La idolatria del corazón

Tema 4, Predicado en la iglesia “las Pilas”, Chalatenango, Jueves 20 de septiembre y 04 de octubre del 2018

Pero como lo hemos dicho,  la adoración al becerro, solo era la parte visible del verdadero problema del corazón de este pueblo, pues el verdadero problema estaba escondido en lo más profundo del corazón, Mar 7:20  Pero decía, que lo que del hombre sale, eso contamina al hombre. Mar 7:21  Porque de dentro, del corazón de los hombres, salen los malos pensamientos, los adulterios, las fornicaciones, los homicidios, Mar 7:22  los hurtos, las avaricias, las maldades, el engaño, la lascivia, la envidia, la maledicencia, la soberbia, la insensatez. No se pude decir que las iglesias evangélicas tienen ídolos literales en su lugar de culto a Dios, pero si sus influencias; la diferencia es que la idolatría de las líneas religiosas se puede ver claramente atravez de estos ídolos de madera o cemento, mas sin embargo la influencia de la idolatría del corazón de mucho pueblo, no se puede ver y esto hace que el problema sea mayor.

Dejar de adorar un ídolo, es algo que externamente se puede hacer, LO realmente DIFICIL, es deshacernos de la influencia de este ídolo y generalmente se vuelve una carga espiritual muy pesada que llevamos casi toda la vida y deshacernos de esa idolatría que daña a la iglesia es el llamado del apóstol, Col 3:5  Haced morir, pues, lo terrenal en vosotros: fornicación, impureza, pasiones  desordenadas, malos deseos y avaricia, que es idolatría. El problema real para la iglesia es la idolatría que no se ve, la idolatría del corazón humano, la idolatría del “yo”, la idolatría de uno mismo, la idolatría que “hace” y fabrica, ídolos de madera y de piedra. Este es el  problema real que daña nuestra vida, o sea la influencia hacia los placeres y el amor a  las cosas de este este mundo. 1 Jn 2:15  No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él. 1Jn 2:16  Porque todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo.

La adoración del “yo”, nos lleva a amar las cosas de este mundo, y esta misma “adoración” egocéntrica, nos lleva al pecado, que es la idolatría que hay en el pensamiento humano, Col 3:8  Pero ahora dejad también vosotros todas estas cosas: ira, enojo, malicia, blasfemia, palabras deshonestas de vuestra boca. Col 3:9  No mintáis los unos a los otros, habiéndoos despojado del viejo hombre con sus hechos, todas estas detracciones que se mencionan son influencias del ídolo que llevamos dentro, Rom 1:23  y cambiaron la gloria del Dios incorruptible en semejanza de imagen de hombre corruptible, de aves, de cuadrúpedos y de reptiles.  Esto incluye el declive de andar idolatrando pastores y músicos cristianos, cuando una persona tien idolatrías internas será entregado a su forma de creer y hacer, Rom 1:24  Por lo cual también Dios los entregó a la inmundicia, en las concupiscencias de sus corazones, de modo que deshonraron entre sí sus propios cuerpos, Rom 1:25  ya que cambiaron la verdad de Dios por la mentira, honrando y dando culto a las criaturas antes que al Creador, el cual es bendito por los siglos. Amén. Si nos enojamos por la verdad de Dios cuando se nos habla, es simplemente por los prejuicios de un corazón lleno de ídolos, que es nuestra forma preconcebida de ver las cosas, y esto de hecho traerá consecuencias realmente graves, Rom 1:26  Por esto Dios los entregó a pasiones vergonzosas; pues aun sus mujeres cambiaron el uso natural por el que es contra naturaleza, o sea que las personas, son entregadas al ídolo que llevan dentro, Eze 14:1 Vinieron a mí algunos de los ancianos de Israel, y se sentaron delante de mí. Eze 14:2  Y vino a mí palabra de Jehová, diciendo: Eze 14:3  Hijo de hombre, estos hombres han puesto sus ídolos en su corazón, y han establecido el tropiezo de su maldad delante de su rostro. ¿Acaso he de ser yo en modo alguno consultado por ellos? Eze 14:4  Háblales, por tanto, y diles: Así ha dicho Jehová el Señor: Cualquier hombre de la casa de Israel que hubiere puesto sus ídolos en su corazón, y establecido el tropiezo de su maldad delante de su rostro, y viniere al profeta, yo Jehová responderé al que viniere conforme a la multitud de sus ídolos, estos hombres consultan a Dios, (como pretexto) pero ya tienen sus propias ideas en sus corazón atravez de sus ídolos,  de como Dios, debería responderles.

