El pecado de tentar al Señor

Tema 8 

“Ni tentemos al Señor, como también algunos de ellos le tentaron, y perecieron por las serpientes”. 1 Corintios 10:9

Tentar es sinónimo de medir los límites de la paciencia de alguien, muchas veces como personas cruzamos los límites de la niñería espiritual ante Dios y nos comportamos como niños malcriados, movidos por criterios de sentimientos o pensamientos personales y dudando de la palabra que se nos ha sido dada, Núm 21:5  Y habló el pueblo contra Dios y contra Moisés: ¿Por qué nos hiciste subir de Egipto para que muramos en este desierto? Pues no hay pan ni agua, y nuestra alma tiene fastidio de este pan tan liviano. El tentar es la forma más ingrata de expresarnos hacia Dios y muestra síntomas graves de desánimo, Núm 21:4  Después partieron del monte de Hor, camino del Mar Rojo, para rodear la tierra de Edom; y se desanimó el pueblo por el camino. El tentar es la típica enfermedad del alma donde las personas, dudan de las intenciones y del llamamiento que de Dios.

En un mundo donde todo cambia y principalmente las aptitudes de las personas, Dios nos llama a creer y vivir creyendo y esto  al pesar de las dificultades que se pudiesen dar o presentar en el camino,  Jer 29:11  Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis. Entonces el tentar equivale a dudar de los propósitos y cuidos divinos hacia su pueblo, el tentar a Dios, es atribuirle sentimientos cambiantes y egoístas a Dios.

 El pecado de Israel, fue el poner en duda las promesas de Dios una y otra vez, la generación de israelitas que salieron de Egipto parece que nunca lograron aprender a confiar en la soberanía divina, Heb 3:7  Por lo cual, como dice el Espíritu Santo: Si oyereis hoy su voz, Heb 3:8  No endurezcáis vuestros corazones, Como en la provocación, en el día de la tentación en el desierto,  Heb 3:9  Donde me tentaron vuestros padres; me probaron, Y vieron mis obras cuarenta años.  Esta generación vio una y otra vez las maravillas de Dios a a favor de ellos, pero ellos nunca lograron aprender a confiar y dudaron una y otra vez de las intenciones de su carácter y degradaron la palabra y las promesas de Dios, a un nivel de un ser cambiante a consecuencias de las circunstancias difíciles que en momento específicos venían.  El tentar está asociado a la queja y a la inconformidad y Dios castigó con más problemas a este pueblo,  Núm 21:6  Y Jehová envió entre el pueblo serpientes ardientes, que mordían al pueblo; y murió mucho pueblo de Israel. De hecho que luego que el pueblo se arrepintió de su pecado, Dios les dio una salida de fe y no una salida como ellos querían, Núm 21:7  Entonces el pueblo vino a Moisés y dijo: Hemos pecado por haber hablado contra Jehová, y contra ti; ruega a Jehová que quite de nosotros estas serpientes. Y Moisés oró por el pueblo. Núm 21:8  Y Jehová dijo a Moisés: Hazte una serpiente ardiente, y ponla sobre una asta; y cualquiera que fuere mordido y mirare a ella, vivirá. Vivimos y viviremos en medio de las serpiente y las adversidades que nos agobian, pero debemos sobrellevar estas cosas con los ojos de fe, mirando y recibiendo por fe la sanidad y la bendición divina, Núm 21:9  Y Moisés hizo una serpiente de bronce, y la puso sobre una asta; y cuando alguna serpiente mordía a alguno, miraba a la serpiente de bronce, y vivía.

Si como iglesia no logramos entender esto es inevitable las consecuencias de tener un corazón malo, Núm 14:22  todos los que vieron mi gloria y mis señales que he hecho en Egipto y en el desierto, y me han tentado ya diez veces, y no han oído mi voz, Núm 14:23  no verán la tierra de la cual juré a sus padres; no, ninguno de los que me han irritado la verá. La gravedad de este pecado está en el hecho de exigir y esperar que Dios se manifieste y obedezca, cuando el hombre lo ordena, Mat 12:38  Entonces respondieron algunos de los escribas y de los fariseos, diciendo: Maestro, deseamos ver de ti señal. Mat 12:39  El respondió y les dijo: La generación mala y adúltera demanda señal; pero señal no le será dada, sino la señal del profeta Jonás.  Sencillamente Dios no tiene que demostrarle nada a nadie, el tentar a Dios es un manifiesto directo que ataca la dignidad divina, Sal 78:18  Pues tentaron a Dios en su corazón, Pidiendo comida a su gusto. Sal 78:19  Y hablaron contra Dios, Diciendo: ¿Podrá poner mesa en el desierto? Sal 78:20  He aquí ha herido la peña, y brotaron aguas, Y torrentes inundaron la tierra; ¿Podrá dar también pan? ¿Dispondrá carne para su pueblo? Sal 78:21  Por tanto, oyó Jehová, y se indignó; Se encendió el fuego contra Jacob, Y el furor subió también contra Israel, El tentar no es otra cosa sino, simplemente NO confiar en la forma en la cual Dios lleva nuestra vida y nuestras limitaciones, tentar es pedir comida  a nuestro propio gusto,  Sal 78:22  Por cuanto no habían creído a Dios, Ni habían confiado en su salvación. Por  dos cosas se indignó el Señor:

