La Responsabilidad de Prevalecer

 Tema 8

 

Apo 1:6  y nos hizo reyes y sacerdotes para Dios, su Padre; a él sea gloria e imperio por los siglos de los siglos. Amén.

Es fundamental comprender que toda promesa de Dios a su pueblo, núnca se debe ver, como un criterio de “TODO POR NADA”, por lo menos ese no es el espíritu de las Escrituras, pues Dios desea que su pueblo sea un pueblo de avance y de compromiso y justamente esto fue lo que no logró comprender el pueblo de Israel cuando Dios los sacó de Egipto y los libró del yugo opresor de Faraón, tristemente  nunca lograron comprender los pensamientos divinos y por ende estuvieron dando vueltas en el desierto por cuarenta años, Heb 3:9  Donde me tentaron vuestros padres; me probaron, Y vieron mis obras cuarenta años. Heb 3:10  A causa de lo cual me disgusté contra esa generación, Y dije: Siempre andan vagando en su corazón, Y no han conocido mis caminos.  Heb 3:11  Por tanto, juré en mi ira: No entrarán en mi reposo. No lograron entrar por causa de su mal corazón, o sea su mala forma de pensar, por lo cual núnca entendieron SU LLAMAMIENTO. El desierto, solo era para que ellos formaran su carácter,  y cambiaran su forma esclavizada de pensar, pues recuerde que venían de tener una mentalidad de esclavos, por más de cuatrocientos años; la mente de esclavos, era con el único pensamiento con el cual habían vivido, por muchas generaciones, era necesario el desierto para cambiar esa forma de pensar, que era y es el mayor enemigo de la redención, Rom 12:2  No vivan ya según los criterios del tiempo presente; al contrario, cambien su manera de pensar para que así cambie su manera de vivir y lleguen a conocer la voluntad de Dios, es decir, lo que es bueno, lo que le es grato, lo que es perfecto.[VDHH] El desafío de un redimido es cambiar su mentalidad de esclavitud, por la de un hombre Verdaderamente libre.

 

Pero es también importante el considerar que la única forma de llegar a la tierra de la promesa, era y es atravesando el desierto y es justamente este desierto el que formará el carácter de los reyes y sacerdotes que Dios desea que su pueblo sea, ellos deben tener el poder de cambiar los valles de lágrimas, por fuentes de agua, Sal 84:6  Atravesando el valle de lágrimas lo cambian en fuente, Cuando la lluvia llena los estanques. Sal 84:7  Irán de poder en poder; Verán a Dios en Sion.

Cuando la Biblia dice que Dios nos hizo, reyes y sacerdotes, Apo 1:6  y nos hizo reyes y sacerdotes para Dios, su Padre; a él sea gloria e imperio por los siglos de los siglos. Amén. No se está diciendo que después de aceptar a Cristo y su maravillosa redención en nuestra vida y que a partir de ese momento ya somos “santísimos” en esencia; la redención de Cristo sobre nuestra vida, es la aceptación del Padre, de nuestra vida atraves del sacrificio redentor de Jesús,  es la declaratoria de ser llamados “JUSTOS” o sea es la parte legal de la Justicia del Reino, para ser tenidos como hijos de Dios, o sea es como el título de un médico, pero recuerde que los buenos médicos no son hechos atraves de títulos, sino de la experiencia; sin embargo el título es prácticamente su llamamiento que lo acredita “legalmente” delante de la sociedad, para que sea un buen médico, o sea es la parte legal de su profesión, pero recordemos también, que hay personas que tienen títulos , pero son malos médicos o sea un título no representa el carácter y la experiencia de la persona en sí.

