Los dos Paraisos

Tema 4 (Predicado el jueves 20 y 27 de diciembre y 10 de enero 2019, en la iglesia central)

EN GENESIS DIOS CREA LOS CIELOS Y LA TIERRA, Gén 1:1  En el principio creó Dios los cielos y la tierra. EN APOCALIPSIS HAY UN NUEVO CIELO Y UNA NUEVA TIERRA Apo 21:1  Vi un cielo nuevo y una tierra nueva; porque el primer cielo y la primera tierra pasaron, y el mar ya no existía más. Entre Génesis 1, 2, 3 y Apocalipsis 21 y 22 hay una similitud realmente importante que manifiesta el inicio y el fin de un propósito en  la creación del hombre. Y nos hace comprender que Adam fue creado, en una “copia natural” de algo mucho mayor.

  1. TODO LO NATURAL aparece en Génesis y desaparece en Apocalipsis, para abrir lugar a lo ESPIRITUAL. Cuando Dios creo al hombre lo creo como un ser de propiedades naturales, donde iba a padecer de NECESIDADES FISICAS y limitaciones, recordemos que estas propiedades y limitaciones fisiológicas es lo que nos permite ser redimidos, pues los ángeles no pueden ser perdonados por causa de su naturaleza espiritual, Heb 2:15 y librar a todos los que por el temor de la muerte estaban durante toda la vida sujetos a servidumbre. Heb 2:16  Porque ciertamente no socorrió a los ángeles, sino que socorrió a la descendencia de Abraham. La diferencia entre unos y otros son las limitaciones naturales, incluyendo la muerte, LA MUERTE en el hombre es la clave de la redención, Heb 9:22  Y casi todo es purificado, según la ley, con sangre; y sin derramamiento de sangre no se hace remisión.(o sea perdón).

Estas necesidades FÍSICAS O NATURALES, fueron hechos para albergar la vida física que hoy conocemos y están representadas en tres cosas:

  1. la necesidad natural de la NOCHE, para el descanso físico, Gén 1:5 Y llamó Dios a la luz Día, y a las tinieblas llamó Noche. Y fue la tarde y la mañana un día.
  1. y el SOL Y EL MAR, tan necesarios para que exista la vida, Gén 1:16 E hizo Dios las dos grandes lumbreras; la lumbrera mayor para que señorease en el día, y la lumbrera menor para que señorease en la noche; hizo también las estrellas.  Gén 1:10  Y llamó Dios a lo seco Tierra, y a la reunión de las aguas llamó Mares. Y vio Dios que era bueno.

LA NOCHE,  que solo es necesaria para el descanso de la vida natural en apocalipsis desaparece, Apo 22:5  No habrá allí más noche; y no tienen necesidad de luz de lámpara, ni de luz del sol, porque Dios el Señor los iluminará; y reinarán por los siglos de los siglos.  y el sol y el mar necesarios para la vida natural, llegan a su fin, Apo 21:1 Vi un cielo nuevo y una tierra nueva;porque el primer cielo y la primera tierra pasaron, y el mar ya no existía más.

  1. EN GÉNESIS INICIAN LOS DOLORES DE PARTO PARA LA HUMANIDAD, Gén 3:16 A la mujer dijo: Multiplicaré en gran manera los dolores en tus preñeces; con dolor darás a luz los hijos; y tu deseo será para tu marido, y él se enseñoreará de ti. APARECE la muerte como una consecuencia del pecado del hombre, Gén 3:18  Espinos y cardos te producirá, y comerás plantas del campo. Gén 3:19  Con el sudor de tu rostro comerás el pan hasta que vuelvas a la tierra, porque de ella fuiste tomado; pues polvo eres, y al polvo volverás. En Apocalipsis NO HABRA MAS DOLOR, ni llanto, NI MUERTE,  Apo 21:4  Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron.

  1. LA TIERRA ES  PUESTA BAJO MALDICION, Gén 3:17  Y al hombre dijo: Por cuanto obedeciste a la voz de tu mujer, y comiste del árbol de que te mandé diciendo: No comerás de él; maldita será la tierra por tu causa; con dolor comerás de ella todos los días de tu vida. EN APOCALIPSIS TERMINA ESTA MALDICIÓN, Apo 22:3  Y no habrá más maldición; y el trono de Dios y del Cordero estará en ella, y sus siervos le servirán.

