Ir a la barra de herramientas

Las dieciseis causas del Rey David

Tema 6 

2Sa 12:13  Entonces dijo David a Natán: Pequé contra Jehová. Y Natán dijo a David: También Jehová ha remitido tu pecado; no morirás. 2Sa 12:14  Mas por cuanto con este asunto hiciste blasfemar a los enemigos de Jehová, el hijo que te ha nacido ciertamente morirá.

Indudablemente este suceso en la vida de David se considera talves como su peor mancha en las vestimentas de esta gran hombre de fe; pero seriamos injustos sino considerásemos su corazón, su reacción, sus aptitudes ante esta situación y principalmente su forma de aceptar su culpabilidad y las consecuencias de su pecado que vendrán, Sal 51:2  Lávame más y más de mi maldad, Y límpiame de mi pecado. Sal 51:3  Porque yo reconozco mis rebeliones, Y mi pecado está siempre delante de mí. En ningún momento David está objetando que no es culpable y como tal, todo lo que Dios establezca en el juicio contra él, es lo justo. Esta es una declaración maravillosa que denota el corazón de un hombre verdaderamente arrepentido ya que muchas personas están dispuestos a volver a la iglesia pero sin pensar en las consecuencias de sus actos y es importante destacar una vez más que perdón de Dios, en ningún momento significa que no vamos a pagar las consecuencias de nuestros errores; de hecho el rey David, es perdonado por Dios, pero eso no significa que no tendrá que pagar por su pecado y el rey David lo sabe.

Cuando se habla de momentos de arrepentimientos, la mayoría de personas que han caído en pecados y luego buscan de laguna forma el perdón de Dios, lo hacen de la forma que conlleve menos consecuencias y muchos lo consideran que un reconcilio radica en solamente pasara la frente de una iglesia para que oren por él, pero David nos da un ejemplo de un verdadero arrepentimiento. Porque el arrepentimiento de David, es un gran ejemplo de un hombre que no solo acepta su pecado, no solo pide perdón a Dios, sino que también acepta todas las consecuencias de los juicios de Dios que vendrán sobre su vida.

Todo pecado trae consigo consecuencias inevitables, pero estas consecuencias más que un “desquite divino”, es causa de amor de Dios para con el hombre, Gén 3:17  Y al hombre dijo: Por cuanto obedeciste a la voz de tu mujer, y comiste del árbol de que te mandé diciendo: No comerás de él; maldita será la tierra por tu causa; con dolor comerás de ella todos los días de tu vida. Esta causa no es un efecto solamente de la desobediencia de Adán, es una causa de amor que llevara al hombre a la redención. La maldición de la tierra es la causa de la redención humana, si Dios no hubiese maldecido la tierra, simplemente NO hubiese redención, porque son las condiciones naturales difíciles y pasajeras en las cuales vivimos, por lo que los seres humanos somos redimidos,   Heb 2:14  Así que, por cuanto los hijos participaron de carne y sangre, él también participó de lo mismo, para destruir por medio de la muerte al que tenía el imperio de la muerte, esto es, al diablo, Heb 2:15  y librar a todos los que por el temor de la muerte estaban durante toda la vida sujetos a servidumbre. La causa del hombre es la muerte, por esto Dios no dejo que el hombre comiera del árbol de la vida con una naturaleza caída porque la muerte era la causa de la redención del hombre, Gén 3:22  Y dijo Jehová Dios: He aquí el hombre es como uno de nosotros, sabiendo el bien y el mal; ahora, pues, que no alargue su mano, y tome también del árbol de la vida, y coma, y viva para siempre. Porque si hubiese comido, el hombre hubiese sido un ser caído y inmortal y sin poder  morir, y sin muerte simplemente NO hay remisión de pecados, Heb 9:22  Y casi todo es purificado, según la ley, con sangre; y sin derramamiento de sangre no se hace remisión. El que seamos mortales, de carne y sangre es lo que nos faculta para el perdón y esta es la causa por  la cual los ángeles que pecaron, no pueden ser perdonados, porque son seres que no pueden morir, con una naturaleza deformada e inmortal. Heb 2:16  Porque ciertamente no socorrió a los ángeles, sino que socorrió a la descendencia de Abraham. Heb 2:17  Por lo cual debía ser en todo semejante a sus hermanos, para venir a ser misericordioso y fiel sumo sacerdote en lo que a Dios se refiere, para expiar los pecados del pueblo.

