Los Valores del Reino

Tema 1 “Las Bienaventuranzas”, predicado en la iglesia central, el domingo, 03 de marzo

 Luc 6:36  Sed, pues, misericordiosos, como también vuestro Padre es misericordioso.

Por naturaleza, tenemos los valores invertidos, pues lo que para los hombres es sublime, resulta ser que para Dios es abominable y esto denota el grave problema de visión que el ser humano tiene, pues si somos realistas, es poco el valor que le damos a las cosas del Reino, en comparación a las cosas de este mundo.

No es extraño que las leyes del Reino de Dios, nos suenen un poco conflictivas para nuestra naturaleza pues las enseñanzas de Cristo, son un llamado  a vivir en la tierra, pero con los principios, leyes y valores de  los cielos. Luc 6:36  Sed, pues, misericordiosos, (en la tierra) como también vuestro Padre es misericordioso.(desde el cielo) o sea se nos está diciendo: vivan en la tierra reflejando el carácter del Padre que está en los cielos. Luc 6:35  Amad, pues, a vuestros enemigos, y haced bien, y prestad, no esperando de ello nada; y será vuestro galardón grande, y (entonces) seréis hijos del Altísimo; porque él es benigno para con los ingratos y malos.  Pero para poder vivir, reflejando el carácter del Padre en este mundo lo primero que debemos tener es definición de valores, Luc 16:13  Ningún siervo puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios(A) y a las riquezas. Es un hecho que debemos estar bien claros y definidos sobre este principio, pues muchos quieren aparentar ser pueblo de Dios, pero quieren seguir viviendo bajo las leyes  y los valores de este mundo y es por eso que las leyes de los cielos que las comprendían, Luc 16:14  Y oían también todas estas cosas los fariseos, que eran avaros, y se burlaban de él. Luc 16:15  Entonces les dijo: Vosotros sois los que os justificáis a vosotros mismos delante de los hombres; mas Dios conoce vuestros corazones; porque lo que los hombres tienen por sublime, delante de Dios es abominación. Y es por eso que Las bienaventuranzas son leyes, para vivir en la tierra, como en el cielo,  Mat 6:10  Venga tu reino. (a la tierra) Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra. O sea, así como es la voluntad del Padre en el cielo, así debe de ser hecha en la tierra.

LAS BIENAVENTURANZAS son cláusulas que dependen  de los valores del cielo, para vivir en la tierra y alcanzar la dicha del cielo en la tierra y son felices aquellos que tienen sus prioridades bien establecidas contrarias a este sistema, LOS BIENAVENTURADOS han aprendido a rechazar LOS valores naturales de este mundo:

  1. RECHAZAN el orgullo, el poder y su propio valor, sobre sí mismos, Luc 6:20  Y alzando los ojos hacia sus discípulos, decía: Bienaventurados vosotros los pobres, porque vuestro es el reino de Dios. lo contrario al valor del mundo, Luc 6:24  Mas ¡ay de vosotros, ricos! porque ya tenéis vuestro consuelo.
  2. RECHAZAN, la comida de este mundo,  Luc 6:21  Bienaventurados los que ahora tenéis hambre, porque seréis saciados. Lo contrario al valor del mundo, Luc 6:25  ¡Ay de vosotros, los que ahora estáis saciados! porque tendréis hambre.
  3. RECHAZAN, los placeres y la felicidad pasajera de este mundo, Luc 6:21 …Bienaventurados los que ahora lloráis, porque reiréis. lo contrario al valor del mundo, Luc 6:25  ¡Ay de vosotros, los que ahora reís! porque lamentaréis y lloraréis. El reír en este sistema representa simplemente NO entender la realidad en la que se vive. Los bienaventurados prefieren sufrir con el pueblo de Dios que disfrutar de los placeres temporales, Heb 11:24  Por la fe Moisés, hecho ya grande, rehusó llamarse hijo de la hija de Faraón, Heb 11:25  escogiendo antes ser maltratado con el pueblo de Dios, que gozar de los deleites temporales del pecado, Heb 11:26  teniendo por mayores riquezas el vituperio de Cristo que los tesoros de los egipcios; porque tenía puesta la mirada en el galardón. Ecl 7:2  Mejor es ir a la casa del luto que a la casa del banquete; porque aquello es el fin de todos los hombres, y el que vive lo pondrá en su corazón.
  4. RECHAZAN la fama y los elogios de este sistema y aceptan el rechazo por causa de la justicia del Reino, Luc 6:22  Bienaventurados seréis cuando los hombres os aborrezcan, y cuando os aparten de sí, y os vituperen, y desechen vuestro nombre como malo, por causa del Hijo del Hombre. Lo contrario a los valores del mundo, Luc 6:26  ¡Ay de vosotros, cuando todos los hombres hablen bien de vosotros! porque así hacían sus padres con los falsos profetas.

Es claramente sencillo que Los Bienaventurados de Cristo, no encajan en este sistema, pero si en el Reino de Dios, Heb 11:13  Conforme a la fe murieron todos éstos sin haber recibido lo prometido, sino mirándolo de lejos, y creyéndolo, y saludándolo, y confesando que eran extranjeros y peregrinos sobre la tierra. Heb 11:14  Porque los que esto dicen, claramente dan a entender que buscan una patria; Heb 11:15  pues si hubiesen estado pensando en aquella de donde salieron, ciertamente tenían tiempo de volver. Al no encajar en este sistema, estos dan a conocer que sus patria no es esta que dá bienes y placeres pasajeros, sino que por su forma de ser y actuar, denotan que este NO es sus lugar, Heb 11:16  Pero anhelaban una mejor, esto es, celestial; por lo cual Dios no se avergüenza de llamarse Dios de ellos; porque les ha preparado una ciudad. Todo dependerá de las valores y prioridades que tengamos en este mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.