El poder de la sexualidad

Tema 6

Las mujeres incitaron a los israelitas a fornicar y el consejo de Balam era verdad, la ira de Dios se levantó contra su propio pueblo, Núm 25:3  Así acudió el pueblo a Baal-peor; y el furor de Jehová se encendió contra Israel. Por mucho pueblo de Dios que alguien sea no deja de ser débil en cuanto a asuntos de sexualidad, esto siempre ha sido la mayor debilidad que los hombres de Dios han tenido que enfrentar, esto fue una de las causas que atrajeron el diluvio, cuando los hijos de Dios o sea la descendencia de Set, que eran los hombres que adoraban a Dios fueron seducidos por la belleza de las hijas de la descendencia de Caín,  Gén 6:2  que viendo los hijos de Dios que las hijas de los hombres eran hermosas, tomaron para sí mujeres, escogiendo entre todas. Estas uniones mixtas, representan las mescolanzas del pueblo del linaje de Dios, siendo controlados por sus instintos naturales deformados y controlados por la belleza de las descendientes de Cain, esto ocasiono el mal sobre toda la tierra, Gén 6:3  Y dijo Jehová: No contenderá mi espíritu con el hombre para siempre, porque ciertamente él es carne; mas serán sus días ciento veinte años. De estas uniones salieron una serie de hombre opresores y tiranos, Gén 6:4  Había gigantes (hebreo “NEFIL” que significa, Tirano, patán o gigante) en la tierra en aquellos días, y también después que se llegaron los hijos de Dios a las hijas de los hombres, y les engendraron hijos. Estos fueron los valientes ( hebreo GUIBBOR” SIGN. poderoso, admirado o soberano) que desde la antigüedad fueron varones de renombre.

De hecho que los pecados sexuales son los que han traído mucho mal a la persona, a la familia y a la sociedad, por eso el llamado del apóstol al pueblo de Dios a tener un gran cuidado con este asunto, 1Co 6:18  Huid de la fornicación. (Pecados sexuales diversos) Cualquier otro pecado que el hombre cometa, está fuera del cuerpo; más el que fornica, contra su propio cuerpo peca. 1Co 6:19  ¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros? 1Co 6:20  Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios. Vencer estos impulsos sexuales impropios es parte fundamental de nuestra santificación, 1Ts 4:3  pues la voluntad de Dios es vuestra santificación; que os apartéis de fornicación; 1Ts 4:4  que cada uno de vosotros sepa tener su propia esposa en santidad y honor; 1Ts 4:5  no en pasión de concupiscencia, como los gentiles que no conocen a Dios; estas pasiones descontroladas deben ser controladas por el pueblo de Dios, ya que este pecado en particular ha causado tanto  daño a personas, familias y sociedades, porque los asuntos sexuales CORRECTOS representan simbólicamente, uno de los principios más importantes en el reino de Dios, que es la fidelidad a Cristo, 1Co 6:16  ¿O no sabéis que el que se une con una ramera, es un cuerpo con ella? Porque dice: Los dos serán una sola carne. 1Co 6:17  Pero el que se une al Señor, un espíritu es con él.

Legalmente el poder persuasivo de una mujer sobre un hombre, puede llegar a niveles descontrolados y de hecho que una mala mujer, tiene el poder suficiente para destruir un hombre de Dios, un hogar y de marcar para siempre la vida de los hijos, es por eso que Dios nos advierte a tener cuidado con este asunto, Pro 6:25  No codicies (deseo) su hermosura en tu corazón, Ni ella te prenda (anzuelo) con sus ojos; Pro 6:26  Porque a causa de la mujer ramera (sin principios, se está viendo la mujer que destruya un hogar como una prostituta)  el hombre es reducido a un bocado de pan; Y la mujer caza la preciosa alma del varón. Luego se expresa la total debilidad de un hombre al ser arrastrado tras una mujer semejante, Pro 6:27  ¿Tomará el hombre fuego en su seno Sin que sus vestidos ardan? Pro 6:28  ¿Andará el hombre sobre brasas Sin que sus pies se quemen? Pro 6:29  Así es el que se llega a la mujer de su prójimo; No quedará impune ninguno que la tocare. Dos cosas importantes:

  1. Si el hombre, cae en las redes de esta mujer no podrá escapar, no hay fuerza humana en la naturaleza de un hombre para resistir este nivel de tentación.
  2. Todo acto sexual, principalmente el adulterio, traerá graves consecuencias sobre la vida propia y de los que nos rodean.

Entonces lo más correcto será simplemente no dar lugar a caer en esta situación, lo más correcto es huir, escapar, correr, evadir. No dar lugar, Gén 39:11  aconteció que entró él un día en casa para hacer su oficio, y no había nadie de los de casa allí. Gén 39:12  Y ella lo asió por su ropa, diciendo: Duerme conmigo. Entonces él dejó su ropa en las manos de ella, y huyó y salió.

En el corazón de muchas personas e inclusive cristianos, LOS PECADOS sexuales, representan un simple juego natural de ciertos errores, pero los pecados sexuales, conllevan más que eso,  Dios los ve de una manera realmente grave, pues detrás de los problemas sexuales, hay un poderoso mover que puede llegar a dominar y deformar totalmente la naturaleza de una persona, deberíamos tener conciencia de que la sexualidad es uno de los instintos más fuertes dentro de nuestra naturaleza y media vez una persona cruce la línea o el límite, difícilmente volverá atrás (aunque quiera), pues en el hombre natural no hay formas, ni maneras de luchar contra estos impulsos sumamente poderosos, la mejor y la única manera de pelear y vencer contra estos impulsos es como lo dice la biblia, no dando lugar a ellos, Pro 5:8  Aleja de ella tu camino, Y no te acerques a la puerta de su casa; los impulsos sexuales son como “poderosos gigantes naturales” que están dormidos dentro de nuestra naturaleza, lo mejor es NO despertarlos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.