Daily Archives: 7 diciembre, 2018

La codicia y la avaricia

(Tema 16, Predicado el martes, 06 y 13 de noviembre de 2018 en la iglesia central)

Ecl 4:6  Más vale un puño lleno con descanso, que ambos puños llenos con trabajo y aflicción de espíritu. Ecl 4:7  Yo me volví otra vez, y vi vanidad debajo del sol.

Entre las vanidades y las aflicciones que nacen de las detracciones, que el hombre pone sobre su propia vida y que afectan y dañan, tanto su espíritu como su existencia en esta tierra aparece la cuarta detracción que es “la avaricia” esta es una enfermedad contrapuesta al alma perezosa que no se interesa por nada, este es lo contrario se interesa mezquinamente por los intereses materiales de esta vida y desprecia las verdaderas riquezas que Dios nos da atravez de muchas cosas como por ejemplo la familia, el de alma codiciosa, no se interesa por nada que no sea bienes y dinero, el mundo le ha tomado y dominado atravez de la enfermedad del alma llamada “codicia” que no es otra cosa sino el desdén de las cosas importantes como la familia y el sobre interés de acaparar y amontonar riquezas a como dé lugar,  Ecl 4:8  Está un hombre solo y sin sucesor, que no tiene hijo ni hermano; pero nunca cesa de trabajar, ni sus ojos se sacian de sus riquezas, ni se pregunta: ¿Para quién trabajo yo, y defraudo mi alma del bien? También esto es vanidad, y duro trabajo. Realmente no es que no tenga familia, sino es como si no la tuviera, pues sus ojos y sus intereses están totalmente enraizados en sus deseos de codicia.

Debemos aclarar que nunca ha sido problema el dinero, pues es un hecho que lo necesitamos para vivir y llevara sustento a nuestras familias y también en el pasado hubieron hombre que fueron muy ricos pero eso no afecto los valores eternos en sus vidas, como por ejemplo Abraham; el problema del hombre no es el dinero sino el amor al dinero, 1Ti 6:10  porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores.  

Las consecuencias de dar lugar a esta cruel enfermedad del alma, Salomón mismo las vivió y cuando describe a un hombre solitario que se afanó por los bienes de esta vida realmente está hablando de sí mismo o sea que está hablando de su propia experiencia, Ecl 4:8  un hombre solo, sin amigos ni hijos ni hermanos, que jamás se toma un momento de descanso y que nunca se cansa de contemplar sus riquezas, ni se pregunta: “¿Y para quién trabajo tanto? ¿Para qué me niego el bienestar?” Pues también esto es vana ilusión y una pesada carga. NO es que no tenga familia ni amigos sino que el afán desmedido de la obtención de los bienes anula las facultades que tren benficios reales a nuestra vida, es bien claro que no podemos ver o fijar nuestra mirada en dos cosas a la vez, Mat 6:24  Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas. Hay una separación radical en este asunto pues nadie que pone su mirada en las riquezas naturales de este mundo podrá ver las riquezas espirituales que Dios nos da en este mundo para que luchemos y las alcancemos.

El problema real de este asunto, no es el dinero en sí, sino la falta de propósitos en cuanto a la obtención de ello, a esto se le llama “avaricia” y es un afán desmedido y descontrolado de obtener riquezas y bienes naturales, sin uso o propósito definido o sea se trabaja afanosamente por algo que nunca se va a alcanzar.

En esta vida todo esfuerzo humano, debe de estar motivado por propósitos bien definidos y esto es lo que denota que aunque se trabaje duro y de una manera sacrificial por algo que tenga valores precisos e importantes, no es desperdicio de tiempo ni de trabajo, pero deben haber propósitos bien y totalmente  definidos para el bienestar propio y principalmente de nuestra familia. Una de las leyes de Dios dice:  Éxo 21:1 Estas son las leyes que les propondrás. Éxo 21:2  Si comprares siervo hebreo, seis años servirá; mas al séptimo saldrá libre, de balde. Éxo 21:3  Si entró solo, solo saldrá; si tenía mujer, saldrá él y su mujer con él. Éxo 21:4  Si su amo le hubiere dado mujer, y ella le diere hijos o hijas, la mujer y sus hijos serán de su amo, y él saldrá solo. Éxo 21:5  Y si el siervo dijere: Yo amo a mi señor, a mi mujer y a mis hijos, no saldré libre; Éxo 21:6  entonces su amo lo llevará ante los jueces, y le hará estar junto a la puerta o al poste; y su amo le horadará la oreja con lesna, y será su siervo para siempre. Es interesante que este esclavo puede salir libre, después de los seis años de esclavitud,  pero tiene una familia que consiguió en esta esclavitud y debe irse dejando a su  mujer y a sus hijos, pero él decide quedarse bajo el yugo de esclavitud “para siempre” simplemente porque ama a su “Señor” y a su familia. Todos nosotros debemos esclavizarnos por lo importante de esta vida y la familia, es después de Dios lo más importante que un ser humano puede tener en esta vida, muchos hombres y mujeres se esclavizan por causa de sus hijos o su cónyuge y eso no es desperdicio de vida al contrario somos llamados a buscar y encontrar las verdaderas riquezas que están escondidas en este mundo (porque hay muchas) y a estar dispuestos  a pagar el precio por esas riquezas escondidas al mundo,  Mat 13:44  Además, el reino de los cielos es semejante a un tesoro escondido en un campo, el cual un hombre halla, y lo esconde de nuevo; y gozoso por ello va y vende todo lo que tiene, y compra aquel campo. Trabajar con propósito es la clave, porque el problema de la codicia y la avaricia es simplemente que trabaja terriblemente, pero solo para guardar o sea trabaja y defrauda su alma sin propósito. En la vida todo nuestro trabajo debe ser a causa de propósitos bien definidos, Efe 4:28  El que hurtaba, no hurte más, sino trabaje, haciendo con sus manos lo que es bueno, para que tenga qué compartir con el que padece necesidad. Somos llamados a tener una forma de vida definida en cuanto a lo que nos esforzamos, Heb 13:5  Sean vuestras costumbres sin avaricia, contentos con lo que tenéis ahora; porque él dijo: No te desampararé, ni te dejaré; sencillamente debemos comprender que dependemos de Dios para nuestro sustento y el de nuestra familia, pero no implica que no debemos esforzarnos, al contrario es nuestra responsabilidad buscar la provisión de Dios.

Uno de los problemas más graves que enfrenta el hombre en su momento, es cuando encuentra una mina de oro en algún negocio o trabajo, Dios establece las oportunidades de ello, pero es responsabilidad del hombre no dejar que la avaricia lo domine y el hombre mismo debe saber cuándo es necesario detenerse, o sea debemos ser buenos administradores de nuestro tiempo,  de nuestra vida, porque el bien del hombre no son las riquezas de este mundo, Luc 12:15  Y les dijo: Mirad, y guardaos de toda avaricia; porque la vida del hombre no consiste en la abundancia de los bienes que posee.  Aunque los bienes materiales  pueden tener su cierta importancia para el bienestar de la familia, pero “el dinero o es tú esclavo o es tu amo” eso tú lo debes decidir. Pro 25:16  ¿Hallaste miel? Come lo que te basta, No sea que hastiado de ella la vomites. Qué triste es ver a un ser humano trabajando duro,  sin tener una dirección clara del porqué lo hace, engañado simplemente por la avaricia y la codicia de este mundo, Ecl 10:15  El trabajo de los necios los fatiga; porque no saben por dónde ir a la ciudad.