  1. En Génesis APARECE UN RIO que riega el huerto, Gén 2:10 Y salía de Edén un río para regar el huerto, y de allí se repartía en cuatro brazos. En Apocalipsis TAMBIEN HAY UN RIO,  Apo 22:1  Después me mostró un río limpio de agua de vida, resplandeciente como cristal, que salía del trono de Dios y del Cordero.

  1. En génesis APARECE EL ENGAÑADOR, Gén 3:1 Pero la serpiente era astuta, más que todos los animales del campo que Jehová Dios había hecho; la cual dijo a la mujer: ¿Conque Dios os ha dicho: No comáis de todo árbol del huerto? En Apocalipsis desaparece para siempre,  Apo 20:10  Y el diablo que los engañaba  fue lanzado en el lago de fuego y azufre, donde estaban la bestia y el falso profeta; y serán atormentados día y noche por los siglos de los siglos.

  1. En Génesis SE MENCIONAN LAS PRIMERAS PIEDRAS PRECIOSAS, Gén 2:12 y el oro de aquella tierra es bueno; hay allí también bedelio y ónice. En Apocalipsis la Santa Ciudad tiene, como propiedad, estas piedras y otras, Apo 21:19  y los cimientos del muro de la ciudad estaban adornados con toda piedra preciosa. El primer cimiento era jaspe; el segundo, zafiro; el tercero, ágata; el cuarto, esmeralda; Apo 21:20  el quinto, ónice; el sexto, cornalina; el séptimo, crisólito; el octavo, berilo; el noveno, topacio; el décimo, crisopraso; el undécimo, jacinto; el duodécimo, amatista. Apo 21:21  Las doce puertas eran doce perlas; cada una de las puertas era una perla. Y la calle de la ciudad era de oro puro, transparente como vidrio.

  1. EN GÉNESIS ENTRO EL PECADO, Gén 3:6 Y vio la mujer que el árbol era bueno para comer, y que era agradable a los ojos, y árbol codiciable para alcanzar la sabiduría; y tomó de su fruto, y comió; y dio también a su marido, el cual comió así como ella. En apocalipsis NO ENTRARA NADA INMUNDO, Apo 21:27  No entrará en ella ninguna cosa inmunda, o que hace abominación y mentira, sino solamente los que están inscritos en el libro de la vida del Cordero.

  1. EN GENESIS, APARECE EL ARBOL DE LA VIDA, que le fue privado al hombre después de la caída, Gén 3:24 Echó, pues, fuera al hombre, y puso al oriente del huerto de Edén querubines, y una espada encendida que se revolvía por todos lados, para guardar el camino del árbol de la vida. EN APOCALIPSIIS VUELBE APARECER este árbol y es para todos los salvos, Apo 22:2  En medio de la calle de la ciudad, y a uno y otro lado del río, estaba el árbol de la vida, que produce doce frutos, dando cada mes su fruto; y las hojas del árbol eran para la sanidad de las naciones.

  1. EN GENESIS el hombre SE ESCONDE DE LA PRESCENCIA DE DIOS, Gén 3:8  Y oyeron la voz de Jehová Dios que se paseaba en el huerto, al aire del día; y el hombre y su mujer se escondieron de la presencia de Jehová Dios entre los árboles del huerto. EN APOCALIPSIS  VERAN SU ROSTRO, Apo 22:4  y verán su rostro, y su nombre estará en sus frentes.

  1. EN GENESIS APARECEN LOS DERROTADOS Y EXPULSADOS Gén 3:22 Y dijo Jehová Dios: He aquí el hombre es como uno de nosotros, sabiendo el bien y el mal; ahora, pues, que no alargue su mano, y tome también del árbol de la vida,  y coma, y viva para siempre. Gén 3:23  Y lo sacó Jehová del huerto del Edén, para que labrase la tierra de que fue tomado. EN APOCALIPSIS ESTAN LOS VENCEDORES Y HEREDEROS, Apo 21:7  El que venciere heredará todas las cosas, y yo seré su Dios, y él será mi hijo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.