La Medida del Hijo Varón

publicado en: El Hijo Vencedor, Exhortación, Profesia | 0

TEMA 5 del estudio “El Hijo vencedor”

 

Apo 12:5  Y ella dio a luz un hijo varón, que regirá con vara de hierro a todas las naciones; y su hijo fue arrebatado para Dios y para su trono.

 

 

El misterio de esta mujer está enfocado en dos cosas:

 

 

  1. En el conflicto que ella tiene con el dragón, desde el principio, Gén 3:15 Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya; ésta te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el calcañar.

 

  1. Y en la simiente que de ella procede: Ella misma (apocalipsis 12; 14), B. El Hijo Varón del arrebatamiento (Apocalipsis 12; 5), C. La descendencia que de ella, se menciona, (Apocalipsis 12; 17).

 

Debemos de considerar necesariamente que cuando hablamos de la mujer de apocalipsis 12, estamos hablando de un solo pueblo con tres medidas o descendencias, de hecho que estamos hablando de una mujer, la cual da a luz a los vencedores que regirán con vara de hierro a las naciones. Pero esta mujer está representada por medio de las tres medidas bíblicas y es que en el aglomerado de creyentes es un hecho que no todos tenemos las mismas medidas espirituales. Mar 4:20  Y éstos son los que fueron sembrados en buena tierra: los que oyen la palabra y la reciben, y dan fruto a treinta, a sesenta, y a ciento por uno.

 

 

El asunto de las medidas no es un tema nuevo en la biblia, incluso a Juan se le da una vara de medir, para que mida el aglomerado de creyentes en la tierra durante los últimos tres años y medio, Apo 11:1 Entonces me fue dada una caña semejante a una vara de medir, y se me dijo: Levántate, y mide el templo de Dios, y el altar, y a los que adoran en él. Apo 11:2  Pero el patio que está fuera del templo déjalo aparte, y no lo midas, porque ha sido entregado a los gentiles; y ellos hollarán la ciudad santa cuarenta y dos meses. O sea si somos consecuentes con este versículo nos daremos cuenta de que realmente son tres medidas las del templo profético  de Dios y de ellas, el apóstol Juan, solo medirá dos partes, de los tres lugares que componían el templo:

 

 

  1. EL TEMPLO, (o lugar santo) Heb 9:2 El santuario para ese culto se construyó de la siguiente manera: En su primera parte, llamada el Lugar Santo, estaban el candelabro y la mesa donde se ponían los panes apartados para Dios. En este lugar Santo, solo los sacerdotes levitas, podían entrar. Heb 9:6  Así estaban dispuestas todas las cosas en el santuario. Todos los días, los sacerdotes entraban al Lugar Santo para celebrar el culto.

 

  1. EL ALTAR, según el relato de Hebreos este altar donde se adoraba a Dios, estaba en el lugar Santísimo, Heb 9:3 Detrás de la segunda cortina estaba la parte llamada Lugar Santísimo, Heb 9:4  en donde estaba el altar de oro para quemar incienso, y también el cofre del pacto, que estaba totalmente recubierto de oro. En el cofre había una jarra de oro, que contenía maná; el bastón de Aarón, que había vuelto a florecer, y las tablas con los diez mandamientos. De hecho al lugar Santísimo, solo podía entrar el sumo sacerdote y esto una vez al año, Heb 9:7  pero en la segunda parte, sólo el sumo sacerdote una vez al año, no sin sangre, la cual ofrece por sí mismo y por los pecados de ignorancia del pueblo. Esta es la medida más elevada a la cual una persona pudiere llegar.

 

  1. EL PATIO EXTERIOR, Apo 11:2 Pero el patio que está fuera del templo déjalo aparte, y no lo midas, porque ha sido entregado a los gentiles; y ellos hollarán la ciudad santa cuarenta y dos meses. El patio exterior en el tabernáculo de Moisés y posterior templo de Salomón, era el lugar donde la gente común o sea que no eran sacerdotes levitas, podían entrar a dejar sus ofrendas y sacrificios. Era patio prácticamente era parte del templo pero Dios le dice a Juan que no lo mida, porque esta parte del templo será entregada en las manos de los gentiles en los días del Anticristo.