Esta vida debemos vivirla teniendo en cuanta un problema muy importante de nuestra naturaleza, Ecl 6:7  Todo el trabajo del hombre es para su boca, y con todo eso su deseo no se sacia. Sencillamente la naturaleza humana, nunca se llenará, siempre querrá más y luego más y más; o sea que si nos atrapa este engaño,  de ir detrás de algo que nunca podremos saciar, nuestra vida será una pérdida de tiempo en cuanto a nuestro esfuerzo. Ecl 6:3  Aunque el hombre engendrare cien hijos, y viviere muchos años, y los días de su edad fueren numerosos; si su alma no se sació del bien, y también careció de sepultura, yo digo que un abortivo es mejor que él. Ecl 6:4  Porque éste en vano viene, y a las tinieblas va, y con tinieblas su nombre es cubierto. Ecl 6:5  Además, no ha visto el sol, ni lo ha conocido; más reposo tiene éste que aquél. Ecl 6:6  Porque si aquél viviere mil años dos veces, sin gustar del bien, ¿no van todos al mismo lugar? Sencillamente sis nos esforzamos por lo correcto en esta vida y disfrutamos los resultados de este esfuerzo entonces es tiempo ganado, Ecl 5:18  He aquí, pues, el bien que yo he visto: que lo bueno es comer y beber, y gozar uno del bien de todo su trabajo con que se fatiga debajo del sol, todos los días de su vida que Dios le ha dado; porque esta es su parte. Hay que tener en cuenta que el dinero es lo más común de este mundo y lo más maravilloso es que las verdaderas riquezas no se compran con dinero, Ecl 9:9  Goza de la vida con la mujer que amas, todos los días de la vida de tu vanidad que te son dados debajo del sol, todos los días de tu vanidad; porque esta es tu parte en la vida, y en tu trabajo con que te afanas debajo del sol.

El problema del escritor de Eclesiastés es simplemente que NO supo cuando detenerse y quedo preso en el deseo insaciable de los placeres y riquezas de este mundo y al final de su vida, encontramos, una vida que no sustenta, una vida insatisfecha y dolorosa, simplemente porque no supo cuando detenerse;  no es extraña la condición de frustración e insatisfacción al final de la vida de Salomón.

Aunque tengas la mina de oro a tu alcance, es necesario que NO te vuelvas esclavo de tu mina de oro, sino que debes saber cuándo poner un límite a todo y sustentarte en las verdaderas y riquezas que Dios te ofrece, como la esperanza de salvación y herencia eterna o como la riqueza de la familia que Dios te ha dado, de una esposa, de hijos, el tiempo dedicado a ellos es más importante que muchas otras cosas sin sentido que se hacen debajo del sol.

Resultados del alma perezosa

(Tema 15, Predicado el martes, 23 y 30 de octubre de 2018 en la iglesia central)

Es triste mencionarlo, pero cuantas personas, inclusive ministros, dejan a medias las cosas de su vida ya sean, sociales, familiares o ministeriales; estas son personas que toman responsabilidades en la sociedad, con la familia y en la misma iglesia, pero no las concluyen y por eso es que vienen los resultados de una vida de calamidad, pues Cada acción o decisión traerá consecuencias, y con un alma perezosa, es un hecho que las consecuencias serán difíciles en su momento, pues sus aptitudes lo condenaran a tres cosas:

  1. TENDRA NECESIDAD de todo y POBREZA ABSOLUTA. Pro 6:11 Así vendrá tu necesidad como caminante, Y tu pobreza como hombre armado.
  1. TENDRA DESCONTENTO e INSATISFACCION por los resultados que la vida le dá. Pro 13:4 El alma del perezoso desea, y nada alcanza; Mas el alma de los diligentes será prosperada. El alma perezosa, nunca podrá encontrar satisfacción en esta vida, siempre se vivirá quejando de las circunstancias. Pro 21:25  El deseo del perezoso le mata, (o sea le consume) Porque sus manos no quieren trabajar. Note que NO dice: “no pueden” sino “NO quieren”; el de alma perezosa tendrá insatisfacción por muchas cosas, pero no quiere esforzarse, por alcanzar esas cosas que su alma necesita para sentirse bien.

Un alma perezosa simplemente no sabe cómo funciona esta vida y la descuida por falta de entendimiento, pues no logra discernir ni los tiempos ni los momentos, que vive, Pro 24:30  Pasé junto al campo del hombre perezoso, Y junto a la viña del hombre falto de entendimiento; Pro 24:31  Y he aquí que por toda ella (la viña que representa su vida misma) habían crecido los espinos, (estos espinos son los afanes momentáneos de esta vida) Ortigas (hierba sin ningún provecho) habían ya cubierto su faz, (una tierra sin resultados, tierra inutilizable)Y su cerca de piedra estaba ya destruida.(no tiene ningún tipo de protección), Pro 24:32  Miré, y lo puse en mi corazón; Lo vi, y tomé consejo. Y es que somos llamados a tomar ejemplo en la vida de los demás, los fracasos y las frustraciones y también somos llamados a aprender de los triunfos y éxitos de los ejemplos ajenos, todo es útil si queremos triunfar sobre este mundo caído. Ecl 8:5  El que guarda el mandamiento no experimentará mal; y el corazón del sabio discierne el tiempo y el juicio.

EL MENSAJE DE LA HORMIGA.

Pro 6:6  Ve a la hormiga, oh perezoso, Mira sus caminos, y sé sabio;

Dios nos habla atraves de la misma creación y este es el caso de la funcionabilidad de la hormiga para enseñarle al alma perezosa, como debe hacer, para evitar desperdiciar el poco tiempo de vida que tenemos, son dos cosas sumamente importantes que debemos aprender:

  1. LA HORMIGA no necesita PRECION DE NADIE para hacer lo que por instinto de supervivencia, debe hacer, Pro 6:7 La cual no teniendo capitán, Ni gobernador, ni señor, es triste ver la condición de mucha gente hoy ene dia que trabajan por el simple hecho del dinero que recibirán al final de sus jornada y pierden el sentido de la satisfacción que trae el hecho de hacer las cosas bien y por convicción y no por presión.

Mucha gente no disfruta sus trabajo, el trabajo nunca se debe ver como un criterio de maldición sino como algo que nos incita a ser útiles a otros, como un criterio de servir al os demás. No importa si el trabajo sea sencillo o complicado, cuando se le pone el sentir de servir a los demás y no solo por el aspecto económico, el trabajo trae una gran satisfacción a uno mismo y  trae funcionabilidad a la vida de los hombres, de ahí el llamado a no trabajar por las presiones de esta vida sino para cumplir un criterio importante de servicio, Col 3:22  Siervos, obedeced en todo a vuestros amos terrenales, no sirviendo al ojo, como los que quieren agradar a los hombres, sino con corazón sincero, temiendo a Dios. Col 3:23  Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres; Col 3:24  sabiendo que del Señor recibiréis la recompensa de la herencia, porque a Cristo el Señor servís. Col 3:25  Mas el que hace injusticia, recibirá la injusticia que hiciere, porque no hay acepción de personas. O sea que el no entender que estamos viviendo nuestro tiempo donde podemos dar de nuestro esfuerzo para trabajar y servir, es tomado como un acto de injusticia, delante de Dios.

  1. LA HORMIGA SE PREPARA de antemano, ante los inminentes tiempos donde NO se pondrá trabajar. Pro 30:24  Cuatro cosas son de las más pequeñas de la tierra, Y las mismas son más sabias que los sabios: Pro 30:25  Las hormigas, pueblo no fuerte, Y en el verano preparan su comida; el accionar de la hormiga ante lo inminente, es catalogado en la biblia como sabiduría, pues se prepara para los tiempos difíciles, de alguna manera ella misma sabe que siempre se podrá trabajar, pero por instinto sabe cuándo lo puede hacer y aprovecha ese tiempo para prepararse.

Es realmente lamentable tener la vida, el tiempo, el momento y las fuerzas y simplemente no entender las ocasiones y oportunidades que Dios nos da a atravez de la vida, es lamentable no saber cuándo es el tiempo de sembrar y trabajar.

Un alma perezosa es casi un alma fracasada, pues cuando quiera recoger la cosecha o mejor dicho cuando despierte de este su sueño, ya será demasiado tarde y se dará cuenta que no hizo nada, cuando tenía salud, juventud y fuerza.

CUANTAS PERSONAS SE LAMENTAN AL FINAL DE SUS VIDAS, QUE TODA SU EXISTENCIA, FUE UN DESPERDICIO DE TIEMPO Y ESPACIO, sin ningún fruto O RESULTADO. Que Dios nos ayude a entender estas cosas.

Contra el alma perezosa

(Tema 14, Predicado el martes, 09 y 16 de octubre de 2018 en la iglesia central)

Ecl 4:5  El necio cruza sus manos y come su misma carne.