La causa de Dios para el castigo por los pecados que el ser humano comete, es la seguridad de la formación y madurez en el hombre y en este sentido la causa divina a favor del hombre se llama disciplina, Heb 12:6  Porque el Señor al que ama, disciplina, Y azota a todo el que recibe por hijo. Y es que el hombre por causa de su naturaleza reincidente, necesita ser castigado para estar seguro que no volverá a cometer otra vez, esa mismo mal, Ecl 8:11  Por cuanto no se ejecuta luego sentencia sobre la mala obra, el corazón de los hijos de los hombres está en ellos dispuesto para hacer el mal.

De esta mala experiencia de David surgieron varios Salmos, entre ellos los dos más conocidos que son el salmo 32 y el salmo 51, en donde podemos ver la aptitud de humillación del corazón  y la aceptación de los juicios de Dios sobre él. Sal 51:4 Contra ti he pecado, y solo contra ti, haciendo lo malo, lo que tú condenas. Por eso tu sentencia es justa; irreprochable tu juicio. (VDHH)

Cuando David confiesa su pecado, El perdón de Dios, sobre David, es instantáneo en el momento y este perdón lo libró de la muerte, 2Sa 12:13  Entonces dijo David a Natán: Pequé contra Jehová. Y Natán dijo a David: También Jehová ha remitido tu pecado; no morirás. Pero la purificación del alma para que esos deseos NO vuelvan a salir, va a ser tratada en muchos años y  por medio de dieciséis juicios que caerán sobre este hombre y que a pesar del dolor que van a  representar, el considera que la sentencia es justa y muy correcto el juicio de Dios.

La disciplina de David, constara de dieciséis juicios que están estrechamente ligados a su pecado y que van a limpiar su alma del deseo y la maldad que se cometió:

PAGARÁ CUATRO VECES LA MUERTE DE URÍAS, hay una secuencia de hechos lamentables que vendrán sobre la familia de David como una consecuencia directa de su pecado, 2Sa 12:6  Y debe pagar la cordera con cuatro tantos, porque hizo tal cosa, y no tuvo misericordia. Estos cuatro tantos son sus cuatro hijos que morirán de forma violenta:

