La Ley de la responsabiblidad (2da. parte)

Heb 10:26  Porque si pecáremos voluntariamente después de haber recibido el conocimiento de la verdad, ya no queda más sacrificio por los pecados.

El pecado siempre es pecado, pero existe una marcada diferencia en la Biblia, entre los pecados “mal intencionados” y los pecados por debilidad, yerro o ignorancia.

Pecados contra la ley de Dios, que pueden ser perdonados:

LEY CEREMONIAL, Lev 5:2  Asimismo la persona que hubiere tocado cualquiera cosa inmunda, sea cadáver de bestia inmunda, o cadáver de animal inmundo, o cadáver de reptil inmundo, bien que no lo supiere, será inmunda y habrá delinquido.

LEY MORAL, Lev 5:3  O si tocare inmundicia de hombre, cualquiera inmundicia suya con que fuere inmundo, y no lo echare de ver, si después llegare a saberlo, será culpable.

LEY CIVIL, Lev 5:4  O si alguno jurare a la ligera con sus labios hacer mal o hacer bien, en cualquiera cosa que el hombre profiere con juramento, y él no lo entendiere; si después lo entiende, será culpable por cualquiera de estas cosas.

El hecho de NO saberlo, NO echarlo de ver o NO entenderlo, NO excluía a anadie de su pecado, definitivamente era declarado pecador, pero había perdón para su pecado, Lev 5:5  Cuando pecare en alguna de estas cosas, confesará aquello en que pecó, Lev 5:6  y para su expiación traerá a Jehová por su pecado que cometió, una hembra de los rebaños, una cordera o una cabra como ofrenda de expiación; y el sacerdote le hará expiación por su pecado. El perdón siempre fue una  propuesta para los pecadores de entre le pueblo, por YERRO, Lev 5:15  Cuando alguna persona cometiere falta, y pecare por yerro en las cosas santas de Jehová, traerá por su culpa a Jehová un carnero sin defecto de los rebaños, conforme a tu estimación en siclos de plata del siclo del santuario, en ofrenda por el pecado. De hecho este perdón NO solo se quedaba en palabras u ofrendas, sino que había una NECESARIA restitución del daño causado, Lev 5:16  Y pagará lo que hubiere defraudado de las cosas santas, y añadirá a ello la quinta parte, y lo dará al sacerdote; y el sacerdote hará expiación por él con el carnero del sacrificio por el pecado, y será perdonado.

El pecado siempre es pecado y el culpable siempre es culpable, Lev 5:17  Finalmente, si una persona pecare, o hiciere alguna de todas aquellas cosas que por mandamiento de Jehová no se han de hacer, aun sin hacerlo a sabiendas, es culpable, y llevará su pecado. Sin embargo la Biblia hace una diferencia bien establecida entre el pecado por ALEVOSÍA, presunción o predeterminado y el causado por YERRO, ignorancia o debilidad. Y para el pecado por ERROR, siempre vamos a encontrar que Dios ofrece su perdón, Lev 5:18  Traerá, pues, al sacerdote para expiación, según tú lo estimes, un carnero sin defecto de los rebaños; y el sacerdote le hará expiación por el yerro que cometió por ignorancia, y será perdonado. O sea para el pecador que yerra, siempre hay oportunidad de redimir su culpa.

Cuando el pueblo pecaba por yerro o error, siempre estaban abiertos los brazos del perdón de Dios, Núm 15:22  Y cuando errareis, y no hiciereis todos estos mandamientos que Jehová ha dicho a Moisés, Núm 15:23  todas las cosas que Jehová os ha mandado por medio de Moisés, desde el día que Jehová lo mandó, y en adelante por vuestras edades. De hecho que las consecuencias, de nuestros pecados, hay que pagarlas, ESTO          ES PARTE FUNDAMENTAL DEL PERDON y dependiendo de la gravedad del pecado, así tenía que ser el sacrificio que se ofrecía para recibir el perdón, y es que todo pecado tiene su precio, cuando se trataba de un pecado NACIONAL, el sacrificio por sus pecados era de un novillo,  Núm 15:24  si el pecado fue hecho por yerro con ignorancia de la congregación, toda la congregación ofrecerá un novillo por holocausto en olor grato a Jehová, con su ofrenda y su libación conforme a la ley, y un macho cabrío en expiación. Núm 15:25  Y el sacerdote hará expiación por toda la congregación de los hijos de Israel; y les será perdonado, porque yerro es; y ellos traerán sus ofrendas, ofrenda encendida a Jehová, y sus expiaciones delante de Jehová por sus yerros. Núm 15:26  Y será perdonado a toda la congregación de los hijos de Israel, y al extranjero que mora entre ellos, por cuanto es yerro de todo el pueblo.  Si el pecado era INDIVIDUAL, el sacrificio por el perdón era menor, se tenía que ofrecer una cabra de un año,  Núm 15:27  Si una persona pecare por yerro, ofrecerá una cabra de un año para expiación. Núm 15:28  Y el sacerdote hará expiación por la persona que haya pecado por yerro; cuando pecare por yerro delante de Jehová, la reconciliará, y le será perdonado. Núm 15:29  El nacido entre los hijos de Israel, y el extranjero que habitare entre ellos, una misma ley tendréis para el que hiciere algo por yerro.

