El Arrebatamiento del Hijo Varón

publicado en: El Hijo Vencedor, Profesia | 0

TEMA 6 del estudio “El Hijo Vencedor”

 

Apo 12:5  Y ella dio a luz un hijo varón, que regirá con vara de hierro a todas las naciones; y su hijo fue arrebatado para Dios y para su trono.

 

De hecho este Hijo Varón, que es arrebatado para Dios y para su trono, representa un aglomerado de creyentes que tuvieron en alta estima los llamamientos de Dios para sus vidas, a este aglomerado de creyentes también se le llama “LAS PRIMISIAS” y esto manifiesta su alto nivel de calidad espiritual,  Apo 14:4  Estos son los que no se contaminaron con mujeres, pues son vírgenes. Estos son los que siguen al Cordero por dondequiera que va. Estos fueron redimidos de entre los hombres como primicias para Dios y para el Cordero; estas primicias, o Hijo Varón, son los  mismos vencedores que se mencionan en, Apo 12:11  Y ellos le han vencido por medio de la sangre del Cordero y de la palabra del testimonio de ellos, y menospreciaron sus vidas hasta la muerte. Ellos son vencedores por medio de tres cosas sumamente importantes que manifiestas su calidad de fe:

  1. por medio de la sangre del Cordero.
  2. Por causa del testimonio de ellos
  3. Llegaron a un nivel muy elevado, en donde menospreciaron sus propias vidas naturales, por causa de lo Eterno. Esto nos habla del alto valor que Dios llegó a tener para su propia existencia.

Teniendo en cuanta la calidad de sus compromisos con Dios, no es extraño que este Hijo Varón sea arrebatado y seleccionado para ocupar tronos en la eternidad, pues de ello se nos dice que regirán con vara de hierro, pero esto es parte de las mismas promesas para los vencedores,  Apo 2:26  Al que venciere y guardare mis obras hasta el fin, yo le daré autoridad sobre las naciones, Apo 2:27  y las regirá con vara de hierro, y serán quebradas como vaso de alfarero; como yo también la he recibido de mi Padre; esta promesa es una promesa del Padre a Cristo y de Cristo a los Vencedores.

El arrebatamiento del Hijo Varón desencadena TRES GRANDES SUCESOS:

  1. LA MUJER HUYE AL DESIERTO. Apo 12:6 Y la mujer huyó al desierto, donde tiene lugar preparado por Dios, para que allí la sustenten por mil doscientos sesenta días.

  1. ESTALLA LA GUERRA FINAL EN EL CIELO, donde SATANÁS Y SUS ÁNGELES SON DESTERRADOS totalmente del cielo, para núnca más volver. Apo 12:7 Después hubo una gran batalla en el cielo: Miguel y sus ángeles luchaban contra el dragón; y luchaban el dragón y sus ángeles;

En este punto debemos de considerar que hablamos de una guerra en la Eternidad  que difícilmente podríamos comprender por causa de que en la eternidad NO hay tiempo o sea no existe el pasado ni el futuro, pues todo es un eterno presente y ya que nosotros todo lo medimos atraves del tiempo, ya sea pasado, presente o futuro; es imposible de captar para nuestra razón humana y la Biblia se escribe desde el punto de vista en donde nosotros podamos por lo menos tener una idea de un suceso imposible de comprender desde nuestra finita forma de ser y pensar; lo que si entendemos con claridad es el resultado de dicha guerra, Apo 12:8  pero no prevalecieron, ni se halló ya lugar para ellos en el cielo. Apo 12:9  Y fue lanzado fuera el gran dragón, la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero; fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él. O sea lo que realmente deja fuera de todo al querubín caído y a todos los ángeles que le siguieron en sus rebelión, es la formación de los reyes y sacerdotes, representados por el Hijo Varón que es arrebatado para gobernar la a eternidad, con Cristo. La muerte de JESUS, nos trajo la redención y fue atado el “hombre fuerte” en esta tierra, donde el “hombre fuerte” tenía toda la autoridad sobre la vida de los hombres, Mat 12:28  Pero si yo por el Espíritu de Dios echo fuera los demonios, ciertamente ha llegado a vosotros el reino de Dios. Mat 12:29  Porque ¿cómo puede alguno entrar en la casa del hombre fuerte, y saquear sus bienes, si primero no le ata? Y entonces podrá saquear su casa. Este hombre fuerte que fue atado por Cristo, es el mismo que tenía sujeto todos en el temor, Heb 2:14  Así que, por cuanto los hijos participaron de carne y sangre, él también participó de lo mismo, para destruir por medio de la muerte al que tenía el imperio de la muerte, esto es, al diablo, Heb 2:15  y librar a todos los que por el temor de la muerte estaban durante toda la vida sujetos a servidumbre. y de hecho que nos fue anunciado el favor y el perdón de Dios y se nos dio libertad, y por el mover del Espíritu Santo se logró la tan anhelada formación y santidad del pueblo redimido los cuales vencieron a satanás, o sea recobraron el Reino y el propósito que Adam, perdió al pecar en el principio.

