Ir a la barra de herramientas

La rebelion de Absalón (2a. parte)

Tema 11 

2Sa 15:13  Y un mensajero vino a David, diciendo: El corazón de todo Israel se va tras Absalón.

El punto determinante con Absalón es que logró captar la atención de mucho pueblo y servidores  inconformes de la administración del rey David. Estos momentos de incitación, rebelión y traición, son difíciles y muy duros, para David y para cualquiera que los tenga que vivir en carne propia; pero al mismo tiempo, son necesarios, pues en ellos, generalmente salen las verdaderas intenciones escondidas de muchos. 1Co 11:18  Pues en primer lugar, cuando os reunís como iglesia, oigo que hay entre vosotros divisiones; y en parte lo creo. 1Co 11:19  Porque es preciso que entre vosotros haya disensiones, para que se hagan manifiestos entre vosotros los que son aprobados. En esos momentos difíciles es bueno considerar, lo necesario que son estos momentos, 1Jn 2:19  Salieron de nosotros, pero no eran de nosotros; porque si hubiesen sido de nosotros, habrían permanecido con nosotros; pero salieron para que se manifestase que no todos son de nosotros.

Absalón, Ideó un plan para proclamarse rey y manifestar abiertamente su aborrecimiento hacia su propio padre; es muy triste ver la condición de un hijo levantándose, contra su propio padre, pero esa era la realidad de este suceso y es la realidad en muchos hogares modernos; muchos hijos se levantan contra sus padres, por los errores cometidos en el ayer, mas sin embargo, el primer mandamiento con promesa es radicalmente firme, Efe 6:2  Honra a tu padre y a tu madre, que es el primer mandamiento con promesa; En este mandamiento, NO se nos dice que honremos a nuestros padres, si ellos han sido fieles ejemplos y nobles personas; sino que se nos dice que los honremos simplemente porque ellos son nuestros padres, y en el Reino de Dios, la autoridad, es autoridad siempre y de hecho que se nos pide que en criterios de autoridad, NO seamos deudores de esto, a nadie, inclusive se nos pide respeto para las autoridades civiles y demás, que de hecho cometen multitud de injusticias contra el pueblo, Rom 13:7  Pagad a todos lo que debéis: al que tributo, tributo; al que impuesto, impuesto; al que respeto, respeto; al que honra, honra. Rom 13:8  No debáis a nadie nada, sino el amaros unos a otros; porque el que ama al prójimo, ha cumplido la ley. Y es que una de las cosas más sublimes en el Reino de Dios es la sujeción y el respeto a la autoridad; y el único que puede demandar los errores de un padre de familia, es Dios mismo, ¡no los hijos!

La autoridad de un padre de familia, siempre es valedera, aunque este haya cometido miles de errores en su vida, un hijo no tiene el derecho de reclamar nada, pues  la Biblia es clara en este punto, para el que entiende este principio, Efe 6:3  para que te vaya bien, y seas de larga vida sobre la tierra. David podría haber cometido el terrible pecado con Betzabé y pudiera haber mostrado un mal ejemplo de conducta y testimonio, para su hijo Absalón; pero esto no representa, delante de Dios,  ningún derecho del príncipe Absalón, de criticar las aptitudes de David, ni mucho menos de levantarse contra su propio padre, pues al hacerlo simplemente está determinando su propio fututo, nunca se nos olvide “ASÍ COMO HAGAMOS hoy, un día ASI NOS HARAN”.