No importaba si era un pecado o trasgresión a los mandamientos de Dios o un daño al prójimo, todo era perdonado después de las aptitudes correctas de arrepentimiento, siempre y cuando TODO hubiese sido hecho por un error; PERO para los pecadores  y para los pecados hechos con alevosía, había una sola SENTENCIA muy diferente, Núm 15:30  Mas la persona que hiciere algo con soberbia, así el natural como el extranjero, ultraja a Jehová; esa persona será cortada de en medio de su pueblo. El problema es mayor de lo que pensamos, pues se dan las causas del porque la severidad contra este tipo de pecadores, Núm 15:31  Por cuanto tuvo en poco la palabra de Jehová, y menospreció su mandamiento, enteramente será cortada esa persona; su iniquidad caerá sobre ella. O sea que la causa de la severidad de la sentencia, es sencillamente porque su actuara es con maldad definida A los ojos de Dios y es que aunque nos cueste entenderlo pero una cosa es pecar por YERRO y otra muy diferente es pecar con alevosía y soberbia.

LA CULPA es la declaración de juicio, para el que actúa premeditadamente, Deu 19:11  Pero si hubiere alguno que aborreciere a su prójimo y lo acechare, y se levantare contra él y lo hiriere de muerte, y muriere; si huyere a alguna de estas ciudades, Deu 19:12  entonces los ancianos de su ciudad enviarán y lo sacarán de allí, y lo entregarán en mano del vengador de la sangre para que muera. Deu 19:13  No le compadecerás; y quitarás de Israel la sangre inocente, y te irá bien. La biblia hace una marcada diferencia entre el que peca con alevosía y el pecado involuntario, pues para el pecador involuntario de sus pueblo, Dios ofrece su protección, Deu 19:2  te apartarás tres ciudades en medio de la tierra que Jehová tu Dios te da para que la poseas. Deu 19:3  Arreglarás los caminos, y dividirás en tres partes la tierra que Jehová tu Dios te dará en heredad, y será para que todo homicida huya allí. Pero estas ciudades de refugio, NO eran para cualquier tipo de homicida, Deu 19:4  Y este es el caso del homicida que huirá allí, y vivirá: aquel que hiriere a su prójimo sin intención y sin haber tenido enemistad con él anteriormente; aquí se dan algunos ejemplos de accidentes en donde resaltase muerto alguno, note como Dios ve este asunto, Deu 19:5  como el que fuere con su prójimo al monte a cortar leña, y al dar su mano el golpe con el hacha para cortar algún leño, saltare el hierro del cabo, y diere contra su prójimo y éste muriere; aquél huirá a una de estas ciudades, y vivirá; Deu 19:6  no sea que el vengador de la sangre, enfurecido, persiga al homicida, y le alcance por ser largo el camino, y le hiera de muerte, no debiendo ser condenado a muerte por cuanto no tenía enemistad con su prójimo anteriormente. Deu 19:7  Por tanto yo te mando, diciendo: Separarás tres ciudades.

Curiosamente muchos predicadores modernos, hacen del perdón de Dios un criterio para su libertinaje, mal entendiendo el fundamento de la Gracia de Dios, Jud 1:4  Porque algunos hombres han entrado encubiertamente, los que desde antes habían sido destinados para esta condenación, hombres impíos, que convierten en libertinaje la gracia de nuestro Dios, y niegan a Dios el único soberano, y a nuestro Señor Jesucristo. Pero una y otra vez, la Biblia hace denotar que el perdón era para los que pecaban por yerro, error, ignorancia o debilidad  y no para el mal intencionado.

