual te he puesto por rey, 2Cr 1:12  sabiduría y ciencia te son dadas; y también te daré riquezas, bienes y gloria, como nunca tuvieron los reyes que han sido antes de ti, ni tendrán los que vengan después de ti. Esto último, muchos cristianos ven en la prosperidad una bendición; mas sin embargo,  la prosperidad puede ser tan o más dañina, como la extrema pobreza, y en las palabras de Dios hacia Salomón, más que una bendición es una advertencia, para que se cuide, porque el corazón de Salomón desde joven tenía un grave problema Salomón tenía un corazón dividido, pero él no lo sabía y el hecho de que Dios le esté dando prosperidad no significa que le dé la capacidad para disfrutar de ello.

Curiosamente hay personas que lo tienen todo y no disfrutan nada, hay personas tan pero tan ricas que lo único que tienen es dinero, no tienen el regalo del disfrute, porque una cosa es tenerlo todo y otra muy aparte disfrutarlo, si alguien tiene una bella esposa, preciosos hijos, tiene bienes y años para vivir, pero si Dios no le dá la facultad de disfrutar de ello, es como si no lo tuviera (aunque la tenga)  Ecl 6:1  Hay un mal que he visto debajo del cielo, y muy común entre los hombres: Ecl 6:2  El del hombre a quien Dios da riquezas y bienes y honra, y nada le falta de todo lo que su alma desea; pero Dios no le da facultad de disfrutar de ello, sino que lo disfrutan los extraños. Esto es vanidad, y mal doloroso.

Salomón en su postura política asume la idea que como rey “sabio”, las cosas van a ser realmente diferentes a cualquier otro monarca y que realmente tiene el control por causa de su sabiduría que él ha adquirido. El considera que su situación como rey, estratega o político es muy diferente a cualquier otro monarca porque él tiene algo que los demás no tienen “su sabiduría”, de hecho esto lo va anular en muchas aras porque este criterio personal de que es un hombre muy sabio no le va a permitir recibir consejos y elevar su corazón creyendo que no hay hombre en la tierra más sabio que él. Y si usted se pregunta si la sabiduría se puede corromper, en una persona solo recuerde, Eze 28:17  Se enalteció tu corazón a causa de tu hermosura, corrompiste tu sabiduría a causa de tu esplendor; yo te arrojaré por tierra; delante de los reyes te pondré para que miren en ti.

Todo el mal del problema de Salomón radicaba desde el principio en su corazón dividido, Ecl 1:17  Y dediqué mi corazón a conocer la sabiduría, y también a entender las locuras y los desvaríos; conocí que aun esto era aflicción de espíritu. En esta vida usted no puede tenerlo todo, porque el camino de la sabiduría obligadamente te aleja de las locuras y de los desvaríos de los hombres, o vas en una dirección o vas en la otra pero no puedes ir en ambas y esto es lo que no logro entender Salomón.

Es un hecho que un corazón dividido no podrá prevalecer, la verdadera sabiduría es aquella que nos aleja de la insensatez y de la necedad, Pro 2:10  Cuando la sabiduría entrare en tu corazón, Y la ciencia fuere grata a tu alma, Pro 2:11  La discreción te guardará; Te preservará la inteligencia, Pro 1:7  El principio de la sabiduría es el temor de Jehová; Los insensatos desprecian la sabiduría y la enseñanza. Pro 8:13  El temor de Jehová es aborrecer el mal; La soberbia y la arrogancia, el mal camino, Y la boca perversa, aborrezco. Pero Salomón terminara siendo un insensato, un necio y un arrogante y esto denota que realmente la sabiduría que él decía tener, realmente no era la Sabiduría de Dios pura sino una entremezcla de ideas religiosas con disfrute naturales, es un hecho que esta sabiduría no era la del Altísimo, sino la de este mundo y quiero aclarar que esto no tiene que ver con sus escritos, que son inspiración del Bendito Espíritu Santo, sino más bien con la actitud de su vida, con la dirección de extravió por donde caminó durante largos años, escribió el libro de los consejos “PROVERBIOS” pero parece que no lo vivió, Salomón viene a ser  a ser el típico Pastor que aconseja a otros pero no vive su propio consejo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.