No sabemos realmente, en donde es que se gesta este aborrecimiento de Absalón hacia David, ni cuánto tiempo estuvo esto, en el corazón del príncipe Absalón, y que sale a la luz atraves, de esta etapa de rebelión; sin embargo también es muy probable, que fuera Ahitofel, realmente el que había incitado y manipulado a  Absalón, teniendo en cuenta como la biblia describe que era Ahitofel de astuto y entendido; pero hay sido de una forma o de otra, el asunto es que, esta etapa de incitación y rebelión, manifiesta el descontento de muchos en contra de David y la biblia dice que esta conspiración en contra del rey David y su reino se hizo poderosa, por el apoyo que el príncipe Absalón, estaba recibiendo de muchos, entre ellos el amigo y consejero real, Ahitofel, un hombre de gran peso en el reino, 2Sa 15:12  Y mientras Absalón ofrecía los sacrificios, llamó a Ahitofel gilonita, consejero de David, de su ciudad de Gilo. Y la conspiración se hizo poderosa, y aumentaba el pueblo que seguía a Absalón.

Esto se le hizo saber al rey, 2Sa 15:13  Y un mensajero vino a David, diciendo: El corazón de todo Israel se va tras Absalón. Cuando David se enteró del asunto la aptitud que toma es una aptitud fuera de lo común, ya que su decisión contrasta con su condición de hombre de guerra, pues él decide, simplemente huir, pero también es de considerar que David por alguna razón, no espera ningún tipo de misericordia de parte de su hijo Absalón, 2Sa 15:14  Entonces David dijo a todos sus siervos que estaban con él en Jerusalén: Levantaos y huyamos, porque no podremos escapar delante de Absalón; daos prisa a partir, no sea que apresurándose él nos alcance, y arroje el mal sobre nosotros, y hiera la ciudad a filo de espada. Inclusive para sus soldados la decisión que David toma, no es la que ellos esperaban, 2Sa 15:15  Y los siervos del rey dijeron al rey: He aquí, tus siervos están listos a todo lo que nuestro señor el rey decida.

Pero debemos de considerar algunas cosas con respecto a su decisión que toma de huir de Jerusalén; muy posiblemente, prefirió dejar el trono y huir, no por miedo, ni porque no tuviera soldados suficientes como para defender la ciudad, inclusive, Jerusalén era una ciudad amurallada y podían resistir; pero definitivamente David no está pensando, (contrario a su hijo) en ningún momento, pelear contra su propio hijo y también es muy posible que esté considerando, que lo que está pasando, es parte de lo que ya se le  había dicho anteriormente, por causa de su pecado, 2Sa 12:11  Así ha dicho Jehová: He aquí yo haré levantar el mal sobre ti de tu misma casa, y tomaré tus mujeres delante de tus ojos, y las daré a tu prójimo, el cual yacerá con tus mujeres a la vista del sol. Por lo tanto lo que hace es humillarse, dolerse, llorar, cubrir su cabeza, y huir dejando todo en las manos de Dios.

Podemos ver la condición de sus pensamientos en este momento en uno de sus salmos, que fue escrito justamente en este tiempo difícil, Sal 55:4  Mi corazón está dolorido dentro de mí, Y terrores de muerte sobre mí han caído. Sal 55:5  Temor y temblor vinieron sobre mí, Y terror me ha cubierto. Sal 55:6  Y dije: ¡Quién me diese alas como de paloma! Volaría yo, y descansaría. Estos son de esos momentos donde David quisiera escapar de la realidad que está viviendo. Pues su propio hijo lo busca para matarlo, El dolor más grande para una persona, es el causado por la gente que uno más ama. David ama a su hijo Absalón, pero su hijo Absalón, lo que quiere es matarlo, muchas veces el mayor dolor viene de quien uno menos piensa, Miq 7:5  No creáis en amigo, ni confiéis en príncipe; de la que duerme a tu lado cuídate, no abras tu boca. Miq 7:6  Porque el hijo deshonra al padre, la hija se levanta contra la madre, la nuera contra su suegra, y los enemigos del hombre son los de su casa. No debemos, ni podemos vivir, dudando de las personas que nos rodean; pero debemos estar claros, que todos tenemos una naturaleza que es débil y que no se basa en las buenas intenciones. Mat 26:41  Velad y orad, para que no entréis en tentación; el espíritu a la verdad está dispuesto, pero la carne es débil. El problema no son las intenciones en sí, sino la debilidad de nuestra naturaleza.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.