Notemos algunos ejemplos de  pecados por yerro y los sacrificios correspondientes para ser perdonados:

  1. LOS SERVIDORES, Lev 4:3  si el sacerdote ungido pecare según el pecado del pueblo, ofrecerá a Jehová, por su pecado que habrá cometido, un becerro sin defecto para expiación. Al estar al servicio de Dios, debe de saber que si peca en definitiva debe de ser por criterios de error  y NO pecados premeditados.
  2. EL PUEBLO, Lev 4:13  Si toda la congregación de Israel hubiere errado, y el yerro estuviere oculto a los ojos del pueblo, y hubieren hecho algo contra alguno de los mandamientos de Jehová en cosas que no se han de hacer, y fueren culpables; Lev 4:14  luego que llegue a ser conocido el pecado que cometieren, la congregación ofrecerá un becerro por expiación, y lo traerán delante del tabernáculo de reunión.
  3. AUTORIDADES, Lev 4:22  Cuando pecare un jefe, e hiciere por yerro algo contra alguno de todos los mandamientos de Jehová su Dios sobre cosas que no se han de hacer, y pecare; Lev 4:23  luego que conociere su pecado que cometió, presentará por su ofrenda un macho cabrío sin defecto.
  4. UNO DEL PUEBLO, Lev 4:27  Si alguna persona del pueblo pecare por yerro, haciendo algo contra alguno de los mandamientos de Jehová en cosas que no se han de hacer, y delinquiere; Lev 4:28  luego que conociere su pecado que cometió, traerá por su ofrenda una cabra, una cabra sin defecto, por su pecado que cometió.

Estas ofrendas y sacrificios, que Dios pedía después que el pueblo hubiese pecado involuntariamente, en el antiguo testamento, representan a Cristo mismo. Pues el deseo de Dios es que NO pequemos, pero como Dios sabe que tenemos problemas con nuestra naturaleza deja una salida, atravez de la bendita gracia de Dios, 1Jn 2:1  Hijitos míos, estas cosas os escribo para que no pequéis; y si alguno hubiere pecado, abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo el justo. Este versículo NO es un cheque en blanco para los Mal intencionados pecadores, más bien es un indulto para aquellos que pecan sin tener una mala intención y un mal corazón; porque cuando venimos a Cristo, nos perdona y nos limpia de todo pecado y nos dá un corazón sensible a su Palabra y es un hecho que hay un cambio trascendental en la vida de un verdadero hijo de Dios, 1Jn 3:6  Todo aquel que permanece en él, no peca; todo aquel que peca, no le ha visto, ni le ha conocido. El punto determinante es que si peca, no es una práctica como en el mundo, pues después de recibir a Cristo hay una sensibilidad hacia lo espiritual, 1Jn 3:9  Todo aquel que es nacido de Dios, no practica el pecado, porque la simiente de Dios permanece en él; y no puede pecar, porque es nacido de Dios. Pero  con humildad, debemos reconocer la realidad de nuestra naturaleza, 1Jn 1:8  Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos, y la verdad no está en nosotros. Note que dice , “y la verdad no está en nosotros” o sea que habla de la verdad que ya está en nosotros como pueblo de Dios. Concluyendo este asunto denotamos que un verdadero hijo de Dios, no debe tener un corazón malo que peca con alevosía, sino un corazón que se duele con el pecado que comete, Mat 26:75  Entonces Pedro se acordó de las palabras de Jesús, que le había dicho: Antes que cante el gallo, me negarás tres veces. Y saliendo fuera, lloró amargamente. Y esta era una diferencia enorme entre el pecado de Pedro y el de Judas, pues el de judas no se puede decir que fue por debilidad,  ignorancia o error, pues el premeditó el mal antes de hacerlo, Jua 13:26  Respondió Jesús: A quien yo diere el pan mojado, aquél es. Y mojando el pan, lo dio a Judas Iscariote hijo de Simón.

Jua 13:27  Y después del bocado, Satanás entró en él. Entonces Jesús le dijo: Lo que vas a hacer, hazlo más pronto. O sea su mal accionar,  ya lo tenía predeterminado.

El que tenga oídos para oír que oiga…

Predicado el martes 18 de junio del 2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.