EL PRINCIPIO bíblico de la pereza es la aptitud de una persona de NO hacer nada, solo vivir, o sea que el perezosos en la biblia es la persona que no tiene metas, realmente no logra distinguir la vida misma, mucho menos los tiempos que vivimos,  Isa 22:12  Por tanto, el Señor, Jehová de los ejércitos, llamó en este día a llanto y a endechas, a raparse el cabello y a vestir cilicio; Este es un tiempo malo donde Dios llama a su pueblo a entender el tiempo que se vive y es tiempo de preocupación, es tiempo de identificarse con las condiciones del momento es tiempo para pensar en dejar un buen legado, pero su pueblo no entiende, Isa 22:13  y he aquí gozo y alegría, matando vacas y degollando ovejas, comiendo carne y bebiendo vino, diciendo: Comamos y bebamos, porque mañana moriremos. Al no poder discernir el tiempo que vivimos, gastamos los recursos el tiempo y la vida que Dios nos da, en cosas que no sustentan Isa 55:2  ¿Por qué gastáis el dinero en lo que no es pan, y vuestro trabajo en lo que no sacia? Oídme atentamente, y comed del bien, y se deleitará vuestra alma con grosura. Un alma perezosa no logra distinguir sus tiempo de trabajo en esta vida, debemos de pensar diariamente en el legado que estamos dejando en esta tierra, es necesario pensar en el epitafio que nos van a  poner al morir, o por el cual seremos recordados por lo que hicimos mientras tuvimos la oportunidad, Jua 9:4  Me es necesario hacer las obras del que me envió, entre tanto que el día dura; la noche viene, cuando nadie puede trabajar. Hay una etapa de la vida donde ya no se puede trabajar o sea ya no vamos a poder dar frutos aunque queramos pues la vida misma de los seres humanos, tiene sus limitaciones y el problema del alma perezosa es que no se da cuenta cuando es o ha sido el tiempo de sus oportunidades para obtener resultados, pero el que conoce sus tiempo sabe que debe sembrar durante dure su día, Ecl 11:6  Por la mañana siembra tu semilla, y a la tarde no dejes reposar tu mano; porque no sabes cuál es lo mejor, si esto o aquello, o si lo uno y lo otro es igualmente bueno.

La pereza es una de las enfermedades del alma que más daña la vida de los hombres y es una enfermedad que tiene tres síntomas:

  1. EL ALMA PEREZOSA TIENE UN PRETEXTO PARA TODO. Pro 26:13 Dice el perezoso: El león está en el camino;  El león está en las calles. La “sabiduría” del alma perezosa es NO ARRIEZGARSE, por nada, o sea tendrá pretextos para todo, ve las cosas negativas de la vida como un pretexto para no hacer lo que debe hacer, Pro 22:13  Dice el perezoso: El león está fuera; Seré muerto en la calle.  y esto le ira consumiendo los tiempos y momentos productivos más importante de su vida y cuando venga a despertar ya habrán pasado los tiempos de siembra.
  1. EL ALMA PEREZOSA CREE TENER LA RAZON EN LO QUE PIENSA. Pro 26:16 En su propia opinión el perezoso es más sabio Que siete que sepan aconsejar. esto es un criterio de decir Que ha esta persona nadie lo hará cambiar de parecer, por muchas razones prudentes y sabias que se le digan. O sea el perezoso literalmente es un NECIO empedernido.
  1. EL ALMA PEREZOSA NO RECHAZA DEL TODO LA RESPONSABILIDAD, pero poco a poco la va evadiendo, Pro 6:10 Un poco(note que no dice todo, sino un poco) de sueño, un poco de dormitar, Y cruzar por un poco las manos para reposo; el punto acá es sencillo el alma perezosa, deja todo a medias o sea nunca termina lo que inicia, Pro 12:27  El indolente ni aun asará lo que ha cazado; Pero haber precioso del hombre es la diligencia; y el hecho de dejar a medias las cosas es como no hacerlas.

Cuantas personas en las iglesias hay que dejaron muchas cosas a medias, muchos toman responsabilidades y compromisos pero por diferentes pretextos, dejan su servicio para Dios a medio camino, dejan sus matrimonio a medio camino, dejan su amor a Dios a medio caminar, todo eso equivale a mejor  NO haber comenzado, Heb 10:38  Mas el justo vivirá por fe; Y si retrocediere,(ideas o principios que provienen de la fe) no agradará a mi alma. Y también Cristo, directamente dice: Luc 9:62  Y Jesús le dijo: Ninguno que poniendo su mano en el arado mira hacia atrás, es apto para el reino de Dios. La gente apta para el Reino de los cielos son aquellos que inician, pero también terminan, su batalla, su carrera y preservan su fe, hasta el final, 2Ti 4:7  He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe.

Resulta complicado para mucha gente comprender que las promesas no se heredan solo por estar en una iglesia sin hacer nada, eso sería el simbolismo de un perezoso, dando vueltas en su cama, Pro 26:14  Como la puerta gira sobre sus quicios, Así el perezoso se vuelve en su cama. El alma perezosa no se esfuerza ni por su propio beneficio, Pro 26:15  Mete el perezoso su mano en el plato; Se cansa de llevarla a su boca. Esto denota que la verdadera fe no consiste en solo estar ahí, cubriendo un lugar, sino que la verdadera fe, nos despoja de la pereza espiritual, para tener plena certeza de la esperanza que hay dentro de nuestra vida, Heb 6:10  Porque Dios no es injusto para olvidar vuestra obra y el trabajo de amor que habéis mostrado hacia su nombre, habiendo servido a los santos y sirviéndoles aún.Heb 6:11  Pero deseamos que cada uno de vosotros muestre la misma solicitud(de servicio a los santos) hasta el fin, para plena certeza de la esperanza, Heb 6:12  a fin de que no os hagáis perezosos, sino imitadores de aquellos que por la fe y la paciencia heredan las promesas.

Y a pesar del llamado divino, mucho pueblo deja su trabajo a medio camino, su siembra a medio camino, su esfuerzo a medio camino, su familia a medio camino, su llamado a medio camino; y claro, para cada situación siempre tendremos un “pretexto de calamidad” que apoye nuestra retirada; pero los diligentes lo ven de otra forma, Heb 10:39  Pero nosotros no somos de los que retroceden para perdición, sino de los que tienen fe para preservación del alma. Ellos saben que a pesar de las grandes dificultades, tienen solo dos opciones: DEJARLO TODO A MEDIAS PONIENDO PRETEXTOS PARA NO CUMPLIR,  O HACERLE FRENTE A LA VIDA  A PESAR DE LOS PROBLEMAS, HASTA TERMINAR, lo que un día empezaron.

Ayudando contra la envidia natural

(Tema 13, Predicado el martes, 25 de septiembre de 2018 en la iglesia central)

Ecl 4:4  He visto asimismo que todo trabajo y toda excelencia de obras despierta la envidia del hombre contra su prójimo. También esto es vanidad y aflicción de espíritu.

La envidia es otra detracción que agobia la vida de los hombres, pues por causa de la misma deformación espiritual, todos nacemos con una cierta rivalidad natural que se despierta cuando vemos el bien de los demás, el despertar, la envidia en los demás debe de verse como una especie de competencia, mal intencionada, por querer sobresalir.

El llamado en Eclesiastés, NO está enfocado en que no se despierte en nosotros (aunque esto es algo que como hijos de Dios debemos de desprendernos del viejo hombre que tiene todos estos vicios), sino que el llamado, está dado desde el punto de vista, que sabiendo que al ser humano se le despierta ese problema, (envidia) lo razonable es mantener una aptitud dee humildad y No andar queriendo ser admirado por lo que uno tiene y otros No. La idea es, tratar de no ser nosotros la causa de tropiezo en los demás; Y si tenemos en cuenta que vivimos en el tiempo de las redes sociales, donde todos quieren vislumbrar y “apantallar” a los demás con sus éxitos, su belleza, sus bienes, nos daremos cuenta de que tenemos un verdadero problema, que le afecta a muchos, queramos o no aceptarlo, la mayoría de publicaciones en dichas redes, son para que los demás les admiren lo que se tiene, la jovencita bonita, publica fotos de su belleza, pero para que las publica, bueno la respuesta es demasiado sencilla, pues para vislumbrar a los demás, para que las personas que vean esa foto, pues le digan que es una jovencita muy hermosa, ese es el problema del que está hablando Eclesiastés, querer llamar la atención para ser admirada y envidiadada por los demás,  muchos hacemos pecar al prójimo, por algo que dentro de pocos años pasará;  NO digo que usar la redes sociales es el pecado más terrible de todos, NO lo único que estoy diciendo es que debemos ser prudentes en como vemos las cosas.

