Ir a la barra de herramientas

Elegidos para dar Fruto

Jua 15:16  No me elegisteis vosotros a mí, sino que yo os elegí a vosotros, y os he puesto para que vayáis y llevéis fruto, y vuestro fruto permanezca; para que todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, él os lo dé.

Debemos estar consientes que el llamamiento de Dios sobre nuestra vida, siempre tiene propósitos bien DEFINIDOS, pues en ningún momento la Biblia nos dice que aceptemos la misericordia de Cristo y luego nos quedemos ociosos en la fe, muy al contrario, 2Pe 1:8  Porque si estas cosas están en vosotros, y abundan, no os dejarán estar ociosos ni sin fruto en cuanto al conocimiento de nuestro Señor Jesucristo. Pues es un hecho que cuando se siembra un árbol de fruta, lo que anhelamos es el momento cuando ese árbol cumple el propósito por el cual fue sembrado, así es la vida en Cristo, somos redimidos y somos llamados plantíos de JEHOVA, para que llevemos mucho fruto de acuerdo al llamamiento que hemos recibido de parte de Dios. Este llamamiento es el propósito por el cual Cristo viene y siembra la buena semilla en nuestra tierra. De hecho se nos anima a seguir añadiendo nuevas cualidades a la semilla de fe que fue sembrada en nuestra tierra, 2Pe 1:5  vosotros también, poniendo toda diligencia por esto mismo, añadid a vuestra fe virtud; a la virtud, conocimiento; 2Pe 1:6  al conocimiento, dominio propio; al dominio propio, paciencia; a la paciencia, piedad; 2Pe 1:7  a la piedad, afecto fraternal; y al afecto fraternal, amor. Esto es un asunto de responsabilidad directa, con respeto al ser humano y si seguimos el orden de estas cosas, vamos a encontrar que es responsabilidad propia, el embellecer la fe que se nos ha sido dada:

