El pecado de fornicasion

Tema 5

“Ni forniquemos, como algunos de ellos fornicaron, y cayeron en un día veintitrés mil”.1 Corintios 10:8

Hay dos tipos de pruebas o dificultades sobre nuestra vida, las pruebas, que vienen de afuera hacia dentro, pero este tipo de pruebas son calificadas y permitidas por Dios mismo y la biblia dice que estas pruebas no llegaran más allá de lo Dios permita, 1Co 10:13 No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar. El problema para nosotros, no son estas pruebas que vienen de afuera, porque Dios tiene el control sobre ellas sin embargo el verdadero problema para nuestra santificación son las llamadas “tentaciones” porque las tentaciones no viene de afuera, sino de adentro hacia fuera y como lo hemos dicho otras veces todo el problema del hombre no radica en lo que está afuera, sino que el verdadero peligro lo llevamos dentro de nosotros mismos, Stg 1:13 Cuando alguno es tentado, no diga que es tentado de parte de Dios; porque Dios no puede ser tentado por el mal, ni él tienta a nadie; Stg 1:14 sino que cada uno es tentado, cuando de su propia concupiscencia es atraído y seducido. O sea cada uno es “tentado” de acuerdo a lo que lleva dentro a esto se le llama concupiscencia o deseo insatisfecho, esta concupiscencia es el verdadero problema que hace salirse a muchos de los caminos de Dios.
El relato que el apóstol Pablo menciona está relacionado al momento cuando estaba por terminar el viaje de cuarenta años por el desierto del pueblo de Israel, la Biblia dice que estaban en Sitin, que era como la última parada, antes de cruzar el rio Jordán y entrar a la conquista de la tierra de la promesa, Núm 25:1 Moraba Israel en Sitim; y el pueblo empezó a fornicar con las hijas de Moab.

LA CAUSA DEL REY BALAC Y EL CONSEJO DE BALAAM
Núm 22:2 Y vio Balac hijo de Zipor todo lo que Israel había hecho al amorreo. Núm 22:3 Y Moab tuvo gran temor a causa del pueblo, porque era mucho; y se angustió Moab a causa de los hijos de Israel. Núm 22:5 Por tanto, envió mensajeros a Balaam hijo de Beor, en Petor, que está junto al río en la tierra de los hijos de su pueblo, para que lo llamasen, diciendo: Un pueblo ha salido de Egipto, y he aquí cubre la faz de la tierra, y habita delante de mí. Núm 22:6 Ven pues, ahora, te ruego, maldíceme este pueblo, porque es más fuerte que yo; quizá yo pueda herirlo y echarlo de la tierra; pues yo sé que el que tú bendigas será bendito, y el que tú maldigas será maldito.

El rey Balac, como enemigo del pueblo de Israel, mando a llamar a un cierto “profeta” llamado Balaán, el cual representa la prueba que viene de afuera para el pueblo de Dios, pues por amor al dinero, este profeta acepto ir a maldecir al pueblo de Dios, sin embargo esto no fue posible porque al final Dios cambio la maldición por bendición, Neh 13:2 por cuanto no salieron a recibir a los hijos de Israel con pan y agua, sino que dieron dinero a Balaam para que los maldijera; mas nuestro Dios volvió la maldición en bendición. Y esto fue porque Dios, protegía, cuidada y Peleaba las batalla de su pueblo y cuando Balaam quería maldecir al pueblo de Dios, venia el Espíritu del Señor sobre él y en vez de maldecirlo terminaba bendiciéndolo, tres veces fue así, por lo cual el rey Balac se enojó. Núm 24:10 Entonces se encendió la ira de Balac contra Balaam, y batiendo sus manos le dijo: Para maldecir a mis enemigos te he llamado, y he aquí los has bendecido ya tres veces. Núm 24:11 Ahora huye a tu lugar; yo dije que te honraría, mas he aquí que Jehová te ha privado de honra. Pero Según parece el profeta movido por la avaricia aconsejo al rey Balac un método en donde no habría necesidad de maldecir al pueblo, pues con este método, Dios mismo se encargaría de destruir a su propio pueblo. El consejo era sencillo, Balam le dijo al rey Balac, que buscara Jovencitas y mujeres hermosas, que sedujeran e incitaran a los hombres de Israel a fornicar y los invitaran a los cultos cananeos y Dios mismo se encargaría de destruir a su propio pueblo y de hecho según el relato bíblico fue así, Núm 25:1 Moraba Israel en Sitim; y el pueblo empezó a fornicar con las hijas de Moab. Núm 25:2 las cuales invitaban al pueblo a los sacrificios de sus dioses; y el pueblo comió, y se inclinó a sus dioses. Núm 25:3 Así acudió el pueblo a Baal-peor; y el furor de Jehová se encendió contra Israel. Hay que notar algo interesante y es que la fornicación tiene tanto poder sobre la naturaleza humana que puede arrastrarnos si nos descuidamos, hasta la idolatría, generalmente estos dos pecados van de la mano y por esta causa es que Dios no está de acuerdo con las relaciones mixtas, Co 6:14 No os unáis en yugo desigual con los incrédulos; porque ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas? 2Co 6:15 ¿Y qué concordia Cristo con Belial? ¿O qué parte el creyente con el incrédulo?.