Recordemos que en esta vida NO hay nada que permanezca, hasta la jovencita más hermosa un día se hará vieja, entonces para que plantear con lo pasajero y despertar la envidia natural en los demás, esto es a los que a los ojos de salomón no tiene sentido. Ecl 4:4  He visto asimismo que todo trabajo y toda excelencia de obras despierta la envidia del hombre contra su prójimo. También esto es vanidad y aflicción de espíritu.

De hecho que Esta detracción se debe combatir con humildad, que nadie se jacte de los que Dios le ha dado para su peregrinaje sobre esta tierra.

Qué interesante es ver el ejemplo más elevado de un hombre que le ha sido dado todo, pero mantiene su humildad, Jua 13:3  sabiendo Jesús que el Padre le había dado todas las cosas en las manos, y que había salido de Dios, y a Dios iba, Jua 13:4  se levantó de la cena, y se quitó su manto, y tomando una toalla, se la ciñó. Jua 13:5  Luego puso agua en un lebrillo, y comenzó a lavar los pies de los discípulos, y a enjugarlos con la toalla con que estaba ceñido.

Debemos alegrarnos con las bendiciones materiales que Dios nos permite tener pero debemos aprender a ver los triunfos, logros y éxitos en esta tierra, de la manera como Dios las ve, Isa 40:6  Voz que decía: Da voces. Y yo respondí: ¿Qué tengo que decir a voces? Que toda carne es hierba, y toda su gloria como flor del campo. Isa 40:7  La hierba se seca, y la flor se marchita, porque el viento de Jehová sopló en ella; ciertamente como hierba es el pueblo. Isa 40:8  Sécase la hierba, marchítase la flor; mas la palabra del Dios nuestro permanece para siempre. Realmente NO hay absolutamente nada de lo que pudiéramos jactarnos en esta vida, porque la jactancia es lo que hace o puede hacer pecar a las personas. Inclusive en los asuntos espirituales debemos ser muy cuidadosos, 2Co 12:2  Conozco a un hombre en Cristo, que hace catorce años (si en el cuerpo, no lo sé; si fuera del cuerpo, no lo sé; Dios lo sabe) fue arrebatado hasta el tercer cielo. 2Co 12:3  Y conozco al tal hombre (si en el cuerpo, o fuera del cuerpo, no lo sé; Dios lo sabe), 2Co 12:4  que fue arrebatado al paraíso, donde oyó palabras inefables que no le es dado al hombre expresar. El apóstol fue literalmente “arrebatado “a un lugar exuberante de la eternidad y esto sería causa suficiente para que este hombre se jactara toda la vida y a cada rato, mas sin embargo dice: 2Co 12:5  De tal hombre me gloriaré; pero de mí mismo en nada me gloriaré, sino en mis debilidades. 2Co 12:6  Sin embargo, si quisiera gloriarme, no sería insensato, porque diría la verdad; pero lo dejo, para que nadie piense de mí más de lo que en mí ve, u oye de mí. Dios mismo es el más interesado en que sus hijos, sean humildes y NO  se jacten de nada, inclusive Ni de las experiencias espirituales sobresalientes  y le envía su ayuda a su siervo, 2Co 12:7  Y para que la grandeza de las revelaciones no me exaltase desmedidamente, me fue dado un aguijón en mi carne, un mensajero de Satanás que me abofetee, para que no me enaltezca sobremanera; es buenos mantener una aptitud de humildad a a pesar de haber alcanzado las mayores proezas en esta vida.

El apóstol Pablo experimento la necesidad de ser humilde a pesar de la grandeza de su ministerio y a a pesar de tener condiciones de las cuales muchos en sus tiempo se jactaban,  por eso con autoridad recomienda, Flp 3:4  Aunque yo tengo también de qué confiar en la carne. Si alguno piensa que tiene de qué confiar en la carne, yo más: Flp 3:5  circuncidado al octavo día, del linaje de Israel, de la tribu de Benjamín, hebreo de hebreos; en cuanto a la ley, fariseo; Flp 3:6  en cuanto a celo, perseguidor de la iglesia; en cuanto a la justicia que es en la ley, irreprensible. Flp 3:7  Pero cuantas cosas eran para mí ganancia, las he estimado como pérdida por amor de Cristo. Flp 3:8  Y ciertamente, aun estimo todas las cosas como pérdida por la excelencia del conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor, por amor del cual lo he perdido todo, y lo tengo por basura, para ganar a Cristo. Nada que ver con los habladores de vanidades de los pulpitos contemporáneos,  de cosas que ni ellos mismos conocen, Col 2:18(DHH)  No dejen que los condenen esos que se hacen pasar por muy humildes y que dan culto a los ángeles, que pretenden tener visiones y que se hinchan de orgullo a causa de sus pensamientos humanos.

La grandeza de una persona se mide no por los títulos ni bienes que posee, la grandeza se mide cuando esa persona a pesar de tener el poder para convertir las piedras en pan, prefiere NO alardear de su poder, Luc 4:3  Entonces el diablo le dijo: Si eres (esto es como tentando el egocentrismo humano) Hijo de Dios, dí a esta piedra que se convierta en pan. Lo maravilloso del asunto es que Jesús tenía el suficiente poder, para hacer mucho más que convertir las piedras en pan,  pero no alardeo de nada, Jesús sabe lo que él es, no necesita que satanás le acredite como “hijo de Dios”,  sin embargo prefiere NO usar su poder, sino sujetarlo a la orden (Palabra) del Padre, Luc 4:4  Jesús, respondiéndole, dijo: Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra de Dios.

Hoy en día, cuantos alardean de lo que tienen y de lo que no tienen, y eso solo demuestra su inseguridad, su falta de carácter, necesitan que les digan que son bonitas, guapos, de éxito etc. necesitan la voz del mismos diablo que los anime y que les diga, atraves de las redes sociales y de otros medios, lo que son y lo grande de lo que tienen sin embargo el llamado es el mismo desde antes hasta ahora, para el pueblo de Dios,  Rom 12:3  Digo, pues, por la gracia que me es dada, a cada cual que está entre vosotros, que no tenga más alto concepto de sí que el que debe tener, sino que piense de sí con cordura, conforme a la medida de fe que Dios repartió a cada uno. Y también Flp 2:3  Nada hagáis por contienda o por vanagloria; antes bien con humildad, estimando cada uno a los demás como superiores a él mismo; Flp 2:4  no mirando cada uno por lo suyo propio, sino cada cual también por lo de los otros. Flp 2:5  Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús, Flp 2:6  el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, Flp 2:7  sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; Flp 2:8  y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz.  Aunque alcancemos el mayor de los éxitos en esta tierra, en definitiva NO tenemos NADA  de que jactarnos en esta vida, 1Co 1:26  Pues mirad, hermanos, vuestra vocación, que no sois muchos sabios según la carne, ni muchos poderosos, ni muchos nobles;( de que nos jactamos si antes de ser llamados por Dios éramos lo peor de esta tierra) 1Co 1:27  sino que lo necio del mundo escogió Dios, para avergonzar a los sabios; y lo débil del mundo escogió Dios, para avergonzar a lo fuerte; 1Co 1:28  y lo vil del mundo y lo menospreciado escogió Dios, y lo que no es, para deshacer lo que es, 1Co 1:29  a fin de que nadie se jacte en su presencia. 1Co 1:30  Más por él estáis vosotros en Cristo Jesús, el cual nos ha sido hecho por Dios sabiduría, justificación, santificación y redención; 1Co 1:31  para que, como está escrito: El que se gloría, gloríese en el Señor.

La Opresion Sobre el Projimo

(Tema 12, Predicado el martes, 11 y 18 de septiembre de 2018 en la iglesia central)

Ecl 4:1  Me volví y vi todas las violencias que se hacen debajo del sol; y he aquí las lágrimas de los oprimidos, sin tener quien los consuele; y la fuerza estaba en la mano de sus opresores, y para ellos no había consolador.

