Deformación Total

Tercera ADVERTENCIA:

Jud 1:7  como Sodoma y Gomorra y las ciudades vecinas, las cuales de la misma manera que aquéllos, habiendo fornicado e ido en pos de vicios contra naturaleza, fueron puestas por ejemplo, sufriendo el castigo del fuego eterno.

En muchos lugares donde se predica acerca del Reino, se pervierte  la gracia de Dios o sea, se abusa exageradamente de esta gracia y misericordia, por la falta de respeto hacia lo divino, y lo grave del asunto es que arrastran a muchos al error ya que por naturaleza los seres humanos somos llevados a lo fácil de las cosas y la recompensa sin sufrimiento, para el ser humano suena una oferta realmente maravillosa y tentadora, “el evangelio sin sufrimiento”.

La falta de reverencia y respeto hacia la Palabra de Dios y en términos generales hacia lo divino, hace que se liberen dentro de las iglesias el espíritu de la mancillasion de la carne y  a consecuencia de una mala influencia doctrinal, se quita el vallado que forma la buena doctrina  y el espíritu de la mancillasion entra y destruye la viña del Señor. Sal 80:12  ¿Por qué aportillaste sus vallados, Y la vendimian todos los que pasan por el camino? Sal 80:13  La destroza el puerco montés, (NATURALEZA DE PECADO)Y la bestia del campo la devora.

Debemos de saber considerar que las tres advertencias están vinculadas una tras otra, el problema del pueblo de Dios por su inestabilidad, realmente es el punto de partida en cuanto a la fe, pues sabemos que una persona inestables corre mucho peligro a ser arrastrada,  en cuanto a su manera de pensar y luego viene la falta de dignidad en cuanto al llamamiento divino, por causa de la misma inestabilidad un creyente puede ser arrastrado a vivir en un sistema donde se mescle lo divino con lo pagano y  esta mescla es el problema que traerá como resultado la deformación total (no pierda de vista que el apóstol le está hablando a la iglesia, NO al mundo).

El mayor castigo que una sociedad y específicamente una iglesia local puede recibir es la perdida de la visión eterna, en cuanto  a lo que somos y en cuanto a lo que Dios espera que seamos.

Muchos falsos maestros en estos tiempos han arrastrado a miles de miles de personas al error; para el apóstol Judas, al escribir su carta, nos hace ver que la total responsabilidad, en cuanto a no perder la dirección espiritual, es totalmente  personal.

Como pueblo de Dios debemos saber rechazar, el error doctrinal que nos pueda arrastrar a la deformación, pero esto NO es tan complicado como suena, pues para el que verdaderamente ha nacido de Dios, es fácil saber reconocer si la doctrina es correcta o no, pero esto también depende del corazón personal de cada uno, pues Cristo o dijo así: Jua 7:17  El que quiera hacer la voluntad de Dios, conocerá si la doctrina es de Dios, o si yo hablo por mi propia cuenta. Jua 7:18  El que habla por su propia cuenta, su propia gloria busca; pero el que busca la gloria del que le envió, éste es verdadero, y no hay en él injusticia. De hecho que esto manifiesta que hay predicadores de la Biblia que buscan su propia gloria y al buscar su propia gloria es seguro que usaran las artimañas del error para que las personas les sigan, sin embargo la expresión bíblica dice Jua 7:17  El que quiera hacer la voluntad de Dios, conocerá…y esto manifiesta que depende de lo que cada persona quiera hacer; Predicadores fraudulentos siempre ha habido atraves de la historia y siempre habrán, hasta que Cristo venga, y el creyente que se conforma a la falsa enseñanza y vive en pecado y libertinaje es porque quiere hacer de una forma personal una mescla de cosas y su corazón no es perfecto, ni sincero en cuanto a las cosas eternas delante de Dios y por eso aprende a conformarse a vivir y a comer del engaño y del libertinaje de su predicador.  Y al final este tipo de vida en una iglesia atraerá todo tipo de mancillasion de la carne, y el ejemplo que el apóstol da, es el pecado de la homosexualidad en Sodoma y Gomorra. Y la idea es que al final no se logra diferenciar quien es quien, pues el pecado abiertamente puede llegar a gobernar una iglesia por causa de un mal corazón de los miembros  y una falsa enseñanza de un predicador, esto traerá como resultado la deformación total de la iglesia, llegando hasta los extremos de Sodoma y Gomorra, pues recuerde que la carta del apóstol Judas está dirigida como una advertencia a la iglesia.

