Buscando Perfectos de Corazon

Tema 1 «Job, Las Casuas de las Pruebas»

Sal 18:32  Dios es el que me ciñe de poder, Y quien hace perfecto mi camino;

En definitiva el favor de Dios es para perfeccionar a los que ya caminan o quieren caminar, en la senda de la Justicia y de la perfección. Lo que estamos diciendo es que Legalmente Dios busca corazones perfectos (sinceros), en esta tierra para perfeccionarlos aún más, 2Cr 16:9  Porque los ojos de Jehová contemplan toda la tierra, para mostrar su poder a favor de los que tienen corazón perfecto para con él…

Dios ama tanto la sinceridad en los corazones de los hombres que Dios trabaja en este tipo de personas para perfeccionarles en su vida, estas personas son como oro en “bruto” o sea rocas de oro pero sucias por causa del lugar  donde han estado o sea son materia prima para una gran obra, pero primero serán purificados, para luego tener un nombre eterno, bien lo dice el apóstol, 1Pe 1:6  En lo cual vosotros os alegráis, aunque ahora por un poco de tiempo, si es necesario, tengáis que ser afligidos en diversas pruebas, 1Pe 1:7  para que sometida a prueba vuestra fe,  mucho más preciosa que el oro, el cual aunque perecedero se prueba con fuego, (aquí surge una pregunta, ¿Quién somete a prueba nuestra vida? Y la respuesta es…aquel que quiere que seamos hallados en alabanza, gloria y honra)…sea hallada en alabanza, gloria y honra cuando sea manifestado Jesucristo y como el “oro en bruto” no se puede purificar por sí mismo, el perfecto artesano de nuestras vidas se da a la tarea para hacerlo, Sal 18:32  Dios es el que me ciñe de poder, Y quien hace perfecto mi camino; de hecho es El y solamente Él, el único que puede hacer esta perfecta obra en nuestras vidas, según este salmo,  nuestro caminar es perfeccionado atraves de cuatro áreas: (NOTE QUE EN TODO ES DIOS QUIEN LO HACE)

  1.  Es DIOS quien NOS DA FIRMEZA Y ESTABILIDAD, EN ESTA VIDA,  Sal 18:33  Quien hace mis pies como de ciervas, Y me hace estar firme sobre mis alturas;  teniendo en cuenta nuestra fragilidad y cambios de nuestra vida, por las diferentes circunstancias, esto es una suprema cualidad el tener pies adecuados para los lugares más difíciles, es la misma exprecion y es la misma cualidad la que confiesa el profeta, Hab 3:19  Jehová el Señor es mi fortaleza, El cual hace mis pies como de ciervas, Y en mis alturas me hace andar. Estas alturas del que habla el profeta son caminos difíciles y complicados, donde no cualquiera puede estar, sin embargo atravez de las circunstancias difíciles Dios se ha encargado poco a poco de que sus ciervo tenga pies (esto nos habla de sus caminata o experiencias) adecuados a los caminos mas elevados y difíciles para andar. De hecho si leemos el contexto del profeta, él de lo que está hablando es que aunque las circunstancias no estén del todo bien, “sus pies”, o sea, su firmeza, su confianza, su postura, está bien definida,  con pies fundamentados en las experiencias espirituales de su vida,  Hab 3:17  Aunque la higuera no florezca, Ni en las vides haya frutos, Aunque falte el producto del olivo, Y los labrados no den mantenimiento, Y las ovejas sean quitadas de la majada, Y no haya vacas en los corrales; Hab 3:18  Con todo, yo me alegraré en Jehová, Y me gozaré en el Dios de mi salvación. Hab 3:19  Jehová el Señor es mi fortaleza, El cual hace mis pies como de ciervas, Y en mis alturas me hace andar.
  • Es Dios quien NOS ENTRENA PARA SER VENCEDORES, EN ESTE MUNDO. Sal 18:34  Quien adiestra mis manos para la batalla, Para entesar con mis brazos el arco de bronce. El arco de bronce representa, una de las mejores armas para ir a la batalla, mas sin embargo es un arma que no cualquiera puede usar, Dios nos da el entrenamiento para usar las armas más poderosas  afín de que obtengamos al final, la victoria.
  • Es Dios quien NOS ENSEÑA A DEFENDERNOS CON SU PROVICION, EN UN MUNDO HOSTIL Y PERVERSO.  Sal 18:35  Me diste asimismo el escudo de tu salvación; Tu diestra me sustentó, Y tu benignidad me ha engrandecido.
  • Es Dios quien NOS DA SEGURIDAD, EN UN MUNDO INSEGURO, Sal 18:36  Ensanchaste mis pasos debajo de mí, Y mis pies no han resbalado.

