el esposo debe ser «cabeza»

RESPONSABILIDADES PRIMARIAS DEL ESPOSO

Efe 5:23  porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo, y él es su Salvador.

Cuando se habla del matrimonio la primera idea por un ende común que surge, es la del papel que el varón, tendrá al tomar esposa, como “CABEZA DE SU MUJER” Y más adelante como CABEZA DE HOGAR” y es desde el principio que el liderazgo del hombre será medido, el hombre debe funcionar como cabeza sis quiere que sus matrimonio funcione, concederemos algunos puntos de lo que esto significa:

  1. UNA CABEZA SABE DIRIGIR. En el primer matrimonio Dios le da dirección al Varón para que el dirija a su mujer, Gén 2:16 Y mandó Jehová Dios al hombre, diciendo: De todo árbol del huerto podrás comer; Gén 2:17  mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás. Adam era responsable de explicar bien la dirección de Dios a su mujer.  Y es que con respecto a este asunto tenemos el mal concepto de que ser “CABEZA” es simplemente mandar o ser superior a la mujer y eso no es cierto, ser cabeza significa tomar la responsabilidad de dirigir, pero esto con el pensar y la opinión de la mujer, pues su mujer se vuelve sus más leal consejera, pero al final es el varón, el que definirá la dirección de su matrimonio y hogar, de hecho que Dios ha capacitado a todo hombre para esta responsabilidad dándole el carácter y la visión necesaria para poder dirigir, este carácter y esta visión solo necesita ser definida atravez de la Palabra de Dios.
  1. UNA CABEZA ES LA QUE GUIA EN LOS ASUNTOS ESPIRTUALES, 1Co 11:3 Pero quiero que sepáis que Cristo es la cabeza de todo varón, y el varón es la cabeza de la mujer, y Dios la cabeza de Cristo. Cristo guía al hombre y el hombre debe de guiar a su esposa, así como Cristo es guiado por Dios. Es la cabeza del hogar la que tiene la mayor responsabilidad de Guiar espiritualmente los caminos que su esposa e hijos deben de seguir, él es el responsable delante de Dios, de darles, ejemplo y dirección espiritual para sus vidas. 1Ti 2:8  Quiero, pues, que los hombres oren en todo lugar, levantando manos santas, sin ira ni contienda. El levantar “manos santas”, invoca a la idea de un sacerdote espiritual para su mujer.
  1. UNA CABEZA ES LLAMADA A SERVIR, MAS QUE A SER SERVIDO. Mar 10:42 Mas Jesús, llamándolos, les dijo: Sabéis que los que son tenidos por gobernantes de las naciones se enseñorean de ellas, y sus grandes ejercen sobre ellas potestad. Mar 10:43  Pero no será así entre vosotros, sino que el que quiera hacerse grande entre vosotros será vuestro servidor, Mar 10:44  y el que de vosotros quiera ser el primero, será siervo de todos. Mar 10:45  Porque el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos. ser cabeza,  no debe de verse como un gobernante, sociópata autoritario, sino como un siervo a favor de su mujer e hijos. Cristo, nuestra Cabeza,  es el ejemplo más elevado de servicio. Efe 5:25  Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella, Efe 5:26  para santificarla, habiéndola purificado en el lavamiento del agua por la palabra, Efe 5:27  a fin de presentársela a sí mismo, una iglesia gloriosa, que no tuviese mancha ni arruga ni cosa semejante, sino que fuese santa y sin mancha.
  2. UNA CABEZA TOMA SU RESPONSABILIDAD. Un hombre está obligado a no evadir, sus responsabilidades de decisión, o sea el responsable del camino que tome su esposa, lo más fácil es evadir o justificar, hacer de lado o delegar a otros las responsabilidades personales, pero el matrimonio no funciona así, cada CABEZA es quien tiene y debe cumplir sus responsabilidades y en este sentido, todas las decisiones y errores de su mujer, delante de Dios son responsabilidad del Cabeza de hogar. Esto es algo que NO se puede evadir, Núm 30:13 Todo voto, y todo juramento obligándose a afligir el alma, su marido lo confirmará, o su marido lo anulará. Núm 30:14  Pero si su marido callare a ello de día en día, entonces confirmó todos sus votos, y todas las obligaciones que están sobre ella; los confirmó, por cuanto calló a ello el día que lo oyó. Núm 30:15  Más si los anulare después de haberlos oído, entonces él llevará el pecado de ella.

El marido es responsable de la forma en la cual se viste su mujer, es responsable de los problemas en los cuales ella se involucra, la cabeza, es la única responsable de todo lo que el cuerpo haga; cada cabeza de hogar tendrá obligadamente que entregar cuanta de la autoridad y responsabilidades que recibió de parte de Dios, al unirse a su mujer.

Hay miles de escusas para NO cumplir, pero ninguna es justificable para Dios, simplemente somos responsables de las funciones que Dios determinó a cada uno, para el bienestar de la familia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.