El Testimonio de la Luz

publicado en: El Evangelio de Marcos, Madurez | 0

Mar 4:21  También les dijo: ¿Acaso se trae la luz para ponerla debajo del almud, o debajo de la cama? ¿No es para ponerla en el candelero?

La idea de luz en esta parábola,  es el testimonio atraves de las acciones de lo que Dios ha hecho en nuestra vida, Mat 5:14  Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder. Mat 5:15  Ni se enciende una luz y se pone debajo de un almud, sino sobre el candelero, y alumbra a todos los que están en casa. Mat 5:16  Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos. La función de la luz, en medio de la oscuridad, es algo que nunca puede pasar desapercibido, pues donde hay Luz, definitivamente no hay tinieblas, Jua 1:5  La luz en las tinieblas resplandece, y las tinieblas no prevalecieron contra ella. Esta es la función más categórica del cristiano, ser ejemplo al mundo, atraves de nuestras forma de ser, 1Pe 3:1 Asimismo vosotras, mujeres, estad sujetas a vuestros maridos; para que también los que no creen a la palabra, sean ganados sin palabra por la conducta de sus esposas, 1Pe 3:2  considerando vuestra conducta casta y respetuosa. O sea que los actos de justicia de los ciudadanos del cielo, es la luz que alumbra la oscuridad de este mundo.

De hecho que esta metáfora manifiesta como Dios quiere que nos presentemos ante la oscuridad que reina en este mundo,  Flp 2:15  para que seáis irreprensibles y sencillos, hijos de Dios sin mancha en medio de una generación maligna y perversa, en medio de la cual resplandecéis como luminares en el mundo; el testimonio de los cristianos, es la mayor Predicación que Dios le da a esta mundo, lleno de tinieblas, ya que les hace verse totalmente diferentes entre una sociedad caída y falta de buenos ejemplos. Jer 15:19  Por tanto, así dijo Jehová: Si te convirtieres, yo te restauraré, y delante de mí estarás; y si entresacares lo precioso de lo vil, serás como mi boca. Conviértanse ellos a ti, y tú no te conviertas a ellos. El hacer la diferencia en el actuar, es la clave de la buena predicación, Jer 15:20  Y te pondré en este pueblo por muro fortificado de bronce, y pelearán contra ti, pero no te vencerán; porque yo estoy contigo para guardarte y para defenderte, dice Jehová.

 

Cada sociedad y cada cultura es diferente en sus forma de ser, pero la iglesia debe de marcar esa diferencia para que la sociedad en medio de la cual habitamos, pueda ver la Luz de la Justicia atraves de nuestro ejemplo. 1Pe 2:12  manteniendo buena vuestra manera de vivir entre los gentiles; para que en lo que murmuran de vosotros como de malhechores, glorifiquen a Dios en el día de la visitación, al considerar vuestras buenas obras. Definitivamente los cristianos entre la sociedad, deben de ser conocidos fácilmente y diferenciados atraves de sus buenas obras. Esto es lo que hace la diferencia entro lo falso y lo verdadero, Mat 7:18  No puede el buen árbol dar malos frutos, ni el árbol malo dar frutos buenos.

Hay muchas personas que manifiestan que son parte de este Reino, pero este Reino, no es un Reino que pueda verse en un lugar físico, ni tan siquiera en un mapa; pero sí se ve en el interior de cada ciudadano ya que por su forma de actuar lo delata al que reino que permanece,  Mar 4:22  Porque no hay nada oculto que no haya de ser manifestado; ni escondido, que no haya de salir a luz. Una persona puede llegar a decir miles de veces que es del Reino de la Luz, pero son sus actos, SUS ACCIONES lo que lo delatan a que reino pertenece. Mat 7:21  No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. De hecho atraves de los siglos muchos han llegado a creer que pertenecen al Reino de la Luz, pero realmente no es cierto, Mat 7:22  Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? Mat 7:23  Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad.

Es triste la condición de mucha gente que creen que los diplomas y títulos teológicos, pesan más que el testimonio en una persona, pero para un verdadero siervo de Dios, los títulos y las cartas de presentación son cosas, en algún sentido importantes, pero superficiales, 2Co 3:1 ¿Comenzamos otra vez a recomendarnos a nosotros mismos? ¿O tenemos necesidad, como algunos, de cartas de recomendación para vosotros, o de recomendación de vosotros? El ministerio del apóstol Pablo, muchas veces fue cuestionado, por mucha gente que se presentaba en las iglesias, con sus cartas de presentación de ser alguien, pero Más que cartas de presentación el apóstol Pablo presenta las cicatrices de sus testimonio, como sus cartas de su veracidad.  Gál 6:17  De aquí en adelante nadie me cause molestias; porque yo traigo en mi cuerpo las marcas del Señor Jesús. Realmente el apóstol Pablo, lleva sus diplomas y cartas de presentación, en las cicatrices del sufrimiento por la justicia guardadas en su propio cuerpo:

  1. EL DIPLOMA DE LAS VARAS, Hch 16:22 Y se agolpó el pueblo contra ellos; y los magistrados, rasgándoles las ropas, ordenaron azotarles con varas. 2Co 11:24 De los judíos cinco veces he recibido cuarenta azotes menos uno. (195)

 2. EL DIPLOMA DE LA CARCEL, Hch 16:23 Después de haberles azotado mucho, los echaron en la cárcel, mandando al carcelero que los guardase con seguridad.

3. EL DIPLOMA DE LAS PIEDRAS, Hch 14:19 Entonces vinieron unos judíos de Antioquía y de Iconio, que persuadieron a la multitud, y habiendo apedreado a Pablo, le arrastraron fuera de la ciudad, pensando que estaba muerto.

4. EL DIPLOMA DE LOS PÉLIGROS Y SUFRIMIENTO, 2Co 11:25 Tres veces he sido azotado con varas; una vez apedreado; tres veces he padecido naufragio; una noche y un día he estado como náufrago en alta mar; 2Co 11:26 en caminos muchas veces; en peligros de ríos, peligros de ladrones, peligros de los de mi nación, peligros de los gentiles, peligros en la ciudad, peligros en el desierto, peligros en el mar, peligros entre falsos hermanos; 2Co 11:27  en trabajo y fatiga, en muchos desvelos, en hambre y sed, en muchos ayunos, en frío y en desnudez; 2Co 11:28  y además de otras cosas, lo que sobre mí se agolpa cada día, la preocupación por todas las iglesias. 2Co 11:29  ¿Quién enferma, y yo no enfermo? ¿A quién se le hace tropezar, y yo no me indigno? Y todavía le estaban pidiendo evidencias al apóstol, si era o no del reino de la Luz.

Un verdadero testimonio como el del apóstol Pablo no se puede esconder, pues es Luz, entre los hombres, Mar 4:21  También les dijo: ¿Acaso se trae la luz para ponerla debajo del almud, o debajo de la cama? ¿No es para ponerla en el candelero?

Mar 4:23  Si alguno tiene oídos para oír, oiga.

Viernes 28 de Mayo del 2021

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.