Ir a la barra de herramientas

Trajedia en la casa de David

Tema 8

Sal 128:1  Bienaventurado todo aquel que teme a Jehová, Que anda en sus caminos. Sal 128:2  Cuando comieres el trabajo de tus manos, Bienaventurado serás, y te irá bien. Sal 128:3  Tu mujer será como vid que lleva fruto a los lados de tu casa; Tus hijos como plantas de olivo alrededor de tu mesa.

Este Salmo es una promesa clara y determinante para la familia del hombre que teme a Jehová, sin embargo, estos resultados positivos de la familia, dependen del temor que hay en el hombre hacia Dios, o sea las promesas de la prosperidad familiar vienen por las buenas aptitudes y ejemplo de vida del padre de familia, pues el mal ejemplo lo que hace es quitar autoridad para poder guiar. De hecho en todas las facetas de cualquier buen liderazgo el punto clave de autoridad es el ejemplo, Tit 2:6  Exhorta asimismo a los jóvenes a que sean prudentes; la exhortación que Pablo le pide al joven pastor Tito, debe tener una base muy importante,  Tit 2:7  presentándote tú en todo como ejemplo de buenas obras; en la enseñanza mostrando integridad, seriedad, o sea la clave de la corrección a los jóvenes dependía del buen ejemplo de Tito, en todas las facetas del buen líder aparece antes del llamado a exhortar al pueblo, la necesidad de ser buenos ejemplos para que la exhortación tenga autoridad, Tit 1:7  Porque es necesario que el obispo sea irreprensible, como administrador de Dios; no soberbio, no iracundo, no dado al vino, no pendenciero, no codicioso de ganancias deshonestas, Tit 1:8  sino hospedador, amante de lo bueno, sobrio, justo, santo, dueño de sí mismo, Tit 1:9  retenedor de la palabra fiel tal como ha sido enseñada, para que también pueda exhortar con sana enseñanza y convencer a los que contradicen. Tit 1:10  Porque hay aún muchos contumaces, habladores de vanidades y engañadores, mayormente los de la circuncisión, el ejemplo pesa más que las palabras, Mat 23:2  En la cátedra de Moisés se sientan los escribas y los fariseos. Mat 23:3  Así que, todo lo que os digan que guardéis, guardadlo y hacedlo; mas no hagáis conforme a sus obras, porque dicen, y no hacen. La mejor predicación de un predicador son sus buenas aptitudes y la mejor autoridad de un padre de familia es el ejemplo y en  este punto David tiene un grave problema para que esta promesa familiar del salmo 128 se cumpla en sus familia, pues sus hijos saben del mal ejemplo de David por causa de Betzabé.

Las familias deben de ser conducidas y guiadas por Dios, por medio del orden del ejemplo de los padres de familia, de hecho  LAS PROMESAS DE Dios con respecto a nuestra familias en primera instancias están ligadas, queramos o no a como nosotros caminamos, como padres de familia. El padre de familia antes de corregir y exhortar debe de ser un buen ejemplo para sus hijos. 

Todos los hombres y mujeres de Dios tenemos un pasado de alguna manera “dificil”, pero el problema en sí no es ese; pues no es problema lo que fuimos, sino lo que somos hoy y el hecho de que David a estas alturas de su vida,  cayera en este problema con Betzabé, es reamente grave en muchos sentidos pero principalmente para sus hijos, pues se eles quito la cobertura del buen ejemplo de su padre. Debemos de estar consiente que generalmente los que pagaran las consecuencias de nuestros errores son las personas que nos rodean.

Los hijos de David son los primeros en recibir el más fuerte daño, por causa del mal ejemplo de su padre, pues como ya lo dijimos, Dios lo perdonó indudablemente, pero eso en ninguna forma significa que las consecuencias se pueden evadir y el daño a sus hijos es parte del precio que David tendrá que pagar por causa de su error.

El pecado de David, trajo dos consecuencias directas con respecto a sus hijos:

  1. Sus hijos perdieron el temor de la autoridad de su padre.
  2. David no tiene la suficiente fuerza moral como para corregir a sus hijos.

Y esto es porque el mal ejemplo de David, hacia sus hijos había ya dejado un daño irreparable, indudablemente a estas alturas, si estuviera en las manos de David el poder reparar todo el daño causado, él lo haría, al igual que nosotros que atraves de la caminata cristiana hemos cometido muchos errores que hoy lamentamos, pero el tiempo es una de las cosas que está sellada para los seres humanos y David sabe que hoy lo que toca es pagar la deuda pendiente y el mal testimonio que les ha dado a sus hijos, trae repercusiones casi inmediatamente, Sam 13:1 Aconteció después de esto, que teniendo Absalón hijo de David una hermana hermosa que se llamaba Tamar, se enamoró de ella Amnón hijo de David. El príncipe heredero se enamora de su propia hermana, por difícil que parezca, este incesto,  es parte de las mismas consecuencias de la pérdida de cubertura, por causa del mal ejemplo del rey sobre sus hijos, 2Sa 13:14  Mas él no la quiso oír, sino que pudiendo más que ella, la forzó, y se acostó con ella. Pero lo que más asombra es la reacción de David como padre, ante este terrible hecho, 2Sa 13:21  Y luego que el rey David oyó todo esto, se enojó mucho. La biblia solo dice que se enojó, pero según parece no hizo nada más y esto porque David está en desventaja ante sus hijos, por causa de su mal ejemplo con Betzabé. La misma culpabilidad de no ser u buen ejemplo para sus hijos no le permite poner un orden familiares ante estos terribles hecho, y porque No tomo cartas ene le asunto se suscitara otro hecho todavía un poco mas terrible. 2Sa 13:22  Mas Absalón no habló con Amnón ni malo ni bueno; aunque Absalón aborrecía a Amnón, porque había forzado a Tamar su hermana. A partir de este punto hay un rencor y odio entre hermanos que traerá mayores repercusiones y terminara con la muerte del príncipe Amón por mano del príncipe Absalón, hijos de David, 2Sa 13:32  Pero Jonadab, hijo de Simea hermano de David, habló y dijo: No diga mi señor que han dado muerte a todos los jóvenes hijos del rey, pues sólo Amnón ha sido muerto; porque por mandato de Absalón esto había sido determinado desde el día en que Amnón forzó a Tamar su hermana. Y ante todo esto David está atado por causa de su mal ejemplo, él no TIENE la fuerza moral ni espiritual, de frenar el pecado y la locura de sus hijos.

Al final de su vida David entiende este asunto de una manera bastante clara, 2Sa 23:3  El Dios de Israel ha dicho, Me habló la Roca de Israel: Habrá un justo que gobierne entre los hombres, Que gobierne en el temor de Dios.  2Sa 23:4  Será como la luz de la mañana, Como el resplandor del sol en una mañana sin nubes, Como la lluvia que hace brotar la hierba de la tierra.  2Sa 23:5  No es así mi casa para con Dios; Sin embargo, él ha hecho conmigo pacto perpetuo, Ordenado en todas las cosas, y será guardado, Aunque todavía no haga él florecer Toda mi salvación y mi deseo.  La misericordia Divina cubrió a David y lo amo y el dio pacto eterno, pero David en su vida tuvo que pagar un alto precio familiar por causa de su pecado, recuerde que EL EJEMPLO QUE LES DAMOS A NUESTROS HIJOS, ES LA MAYOR AUTORIDAD QUE TENEMOS SOBRE ELLOS.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.