El tiempo de las Oportunidades

publicado en: El Fracaso de Israel, Exhortación | 0

Introducción

Isa 41:4  ¿Quién hizo y realizó esto? ¿Quién llama las generaciones desde el principio? Yo Jehová, el primero, y yo mismo con los postreros.

Desde que nacemos nos cuestionamos acerca de lo que realmente es la vida, y el porqué de ella y atraves de los siglos ha sido una pregunta que solo pocos han logrado entender.

Según las escrituras sagradas la vida es solamente un tiempo efímero de prueba, para poder ser evaluados en cuanto a los verdaderos valores del corazón de una persona, Luc 16:9  Y yo os digo: Ganad amigos por medio de las riquezas injustas, para que cuando éstas falten, os reciban en las moradas eternas. Luc 16:10  El que es fiel en lo muy poco, también en lo más es fiel; y el que en lo muy poco es injusto, también en lo más es injusto. Luc 16:11  Pues si en las riquezas injustas no fuisteis fieles, ¿quién os confiará lo verdadero? Luc 16:12  Y si en lo ajeno no fuisteis fieles, ¿quién os dará lo que es vuestro? O sea que estamos siendo evaluados, en valores y principios todos los días de nuestra vida, como bien lo decía el patriarca Job, Job 5:7  Pero como las chispas se levantan para volar por el aire, Así el hombre nace para la aflicción (prueba).

Desde el día de nacimiento ya traemos un propósito definido y determinado que cumplir; o sea que nadie nace sin propósito alguno, todos nacemos en el lugar y en el momento correcto, porque tenemos que cumplir una misión y es seguro que tendremos las herramientas y el tiempo necesario para cumplirla.

Sin embargo la gran mayoría de seres humanos no  logran entender ni conocer, los tiempo, ni las oportunidades que Dios mismo nos da atraves de esta vida y que son las mismas pruebas muchas veces las plataformas que nos impulsan al siguiente nivel, pues todo pasa para bien de alguna forma,  Rom 8:28  Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados. O sea que después de ser probados o evaluados somos llevados a un nivel mucho mayor, Stg 1:12  Bienaventurado el varón que soporta la tentación; porque cuando haya resistido la prueba, (solamente después de ser aprobado, al resistir y rechazar la prueba, entonces…)  recibirá la corona de vida, que Dios ha prometido a los que le aman. O sea que, después de la prueba o simplemente somos aprobados o reprobados, dependiendo de los valores que mostremos en medio de las pruebas, esto es algo que la generación del pueblo de Israel que salió de Egipto nuca entendió.

Debemos de considerar que todos nacemos en el tiempo correcto y rodeados de las personas correctas y estamos en el lugar adecuado e inclusive podríamos decir que las mismas circunstancias desfavorables que nos rodean son parte de las mismas oportunidades que Dios nos da en esta vida, porque es Dios mismos el que llama a las generaciones en su tiempo,  Isa 41:4  ¿Quién hizo y realizó esto? ¿Quién llama las generaciones desde el principio? Yo Jehová, el primero, y yo mismo con los postreros. O sea que Dios nos da la vida en los tiempos correctos para que cumplamos nuestra misión y sirvamos a nuestra propia generación así como lo hizo David, Hch 13:36  Porque a la verdad David, habiendo servido a su propia generación según la voluntad de Dios, durmió, y fue reunido con sus padres, y vio corrupción.  David nació en el tiempo de Dios, para cumplir la voluntad de Dios y servirle a su propia generación y de hecho que lo hizo bien según el relato Bíblico; Y es que todos nacemos con propósitos bien definidos;  y es nuestro deber conocer la voluntad de Dios para nuestra vida en nuestra propia generación y cumplirla, o sea que no estamos solo por estar aquí, sino que todos llegamos al lugar donde tenemos que estar con un propósito, Est 4:14  Porque si callas absolutamente en este tiempo, respiro y liberación vendrá de alguna otra parte para los judíos; mas tú y la casa de tu padre pereceréis. ¿Y quién sabe si para esta hora has llegado al reino? Ester no había llegado a ser reina solo por serlo, sino que detrás de esa posición había una responsabilidad que cumplir en el momento exacto. Todos deberíamos estará expectantes de las circunstancias que rodean cada día de nuestra vida, sabiendo que cada día trae sus bienes y sus males, pero todo es para nuestro propio provecho. Mat 6:34  Así que, no os afanéis por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su afán. Basta a cada día su propio mal. La idea es vivir y aprender diariamente de los bueno y de lo malo que nos acontece, porque detrás de cada cosas esta la mano de Dios a favor de nuestra vida. Ecl 7:14  En el día del bien goza del bien; y en el día de la adversidad considera. Dios hizo tanto lo uno como lo otro, a fin de que el hombre nada halle después de él.

Debemos necesariamente saber conocer el tiempo y las oportunidades que vivimos a diario y debemos saber para que vivamos el hoy,  1Pe 4:2  para no vivir el tiempo que resta en la carne, conforme a las concupiscencias de los hombres, sino conforme a la voluntad de Dios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.