Como lo hemos dicho, es el hombre mismo el que se causa el daño, el daño no viene por la vida misma, sino por las aptitudes del hombre, Job 35:5  Mira a los cielos, y ve, Y considera que las nubes son más altas que tú. Job 35:6  Si pecares, ¿qué habrás logrado contra él? Y si tus rebeliones se multiplicaren, ¿qué le harás tú? Job 35:7  Si fueres justo, ¿qué le darás a él? ¿O qué recibirá de tu mano? Al decidir apartarnos de Dios cual es el daño que el hombre le causa a Dios, y la respuesta sensata es sencilla, NADA, muchas personas a veces no logran entender que al pecar, ellos mismos se hunden en la más vil oscuridad, Dios es soberano y esta sentado en sus trono, si pecamos pues los únicos perjudicados somos nosotros mismos y la gente que nos rodea, y si decidimos buscar a Dios y congregarnos y por ende hacer el bien, los únicos beneficiados somos nosotros mismos y la gente que nos rodea, pero Dios sigue sentado en su Trono, Job 35:8  Al hombre como tú dañará tu impiedad, Y al hijo de hombre aprovechará tu justicia. Dios siempre es y será Dios, sea que el hombre busque el bien o no, pero de esto depende el bienestar personal de una persona, de hacer el bien, porque cuando hace maldad el mismo se apresa, Pro 29:6  «El perverso queda atrapado en su propia maldad, pero el justo canta y vive feliz.» (Versión Palabra de Dios Para Todos); es su propia injusticia, la trampa del pecador, más para el que hace justicia, su propia justicia es la provisión que le hará vivir bien.

La injusticia dentro de todos los niveles sociales, es lo que tiene a este sistema moribundo, una opresión o injusticia puede ser PEQUEÑA O GRANDE, dependiendo de cómo se quiera ver, pero siempre traerá resultados de frustración al vida personal e inclusive el creyente se vuelve vulnerable al dolor que produce la opresión de los hombres, Pro 29:9  Sólo burlas y enojos saca el sabio que discute con un tonto. (versión Lenguaje Sencillo); lo que el proverbio dice es que un creyente no se puede dar el lujo de andar discutiendo con nadie por nada, porque aunque gane o pierda la discusión, (que es una forma de injusticia u opresión de los hombres) no encontrara reposos alguno; o bien pudiese ser una injusticia global de los gobernantes, que siempre han existido pero que hoy  abundan más; si se tratara de ver las injusticias que los gobiernos cometen con los pueblos, tendríamos suficiente material como para vivir totalmente amargados,  Pro 29:4  El rey que hace justicia, afirma a su país;el que solo exige impuestos, lo arruina.  (versión Dios Habla Hoy), es difícil considerara que la  paz o prosperidad de un país esta en las manos justas o injustas de un solo hombre, pero eso es lo que dice la biblia, da un poco de tristeza porque en nuestros países latinoamericanos, la INJUSTICIA U OPRECION representada por la CORRUPCIÓN, que hay en nuestros gobernantes, han hundido y han traído tanto dolor a mucho pueblo.

No son los problemas de opresión o injusticia lo que destruye la vida de las personas, sino su forma de reaccionar ante ellas, Hch 16:27  Cuando el carcelero despertó y vio que las puertas de la cárcel estaban abiertas, sacó su espada para matarse, pues pensaba que los presos se habían escapado. Hch 16:28  Pero Pablo le gritó: —¡No te hagas ningún daño, que todos estamos aquí! Este hombre es el típico ejemplo de los que sucede con todos, el hombre se daña a sis mismo, debemos de llegar a comprender “QUE ESTAMOS PARA AYUDARNOS, NO PARA PERJUDICARNOS UNOS A OTROS” el ser humano es experto en dañarse a sí mismo y dañar a los que le rodean. Es curioso considerar esto, pues por ende natural  mucha gente cuando le viene el mal, acentúan o señalan a Dios como el causante de las desgracias que vienen sobre la gente, en esta vida, pero la Biblia dice que el único causante de las circunstancias que rodean a cada familia y a cada persona es uno mismo, Isa 50:1  Así dijo Jehová: ¿Qué es de la carta de repudio de vuestra madre, con la cual yo la repudié?  Lo que Dios dice es que Él no la dejó, ella se fue, ¿O quiénes son mis acreedores, a quienes yo os he vendido? Lo que el señor dice. Es “yo no los he vendido, ustedes se han vendido solos”, He aquí que por vuestras maldades sois vendidos, y por vuestras rebeliones fue repudiada vuestra madre.  

Las opresiones y las consecuencias que vienen sobre los hombres son causas de los hombres,  nunca de Dios, tristemente, el hombre se daña a sí mismo, por sus propias  decisiones. Job 35:9  A causa de la multitud de las violencias claman, Y se lamentan por el poderío de los grandes. Job 35:10  Y ninguno dice: ¿Dónde está Dios mi Hacedor, Que da cánticos en la noche, Job 35:11  Que nos enseña más que a las bestias de la tierra, Y nos hace sabios más que a las aves del cielo? Es interesante que todos los seres humanos podemos ver las injusticias que agobian nuestra vida y todos queremos ser liberados para tener una sociedad más equitativa, más justa, (de hecho hay muchos movimientos que luchan en pro de la justicia social), y todos buscan una sociedad más justa en este punto, pero NO quieren buscar a Dios, quieren tener paz, sin el PRINCIPE DE LA PAZ, quieren justicia Social, sin la justicia de Dios, entonces son entregados a la misma maldad de lo que la misma sociedad produce,  Job 35:12  Allí clamarán, y él no oirá, Por la soberbia de los malos.  Job 35:13  Ciertamente Dios no oirá la vanidad, Ni la mirará el Omnipotente. Las opresiones a veces se vuelven tan pesadas y difíciles que esta vida se vuelve tan densa y oscura que en algún momento muchas personas llegan a ver la muerte como una salida  a este mundo de mucho sufrir.

Sin embargo debemos de considerar dos cosas:

  1. QUE la opresión y la injusticia nacen en el corazón del hombre, contra sus prójimo, bajo el yugo del pecado en este mundo caído, pero que nuestra esperanza va más allá de esta vida, Rom 14:17 porque el reino de Dios no es comida ni bebida, sino justicia, paz y gozo en el Espíritu
  2. QUE SOMOS llamados como hijos de Dios a aliviar en lo posible la carga de la opresión sobre nuestro prójimo, Rom 14:19 Así que, sigamos lo que contribuye a la paz y a la mutua edificación.

Talvez no podamos hacer mucho, pero podemos hacer lo necesario para que la gente que nos rodea no tengan criterios de injusticias y opresión por lo menos de parte nuestra, y con esto abonamos un poco de paz a nuestro prójimo; pues el deseo de Dios es que contribuyamos a lo que edifique el corazón de los demás, no a oprimirlos, ni aprovecharnos, mas bien somos llamados a ayudar en lo posible, Isa 58:6  ¿No es más bien el ayuno que yo escogí, desatar las ligaduras de impiedad, soltar las cargas de opresión, y dejar ir libres a los quebrantados, y que rompáis todo yugo? Isa 58:7  ¿No es que partas tu pan con el hambriento, y a los pobres errantes albergues en casa; que cuando veas al desnudo, lo cubras, y no te escondas de tu hermano? Isa 58:8  Entonces nacerá tu luz como el alba, y tu salvación se dejará ver pronto; e irá tu justicia delante de ti, y la gloria de Jehová será tu retaguardia. Isa 58:9  Entonces invocarás, y te oirá Jehová; clamarás, y dirá él: Heme aquí. Si quitares de en medio de ti el yugo, el dedo amenazador, y el hablar vanidad; Isa 58:10  y si dieres tu pan al hambriento, y saciares al alma afligida, en las tinieblas nacerá tu luz, y tu oscuridad será como el mediodía. Isa 58:11  Jehová te pastoreará siempre, y en las sequías saciará tu alma, y dará vigor a tus huesos; y serás como huerto de riego, y como manantial de aguas, cuyas aguas nunca faltan.

No podemos negar la realidad de la opresión que a diario vemos y vivimos por todos lados;  sin embargo hay personas que viven descansados y hacen descansar a otros o sea, que no todo está perdido, aún hay esperanza para esta humanidad, hay esperanza en Dios, pues Dios hace que descansemos en su justicia y luego que aliviemos en lo posible las cargas de los demás.