Muchos están pervirtiendo la gracia de Dios diciendo encubiertamente que puede pecar todo lo que ellos quieren y como quieran, porque somos salvos por fe y no por obras, y que al final de sus vida sin importar la condición de sus vida, irán al cielo. Esto es una mentira del Diablo y debe de ser desechada inmediatamente por los fieles cristianos y no dejar que  la falsa enseñanza entre a su casa, pues el propósito de este error doctrinal es la deformación del alma. 2Jn 1:9  Cualquiera que se extravía, y no persevera en la doctrina de Cristo, no tiene a Dios; el que persevera en la doctrina de Cristo, ése sí tiene al Padre y al Hijo. 2Jn 1:10  Si alguno viene a vosotros, y no trae esta doctrina, no lo recibáis en casa, ni le digáis: !!Bienvenido!2Jn 1:11  Porque el que le dice: !!Bienvenido! participa en sus malas obras. si participamos en sus malas obras es porque NO hay un corazón recto de querer discernir entre una cosa y  la otra, recuerde que es responsabilidad personal el saber que doctrina es la que escuchamos, como palabra de Dios. Jud 1:4  Porque algunos hombres han entrado encubiertamente, los que desde antes habían sido destinados para esta condenación, hombres impíos, que convierten en libertinaje la gracia de nuestro Dios, y niegan a Dios el único soberano, y a nuestro Señor Jesucristo. La palabra “convierten” viene del griego “Metatiqente” Esta palabra se encuentra en tiempo presente, voz activa, participio. Esto indica que la acción de convertir la gracia de Dios en libertinaje, es una acción continua.

Y esto nos ayuda a entender que la deformación que causa una mala enseñanza es continua y va de mal en peor, hasta que llega a las últimas consecuencias de deformación y el ejemplo es contundente; como Sodoma y Gomorra.

El ejemplo, son naciones paganas, pero la advertencia es para la iglesia, Israel salió de Egipto, pero fueron movidos por los infiltrados en medio del pueblo, se está hablando tambien de unos seres angelicales que no guardaron su carácter de dignidad, y que por eso fueron prácticamente condenados, y se está hablando de ciudades corrompidas y deformadas hasta el extremo, por causa del pecado que llego a gobernar aquellas ciudades de una forma profunda. Por eso se dice Jud 1:7  como Sodoma y Gomorra y las ciudades vecinas, las cuales de la misma manera que aquéllos, habiendo fornicado he ido en pos de vicios contra naturaleza, fueron puestas por ejemplo, sufriendo el castigo del fuego eterno. 

El apóstol dice con claridad, que no importa que Israel fuera el pueblo de Dios, no importa que fueron ángeles celestiales, creados con dignidad de la más alta estirpe, Sodoma y Gomorra, no diferenciaba mucho de los ejemplos anteriores, porque todos ellos deformaron su condición y pecaron contra su naturaleza, y por lo tanto fueron puestos como ejemplos del castigo que espera a todos los pecadores sin importar su posición, privilegio  o grado de honor, que pudo haber tenido.

No se trata de decir con la boca que somos “salvos siempre salvos”, se trata más que todo de ser responsables del llamamiento que hemos recibido. Efe 4:1   Yo pues, preso en el Señor, os ruego que andéis como es digno de la vocación con que fuisteis llamados, somos llamados  a ser responsables con la misericordia de Dios  y con la Gracia divina, la palabra clave aquí es RESPONSABILIDAD,  pues también  se nos hace una advertencia bastante clara para el que tenga ojos para ver y oídos para oír, Rom 11:21  Porque si Dios no perdonó a las ramas naturales, a ti tampoco te perdonará. Rom 11:22  Mira, pues, la bondad y la severidad de Dios; la severidad ciertamente para con los que cayeron, pero la bondad para contigo, si permaneces en esa bondad; pues de otra manera tú también serás cortado. 

Todos tenemos libertad para tomar nuestras propias decisiones de lo que realmente queremos hacer, cada quien será guiado hacia donde quiera ir. Simplemente somos personalmente responsables de lo que oímos, de lo que hacemos y de lo que seremos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.