La redención es la parte legal, para poder correr esta carrera y pelear esta batalla; o sea que SIN REDENCIÓN nadie puede pelear esta batalla, ni correr esta carrera, ni andar por estos caminos, pues Cristo es la UNICA Puerta al Reino de Dios. Jua 10:9  Yo soy la puerta; el que por mí entrare, será salvo; y entrará, y saldrá, y hallará pastos. O sea cuando aceptamos la Redención de Cristo, lo que aceptamos es la legalidad del Reino para ser PERDONADOS y constituidos hijos de Dios, o sea es el maravilloso llamamiento y ACEPTACION a vivir para Dios  y a tener un propósito y llamamientos a herencias Eternas inimaginables, que van más allá de nuestra comprensión. O sea es el Israel espiritual, sacado de Egipto del poder de Faraón y llamados a heredar la tierra de la promesa que fluye leche y miel; pero también debemos estar conscientes de los problemas que pudiesen venir después de ser redimidos, 1Co 10:5  Pero de los más de ellos no se agradó Dios; por lo cual quedaron postrados en el desierto. 1Co 10:6  Mas estas cosas sucedieron como ejemplos para nosotros, para que no codiciemos cosas malas, como ellos codiciaron. Debemos ser cuidadosos y NO  pensar que el título, nos hace inmune al pecado y por ende al fracaso y también debemos de ser muy cuidadosos de NO crear ESTADOS DE AUTOCIFIANZA,  1Co 10:11  Y estas cosas les acontecieron como ejemplo, y están escritas para amonestarnos a nosotros, a quienes han alcanzado los fines de los siglos. 1Co 10:12  Así que, el que piensa estar firme, mire que no caiga.

Cuando se dice que nos hizo reyes y sacerdotes, no es un efecto instantáneo de la redención,  pues la SANTIDAD, que es la práctica y la esencia del ser llamados  “hijos de Dios”, es un efecto de la confrontación directa con el pecado y la PERMANENCIA en la voluntad de Dios. Cuando Adán fue creado, fue creado en un estado de perfecta inocencia, porque no conocía el pecado, pero tampoco se puede decir que fue creado en Santidad, porque no lo era, de hecho fue puesto en el huerto de Edén,  exactamente para ello, Adán ya tenía el título de rey, ahora tenía necesariamente que ser probado en cuanto a la dignidad de su llamamiento y eso solo se podría hacer confrontándolo con el pecado y que él se mantuviera firme y estable en sus decisiones, pero cuando pecó, literalmente demostró no ser digno de su título de rey; lo mismo pasó con el Querubín protector y con los Ángeles que se revelaron y no pudieron mantener su posición, sino que fueron movidos por la ambición la inconformidad, Jud 1:6  Y a los ángeles que no guardaron su dignidad, sino que abandonaron su propia morada, los ha guardado bajo oscuridad, en prisiones eternas, para el juicio del gran día, la única diferencia es que ellos son seres de naturaleza eterna y gloriosa y ellos deformaron su naturaleza de creación, una naturaleza que NO puede ser ni redimida, ni perdonada, por causa de la gloria de su creación; en cambio el hombre fue creado de tierra natural, una naturaleza que muere y con la muerte puede ser redimida, perdonada y resucitada. 1Co 15:45  Así también está escrito: Fue hecho el primer hombre Adán alma viviente; el postrer Adán, espíritu vivificante. 1Co 15:46  Mas lo espiritual no es primero, sino lo animal; luego lo espiritual.

Cuando la Biblia dice que nos hizo (FORMACION) reyes y sacerdotes, no se está hablando de un efecto instantáneo de la redención, sino de una larga marcha en el desierto y un doloroso proceso de confrontación con el pecado y la tentación; ahora recordemos que Dios no tienta a nadie para pecar, Stg 1:13  Cuando alguno es tentado, no diga que es tentado de parte de Dios; porque Dios no puede ser tentado por el mal, ni él tienta a nadie; de hecho Él espera que cada uno de nosotros salga airoso de su prueba, para ser establecidos como Reino de Dios, Stg 1:12  Bienaventurado el varón que soporta la tentación; porque cuando haya resistido la prueba, recibirá la corona de vida, que Dios ha prometido a los que le aman.

 

El reino de Dios es FIRME Y ESTABLE ante las tentaciones del pecado, un reino que no se mueva por las circunstancias de esta vida; Definitivamente somos Reino de Dios, pero este reino debe de ser probado en fidelidad y dignidad y está obligado a prevalecer, ese es nuestro deber como reyes y sacerdotes.

 

 

,  predicado en la iglesia central en el 2018

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.