La Vida de su Ministerio

publicado en: El Evangelio de Marcos, Madurez | 0

Mar 1:35  Levantándose muy de mañana, siendo aún muy oscuro, salió y se fue a un lugar desierto, y allí oraba.

 

Después de una noche muy agitada, por causa de las muchas personas que sanó, podemos deducir que Jesús y los que estaban en la casa de Pedro, se acostaron muy noche, pues la biblia dice que toda la ciudad había llegado, Mar 1:33  y toda la ciudad se agolpó a la puerta. Mar 1:34  Y sanó a muchos que estaban enfermos de diversas enfermedades, y echó fuera muchos demonios; y no dejaba hablar a los demonios, porque le conocían. Pero esto no fue impedimento para que Jesús, muy de mañana se levantó y se retiró aun lugar desierto, para orar; de hecho esta va a ser una de las costumbres primarias de Jesús durante todo su ministerio, Luc 5:15  Pero su fama se extendía más y más; y se reunía mucha gente para oírle, y para que les sanase de sus enfermedades. Luc 5:16  Mas él se apartaba a lugares desiertos, y oraba. Y es que después de todo el bullicio del día y de estará rodeado de personas, Jesús logró una notoriedad y fama en aquella sociedad durante su ministerio, que incluso habían momentos donde ni tan siquiera para comer le quedaba lugar. Y a consecuencia de la abrumacion del día, por causa de las aglomeraciones que se hacían a su alrededor, que solo le quedaban las noches para buscar reponer fuerzas espirituales y estos momentos los aprovechaba de la mejor manera.

 

Realmente esta costumbre de levantarse muy de mañana o inclusive de pasar noches enteras en lugares desiertos para estar a solas con su Padre, fue  la vida de todo su ministerio; el estará en lo secreto era la clave para  recibir dirección y  para saber tomar las decisiones acertadas y correctas, de acuerdo a la voluntad del Dios, por ello Jesús núnca se equivocaba de sus decisiones del día, porque ya había recibido la dirección pertinente por las noches, Luc 6:12  En aquellos días él fue al monte a orar, y pasó la noche orando a Dios. Luc 6:13  Y cuando era de día, llamó a sus discípulos, y escogió a doce de ellos, a los cuales también llamó apóstoles: Luc 6:14  a Simón, a quien también llamó Pedro, a Andrés su hermano, Jacobo y Juan, Felipe y Bartolomé, Luc 6:15  Mateo, Tomás, Jacobo hijo de Alfeo, Simón llamado Zelote, Luc 6:16  Judas hermano de Jacobo, y Judas Iscariote, que llegó a ser el traidor. Y es que siendo honestos, de alguna forma sabemos que antes de tener una vida pública, primero deberíamos tener una vida privada con Dios y buscar la dirección de nuestra existencia y decisiones; la verdad es que sufrimos muchas veces, sencillamente porque nos falta dirección, tenemos demasiada vida pública y casi nula vida en la intimidad con Dios, muchos ministerios y pueblo tenemos este problema de gravedad y por ello muchas veces, nos equivocada una y otra vez, hablamos cuando tenemos que callar y callamos cuando tenemos que hablar, Jer 23:21  No envié yo aquellos profetas, pero ellos corrían; yo no les hablé, mas ellos profetizaban. Jer 23:22  Pero si ellos hubieran estado en mi secreto, habrían hecho oír mis palabras a mi pueblo, y lo habrían hecho volver de su mal camino, y de la maldad de sus obras. Una vida cristiana, sin intimidad con Dios, es como tener un cuerpo, pero sin vida; es como tener un árbol sin raíces, pues en definitiva por muy bonita que sea una flor, nosotros sabemos que la vida de ella, no está en ella en ella misma, la belleza de una flor simplemente es el resultada de la buena vida de sus raíces, que es donde realmente está su vida; así es la vida de los hombres necesitamos vida secreta delante de Dios, para poder tener vida pública real;  y belleza delante de Dios y los hombres.

 

Jesús, sabía que el único lugar donde encontraría la fortaleza para poder enfrentar los perores temores y más terribles  momentos de su vida, era en la misma presencia de su Padre, Luc 22:41  Y él se apartó de ellos a distancia como de un tiro de piedra; y puesto de rodillas oró, Luc 22:42  diciendo: Padre, si quieres, pasa de mí esta copa; pero no se haga mi voluntad, sino la tuya. Luc 22:43  Y se le apareció un ángel del cielo para fortalecerle. Luc 22:44  Y estando en agonía, oraba más intensamente; y era su sudor como grandes gotas de sangre que caían hasta la tierra.  Esta era la clave de su fortaleza, para desafiar el sistema malo de este mundo y enfrentar sus perores temores como humano de frente  y en su momento,  Mat 26:55  En aquella hora dijo Jesús a la gente: ¿Cómo contra un ladrón habéis salido con espadas y con palos para prenderme? Cada día me sentaba con vosotros enseñando en el templo,  y no me prendisteis. Mat 26:56  Mas todo esto sucede, para que se cumplan las Escrituras de los profetas. Entonces todos los discípulos, dejándole, huyeron.

 

El secreto de Jesús, realmente no era un secreto, para los discípulos ni para nosotros, todos sabemos que todo estaba en la oración secreta que era prácticamente toda sus vida, por ello, de las distintos modelos de oración quie aparecen en las escrituras la que Jesús más recomienda es la oración secreta y continua, que es la fortaleza de los hombres,  Mat 6:6  Mas tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público. De hecho que la oración en lo secreto es la más sincera, porque muchas personas se atreven inclusive a fingir en reuniones de oración, para ser vistos por los hombres, pero en lo secreto no hay a quien fingir, pues solo el Padre está ahí, y el Padre conoce desde las intenciones hasta a las acciones de nuestra vida.

 

De hecho mucho pueblo contamina la oración, por causa de tres problemas y las tres tienen que ver con malas intenciones aun antes de que hablemos:

 

  1. Se contamina cuando LOS MOTIVOS son los equivocados, Mat 6:5… para ser vistos de los hombres;
  2. Se contamina con EL FORMALISMO, Mat 6:7 Y orando, no uséis vanas repeticiones, como los gentiles, que piensan que por su palabrería serán oídos.
  3. Se contamina con LA INSENSIBILIDAD RELIGIOSA, Mat 6:12 Y perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores. Mucho pueblo en las oraciones, han perdido la sensibilidad de la esencia de la vida de Dios; pues piden y hablan, lo que no entienden,  Mat 6:14  Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas, os perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial; Mat 6:15  mas si no perdonáis a los hombres sus ofensas, tampoco vuestro Padre os perdonará vuestras ofensas. En muchas ocasiones las oraciones de mucho pueblo no pasan de ser un criterio de insensibilidad religiosa, que no tienen ningún valor delante de Dios,  Luc 18:11  El fariseo, puesto en pie, oraba consigo mismo de esta manera: Dios, te doy gracias porque no soy como los otros hombres, ladrones, injustos, adúlteros, ni aun como este publicano; Luc 18:12  ayuno dos veces a la semana, doy diezmos de todo lo que gano. Luc 18:14  Os digo que éste descendió a su casa justificado antes que el otro; porque cualquiera que se enaltece, será humillado; y el que se humilla será enaltecido.

 

Jesús sabía que sin la vida secreta delante de sus Padre, no tendría fuerzas, para enfrentar toda la presión que representaba aquella sociedad y nosotros tampoco tendremos la fuerza necesaria para enfrentar los desafíos de nuestra mala generación moderna, sino buscamos al Padre de corazón en los secreto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.