¿QUIEN ES ESTA MUJER?

publicado en: El Hijo Vencedor, Madurez, Profesia | 0

TEMA 3 del estudio “El Hijo vencedor”

 

Cnt 6:10  ¿Quién es ésta que se muestra como el alba, Hermosa como la luna, Esclarecida como el sol, Imponente como ejércitos en orden?

Para conocer la identidad de la mujer en función de parto, necesitamos entender primero su naturaleza y su propósito de ser:

  1. Lo primero es que esta mujer esta VESTIDA DE LA NATURALEZA DE DIOS, Apo 12:1 Apareció en el cielo una gran señal: una mujer vestida del sol, el sol representa generalmente a Dios, Mal 4:2  Mas a vosotros los que teméis mi nombre, nacerá el Sol de justicia, y en sus alas traerá salvación; y saldréis, y saltaréis como becerros de la manada.

  1. Pero también se representa SU NATURALEZA HUMANA, con la luna debajo de sus pies, la luna es un simbolismo bíblico que representa por lo general, la naturaleza humana, pues ella no tiene luz propia en sí, sino es la luz del sol, la que la ilumina y la luz del sol, es una representación de Dios; y la idea de que la luna está bajo sus pies significa que su naturaleza humana está sometida al gobierno de esta mujer. También esta mujer, del capítulo doce de apocalipsis tiene la similitud con la mujer representada en el libro de los Cantares, Cnt 6:10  ¿Quién es ésta que se muestra como el alba, Hermosa como la luna, Esclarecida como el sol, Imponente como ejércitos en orden?

  1. Y ESTÁ BAJO COBERTURA DEL GOBIERNO DE DIOS o sea haya un Gobierno sobre ella, sobre su cabeza una corona de doce estrellas. Generalmente el número doce, dentro de la numerología bíblica representa el gobierno de Dios, Apo_21:14  Y el muro de la ciudad tenía doce cimientos, y sobre ellos los doce nombres de los doce apóstoles del Cordero.

LA MUJER siempre estuvo dentro del propósito de Dios, desde su creación, Gén 2:21  Entonces Jehová Dios hizo caer sueño profundo sobre Adán, y mientras éste dormía, tomó una de sus costillas, y cerró la carne en su lugar. Gén 2:22  Y de la costilla que Jehová Dios tomó del hombre, hizo una mujer, y la trajo al hombre. Gén 2:23  Dijo entonces Adán: Esto es ahora hueso de mis huesos y carne de mi carne; ésta será llamada Varona, porque del varón fue tomada. Entonces no es extraño encontrar en las páginas de la Biblia la simbología de la mujer por todos lados:

LA MUJER LA DE GÉNESIS (Eva) simboliza EL PROPÓSITO DIVINO, al ser creada;

LA MUJER DE EFESIOS, simboliza su redención y formación, después de la caída: REDENCIÓN: Efe 5:25  Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella, FORMACIÓN: Efe 5:26  para santificarla, habiéndola purificado en el lavamiento del agua por la palabra, e inclusive se nos habla del PROPOSITO, Efe 5:27  a fin de presentársela a sí mismo, una iglesia gloriosa, que no tuviese mancha ni arruga ni cosa semejante, sino que fuese santa y sin mancha. O  sea que el marido (Cristo) está preparando a la que será la Esposa, Efe 5:29  Porque nadie aborreció jamás a su propia carne, sino que la sustenta y la cuida, como también Cristo a la iglesia, Efe 5:30  porque somos miembros de su cuerpo, de su carne y de sus huesos. Efe 5:31  Por esto dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne. Efe 5:32  Grande es este misterio; mas yo digo esto respecto de Cristo y de la iglesia.

Y LA MUJER DE APOCALIPSIS representa el resultado final de la mujer en los tiempos postreros. Apo 12:1  Y una gran señal apareció en el cielo: una mujer vestida del sol, con la luna debajo de sus pies, y una corona de doce estrellas sobre su cabeza; Apo 12:2  estaba encinta, y gritaba*, estando de parto y con dolores de alumbramiento. Recuerde que a partir del capítulo doce se nos está hablando de la forma en la cual los gobiernos del mundo llegaran a estar bajo el poder de Cristo y en esta mujer se cumplen todos los propósitos de Dios para el ser humano. Apo 11:15  El séptimo ángel tocó la trompeta, y hubo grandes voces en el cielo, que decían: Los reinos del mundo han venido a ser de nuestro Señor y de su Cristo; y él reinará por los siglos de los siglos.

Concluyendo podemos decir, que esta mujer representada en Apocalipsis 12, no puede ser otra más que la misma iglesia, la misma que dá a luz al Hijo Varón que será arrebatado para Dios y para su trono; Apo 12:5  Y ella dio a luz un hijo varón, que regirá con vara de hierro a todas las naciones; y su hijo fue arrebatado para Dios y para su trono.  Ella misma es sustentada por Dios en el desierto, Apo 12:6  Y la mujer huyó al desierto, donde tiene lugar preparado por Dios, para que allí la sustenten por mil doscientos sesenta días. Y hay una descendencia de ella que será martirizada en los tiempos del anticristo. Apo 12:17  Entonces el dragón se llenó de ira contra la mujer; y se fue a hacer guerra contra el resto de la descendencia de ella, los que guardan los mandamientos de Dios y tienen el testimonio de Jesucristo.

Es importante recordar que el mismo Israel literal, está representado también en esta mujer, pero no como un pueblo aparte, pues nadie será jamás salvo sino es por la gracia de Jesucristo, Rom 3:20  ya que por las obras de la ley ningún ser humano será justificado delante de él; porque por medio de la ley es el conocimiento del pecado. y el Israel literal para ser parte de esta mujer, deberá llegar aceptar la gracia y la redención por medio de Jesucristo, Efe 2:8  Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; definitivamente el pueblo de Israel literal, al final de los tiempos reconocerán a Cristo como la única puerta para poder ser justificados delante de Dios y esto no es extraño pues parte del misterio de Dios es que al final de los dos pueblos (judíos y no judíos), Dios hará uno solo, representado en la mujer de Apocalipsis doce, Efe 2:12  En aquel tiempo estabais sin Cristo, alejados de la ciudadanía de Israel y ajenos a los pactos de la promesa, sin esperanza y sin Dios en el mundo. Efe 2:13  Pero ahora en Cristo Jesús, vosotros que en otro tiempo estabais lejos, habéis sido hechos cercanos por la sangre de Cristo. Efe 2:14  Porque él es nuestra paz, que de ambos pueblos hizo uno, derribando la pared intermedia de separación, Efe 2:15  aboliendo en su carne las enemistades, la ley de los mandamientos expresados en ordenanzas, para crear en sí mismo de los dos un solo y nuevo hombre, haciendo la paz, Efe 2:16  y mediante la cruz reconciliar con Dios a ambos en un solo cuerpo, matando en ella las enemistades. O sea que al final de todas las cosas ya no son dos pueblos, es uno solo; salvo por medio de la fe en Jesucristo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.