Una promesa cumplida

(Tema 1 del Estudio “El Atrio del Tabernáculo”, predicado en la iglesia central, el martes 29 de enero del 2019)

Interesantemente Se le dedican al tabernáculo de Moisés, trece capítulos del libro del éxodo. (25-31, 33, 35 -40) Y esto manifiesta su importancia, mesiánica y profética, porque difícilmente en la biblia se le dedica tanto a algo.

Esto es así, porque este TABERNACULO era en sí, la promesa de la presencia de Dios, en medio de su pueblo Éxo 25:8  Y harán un santuario para mí, y habitaré en medio de ellos. Ahora este Santuario tenía que tener las medidas correctas y los utensilios adecuados, para ser habitable para Dios, Éxo 25:9  Conforme a todo lo que yo te muestre, el diseño del tabernáculo, y el diseño de todos sus utensilios, así lo haréis. Esto es muy importante en el sentido, de que Dios estará habitando en medio de su pueblo, bajo los criterios de medidas y formas que Dios mismo ha estableciendo, esto es equitativo de que Una  iglesia o Comunidad Cristiana debe tener, las Formas y Medidas Espirituales correctas, para que Dios habite en medio de su pueblo, recordemos a Caín trayendo lo que él cree que es lo mejor, pero Abel por la fe, sabía lo que Dios quería y su Ofrenda, definitivamente fue más excelente que la de su hermano Caín.

Dios NO está obligado a aceptar las medidas y las formas que los hombres quieran darle como ofrenda, Dios establece las Formas y Medidas y si queremos su presencia entonces, debemos obedecer y crear un ambiente y un lugar que para Dios sea agradable en medio de su pueblo en cada Reunión de Iglesia que tengamos. NO se trata de darle lo que nosotros queremos, sino lo que El mismo ha pedido, Miq 6:8  Oh hombre, él te ha declarado lo que es bueno, y qué pide Jehová de ti: solamente hacer justicia, y amar misericordia, y humillarte ante tu Dios.

El Tabernáculo o Santuario y más específicamente el llamado LUGAR SANTISIMO, era en sí, el lugar MÁS SANTO, en toda la tierra y esto hacia la diferencia en todo, por lo cual Dios, desde este lugar, extremadamente Santo, Dios podía con libertad, hablar o en un cierto sentido habitar, en medio del pueblo, sin ser el fuego consumidor, por causa del pecado del pueblo, Éxo 29:42  Esto será el holocausto continuo por vuestras generaciones, a la puerta del tabernáculo de reunión, delante de Jehová, en el cual me reuniré con vosotros, para hablaros allí. Éxo 29:43  Allí me reuniré con los hijos de Israel; y el lugar será santificado con mi gloria. Con los sacrificios continuos, el lugar era santificado y era un lugar donde los hombres, podían encontrarse con un Dios de misericordia y perdón.

después que el pueblo pecó con el becerro de oro, (éxodo 32), entonces Dios le dijo a Moisés que les daría la tierra de la promesa, pero que su presencia no iría por causa de la dureza del corazón del pueblo, Exo 33:1 Jehová dijo a Moisés: Anda, sube de aquí, tú y el pueblo que sacaste de la tierra de Egipto, a la tierra de la cual juré a Abraham, Isaac y Jacob, diciendo: A tu descendencia la daré; Éxo 33:2  y yo enviaré delante de ti el ángel, y echaré fuera al cananeo y al amorreo, al heteo, al ferezeo, al heveo y al jebuseo Éxo 33:3  (a la tierra que fluye leche y miel); pero yo no subiré en medio de ti, porque eres pueblo de dura cerviz, no sea que te consuma en el camino. Éxo 33:5  Porque Jehová había dicho a Moisés: Dí a los hijos de Israel: Vosotros sois pueblo de dura cerviz; en un momento subiré en medio de ti, y te consumiré. Quítate, pues, ahora tus atavíos, para que yo sepa lo que te he de hacer.  Entonces los israelitas se despojaron de sus joyas y sus vestimentas de fiesta, sabiendo que en cualquier momento el juicio de Dios podría caer sobre ellos, entonces Moisés, tomo el tabernáculo provisional, donde hablaba con Dios y lo llevó lejos del campamento, Éxo 33:7  Y Moisés tomó el tabernáculo, y lo levantó lejos, fuera del campamento, y lo llamó el Tabernáculo de Reunión. Y cualquiera que buscaba a Jehová, salía al tabernáculo de reunión que estaba fuera del campamento.

Y Dios en misericordia, les puede conceder la tierra que fluye leche y miel, por promesa a sus antepasados, pero Dios le dice a Moisés no iré, con este pueblo, sino que enviare un Ángel con este pueblo Y es aquí donde tiene lugar uno de los relatos únicos de las escrituras en donde un hombre cuestiona a Dios mismo, Éxo 33:12  Y dijo Moisés a Jehová: Mira, tú me dices a mí: Saca este pueblo; y tú no me has declarado a quién enviarás conmigo. Sin embargo, tú dices: Yo te he conocido por tu nombre, y has hallado también gracia en mis ojos. Éxo 33:13  Ahora, pues, si he hallado gracia en tus ojos, te ruego que me muestres ahora tu camino, para que te conozca, y halle gracia en tus ojos; y mira que esta gente es pueblo tuyo. Éxo 33:15  Y Moisés respondió: Si tu presencia no ha de ir conmigo, no nos saques de aquí. Entonces Moisés le pide a Dios que este en medio de sus pueblo, Éxo 33:16  ¿Y en qué se conocerá aquí que he hallado gracia en tus ojos, yo y tu pueblo, sino en que tú andes con nosotros, y que yo y tu pueblo seamos apartados de todos los pueblos que están sobre la faz de la tierra? Esta intercesión  de Moisés, tuvo efectos maravillosos, a tal grado que Dios  no solamente perdonó al pueblo, sino que Dios mismo le promete que vivirá en medio de su pueblo, Éxo 33:17  Y Jehová dijo a Moisés: También haré esto que has dicho, por cuanto has hallado gracia en mis ojos, y te he conocido por tu nombre. Entonces es donde Dios le dice que habitara en medio de este pueblo rebelde, pero que lo hará en el tabernáculo que Moisés erigirá.

Entonces podríamos decir que el Tabernáculo siempre fue una necesidad, de misericordia de Dios para su pueblo de dura servís,  el tabernáculo era la misericordia misma en esencia de Dios para este pueblo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.