Lo dificil de la vida

VIVIR NO ES NADA FACIL, (Tema 11, Predicado el martes, 04 de septiembre de 2018 en la iglesia central)

Todos, (excepto los niños, talvez), estamos conscientes que la vida no es fácil, a muchos jóvenes les cuesta visualizar y prefieren ignorar lo complicado que se vuelve el vivir en esta tierra, les falta mucha experiencia y esta se adquiere, generalmente atraves del dolor, o sea es inevitable, el sufrimiento en los que están determinados para aprender a vivir. Todos los días vemos problemas, injusticias y mucho dolor por doquier y Salomón a pesar de haber tenido una vida con toda la plenitud de cosas; en sus últimos años de vida o sea exactamente cuando ya nada se puede hacer en su vida, despedazada por los excesos, escribe el libro del Eclesiastés y esto le permite ver la condición deplorable de la vida social que le rodea,  Ecl 4:1  Me volví y vi todas las violencias que se hacen debajo del sol; y he aquí las lágrimas de los oprimidos, sin tener quien los consuele; y la fuerza estaba en la mano de sus opresores, y para ellos no había consolador. Indudablemente la vida es demasiado difícil para el ser humano, pero esto a consecuencia de las mismas aptitudes negativas que nacen del corazón de los hombres.

La tierra es hermosa en toda su creación, el problema en si no es el lugar donde vivimos, el problema en s, tiene que ver con las personas que nos rodean, o sea que lo que hace realmente difícil la vida son las personas con las cuales nos ha tocado vivir el tiempo, el hombre mismo se destruye a sí mismo y complica las cosas para los demás, pues inclusive, la misma creación gime por causa de las aptitudes malas  de los hombres, Rom 8:22  Porque sabemos que toda la creación gime a una, y a una está con dolores de parto hasta ahora; estos dolores de parto que padece la creación son causados por el terrible mal que nace del corazón de los hombre y que dañan la creación de Dios, o sea que lo difícil de la vida, es únicamente a consecuencia de lo que somos y de la gente que nos rodea.

En este asunto Salomón percibe ciertas cosas que nacen en el corazón humano y que son las causas que dañan y perjudican la vida de los hombres mismos, las injusticias sociales, pobrezas o delincuencias, no tienen nada que ver con el lugar donde vivimos, sino que tiene que ver directamente con el tipo de personas que nos rodean; el país donde yo vivo es uno de los países más pobre y más violentos del mundo, pero curiosamente es uno de los países con los más altos niveles de corrupción, o sea que una cosa trae la otra, como bien lo dice el libro de Dios, Eze 22:27  Sus príncipes en medio de ella son como lobos que arrebatan presa, derramando sangre, para destruir las almas, para obtener ganancias injustas. Eze 22:28  Y sus profetas recubrían con lodo suelto, profetizándoles vanidad y adivinándoles mentira, diciendo: Así ha dicho Jehová el Señor; y Jehová no había hablado. Eze 22:29  El pueblo de la tierra usaba de opresión y cometía robo, al afligido y menesteroso hacía violencia, y al extranjero oprimía sin derecho. O sea que nos hacemos daño nosotros mismos, el hombre aflige al hombre y el daño nos lo causamos nosotros mismos como sociedad, como personas, no logramos comprender que para el corto tiempo que vivimos deberíamos ayudarnos mutuamente para que esta vida fuera lo menos conflictiva posible, pero claro eso no es posible por la falta de comprensión humana, con respecto a este asunto, pero lo que sí es seguro es que la gente se queja delante de Dios, por las presiones, injusticias y muchas otras cosas, pero NO es Dios el que causa el daño, simplemente el hombre se daña así mismo.

El Eclesiastés menciona siete detracciones humanas que hacen que la vida realmente sea extremadamente difícil, ya sea causada por nosotros mismos o por la gente que nos rodea, estas cosas son las que hacen exageradamente difícil la existencia en esta tierra:

  1. La opresión o injusticias. (v. 1)
  2. El despertar de La envidia. (v. 4)
  3. El alma perezosa. ( v. 5)
  4. La codicia o avaricia (v. 8)
  5. La soledad que uno mismo se busca (v. 10)
  6. La terquedad (v.13)
  7. La inconformidad. (v.16)

 Estas cosas son la verdadera causa por lo que la vida se vuelve altamente difícil.

El tiempo de la Justicia llegará

(Tema 10, Predicado el martes, 28 de agosto de 2018 en la iglesia central)

Ecl 3:17  Y dije yo en mi corazón: Al justo y al impío juzgará Dios; porque allí hay un tiempo para todo lo que se quiere y para todo lo que se hace.

La injusticia social realmente no es algo nuevo atraves de los años siempre han existido injusticias sobre la vida de la mayoría de personas y si vemos la vida desde el punto de vista de las injusticias sociales, tendríamos suficiente material para amargarnos toda nuestra vida, todas las guerras humanas tiene su origen en las injusticias sociales y las ansias de poder injustas de ciertos personajes, que atraves de los años han arrastrados a los más vulnerables a la muerte.

Interesantemente las mayores injusticias se cometen de parte de las mismas personas que son puestas en determinados lugares sobre otros, para hacerles justicia, mas sin embargo siempre es lo mismo, Ecl 3:16  Vi más debajo del sol: en lugar del juicio, allí impiedad; y en lugar de la justicia, allí iniquidad.  Esta es una observación más del Eclesiastés, dentro de su recopilación de experiencias pasadas y penosas.

Inclusive Siendo Salomón el rey pues, es muy probable que se esté describiendo así mismo, esto tendría sentido si vemos este libro, como un escrito de arrepentimiento, sería como una forma de Justificarse, tratando de tener un poco de paz en sus conciencia, uniéndose al grupo de Personas que no comprendieron la vida y se convirtieron en seres opresores de donde salía la injusticia que tanto daño le causó a muchos, pues se testifica del mal gobierno opresor del que fue cabeza Salomón, 1Re 12:4  Tu padre agravó nuestro yugo, mas ahora disminuye tú algo de la dura servidumbre de tu padre, y del yugo pesado que puso sobre nosotros, y te serviremos. Sin embargo muy al pesar de las injusticias que muchos pueblos y personas viven a diario, Salomón también logra vislumbrar un tiempo donde cada quien recibirá lo que buscó o sea que hay también un tiempo determinado, para lo que siempre se deseó, muy al pesar de lo injusto que puede ser la sociedad con una persona, pero la Biblia dice que habrá un tiempo donde Dios mismo se encargará de dar a cada quien lo que siempre buscó, Ecl 3:17  Y dije yo en mi corazón: Al justo y al impío juzgará Dios; porque allí hay un tiempo para todo lo que se quiere ( o sea habrá justicia para el que la buscó)y para todo lo que se hace. Y habrá juicio para el malvado, pero todo será en el tiempo de Dios.

El punto de tantas injusticias que a diario se viven, Dios las permite, por la misma causa del hombre, ya que debemos aprender a esperar en Dios el tiempo para todo, y cada persona debe aprender a conocer su propia naturaleza, en este mundo, Ecl 3:18  Dije en mi corazón: Es así, por causa de los hijos de los hombres, para que Dios los pruebe, y para que vean que ellos mismos son semejantes a las bestias.  Aunque nos pareciera exagerado pero el ser humano es capaz de llegar a los niveles más graves de deformación humana, a tal grado que la biblia llega a comparar a los hombres por sus maldades, como animales irracionales o sea que la misma maldad, no les deja lugar para razonar, en las causas correctas de la vida, Jud 1:10  Pero éstos blasfeman de cuantas cosas no conocen; y en las que por naturaleza conocen, se corrompen como animales irracionales. Estamos dentro de la burbuja llamada tiempo, es nuestro tiempo y en este círculo llamado vida o existencia, es donde las mismas injusticias de los hombres y la maldición de la tierra por causa del pecado, hace aflorar las verdaderas condiciones de lo más profundo del corazón, ya que el corazón humano es capaz de fingir hasta en las últimas consecuencias, por eso se nos advierte atravez del profeta, Jer 17:9  Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá? Jer 17:10  Yo Jehová, que escudriño la mente, que pruebo el corazón, para dar a cada uno según su camino, según el fruto de sus obras. Jer 17:11  Como la perdiz que cubre lo que no puso,( la perdiz es un ave que generalmente es torpe en la comprensión de los huevos que esta ave ha puesto y generalmente pierde la dirección de sus propios nidos y anda calentando los ajenos) es el que injustamente amontona riquezas; en la mitad de sus días las dejará, y en su postrimería será insensato.