El consejo de Balam, era perverso atacar desde adentro, desde la concupiscencia del pueblo, hay que tener mucho cuidado con este tipo de gente que nos incita al mal y se aprovecha de la debilidad natural de una persona, para hacerle tropezar, Apo 2:14 Pero tengo unas pocas cosas contra ti: que tienes ahí a los que retienen la doctrina de Balaam, que enseñaba a Balac a poner tropiezo ante los hijos de Israel, a comer de cosas sacrificadas a los ídolos, y a cometer fornicación. Las mujeres moabitas y Madianitas que fueron reclutadas por el rey Balac, sedujeron a los hombres del pueblo de Israel, fornicaron y los incitaron a adorar a sus ídolos, ellas fueron la causa de la mortandad que vino sobre el pueblo de Dios, Núm 31:15 y les dijo Moisés: ¿Por qué habéis dejado con vida a todas las mujeres? Núm 31:16 He aquí, por consejo de Balaam ellas fueron causa de que los hijos de Israel prevaricasen contra Jehová en lo tocante a Baal-peor, por lo que hubo mortandad en la congregación de Jehová.

Realmente está siempre ha sido una debilidad en la vida de los hombres de Dios, 1Re 11:1 Pero el rey Salomón amó, además de la hija de Faraón, a muchas mujeres extranjeras; a las de Moab, a las de Amón, a las de Edom, a las de Sidón, y a las heteas; 1Re 11:2 gentes de las cuales Jehová había dicho a los hijos de Israel: No os llegaréis a ellas, ni ellas se llegarán a vosotros; porque ciertamente harán inclinar vuestros corazones tras sus dioses. A éstas, pues, se juntó Salomón con amor. 1Re 11:3 Y tuvo setecientas mujeres reinas y trescientas concubinas; y sus mujeres desviaron su corazón. 1Re 11:4 Y cuando Salomón era ya viejo, sus mujeres inclinaron su corazón tras dioses ajenos, y su corazón no era perfecto con Jehová su Dios, como el corazón de su padre David. Una mujer mal intencionada tiene tanto poder para poder cazar la vida del alma de un hombre, Pro 6:26 Porque a causa de la mujer ramera el hombre es reducido a un bocado de pan; Y la mujer caza la preciosa alma del varón. Esto mismo paso con Sansón, Jue 16:15 Y ella le dijo: ¿Cómo dices: Yo te amo, cuando tu corazón no está conmigo? Ya me has engañado tres veces, y no me has descubierto aún en qué consiste tu gran fuerza. Jue 16:16 Y aconteció que, presionándole ella cada día con sus palabras e importunándole, su alma fue reducida a mortal angustia. Jue 16:17 Le descubrió, pues, todo su corazón, y le dijo: Nunca a mi cabeza llegó navaja; porque soy nazareo de Dios desde el vientre de mi madre. Si fuere rapado, mi fuerza se apartará de mí, y me debilitaré y seré como todos los hombres. Jue 16:18 Viendo Dalila que él le había descubierto todo su corazón, envió a llamar a los principales de los filisteos, diciendo: Venid esta vez, porque él me ha descubierto todo su corazón. Y los principales de los filisteos vinieron a ella, trayendo en su mano el dinero.

No podemos ignorar el grave problema de debilidad que llevamos por dentro, debemos cuidarnos en gran manera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.