Atravez de las diferentes circunstancias que atravesamos se forma el carácter real y verdadero de un hombre de Dios,  y un carácter formado es un heredero seguro, Sal 37:18  Conoce Jehová los días de los perfectos, Y la heredad de ellos será para siempre. Sal 37:19  No serán avergonzados en el mal tiempo, Y en los días de hambre serán saciados. En ningún momento se nos dice que en los días de los perfectos no serán abrumados y que no vendrá el mal tiempo, lo que dice y promete es que No serán avergonzados; y tampoco dice que “no pasaran momentos de hambre”, lo que dice es que en esos días difíciles serán saciados.

Dentro del criterio bíblico la palabra –perfecto-tiene un sentido de ser de carácter “sincero o verdadero”, pero esto no implica que no cometa errores, pues como seres humanos estamos rodeados de debilidades y Dios lo sabe, Heb 4:15  Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que fue tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado. Digamos que Dios busca materia prima “definida” en la cual se pueda trabajar,  Sal 119:1  Bienaventurados los perfectos de camino, Los que andan en la ley de Jehová. Sal 119:2  Bienaventurados los que guardan sus testimonios, Y con todo el corazón le buscan; a ellos es dada la palabra de no solo de poder construir su casa, sino de poder permanecer en ella, por dignidad de carácter, Pro 2:21  Porque los rectos ( hebr. Yashár, sig. Justo, hombre razonable, de una sola palabra)  habitarán (hebr. Shacán, sig. Construir una casa)  la tierra, Y los perfectos ( hebr. Tamím, sig. Integro, completo, sin falta) permanecerán en ella, permanecer viene de la palabra hebrea “Yatár” (significa ser dejado o sea dejar que se quede a vivir).

La idea de habitar y luego permanecer es la contraparte de la maldición de Caín al cual se le dice tres cosas: Gén 4:12  1. Cuando labres la tierra, no te volverá a dar su fuerza; 2. errante y 3. extranjero serás en la tierra.  La palabra para “errante y extranjero” es la misma palabra hebr. “Nud” que significa vagar, andar huyendo y al final desaparecer, sin casa, sin familia, sin estabilidad; Se le está diciendo nunca tendrás estabilidad, pues andarás vagando, huyendo y al final nadie te recordará, Caín es el típico ejemplo de una persona desechada o sea a Dios no le interesa para sus propósitos, pues es materia mala que fingía al llevar ofrenda a Dios, cuando en la realidad la biblia nos dice que Caín tenía un corazón malo,  1Jn 3:12  No como Caín, que era del maligno y mató a su hermano. ¿Y por qué causa le mató? Porque sus obras eran malas, y las de su hermano justas.

En definitiva Dios no busca hombres de corazón malo como Caín en los cuales no se puede trabajar para perfeccionarlos. Al contrario El llamado para nosotros es a buscar la perfección o santidad con sinceridad,  de lo demás se encargará nuestro Padre, Heb 12:10  Y aquéllos, ciertamente por pocos días nos disciplinaban como a ellos les parecía, pero éste para lo que nos es provechoso, para que participemos de su santidad. Heb 12:11  Es verdad que ninguna disciplina al presente parece ser causa de gozo, sino de tristeza; pero después da fruto apacible de justicia a los que en ella han sido ejercitados. Heb 12:12  Por lo cual, levantad las manos caídas y las rodillas paralizadas; Heb 12:13  y haced sendas derechas para vuestros pies, para que lo cojo no se salga del camino, sino que sea sanado. Heb 12:14  Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor. Nuestro deber es seguir (buscar) con sinceridad el camino trazado, y Dios se encargará de que lleguemos.

Por eso es que debemos estar bien claros, que el desarrollo de perfección en la vida de un creyente es un largo viaje y un doloroso y difícil proceso, hasta la formación o perfección, Pro 4:18  Mas la senda (o sea el camino) de los justos es como la luz de la aurora, Que va en aumento hasta que el día es perfecto. La justicia de lo que anhelamos es lo que enderezará nuestro caminar, Jua 7:17  El que quiera hacer la voluntad de Dios, conocerá si la doctrina es de Dios, o si yo hablo por mi propia cuenta. El deseo de lo que deseamos es lo que Dios hará en nosotros Pro 11:5  La justicia del perfecto enderezará su camino; Mas el impío por su impiedad caerá. Es por eso que Dios, busca en la tierra corazones que desean y amen la perfección y la santidad en sus vidas, Pro 11:19  Como la justicia conduce a la vida, Así el que sigue el mal lo hace para su muerte. Pro 11:20  Abominación son a Jehová los perversos de corazón; Mas los perfectos de camino le son agradables.

Jueves, 28 de junio del 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.