Indudablemente la biblia nos hace una advertencia importante y es a tener mucho cuidado donde ponemos la mirada, Mat 6:22  La lámpara del cuerpo es el ojo; así que, si tu ojo es bueno, todo tu cuerpo estará lleno de luz; Mat 6:23  pero si tu ojo es maligno, todo tu cuerpo estará en tinieblas. Así que, si la luz que en ti hay es tinieblas, ¿cuántas no serán las mismas tinieblas? Y está hablando del principio de atención o sea que donde ponemos nuestra mirada, ahí estará nuestra atención y por ende nuestro principal objetivo, Mat 6:21  Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón.  Y después se nos hace una advertencia más y sumamente importante para recordar toda la vida,  Mat 6:24  Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas.

Entonces cuando los hombres ven a este mundo como un todo, es porque simplemente perdieron de vista algo, que es de los más importantes y que nos hace pensar en el tercer problema que llevó a la frustración a Salomón.

Todo tiene su tiempo

(Tema 9, Predicado el martes, 21 de agosto de 2018 en la iglesia central) 

Ecl 3:1 Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora.

A veces queremos adelantar las oportunidades o detener el dolor, mas sin embargo esto eta totalmente fuera de nuestras limitaciones, desde que nacemos en este mundo entramos a un circulo de existencia el cual está marcado por algo que se llama tiempo, todo absolutamente todo esta enmarcado dentro de cuadros de tiempos.

La biblia enmarca varias causas principales que rodean los tiempos de los hombres, y cada tiempo es inevitable en el desarrollo de lo que Dios quiere del hombre: (de todas estas cosas quiero enmarcar ocho cosas)

  1. TIEMPO DE VIDA. 3:2 Tiempo de nacer, y tiempo de morir; estas dos cosas son las mas importantes y maravillosamente a diferencias de las demás cosas, estos dos tiempos aparecen totalmente fuera de nuestras posibilidades.
  2. TIEMPO DE OPORTUNIDADES. tiempo de plantar, y tiempo de arrancar lo plantado;
  3. TIEMPO DE FRACAZAR Y APRENDER. Ecl 3:3 tiempo de matar, y tiempo de curar; tiempo de destruir, y tiempo de edificar;
  4. TIEMPO DE SUFRIMIENTO Y TIEMPO DE FELICIDAD. Ecl 3:4 tiempo de llorar, y tiempo de reír; tiempo de endechar, y tiempo de bailar;
  5. TIEMPO DE RECIBIR Y TIEMPO DE RECHAZAR, Ecl 3:5 tiempo de esparcir piedras, y tiempo de juntar piedras; tiempo de abrazar, y tiempo de abstenerse de abrazar;
  6. TIEMPO DE GANAR Y TIEMPO DE PERDER. Ecl 3:6 tiempo de buscar, y tiempo de perder; tiempo de guardar, y tiempo de desechar;
  7. TIEMPO de SER HIJOS Y TIEMPO de SER PADRES. Ecl 3:7 tiempo de romper, y tiempo de coser; tiempo de callar, y tiempo de hablar;
  8. TIEMPO DE TRABAJAR Y TIEMPO DE COSECHAR. Ecl 3:8 tiempo de amar, y tiempo de aborrecer; tiempo de guerra, y tiempo de paz.

Este esquema bíblico NOS está diciendo que todo y todos tenemos las mismas oportunidades en este mundo, sin excepción a pesar de las circunstancias, culturales y sociales que nos rodean y nadie es más o menos por su afán, ya que el afán es una enfermedad espiritual, que no le permite ver ni mucho menos entender los tiempos que vivie y en que usarlos con sabiduría. Ecl 3:9  ¿Qué provecho tiene el que trabaja, de aquello en que se afana? Todo el problema que el hombre enfrenta no son las faltas de oportunidades sino la falta de conocer sus tiempos y oportunidades, Ecl 9:11  Me volví y vi debajo del sol, que ni es de los ligeros la carrera, ni la guerra de los fuertes, ni aun de los sabios el pan, ni de los prudentes las riquezas, ni de los elocuentes el favor; sino que tiempo y ocasión acontecen a todos. Esto significa que Dios mismo se encarga de darle a los hombres momentos específicos para que su vida sea menos dolorosa, Dios mismo le da al ser humano facultad de decidir y también le da la facultad de saber cuándo decidir. O sea que las oportunidades para todos son iguales en diferentes momentos, sin embargo todo el problema del hombre aunque nos cueste reconocerlo es que nunca conocimos el tiempo perfecto de nuestra elección y eso fue en algún momento las causas de cualquier ruina en la que estuviéramos viviendo. Ecl 9:12  Porque el hombre tampoco conoce su tiempo; como los peces que son presos en la mala red, y como las aves que se enredan en lazo, así son enlazados los hijos de los hombres en el tiempo malo, cuando cae de repente sobre ellos. Todos tuvimos oportunidad de estudiar, de mejorar nuestra condición familiar, pero decidimos otra cosa y ahora pues nos toca enfrentar las consecuencias de nuestras decisiones juveniles o pasadas, hayan sido buenas o malas, es natural que le echemos la culpa al gobierno, a los diputados, a los padres, al pastor etc. por las condiciones que estamos viviendo en el presente, pero la realidad es que de las condiciones buenas o malas que estás viviendo solo tienen un culpable…”TU MISMO”. Fueron nuestras propias decisiones las que nos llevaron a nuestras propias consecuencias presentes, sean buenas o malas; cuando pudimos hacer las cosas no las hicimos y fuimos apresados en las redes de nuestras decisiones.

Las oportunidades son para todas las generaciones, pues Dios mismo se encarga de tener todo preparado para cada generación y las llama en su momento, Isa 41:4  ¿Quién hizo y realizó esto? ¿Quién llama las generaciones desde el principio? Yo Jehová, el primero, y yo mismo con los postreros. El no conocer nuestro tiempo es lo que nos arrastra al fracaso, Heb 3:10  A causa de lo cual me disgusté contra esa generación, Y dije: Siempre andan vagando en su corazón, Y no han conocido mis caminos. Heb 3:11  Por tanto, juré en mi ira: No entrarán en mi reposo. Israel no conoció el tiempo de Dios, el tiempo de las oportunidades, no conoció el tiempo correcto de tomar decisiones, Núm 14:41  Y dijo Moisés: ¿Por qué quebrantáis el mandamiento de Jehová? Esto tampoco os saldrá bien. Núm 14:42  No subáis, porque Jehová no está en medio de vosotros, no seáis heridos delante de vuestros enemigos. Porque el tiempo de subir a conquistar las tierra de la promesa había pasado hace doce horas antes de esta mala decisión, Núm 14:3  ¿Y por qué nos trae Jehová a esta tierra para caer a espada, y que nuestras mujeres y nuestros niños sean por presa? ¿No nos sería mejor volvernos a Egipto? Núm 14:4  Y decían el uno al otro: Designemos un capitán, y volvámonos a Egipto. Y es que las obras de Dios ya están completas y son perfectas para sus pueblo, el trabajo nuestro es cnocer el tiempo exacto de la oportunidad, Efe 2:9  no por obras, para que nadie se gloríe. Efe 2:10  Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas.  No somos salvos por buenas obras pero sis para buenas obras y estas obras ya están hechas perfectas, o sea que nuestro caminar cristiano sería mucho más fácil si tan siquiera conociéramos los tiempos de Dios, en esas obras, para que andemos en ellas o sea que andemos en el tiempo de Dios en ellas. Nuestra vida tiene todo triunfar espiritual y materialmente, solo debemos conocer el tiempo perfecto, ese es nuestro trabajo,  Ecl 3:10  Yo he visto el trabajo que Dios ha dado a los hijos de los hombres para que se ocupen en él. Ecl 3:11  Todo lo hizo hermoso en su tiempo; y ha puesto eternidad en el corazón de ellos, sin que alcance el hombre a entender la obra que ha hecho Dios desde el principio hasta el fin. Ecl 3:12  Yo he conocido que no hay para ellos cosa mejor que alegrarse, y hacer bien en su vida; Ecl 3:13  y también que es don de Dios que todo hombre coma y beba, y goce el bien de toda su labor. Sin necesidad de afanarse la vida es perfecta en el tiempo correcto de cada cosa.