No habían creído

No habían confiado

Tentar es simplemente dudar de la benevolencia de alguien y dudar de su carácter. De hecho que Israel dudaba casi todos los días de Las promesas de Dios, en pocas palabras nunca lograron estabilizar su fe. Las señales, milagros o sanidades, son importante en algunos momentos pero nuestra fe y confianza, en Dios no debe estar basada en milagros ni señales, sino en su palabra, Jua 20:29  Jesús le dijo: —¿Crees porque me has visto? ¡Dichosos los que creen sin haber visto! El tentar a Dios, está vinculado al hecho no solo de dudar sino de querer exigir a Dios que haga las cosas, como uno quiere, es como cuando los hijos malcriados le dicen a sus padres “estas obligado a soportar mis malcriadezas, porque tú me trajiste a esta vida”, bueno recordemos que Dios por mano de Moisés, los había sacado de Egipto y era como una forma de decirle a Dios, “bueno tu nos sacaste, entonces has que todas las cosas estén bien”, esta es una aptitud irrespetuosa hacia Dios. Rom 9:20  Mas antes, oh hombre, ¿quién eres tú, para que alterques con Dios? ¿Dirá el vaso de barro al que lo formó: ¿Por qué me has hecho así? Y de hecho que cuando las cosas no iban como a ellos les agradaba, es en ese momento que se revelaba la verdadera condición de su corazón y lo que se manifestaba en el pueblo,  eran las dudas y las malas intenciones de sus corazones e inclusive criticaban las decisiones de Dios atravez de Moisés, tristemente se quejaban amargamente  de los tratos y decisiones divinas.

El tentar a Dios es el resultado de una fe inmadura que no desarrolla carácter y que espera que Dios haga todo lo necesario para sacarlos adelante, es una forma de decir que Dios está obligado a arreglar todos nuestros problemas y esa mala forma de pensar  es lo que resuena en el corazón de mucho pueblo que ve la iglesia como un lugar donde los ministros de Dios están obligados a hacerlo todo, pero el pueblo no quiere hacer nada, sin embargo la fe no funciona así, pues el hombre debe de esforzarse por sacar adelante su vida y Dios apoyara esa voluntad y ese esfuerzo, Pro 21:31  El caballo se alista para el día de la batalla; Mas Jehová es el que da la victoria. Si bien es cierto que la victoria depende soberanamente de Dios, pero es responsabilidad del hombre preparar el caballo.

Cuando satanás tentó a Cristo, le quiere hacer dudar de la palabra divina, Mat 4:5  Entonces el diablo le llevó a la santa ciudad, y le puso sobre el pináculo del templo, Mat 4:6  y le dijo: Si eres Hijo de Dios, échate abajo; porque escrito está: A sus ángeles mandará acerca de ti, y, En sus manos te sostendrán, Para que no tropieces con tu pie en piedra. Mat 4:7  Jesús le dijo: Escrito está también: No tentarás al Señor tu Dios. El tentador Le ofrece a Jesús, un camino, sin sufrimiento y sin cruz y de hecho mucho más fácil, realmente le esta insinuando que para que fuese reconocido por el pueblo de Israel como el Mesías solo tenía que descender volando del cielo y todos lo reconocerían como el rey de Israel, en cambio la decisión del Padre siempre fue que Jesús fuese a la cruz, ese era el camino que el Padre había determinado para él, si Jesús hubiese accedido era como decirle al Padre no confió en tus decisiones, pero Jesús nos demostró que lo mejor es esperar en lo correcto y confiar en la voluntad del Padre aunque no la entendamos en el momento difícil, siempre lo mejor es y será irse por el camino que Dios ha trazado aunque sea más largo y difícil, sabiendo y confiando en que el Padre sabe siempre lo que hace,  Mat 6:30  Y si la hierba del campo que hoy es, y mañana se echa en el horno, Dios la viste así, ¿no hará mucho más a vosotros, hombres de poca fe? Mat 6:31  No os afanéis, pues, diciendo: ¿Qué comeremos, o qué beberemos, o qué vestiremos? Lo contrario a tentar a Dios, es simplemente confiar que el tien el control de todas las cosas y que todas las cosas, buenas y malas nos ayudan a bien, Rom 8:28  Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.