Ir a la barra de herramientas

Origen de los demonios (parte 2)

Tema 3

LA MESCOLANZA DE LAS DOS SEMILLLAS

6:2  que viendo los hijos de Dios que las hijas de los hombres eran hermosas, tomaron para sí mujeres, escogiendo entre todas.

Desde la caída en pecado del hombre en el huerto de Edén, Dios determinó que habrían dos semillas o simientes en la tierra, Gén 3:15  Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya; ésta te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el calcañar. Entonces denotamos que son dos semillas definidas. Y estas semillas han coexistido durante todo la historia humana, siempre han existido hijos legítimos de Dios, que son engendrados por medio de la Voluntad y la Verdad de Dios, Jua 1:12  Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios; Jua 1:13  los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios. Pero también está la semilla del maligno que engendra atraves del engaño y la mentira, Jua 8:44  Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis hacer. El ha sido homicida desde el principio, y no ha permanecido en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de suyo habla; porque es mentiroso, y padre de mentira. Pero en sí, eso no es el problema, porque siempre ha sido así y porque Dios lo determinó de esa manera, el problema es cuando estas dos semillas se mesclan, pues la falta de definición en la semilla de Dios, deformará toda esperanza de redención y formación en el hombre pues por naturaleza somos más propenso al mal que al bien, en este punto es cuando nace una generación intermedia NO definida, o sea no son cristianos definidos, pero tampoco mundanos declarados, este estado intermedio es muy peligroso, pues no se logran definir por causa de la mescolanza que en ellos existe, Apo 3:15  Yo conozco tus obras, que ni eres frío ni caliente. ¡Ojalá fueses frío o caliente! Apo 3:16  Pero por cuanto eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca.

Según la Biblia los hijos de Dios que se menciona en génesis 6 al igual que los hijos de los hombres se mencionan como posturas de dos líneas humanas, de hombres en la tierra, la línea de los hombres que invocaban el nombre de Dios, Gén 4:26  Y a Set también le nació un hijo, y llamó su nombre Enós. Entonces los hombres comenzaron a invocar el nombre de Jehová.  Y los llamados hijos de los hombres, que es el linaje  de maldición de la simiente de Caín, y lo que Génesis manifiesta, no es que ángeles vienen a tener relaciones sexuales con mujeres humanas, sino que lo se enfoca directamente, es la mescolanza de las dos líneas (de Set y de Caín) y esta situación conllevó a la total deformación de la semilla de los hijos de Dios, lo que atañe directamente es que la semilla de Dios en los hombres se mescló y esta mescla de criterios espirituales y naturales, es lo que trajo el diluvio, sencillamente los hijos de Set, se mesclaron y se unieron en matrimonios mixtos y esto ocasionó que en términos espirituales la sal de la tierra de esa época, se desvaneciera, Mat 5:13  Vosotros sois la sal de la tierra; pero si la sal se desvaneciere, ¿con qué será salada? No sirve más para nada, sino para ser echada fuera y hollada por los hombres. Entonces por causa de esta mescolanza, entre los hijos de Dios (línea de Set) y los hijos de los hombres (línea de Caín), fue que se dijo, Gén 6:3  Y dijo Jehová: No contenderá mi espíritu con el hombre para siempre, porque ciertamente él es carne; mas serán sus días ciento veinte años.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.