Ir a la barra de herramientas

El Problema de la insensibilidad

2Sa 5:13  Y tomó David más concubinas y mujeres de Jerusalén, después que vino de Hebrón, y le nacieron más hijos e hijas.

Cuando alguien cae en un pecado como el que cayo David, no es algo que va a ocurrir por accidente o espontáneamente, sino que siempre que alguien cae en estos niveles de pecado, es porque primero ha habido todo un largo proceso, inclusive a veces oculto a los ojos de la misma persona involucrada, hasta que llega, al nivel más bajo; pues el pecado, antes de manifestarse primero tiene que ser concebido y encubado en el corazón, Stg 1:14  sino que cada uno es tentado, cuando de su propia concupiscencia es atraído y seducido. Stg 1:15  Entonces la concupiscencia, después que ha concebido, da a luz el pecado; y el pecado, siendo consumado, da a luz la muerte.

Cuando David cometió este pecado con Betzabé, tendría alrededor de los cincuenta años aproximadamente, es rey en Israel y tiene una vida muy diferente a la de su juventud, pues en su juventud tenía que andar huyendo por los montes para que no lo matara Saúl, sin embargo HOY, las cosas son muy diferentes es un poderoso rey, al cual las naciones vecinas le guardan mucho respeto,  lleva una vida cómoda y tranquila, y digo esto porque es en estos tiempos de bonanza, cuando nos podemos volver “blancos fáciles del pecado”, son los tiempos donde hay mayor seguridad, en los cuales estamos más expuestos, 1Co 10:12  Así que, el que piensa estar firme, mire que no caiga. y es que justamente ccuando nos sentimos más seguros, es cuando más peligro corremos de caer en todo tipos de errores.

Las naciones vecinas están sujetas al reinado de David y los que no lo están, están a punto de caer, tiene un ejército aguerrido y valiente que pelean sus batallas y tiene abundancia de bienes materiales, realmente una vida muy, pero muy diferente a la vida de sufrimiento de los días de su juventud.  La misma comodidad, respeto y abundancia de las cosas, crea en el corazón del rey David, una especie de peligro y lo pone en gran desventaja.

Estos años se convirtieron en los años más peligrosos para su vida espiritual por DOS razones, que se pueden ver a simple vista:

  1. VA PERDIENDO LA SENSIBILIDAD, 2Sa 5:13 Y tomó David más concubinas y mujeres de Jerusalén, después que vino de Hebrón, y le nacieron más hijos e hijas. De hecho David poco a poco va perdiendo la sensibilidad en ciertas cosas por la comodidad de su vida y es que cuando una persona está pasando duras pruebas y graves problemas difícilmente va a estar pensando en el pecado, más al contrario se piensa mucho en Dios, por causa de los mismos problemas que enfrentamos; pero cuando tenemos paz, es entonces cuando realmente corremos mayor peligro, si no estamos preparados.  Habían tres prohibiciones importantes, para que los reyes no perdieran su sensibilidad,  Deu 17:16  Pero él no aumentará para sí caballos (poderío), ni hará volver al pueblo a Egipto con el fin de aumentar caballos; porque Jehová os ha dicho: No volváis nunca por este camino. Deu 17:17  Ni tomará para sí muchas mujeres (placer), para que su corazón no se desvíe; ni plata ni oro amontonará para sí en abundancia (riquezas). La abundancia de cosas, posesiones y placeres insensibiliza la conciencia humana.
  1. VA PERDIENDO SU DISCIPLINA, 2Sa 11:1 Aconteció al año siguiente, en el tiempo que salen los reyes a la guerra, que David envió (no fue) a Joab, y con él a sus siervos y a todo Israel, y destruyeron a los amonitas, y sitiaron a Rabá; pero David se quedó en Jerusalén. Cuando debía andar en la Batalla, el prefiere quedarse porque todo caminaba bien y tenía gente de confianza que podían encargarse del problema.

