Bienaventurados LOS MISERICORDIOSOS

Mat 5:7  Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia.

La misericordia es el principal atributo de Dios para el bien de los hombres, Éxo 34:6  Y pasando Jehová por delante de él, proclamó: ¡Jehová! ¡Jehová! fuerte, misericordioso y piadoso; tardo para la ira, y grande en misericordia y verdad; Éxo 34:7  que guarda misericordia a millares, que perdona la iniquidad, la rebelión y el pecado, y que de ningún modo tendrá por inocente al malvado; que visita la iniquidad de los padres sobre los hijos y sobre los hijos de los hijos, hasta la tercera y cuarta generación. Y es un hecho que estas enseñanzas de Jesús es una invitación a ser como nuestro Dios en carácter, de lo cual forma parte la misericordia. De hecho que estamos seguros de este ATRIBUTO forma parte del carácter de Dios, cuando a David se le da a escoger su castigo por su pecado, indudablemente y sin pensarlo mucho, escoge que Dios directamente lo castigue y no caer en manos de sus enemigos y esto es sencillamente porque en Dios hay misericordia, pero en los hombres No y David lo sabe, (1 crónicas 21. 10-13)

Las obras que Dios hace, están vinculadas a su misericordia, Sal 145:8 Clemente y misericordiosa es Jehová, Lento para la ira, y grande en misericordia. Sal 145:9  Bueno es Jehová para con todos, Y sus misericordias sobre todas sus obras. Es un hecho que todas las obras de Dios están bañadas de misericordia Sal 145:17  Justo es Jehová en todos sus caminos, Y misericordioso en todas sus obras. Entonces el llamado y el deber de la iglesia son a reflejar y a manifestar las obras de Dios, hechas con misericordia a favor de los hombres, Luc 6:36  Sed, pues, misericordiosos, como también vuestro Padre es misericordioso.  Esto es, reflejen la misericordia de vuestro Padre.

El Sermón del Monte, es una invitación a reflejar la gloria de Dios en cada individuo que forma parte de su pueblo, Mat 5:48  Sed, pues, vosotros perfectos, como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto. La iglesia debe reflejar el carácter de Dios, que para eso fue establecida en esta tierra, somos el testimonio a los hombres de lo que Dios es en esencia, este es el testimonio de la luz que Él nos ha dado, para reflejarlo en un mundo de oscuridad.

Entonces nuestras obras únicamente, son el reflejo de la luz de Dios en esta tierra, Recuerde que nuestra luz no es nuestra, sino de Dios y nosotros solo debemos reflejar la luz que ya hemos recibido, Mat 5:16  Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos.

La misericordia que Dios nos pide,  se relaciona con tres cosas:

  1. Como vemos al ofensor.
  2. Como vemos a los que cometen errores.
  3. Como vemos a sufren necesidades.

Uno de los males más comunes en los hombres, es que somos excelentemente buenos para recibir y estrictamente malos para dar.

EL DEBER de ser misericordioso es el resultado de haber RECIBIDO misericordia divina y es la forma de como vemos los errores y las deudas en nuestros semejantes, y de como vemos a los demás por sus errores y problemas, la misericordia llena de compasión la vida de una persona y esta compasión no le permite ver con desprecio a nadie por nada.