La diferencia está en que los que entienden los tiempos, saben lo que deben hacer, en el momento preciso, 1Cr 12:32  De los hijos de Isacar, doscientos principales, entendidos en los tiempos, y que sabían lo que Israel debía hacer, cuyo dicho seguían todos sus hermanos.

La perdida de Vista de la Eternidad

Sin eternidad no hay sentido ALGUNO. (Tema 8, Predicado el martes, 07 y 14 de agosto de 2018 en la iglesia central)

Definitivamente Este mundo, ES UN MUNDO con muchas cosas bellas y atractivas pero pasajeras y falsas, pero también hay algunas pocas cosas, sin atractivo pero verdaderas e importantes y esto precisamente lo que prueba los valores que hay dentro de cada persona,  pues la biblia lo dice así: Luc 16:10  El que es fiel en lo muy poco, también en lo más es fiel; y el que en lo muy poco es injusto, también en lo más es injusto. Luc 16:11  Pues si en las riquezas injustas no fuisteis fieles, ¿quién os confiará lo verdadero? Luc 16:12  Y si en lo ajeno no fuisteis fieles, ¿quién os dará lo que es vuestro? Dos cosas son claramente representadas en estos versos:

  1. LO MUY POCO Y LO INJUSTO Y LO AJENO, representa nuestro tiempo en la tierra, donde todo es atractivo pero pasajero;
  2. y LO MAS, LO VERDADERO Y LO QUE ES VUESTRO,  representa la eternidad,

y con esto debemos de decir que en esta “NUESTRA” vida pasajera, simplemente estamos siendo probados en este tiempo y en este mundo, para saber si somos dignos de confianza para la eternidad, Luc 19:17  El le dijo: Está bien, buen siervo; por cuanto en lo poco has sido fiel, tendrás autoridad sobre diez ciudades. En este mundo un centavo de injustica puede probar lo que somos en verdad.

Debemos reconocer que como seres humanos y que por las condiciones de nuestra naturaleza, nos cuesta ver la Eternidad desde esta vida y menos cuando somos probados desde esta tierra en pequeñas o grandes cosas y esto de si es grande o pequeño, depende de la visión de cada quien.

Es natural que en medio de tantas “cosas” de este mundo; perdamos de vista la eternidad, y es entonces cuando  perdemos la dirección y la estabilidad y de hecho que no hay cosa más triste que ver solamente este mundo natural, mientas nuestro tiempo se pasa,  y este fue un tercer gran problema en la vida de Salomón en algún momento perdió de vista LO ETERNO, notemos las expresiones tan naturales de un hombre en medio de la abundancia de esta vida,  Ecl 3:19  Porque lo que sucede a los hijos de los hombres, y lo que sucede a las bestias, un mismo suceso es: como mueren los unos, así mueren los otros, y una misma respiración tienen todos; ni tiene más el hombre que la bestia; porque todo es vanidad. Ecl 3:20  Todo va a un mismo lugar; todo es hecho del polvo, y todo volverá al mismo polvo. De hecho que desde el CAPÍTULO 3; 19 al versículo 22 lo que vamos a encontrar es un paréntesis que corta en enfoque del tema de las injusticias el cual retomara en el CAPITULO 4, 1

Esta forma de ver las cosas denota la falta de visión espiritual que gobernó la vida durante muchos años de este hombre, es la manera atravez de la cual Salomón vio las cosas y fue esta forma de ver la vida,  lo que le destruyó su existencia, realmente no logró vislumbrar durante años la eternidad, la perdió de vista y su justificación denota la gravedad del problema,   Ecl 3:21  ¿Quién sabe que el espíritu de los hijos de los hombres sube arriba, y que el espíritu del animal desciende abajo a la tierra? Ecl 3:22  Así, pues, he visto que no hay cosa mejor para el hombre que alegrarse en su trabajo, porque esta es su parte; porque ¿quién lo llevará para que vea lo que ha de ser después de él? Y si somos honestos este es el pensamiento que gobierna a la humanidad y durante muchos años fuimos esclavos de este pensamiento, hasta que llegó Cristo, Heb 2:14  Así que, por cuanto los hijos participaron de carne y sangre, él también participó de lo mismo, para destruir por medio de la muerte al que tenía el imperio de la muerte, esto es, al diablo, Heb 2:15  y librar a todos los que por el temor de la muerte estaban durante toda la vida sujetos a servidumbre. Este es el temor que nos ataba a vivir sin sentido, sin metas y sin propósitos, pero cuando entendemos que hay una eternidad que nos espera y un Señor que nos libera de la opresión natural, entonces le encontramos sentido a la vida en este mundo, inclusive el sufrimiento tiene sentido, como bien lo logra ver el Apóstol,  1Co 15:32  Si como hombre batallé en Efeso contra fieras, ¿qué me aprovecha? Si los muertos no resucitan, comamos y bebamos, porque mañana moriremos. El sufrir en esta vida por las causas correctas tienen sentido si sabemos que hemos de resucitar, pues los que ven solo esta vida material y sus beneficios son las personas más dignas de lastima, 1Co 15:19  Si en esta vida solamente esperamos en Cristo, somos los más dignos de conmiseración de todos los hombres.  Es un hecho que la fe se basa en la eternidad y si no tuviésemos ideas claras con respecto a lo eterno entonces vana seria nuestra fe,  1Co 15:13  Porque si no hay resurrección de muertos, tampoco Cristo resucitó. 1Co 15:14  Y si Cristo no resucitó, vana es entonces nuestra predicación, vana es también vuestra fe.  Pero nuestra fe, o sea nuestra forma de ver la vida atravez de la fe,  va más allá de este mundo y sus sufrimientos  o de este mundo y sus bellezas y placeres pasajeros 1Co 15:20  Mas ahora Cristo ha resucitado de los muertos; primicias de los que durmieron es hecho. 1Co 15:21  Porque por cuanto la muerte entró por un hombre, también por un hombre la resurrección de los muertos. 1Co 15:22  Porque así como en Adán todos mueren, también en Cristo todos serán vivificados. Entendemos que no vivimos solo por vivir sino que esta vida es la plataforma donde nos vestimos de eternidad, 1Co 15:53  Porque es necesario que esto corruptible se vista de incorrupción, y esto mortal se vista de inmortalidad. 1Co 15:54  Y cuando esto corruptible se haya vestido de incorrupción, y esto mortal se haya vestido de inmortalidad, entonces se cumplirá la palabra que está escrita: Sorbida es la muerte en victoria. 1Co 15:55  ¿Dónde está, oh muerte, tu aguijón? ¿Dónde, oh sepulcro, tu victoria?1Co 15:56  ya que el aguijón de la muerte es el pecado, y el poder del pecado, la ley. 1Co 15:57  Mas gracias sean dadas a Dios, que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo. 1Co 15:58  Así que, hermanos míos amados, estad firmes y constantes, creciendo en la obra del Señor siempre, sabiendo que vuestro trabajo en el Señor no es en vano. (Esta obra y trabajo o sufrimiento, están aquí en la tierra) y atravez de todo este sufrimiento nos estamos vistiendo de eternidad, Apo 19:7  Gocémonos y alegrémonos y démosle gloria; porque han llegado las bodas del Cordero, y su esposa se ha preparado. Apo 19:8  Y a ella se le ha concedido que se vista de lino fino, limpio y resplandeciente; porque el lino fino es las acciones justas de los santos.

Es en esta tierra donde existe nuestro tiempo, donde la amada de Cristo se está vistiendo de lino fino, pues entendemos que A pesar de lo difícil que es esta vida, Dios está calando Eternidad en nuestro ser y de alguna forma Salomón puede ver cierta obra que se está perfeccionando en la vida de muchos y esto es así, aunque no lo entendamos del todo, Ecl 3:11  Todo lo hizo hermoso en su tiempo; y ha puesto eternidad en el corazón de ellos, sin que alcance el hombre a entender la obra que ha hecho Dios desde el principio hasta el fin.