 

 

Y es que debemos de considerar que todo pueblo de Dios tiene un llamado indudablemente, pero parece que no todos asumen la responsabilidad de dicho llamamiento, Mat 22:14  Porque muchos son llamados, y pocos escogidos. De hecho se nos hacen serias advertencias a poner toda nuestra diligencia en estas cosas, 2Pe 1:3  Como todas las cosas que pertenecen a la vida y a la piedad nos han sido dadas por su divino poder, mediante el conocimiento de aquel que nos llamó por su gloria y excelencia, 2Pe 1:4  por medio de las cuales nos ha dado preciosas y grandísimas promesas, para que por ellas llegaseis a ser participantes de la naturaleza divina, habiendo huido de la corrupción que hay en el mundo a causa de la concupiscencia;  2Pe 1:5  vosotros también, poniendo toda diligencia por esto mismo, añadid a vuestra fe virtud; a la virtud, conocimiento; 2Pe 1:6  al conocimiento, dominio propio; al dominio propio, paciencia; a la paciencia, piedad; 2Pe 1:7  a la piedad, afecto fraternal; y al afecto fraternal, amor. 2Pe 1:8  Porque si estas cosas están en vosotros, y abundan, no os dejarán estar ociosos ni sin fruto en cuanto al conocimiento de nuestro Señor Jesucristo. 2Pe 1:9  Pero el que no tiene estas cosas (aunque tenga perdón de pecados) tiene la vista muy corta; es ciego, habiendo olvidado la purificación de sus antiguos pecados. 2Pe 1:10  Por lo cual, hermanos, tanto más procurad hacer firme vuestra vocación y elección; porque haciendo estas cosas, no caeréis jamás. 2Pe 1:11  Porque de esta manera os será otorgada amplia y generosa entrada en el reino eterno de nuestro Señor y Salvador Jesucristo.

 

 

Definitivamente hay muchas  advertencias en la Biblia acerca de cómo debemos mostrar mucha diligencia por causa de nuestra salvación,  Heb 2:1, Por tanto, es necesario que con más diligencia atendamos a las cosas que hemos oído, no sea que nos deslicemos. Heb 2:3  ¿cómo escaparemos nosotros, si descuidamos una salvación tan grande? La cual, habiendo sido anunciada primeramente por el Señor, nos fue confirmada por los que oyeron, realmente son advertencias muy serias, 1Co 9:27  sino que golpeo mi cuerpo, y lo pongo en servidumbre, no sea que habiendo sido heraldo para otros, yo mismo venga a ser eliminado, que es necesario que las tomemos en cuenta a forma de que no se vaya a crear en nosotros una falsa autoconfianza, 1Co 10:12  Así que, el que piensa estar firme, mire que no caiga. Realmente la Biblia está llena de advertencias para el pueblo de Dios en el antiguo testamento como en el nuevo testamento encontramos advertencias para los que corremos esta carrera y peleamos esta batalla.

 

 

El fundamento esta puesto pero es responsabilidad de cada uno mirar o poner atención como sobreedifica, 1Co 3:10  Conforme a la gracia de Dios que me ha sido dada, yo como perito arquitecto puse el fundamento, y otro edifica encima; pero cada uno mire cómo sobreedifica. 1Co 3:11  Porque nadie puede poner otro fundamento que el que está puesto, el cual es Jesucristo. 1Co 3:12  Y si sobre este fundamento alguno edificare oro, plata, piedras preciosas, madera, heno, hojarasca, 1Co 3:13  la obra de cada uno se hará manifiesta; porque el día la declarará, pues por el fuego será revelada; y la obra de cada uno cuál sea, el fuego la probará. 1Co 3:14  Si permaneciere la obra de alguno que sobreedificó, recibirá recompensa. 1Co 3:15  Si la obra de alguno se quemare, él sufrirá pérdida, si bien él mismo será salvo, aunque así como por fuego. La medida de cada creyente depende de su propia diligencia, Mat 25:24  Pero llegando también el que había recibido un talento, dijo: Señor, te conocía que eres hombre duro, que siegas donde no sembraste y recoges donde no esparciste; Mat 25:25  por lo cual tuve miedo, y fui y escondí tu talento en la tierra; aquí tienes lo que es tuyo. Mat 25:26  Respondiendo su señor, le dijo: Siervo malo y negligente, sabías que siego donde no sembré, y que recojo donde no esparcí.

 

 

Mat 25:27  Por tanto, debías haber dado mi dinero a los banqueros, y al venir yo, hubiera recibido lo que es mío con los intereses. La mención de los banqueros, esta relacionada a la idea de que aunque sea algo hubiera hecho, pero el esconder el talento es tiempo y talento desperdiciado, o sea no dio nigun resultado, Mat 25:28  Quitadle, pues, el talento, y dadlo al que tiene diez talentos. Mat 25:29  Porque al que tiene, le será dado, y tendrá más; y al que no tiene, aun lo que tiene le será quitado. Mat 25:30  Y al siervo inútil echadle en las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el crujir de dientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.