De hecho esto preparó la ocasión, para  que el deseo se sobreponga a la razón del corazón del rey y esto lo vemos atraves de su forma de accionar:

  1. ALIMENTÓ LA OBSESIÓN Y EL DESEO, 2Sa 11:3  Envió David a preguntar por aquella mujer, y le dijeron: Aquella es Betsabé hija de Eliam, mujer de Urías heteo. Indudablemente se ve que hay un interés de deseo en el rey, pues David vio a Betzabé y el problema no fue que a vio una vez, sino que la vio y la siguió viendo, alimentando con ello,  la oscuridad del deseo de sus interior
  1. NACIO EL PECADO, LA MALA ACCION, 2Sa 11:4 Y envió David mensajeros, y la tomó; y vino a él, y él durmió con ella. Luego ella se purificó de su inmundicia, y se volvió a su casa. Alimento tanto la oscuridad del deseo, que David a estas alturas ya no razona y difícilmente alguien lo podría hacer razonar, solo piensa en satisfacer el deseo egoísta de tener a esa mujer y no se detiene a pensar en todo el daño que con esto vendrá. Un  pecado nunca viene solo y tristemente las consecuencias de nuestros errores, las tienen que pagar por lo general las familias involucradas,

Muchas personas individualizan el pecado, sin embargo un pecado, por muy “sencillo” que parezca,  siempre atrae a otros;  al final David no  solo va a acometer un adulterio, sino que con ese adulterio estará violentando prácticamente toda la Ley de Dios:

LOS MANDAMIENTOS VIOLADOS POR EL PECADO DE DAVID, fueron:

  1. SEPTIMO MANDAMIENTO, Deu 5:18 No cometerás adulterio.
  2. DECIMO MANDAMIENTO, Deu 5:21 No codiciarás, la mujer de tu prójimo, ni desearás la casa de tu prójimo, ni su tierra, ni su siervo, ni su sierva, ni su buey, ni su asno, ni cosa alguna de tu prójimo.
  3. OCTAVO MANDAMIENTO, Deu 5:19 No hurtarás, pues le robo la mujer a Urías.
  4. SEXTO MANDAMIENTO, Deu 5:17 No matarás.
  5. NOVENO MANDAMIENTO, Deu 5:20 No dirás falso testimonio contra tu prójimo. Es un hecho que para ocultar su pecado, tuvo que justificarlo a sus allegados, que sabían del problema.
  6. QUINTO MANDAMIENTO, Deu 5:16 Honra a tu padre y a tu madre, como Jehová tu Dios te ha mandado, para que sean prolongados tus días, y para que te vaya bien sobre la tierra que Jehová tu Dios te da. Literalmente deshonro a sus padres y a la familia con este hecho.
  7. TODA LA LEY, Los cuatro mandamientos restantes son mandamientos que hablan del amor a Dios, pero nadie puede amar a Dios sino ama a su prójimo primero, 1Jn 4:20 Si alguno dice: Yo amo a Dios, y aborrece a su hermano, es mentiroso. Pues el que no ama a su hermano a quien ha visto, ¿cómo puede amar a Dios a quien no ha visto?  en este sentido, no solo se trata de un pecado en solitario, realmente David por causa de su deseo, ha violentado los DIEZ MANDAMIENTOS.

David ahora tiene un problema que se llama “abundancia de bienes” y que lo pone en desventaja ante las tentaciones si no se cuida, David hoy tiene gente que pelee sus batallas y por ello se da el lujo de no ir a la batalla, e inclusive de levantarse muy tarde y bajo estas condiciones el pecado está a las puertas, acechando, 2Sa 11:2  Y sucedió un día, al caer la tarde, que se levantó David de su lecho y se paseaba sobre el terrado de la casa real; y vio desde el terrado a una mujer que se estaba bañando, la cual era muy hermosa. David camina por el terrado de su palacio, viendo la ciudad y de repente aparece ante sus ojos, una bella y esplendida mujer que se está bañando, el problema aquí, es que David envés de voltear su mirada hacia otro lado se interesa, se inclina, por lo que sus ojos están viendo y comienza a alimentar las tinieblas de una pasión, que dentro de poco se convertirá en algo insostenible y que traerá graves consecuencias a la vida de este hombre.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.