El Nacimiento del Hijo Varon

publicado en: El Hijo Vencedor, Profesia | 0

TEMA 4 del estudio “Apocalipsis 3”

 

Apo 12:5  Y ella dio a luz un hijo varón, que regirá con vara de hierro a todas las naciones; y su hijo fue arrebatado para Dios y para su trono.

Este hijo varón que se menciona en este versículo es el resultado y el propósito de los dolores de parto que la mujer sufre, Apo 12:2  Y estando encinta, clamaba con dolores de parto, en la angustia del alumbramiento. Aparentemente solo podemos ver a la mujer, sufriendo los dolores de parto, pero dentro de ella se está gestando y desarrollando el propósito de Dios que en cualquier momento nacerá.

Los dolores de parto en la Biblia siempre están enfocados en el difícil proceso de formación, hasta obtener la vida nueva que se espera con ansias,  Gál 4:19  Hijitos míos, por quienes vuelvo a sufrir dolores de parto, hasta que Cristo sea formado en vosotros, este es el dolor angustiante de un ministro que sufre por la falta de formación de la iglesia, de hecho Pablo sabía bien que es el dolor lo que realmente produce hijos de justicia, Mal 3:2  ¿Y quién podrá soportar el tiempo de su venida? ¿O quién podrá estar en pie cuando él se manifieste? Porque él es como fuego purificador, y como jabón de lavadores. Mal 3:3  Y se sentará para afinar y limpiar la plata; porque limpiará a los hijos de Leví, los afinará como a oro y como a plata, y traerán a Jehová ofrenda en justicia.  La idea de que sentará para afinar y limpiara la plata, manifiesta que Dios se tomará su tiempo para esta tarea y propósito, pues el profeta dice que se sentará para afinar y limpiar a sus hijos, pero esta limpieza del corazón de los hijos de Leví, lo hará atraves del fuego purificador; curiosamente el profeta Malaquías pudo ver a Dios en el capítulo 4 como el fuego consumidor que devorará al adversario, Mal 4:1  Porque he aquí, viene el día ardiente como un horno, y todos los soberbios y todos los que hacen maldad serán estopa; aquel día que vendrá los abrasará, ha dicho Jehová de los ejércitos, y no les dejará ni raíz ni rama. Pero en cuanto a su pueblo, lo vio como un fuego purificador, para limpiar a sus siervos. Entonces no es extraño ver a la mujer del capítulo doce con dolores de parte en el clímax y la angustia del alumbramiento, pues de hecho que los dolores de parto de la iglesia, son los que darán a luz los hijos maduros y formados, Rom 8:22  Porque sabemos que toda la creación gime a una, y a una está con dolores de parto hasta ahora; Rom 8:23  y no sólo ella, sino que también nosotros mismos, que tenemos las primicias del Espíritu, nosotros también gemimos dentro de nosotros mismos, esperando la adopción, la redención de nuestro cuerpo.  El propósito de estos dolores de parto se pueden claramente ver en Rom 8:19  Porque el anhelo ardiente de la creación (esta es la causa por la cual la creación fue sujetada a la maldición del dolor) es el aguardar la manifestación de los hijos de Dios. Esta manifestación de los hijos de Dios, ya formados a la imagen de Cristo,  es de lo que se nos habla en, Rom 8:29  Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él  (CRISTO) sea el primogénito (o sea el MAYOR O PRIMERO DE MUCHOS COMO ÉL) entre muchos hermanos. Ahora esta formación y manifestación de los Hijos de Dios, es la que el dragón quiere frenar a toda costa, la idea es devorar al hijo tan pronto como nazca, Apo 12:4  y su cola arrastraba la tercera parte de las estrellas del cielo, y las arrojó sobre la tierra. Y el dragón se paró frente a la mujer que estaba para dar a luz, a fin de devorar a su hijo (aquí “hijo”, es la palabra griega: “Teknon” que significa “descendencia”) tan pronto como naciese. Pero el versículo cinco dice; Apo 12:5  Y ella dio a luz un hijo varón ( aquí la palabra griega para “hijo” es “Juios” que significa “hijo maduro o mayor”), que regirá con vara de hierro a todas las naciones; y su hijo fue arrebatado para Dios y para su trono. Este Hijo Varón que nace de la mujer, representa a muchos que se parecen Cristo y que son hijos de Sion, Isa 66:8  ¿Quién oyó cosa semejante? ¿quién vio tal cosa? ¿Concebirá la tierra en un día? ¿Nacerá una nación de una vez? Pues en cuanto Sion estuvo de parto, dio a luz sus hijos. O sea no es un solo hijo sino muchos miembros que conforman a este Hijo Varón, 1Co 12:12  Porque así como el cuerpo es uno, y tiene muchos miembros, pero todos los miembros del cuerpo, siendo muchos, son un solo cuerpo, así también Cristo. 1Co 12:14  Además, el cuerpo no es un solo miembro, sino muchos. 1Co 12:20  Pero ahora son muchos los miembros, pero el cuerpo es uno solo. Entonces entendemos que el hijo varón que nacerá del dolor del parto de la mujer, es un solo Hijo Varón, formado por muchos miembros a los cuales se les da la promesa de ser arrebatado para Dios y para su trono. Apo 12:5  Y ella dio a luz un hijo varón, que regirá con vara de hierro a todas las naciones; y su hijo fue arrebatado para Dios y para su trono.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.