 Cuando leemos u oímos la palabra de Dios, lo mejor será no tener ideas preconcebidas y mantener un corazón realmente humilde (recuerde que la Luz es de DIOS, y la confusión es nuestra, El es que nos va a enseñar y no nosotros a El. Eze 14:6  Por tanto, dí a la casa de Israel: Así dice Jehová el Señor: Convertíos, y volveos de vuestros ídolos, y apartad vuestro rostro de todas vuestras abominaciones. Esto último es como decir “dejen de pensar en el pecado que quieren hacer y acérquense con un corazón sincero, porque si no, de nada sirve el consultar, Eze 14:7  Porque cualquier hombre de la casa de Israel, y de los extranjeros que moran en Israel, que se hubiere apartado de andar en pos de mí, y hubiere puesto sus ídolos en su corazón, y establecido delante de su rostro el tropiezo de su maldad, y viniere al profeta para preguntarle por mí, yo Jehová le responderé por mí mismo; mucha pueblo en las iglesia ya tienen en mente lo que quieren oír y cada uno es entregado al deseo de sus necio corazón, si quieres oír la verdad la verdad oirás, pero si quieres oír la mentira, pues eso es lo oirás, cada uno es entregado a lo que haya en su interior, Eze 14:9  Y cuando el profeta fuere engañado y hablare palabra, yo Jehová engañé al tal profeta; y extenderé mi mano contra él, y lo destruiré de en medio de mi pueblo Israel. Eze 14:10  Y llevarán ambos el castigo de su maldad; como la maldad del que consultare, así será la maldad del profeta, es triste pensarlo pero hoy en día mucho gente decide lo que quiere oir, 2Ti 4:3  Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias, 2Ti 4:4  y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas. Según sus propios caprichos se buscan un montón de maestros que solo les enseñen lo que ellos quieren oír,  pero esto es como buscar a Dios, sin tener en cuenta a Dios, Rom 1:28  Y como ellos no aprobaron tener en cuenta a Dios, Dios los entregó a una mente reprobada,(o sea su propia forma de pensar) para hacer cosas que no convienen; Rom 1:29  estando atestados (internamente)de toda injusticia, fornicación, perversidad, avaricia, maldad; llenos de envidia, homicidios, contiendas, engaños y malignidades; Rom 1:30  murmuradores, detractores, aborrecedores de Dios, injuriosos, soberbios, altivos, inventores de males, desobedientes a los padres, Rom 1:31  necios, desleales, sin afecto natural, implacables, sin misericordia; muchos buscan a Dios pero no les interés su voluntad y es aquí donde se puede ver la idolatría del corazón de los hombres a la cual muchos son entregados a sus propias ideas torcidas y sin fundamento, ideas humanas, pensamientos y doctrinas de hombre y les encanta y les gusta vivir a la luz de ideas preconcebidas y no quieren la luz de Dios que es lo que alumbra el interior y saca la oscuridad de nuestra vida,  Isa 50:11  He aquí que todos vosotros encendéis fuego, y os rodeáis de teas; andad a la luz de vuestro fuego, y de las teas que encendisteis. De mi mano os vendrá esto; en dolor seréis sepultados.

Esta es la parte más complicada del asunto, pues somos llamados a apagar nuestras teas humanas preconcebidas ( que son ídolos internos) y dejemos que Dios nos alumbre en nuestro caminar, Isa 50:10  ¿Quién hay entre vosotros que teme a Jehová, y oye la voz de su siervo? El que anda en tinieblas y carece de luz, confíe en el nombre de Jehová, y apóyese en su Dios.

Todos tenemos problemas internos de idolatría en cierta medida, y El evangelio nos lleva obligadamente a luchar contra este tipo de  idolatría, que está bien cimentado en nuestro propio corazón; sino luchamos contra estos ídolos del corazón, nos volveremos a la imagen de ellos, y la ira de Dios viene contra los ídolos de cualquier envergadura, porque el ídolo es simplemente lo que se pone entre Dios y nosotros, nuestros ídolos internos nos separan de Dios, y estos ídolos pueden ser cualquier cosa, un pensamiento, una idea, una mala aptitud, cualquier cosa.