  1. LA SEMILLA, añadid a vuestra FE.
  1. VIRTUD, esto es el carácter o aptitudes del ser humano que embellecen lo que hablamos y hablamos de la fe. Tit 2:9 Exhorta a los siervos a que se sujeten a sus amos, que agraden en todo, que no sean respondones; Tit 2:10  no defraudando, sino mostrándose fieles en todo, para que en todo adornen la doctrina de Dios nuestro Salvador.
  1. CONOCIMIENTO, no podeos avanzar sino sabemos hacia dónde hay que ir, Ose 4:6 Mi pueblo fue destruido, porque le faltó conocimiento. Por cuanto desechaste el conocimiento, yo te echaré del sacerdocio; y porque olvidaste la ley de tu Dios, también yo me olvidaré de tus hijos. Sin conocimiento simplemente NO se puede avanzar.
  1. DOMINIO PROPIO, el dominio propio denota, control personal sobre las emociones y deseos en una persona y también manifiesta que ya existe la fe, la virtud y el conocimiento. Rom 12:20 Así que, si tu enemigo tuviere hambre, dale de comer; si tuviere sed, dale de beber; pues haciendo esto, ascuas de fuego amontonarás sobre su cabeza. Rom 12:21  No seas vencido de lo malo, sino vence con el bien el mal. Recordemos que el mayor mal está dentro de nsotros, pues estamos bañados de una naturaleza vengativa, Rom 12:19  No os venguéis vosotros mismos, amados míos, sino dejad lugar a la ira de Dios; porque escrito está: Mía es la venganza, yo pagaré, dice el Señor. Esta es la consigna de aquel que ha llegado hasta aquí.
  1. PACIENCIA, y en otros términos también PERSEVERANCIA, la paciencia en una persona es una manifestación clara de que la fe, ya tiene, virtud, conocimiento y dominio propio, pues la paciencia es un fruto de Dios que se desarrolla en el hombre, cuando el hombre ha prendido a sufrir y conoce y sabe que tiene que esperar en Dios, Rom 5:3  Y no sólo esto, sino que también nos gloriamos en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación produce paciencia; Rom 5:4  y la paciencia, prueba; y la prueba, esperanza; la paciencia es el aprendizaje de saber soportar, el sufrimiento y esto a la vez trae aprobación de Dios y la aprobación de Dios, nos da la seguridad de lo que realmente nosotros somos.
  1. PIEDAD, la piedad es la entrega personal y el respeto de una persona a Dios, notemos en que lugar aparece la PIEDAD, justamente después de la fe, la virtud, el conocimiento, el dominio propio, la paciencia y luego LA PIEDAD y LEGALMENTE es en este punto es donde con confianza podemos traer ofrendas y nuestro servicio a Dios, sabiendo que le seremos agradables, con nuestra ofrenda o nuestro servicio. Esto es lo que muchos quieren simular, pero niegan todo lo anterior, 2Ti 3:5 que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella; a éstos evita. El punto de la piedad en una persona, es muy elevado y fingir piedad, negando el camino hacia ella, es realmente perverso, pues se finge algo que definitivamente no se vive,  2Ti 3:2  Porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, 2Ti 3:3  sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno,2Ti 3:4  traidores, impetuosos, infatuados, amadores de los deleites más que de Dios, note todas las detracciones contrarias en estos hombre a las virtudes que deben abonar para desarrollarnos en la genuina fe.
  1. AFECTO FRATERNAL, esto es tener en mayor estima, los interese de los demás que los nuestros, Flp 2:3 Nada hagáis por contienda o por vanagloria; antes bien con humildad, estimando cada uno a los demás como superiores a él mismo; Flp 2:4  no mirando cada uno por lo suyo propio, sino cada cual también por lo de los otros. Flp 2:5  Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús, esta ya es una cualidad muy elevada, que se ha llegado atraves de la FE, ABONADA POR LA VIRTUD, POR EL CONOCIMIENTO, por el DOMINIO PROPIO, por la PACIENCIA Y LA PIEDAD y luego podemos llegar RELAMENTE  a este punto,  el poder tener el afecto de Cristo por los demás, tanto como para interesarse en los demás, inclusive tanto como para dar su vida por los demás,  Rom 5:8  Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros. Muchas personas en las iglesias, manifiestan que aman a su prójimo, pero inclusive en sus casa maltratan a su conyugue, esto sería fingir una cualidad que no tenemos, sin embargo el llamado está y es para todos, 1Jn 3:16  En esto hemos conocido el amor, en que él puso su vida por nosotros; también nosotros debemos poner nuestras vidas por los hermanos. Pero para llegar a este punto, de dar la vida por los demás, primero debemos medirnos atraves de algo más sencillo, 1Jn 3:17  Pero el que tiene bienes de este mundo y ve a su hermano tener necesidad, y cierra contra él su corazón, ¿cómo mora el amor de Dios en él? 1Jn 3:18  Hijitos míos, no amemos de palabra ni de lengua, sino de hecho y en verdad. Dios nos manda amar al prójimo, pero el prójimo más cercano que tenemos es nuestra propia familia y nadie puede amar a los de afuera, si primero no aprende a amar a los de su casa.
  1. AMOR, esta es la última etapa de crecimiento, llegar a este punto es la PERFECCIÓN, pues el amor es la ESENCIA MISMA DE DIOS, 1Jn 4:8 El que no ama, no ha conocido a Dios; porque Dios es amor. Y esta esencia de Dios es lo que cubre y alberga todo y debe de ser la motivación perfecta de nuestros actos. 1Co 13:2  Y si tuviese profecía, y entendiese todos los misterios y toda ciencia, y si tuviese toda la fe, de tal manera que trasladase los montes, y no tengo amor, nada soy. 1Co 13:3  Y si repartiese todos mis bienes para dar de comer a los pobres, y si entregase mi cuerpo para ser quemado, y no tengo amor, de nada me sirve. 1Co 13:4  El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece; 1Co 13:5  no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor; 1Co 13:6  no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad. 1Co 13:7  Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. 1Co 13:8  El amor nunca deja de ser; pero las profecías se acabarán, y cesarán las lenguas, y la ciencia acabará. 1Co 13:9  Porque en parte conocemos, y en parte profetizamos; 1Co 13:10  más cuando venga lo perfecto, entonces lo que es en parte se acabará. Entre más crezcamos más claras veremos las cosas, 1Co 13:11  Cuando yo era niño, hablaba como niño, pensaba como niño, juzgaba como niño; mas cuando ya fui hombre, dejé lo que era de niño. 1Co 13:12  Ahora vemos por espejo, oscuramente; más entonces veremos cara a cara. Ahora conozco en parte; pero entonces conoceré como fui conocido. El amor es la clave de la existencia de la vida; podemos tener y hacer muchas cosas, sin embargo cuando seamos perfeccionados en el amor, veremos con claridad todo, 1Co 13:13  Y ahora permanecen la fe, la esperanza y el amor, estos tres; pero el mayor de ellos es el amor. La fe y la esperanza, siempre nos llevaran a un solo punto en la eternidad, nos llevaran a la esencia profunda de la existencia de todas las cosas, EL AMOR DE DIOS.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.