  1. LA MUERTE DEL HIJO PEQUEÑO DE DAVID. 2Sa 12:14 Mas por cuanto con este asunto hiciste blasfemar a los enemigos de Jehová, el hijo que te ha nacido ciertamente morirá.
  1. LA MUERTE DE AMNÓN, SU PRIMOGÉNITO. 2Sa 13:29 Y los criados de Absalón hicieron con Amnón como Absalón les había mandado. Entonces se levantaron todos los hijos del rey, y montaron cada uno en su mula, y huyeron.
  1. LA MUERTE DE ABSALON, 2Sa 18:33 Entonces el rey se turbó, y subió a la sala de la puerta, y lloró; y yendo, decía así: ¡Hijo mío Absalón, hijo mío, hijo mío Absalón! ¡Quién me diera que muriera yo en lugar de ti, Absalón, hijo mío, hijo mío!
  1. LA MUERTE DE ADONIAS, 1Re 2:24 Ahora, pues, vive Jehová, quien me ha confirmado y me ha puesto sobre el trono de David mi padre, y quien me ha hecho casa, como me había dicho, que Adonías morirá hoy. 1Re 2:25  Entonces el rey Salomón envió por mano de Benaía hijo de Joiada, el cual arremetió contra él, y murió.
  1. LA MURMURACION DE LA GENTE, Sal 41:6 Y si vienen a verme, hablan mentira; Su corazón recoge para sí iniquidad, Y al salir fuera la divulgan. Sal 41:7  Reunidos murmuran contra mí todos los que me aborrecen; Contra mí piensan mal, diciendo de mí: Sal 41:8  Cosa pestilencial se ha apoderado de él; Y el que cayó en cama no volverá a levantarse.
  1. LA PERDIDA DE AUTORIDAD FAMILIAR. Después de este problema la autoridad familiar de David prácticamente se pierde y esto trae graves resultados:
  1. EL INSESTO DEL PRINCIPE AMMÓN, Sa 13:1 Aconteció después de esto, que teniendo Absalón hijo de David una hermana hermosa que se llamaba Tamar, se enamoró de ella Amnón hijo de David.
  1. LA VIOLACION DE TAMAR por parte de su propio hermano, 2Sa 13:14 Mas él no la quiso oír, sino que pudiendo más que ella, la forzó, y se acostó con ella.
  1. LA HUIDA DE ABSALON. 2Sa 13:37 Mas Absalón huyó y se fue a Talmai hijo de Amiud, rey de Gesur. Y David lloraba por su hijo todos los días.
  1. LA REBELION DE ABSALON. 2Sa 15:13 Y un mensajero vino a David, diciendo: El corazón de todo Israel se va tras Absalón.
  1. LA TRAICION DE AHITOFEL, Sal 41:9 Aun el hombre de mi paz, en quien yo confiaba, el que de mi pan comía, Alzó contra mí el calcañar.
  1. SUS MUJERES TOMADAS POR SU HIJO, 2Sa 16:22 Entonces pusieron para Absalón una tienda sobre el terrado, y se llegó Absalón a las concubinas de su padre, ante los ojos de todo Israel.
  1. LA MALDICION DE SIMEI, 2Sa 16:7 Y decía Simei, maldiciéndole: ¡Fuera, fuera, hombre sanguinario y perverso! 2Sa 16:8  Jehová te ha dado el pago de toda la sangre de la casa de Saúl, en lugar del cual tú has reinado, y Jehová ha entregado el reino en mano de tu hijo Absalón; y hete aquí sorprendido en tu maldad, porque eres hombre sanguinario.
  1. EL AUTORITARISMO Y MENOSPRECIO DE JOAB, 2Sa 19:7 Levántate pues, ahora, y vé afuera y habla bondadosamente a tus siervos; porque juro por Jehová que si no sales, no quedará ni un hombre contigo esta noche; y esto te será peor que todos los males que te han sobrevenido desde tu juventud hasta ahora.
  1. LA SUBLEVACION DE SEBA y los indicios de la división del reino, 2Sa 20:1 Aconteció que se hallaba allí un hombre perverso que se llamaba Seba hijo de Bicri, hombre de Benjamín, el cual tocó la trompeta, y dijo: No tenemos nosotros parte en David, ni heredad con el hijo de Isaí. ¡Cada uno a su tienda, Israel!
  1. LA CRÍTICA Y MENOSPRECIO DEL PUEBLO. La admiración de muchos, se convirtió en aborrecimiento. Sal 41:6  Y si vienen a verme, hablan mentira; Su corazón recoge para sí iniquidad, Y al salir fuera la divulgan. Sal 41:7  Reunidos murmuran contra mí todos los que me aborrecen; Contra mí piensan mal, diciendo de mí: Sal 41:8  Cosa pestilencial se ha apoderado de él; Y el que cayó en cama no volverá a levantarse.

El tiempo del placer de David con la mujer de Urías, fueron minutos; pero las consecuencias del pecado las va a tener que pagar toda la vida. ASÍ NOSOTROS EL PECADO PUEDE DURAR UNOS MINUTOS, PERO LAS CONSECUENCIAS LAS TENDREMOS QUE PAGAR TODA LA VIDA.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.