Los ídolos del corazón de Israel fueron finalmente los que los destruyeron, Y también serán los que terminaran frustrando el caminar de muchos, ¿Qué son los hijos desobedientes a su criterio? Porque la ira de Dios vendrá, por causa de la idolatría del corazón de ellos, Col 3:6  cosas por las cuales la ira de Dios viene sobre los hijos de desobediencia, Col 3:7  en las cuales vosotros también anduvisteis en otro tiempo cuando vivíais en ellas.

Desde que llegamos al conocimiento de Dios, para todos nosotros hay un llamado, Col 3:8  Pero ahora dejad también vosotros todas estas cosas: ira, enojo, malicia, blasfemia, palabras deshonestas de vuestra boca. Col 3:9  No mintáis los unos a los otros, habiéndoos despojado del viejo hombre con sus hechos, esta es la adoración al “viejo hombre”, la adoración al ídolo del “viejo hombre” se manifiesta atravez de que nadie se deja de nadie y todos queremos ser admirados y respetados en este mundo, todas estas cosas son indicios del ídolo que llevamos dentro.

Consideremos la idolatría del viejo hombre:

Fornicación

Impurezas

Pasiones desordenadas

Malos deseos

Avaricia(amor al dinero)

Ira

Enojo

Malicia

Blasfemia

Palabras deshonestas de vuestra boca

Mentiras

Somos llamados a dejar la idolatría del viejo hombre y vestirnos del nuevo, Col 3:12  Vestíos, pues, como escogidos de Dios, santos y amados, de entrañable misericordia, de benignidad, de humildad, de mansedumbre, de paciencia; Col 3:13  soportándoos unos a otros, y perdonándoos unos a otros, si alguno tuviere queja contra otro. De la manera que Cristo os perdonó, así también hacedlo vosotros. Col 3:14  Y sobre todas estas cosas vestíos de amor, que es el vínculo perfecto. Col 3:15  Y la paz de Dios gobierne en vuestros corazones, a la que asimismo fuisteis llamados en un solo cuerpo; y sed agradecidos. Dejar la idolatría del viejo hombre significa buscar 11 cosas que nos despojan del ídolo que se formó en “nuestro Egipto”

Santidad

Amor

De entrañable misericordia

De benignidad

De humildad

De mansedumbre

Paciencia.

Perdón

Amor

Paz

Agradecimiento

Vestirnos del nuevo hombre, es la forma de deshacernos de la idolatría del corazón.

NO podemos negar que Vivimos en una generación cargada de ídolos de todo tipo,  de madera, de piedra, TAMBIEN hay ídolos  humanos, (estrellas de la música, del cine, del deporte, etc.) más sin embargo, el llamado es claro, Éxo 20:4  No te harás imagen, ni ninguna semejanza de lo que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra. Éxo 20:5  No te inclinarás a ellas, ni las honrarás; porque yo soy Jehová tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres ( y esta maldad es la idolatría que heredamos de ellos), sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen.

El problema de Israel era interno y salió a flote, lo que había en el corazón de este pueblo,  con la idolatría del becerro y como consecuencia la ira del Señor se manifestó: “Y aconteció que cuando él llegó al campamento, y vio el becerro y las danzas, ardió la ira de Moisés, y arrojó las tablas de sus manos, y las quebró al pie del monte. Y tomó el becerro que habían hecho, y lo quemó en el fuego, y lo molió hasta reducirlo a polvo, que esparció sobre las aguas, y lo dio a beber a los hijos de Israel( un simbolismo que de dentro había salido esto)Y los hijos de Leví lo hicieron conforme al dicho de Moisés; y cayeron del pueblo en aquel día como tres mil hombres”, (Éxodo 32:19-20, 28).

La idolatría es uno de los pecados más abominables porque es lo que hay dentro del corazón humano, es una forma de adorarse o mimarse uno mismo, un ídolo pueden ser inclusive cosas no necesariamente malas, pues para muchos su ídolo es su trabajo, para otros su ídolo puede ser su estudio, para otros sus hijos, para otros el sexo, para otros su egoísmo, para otros su elocuencia, etc. Pero sea como sea es seguro que la idolatría debe ser extirpada de nuestro interior, si queremos terminar bien esta carrera, porque el ejemplo esta puesto y es para nosotros, 1Co 10:11  Y estas cosas les acontecieron como ejemplo, y están escritas para amonestarnos a nosotros, a quienes han alcanzado los fines de los siglos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.