 

El Hijo Varón formado por muchos es el cumplimiento del propósito de Dios, la iglesia en este punto se vuelve una IGLESIA VENCEDORA porque derrotó al acusador, venció a la serpiente antigua y derrotó totalmente al dragón de siete cabezas y diez cuernos; este Hijo Vencedor que es arrebatado se puede ver parcialmente en la reacción del patriarca Job, ante la dura prueba que le vino y ante las acusaciones del Satanás, Job 1:9  El ángel acusador respondió: —¡Por supuesto! ¡Pero si Job te obedece, es por puro interés! Job 1:10  Tú siempre lo proteges a él y a su familia; cuidas todo lo que tiene, y bendices lo que hace. ¡Sus vacas y ovejas llenan la región! Job 1:11  Pero yo te aseguro que si lo maltratas y le quitas todo lo que tiene, ¡te maldecirá en tu propia cara! (VLS), este es el punto determinante del Hijo Varón, vencer a satanás en sus argumentos, porque recordemos que cada quien juzga de acuerdo a su propia condición, Rom 2:1  Por lo cual no tienes excusa, oh hombre, quienquiera que seas tú que juzgas, pues al juzgar a otro, a ti mismo te condenas, porque tú que juzgas practicas las mismas cosas.(VLS) y cuando el ángel acusador dice que todos le sirven a Dios, por interés, ¡Pero si Job te obedece, es por puro interés! es porque el mismo se está describiendo en sus acciones, porque conforme a sus pensamiento tal es el, Pro 23:7  Porque cual es su pensamiento en su corazón, tal es él. Entonces cuando Job reaccionó a la prueba de la forma correcta, Job 1:20  Entonces Job se levantó, y rasgó su manto, y rasuró su cabeza, y se postró en tierra y adoró, Job 1:21  y dijo: Desnudo salí del vientre de mi madre, y desnudo volveré allá. Jehová dio, y Jehová quitó; sea el nombre de Jehová bendito. Job 1:22  En todo esto no pecó Job, ni atribuyó a Dios despropósito alguno. Job se convirtió en un vencedor y derroto a Satanás, demostrando que él era mejor que este ángel acusador, por ello cuando el Hijo varón es arrebatado simplemente el querubín caído y sus ángeles rebeldes tienen que ser echados fuera porque han sido derrotados por este Hijo Varón que fue arrebatado para Dios y para sus trono y que demostró ser mejor al vencer en aquellas cosas donde el querubín y sus ángeles fracasaron; Y con este propósito cumplido ya no hay lugar en la Eternidad para estos seres renegados y entonces se da la declaratoria universal de gran importancia, Apo 12:10  Entonces oí una gran voz en el cielo, que decía: Ahora ha venido la salvación, el poder, y el reino de nuestro Dios, y la autoridad de su Cristo; porque ha sido lanzado fuera el acusador de nuestros hermanos, el que los acusaba delante de nuestro Dios día y noche.

  1. COMIENZAN LOS JUICIOS FINALES, SOBRE LA TIERRA.

A este Hijo varón representando a una totalidad no definida, de creyentes pues recordemos que el hijo varón solo es la primera cosecha, Apo 14:4  …Estos fueron redimidos de entre los hombres como primicias para Dios y para el Cordero; también se le llama los vencedores, Apo 12:11  Y ellos le han vencido por medio de la sangre del Cordero y de la palabra del testimonio de ellos, y menospreciaron sus vidas hasta la muerte. O sea todo este mover profético está enfocado en el Hijo Varón arrebatado para Dios y para sus Trono. Y el Hijo Varón representa a los vencedores y una vez el haya nacido, se da la proclama profética  más importante de todas, Apo 11:15  El séptimo ángel tocó la trompeta, y hubo grandes voces en el cielo, que decían: Los reinos del mundo han venido a ser de nuestro Señor y de su Cristo; y él reinará por los siglos de los siglos. Las acciones de fe, de este hijo varón son realmente suficientes para desatar todo el caudal de Juicios, comenzando con el juicio del Dragón y sus ángeles y siguiendo con todos los demás juicios que vendrán sobre la tierra, Apo 11:16  Y los veinticuatro ancianos que estaban sentados delante de Dios en sus tronos, se postraron sobre sus rostros, y adoraron a Dios, Apo 11:17  diciendo: Te damos gracias, Señor Dios Todopoderoso, el que eres y que eras y que has de venir, porque has tomado tu gran poder, y has reinado. Apo 11:18  Y se airaron las naciones, y tu ira ha venido, y el tiempo de juzgar a los muertos, y de dar el galardón a tus siervos los profetas, a los santos, y a los que temen tu nombre, a los pequeños y a los grandes, y de destruir a los que destruyen la tierra. Apo 11:19  Y el templo de Dios fue abierto en el cielo, y el arca de su pacto se veía en el templo. Y hubo relámpagos, voces, truenos, un terremoto y grande granizo.

ES LA FE MADURA DEL HIJO VARÓN, ARREBATADO PARA DIOS Y PARA SU TRONO, ES  LO QUE DESATA PRÁCTICAMENTE TODO EN EL TIEMPO FINAL.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.