Cuando Dios nos pide el ser Misericordiosos,  no nos pide más de los que El mismo nos ha dado, Mat 18:33  ¿No debías tú también tener misericordia de tu consiervo, como yo tuve misericordia de ti?  El peso de estas palabras viene de una pregunta que hizo uno de los discípulos,  Mat 18:21  Entonces se le acercó Pedro y le dijo: Señor, ¿cuántas veces perdonaré a mi hermano que peque contra mí? ¿Hasta siete? Y la respuesta es de la misma altura que la pregunta, Mat 18:22  Jesús le dijo: No te digo hasta siete, sino aun hasta setenta veces siete. O sea le está diciendo “perdona todas las veces que sea necesario” porque el perdón es una aptitud de misericordia pura y somos llamados a ser misericordiosos,  el perdón es en sus término más sencillo, sentir paz interior con todos y estar dispuestos a olvidar las deudas que todos los días recibimos de los demás, considerando que también nosotros por ser seres humanos también endeudamos a otros y principalmente a Dios, Mat 6:12  Y perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores. De ahí nace la parábola de la misericordia Mat 18:23  Por lo cual el reino de los cielos es semejante a un rey que quiso hacer cuentas con sus siervos. Mat 18:24  Y comenzando a hacer cuentas, le fue presentado uno que le debía diez mil talentos. Un talento equivalía a seis mil denarios, y sis el sueldo de un jornalero era de un denario diario, o sea que un talento equivalía a la sueldo mínimo de una persona en dieciséis años, dentro de nuestras cuentas tendríamos que multiplicar seis mil denarios por la deuda total que eran diez mil talentos, resultándole una deuda a este hombre de nada más que sesenta millones de denarios, Mat 18:25  A éste, como no pudo pagar, ordenó su señor venderle, y a su mujer e hijos, y todo lo que tenía, para que se le pagase la deuda. Mat 18:26  Entonces aquel siervo, postrado, le suplicaba, diciendo: Señor, ten paciencia conmigo, y yo te lo pagaré todo. Interesantemente si este hombre ganara un denario diario necesitaría un promedio de ciento sesenta mil años, para pagar su deuda, Mat 18:27  El señor de aquel siervo, movido a misericordia, le soltó y le perdonó la deuda. Esta es a gracia y la misericordia recibida por el Padre, es un hecho que Dios en esencia es misericordia pura, hay misericordia en Dios, pero no en su pueblo, Mat 18:28  Pero saliendo aquel siervo, halló a uno de sus consiervos, que le debía cien denarios; y asiendo de él, le ahogaba, diciendo: Págame lo que me debes. Prácticamente a todos nos gusta recibir misericordia pero no dar, Mat 18:29  Entonces su consiervo, postrándose a sus pies, le rogaba diciendo: Ten paciencia conmigo, y yo te lo pagaré todo. Mat 18:30  Más él no quiso, sino fue y le echó en la cárcel, hasta que pagase la deuda. Aquí se incluye un criterio de voluntad personal, simplemente “no quiso” Mat 18:31  Viendo sus consiervos lo que pasaba, se entristecieron mucho, y fueron y refirieron a su señor todo lo que había pasado. Mat 18:32  Entonces, llamándole su señor, le dijo: Siervo malvado, toda aquella deuda te perdoné, porque me rogaste. Al recibir la misericordia de Dios, nos hace acreedores a dar de lo que ya hemos recibido, el dar misericordia se vuelve un deber,  Mat 18:33  ¿No debías tú también tener misericordia de tu consiervo, como yo tuve misericordia de ti? Mat 18:34  Entonces su señor, enojado, le entregó a los verdugos, hasta que pagase todo lo que le debía. Y si recibimos y no damos nos volvemos responsables de los resultados, Mat 18:35  Así también mi Padre celestial hará con vosotros si no perdonáis de todo corazón cada uno a su hermano sus ofensas.

Hay un principio bíblico muy importante y que es bueno no olvidar, Stg 2:13  Porque juicio sin misericordia se hará con aquel que no hiciere misericordia; y la misericordia triunfa sobre el juicio.

Jesús mismo, es el mayor ejemplo para nosotros de un hombre que da misericordia aún en la hora de su muerte, Luc 23:33  Y cuando llegaron al lugar llamado de la Calavera, le crucificaron allí, y a los malhechores, uno a la derecha y otro a la izquierda. Luc 23:34  Y Jesús decía: Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen. Y repartieron entre sí sus vestidos, echando suertes.

Simplemente al dar misericordia a nuestros semejantes nos estamos preparando para recibir más misericordia esa es la promesa, Mat 5:7… porque ellos alcanzarán misericordia. Teniendo en cuenta que al que dá de lo recibido, Dios les da más, Mat 25:28  Quitadle, pues, el talento, y dadlo al que tiene diez talentos. Mat 25:29  Porque al que tiene (y da resultados), le será dado, y tendrá más; y al que no tiene, aun lo que tiene le será quitado. La expresión explicada es al que tiene y da resultados, se le dará más y al que no da de lo recibido aún lo poquito que tiene le será quitado porque en el reino de Dios toda inversión debe de dar fruto alguno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.