Vencedores por su Testimonio

publicado en: El Hijo Vencedor, Exortacion, Madurez | 0

TEMA 10 del estudio “El Hijo Vencedor”

 

Apoc. 12:11  Y ellos le han vencido por medio…de la palabra del testimonio de ellos

Irónicamente la condición de la naturaleza caída siempre ha sido juzgar a los demás y esto lo hace en base a sus propias acciones, Como bien dice el dicho popular “el ladrón juzga por su propia condición” y de ahí podemos denotar la naturaleza y los pensamientos de Satanás, al acusar a uno de los más grandes Vencedores del antiguo Testamento, Job 1:11  Pero extiende ahora tu mano y toca todo lo que tiene, y verás si no blasfema contra ti en tu misma presencia. Esto manifiesta del porque Satanás, le servía a Dios en la Eternidad, parece como que lo hacía solo por un mero interés, y cuando Dios le quitó su posición de autoridad, por causa de su pecado, pues lo maldijo, esta es la base de la a acusación de satanás al vencedor Job, Rom 2:1, Por lo cual eres inexcusable, oh hombre, quienquiera que seas tú que juzgas; pues en lo que juzgas a otro, te condenas a ti mismo; porque tú que juzgas haces lo mismo.

En esta acusación podemos ver la personalidad de Satanás, cuando acusa a Job de “servirle a Dios solo por interés de estar bien”,  como bien lo dice un poco más comprensible la Versión del Lenguaje sencillo, Job 1:11  Pero yo te aseguro que si lo maltratas y le quitas todo lo que tiene, ¡te maldecirá en tu propia cara! Entonces definitivamente si queremos ser parte del Hijo vencedor, necesariamente debemos triunfar en aquellas cosas en las cuales Satanás fue reprobado y esto lo haremos venciendo nuestros propios impulsos naturales, tal y como lo hizo Job y esto a pesar de su gran pesar y dolor,  Job 1:20  Entonces Job se levantó, y rasgó su manto, y rasuró su cabeza, y se postró en tierra y adoró, Job 1:21  y dijo: Desnudo salí del vientre de mi madre, y desnudo volveré allá. Jehová dio, y Jehová quitó; sea el nombre de Jehová bendito. Job 1:22  En todo esto no pecó Job, ni atribuyó a Dios despropósito alguno. O sea lo que se nos está diciendo es que literalmente Job venció a satanás en sus ideas y demostró que NO habían intereses ocultos en su corazón hacia Dios, pues en medio de su grande calamidad y tribulación sacó palabras de un corazón sincero, que si bien es cierto que no entendía a plenitud lo que estaba pasando, pero no se dejó dominar por la amargura, ni por el dolor, si no que su reacción fue un revés para satanás y para su acusación y esto manifiesta la calidad y el nivel de fe de este excepcional hombre.

Los Hijos Vencedores son probados en sus motivos y salen aprobados a pesar de luchar contra sus propios sentimientos e intereses personales y naturales, Gén 22:9  Y cuando llegaron al lugar que Dios le había dicho, edificó allí Abraham un altar, y compuso la leña, y ató a Isaac su hijo, y lo puso en el altar sobre la leña. Gén 22:10  Y extendió Abraham su mano y tomó el cuchillo para degollar a su hijo. Cuando la Biblia dice que Abrahán ofreció a su hijo único, podemos comprender el grave dolor y angustia de este hombre, cuando Dios le ordenó semejante cosa; pero eso es lo que hacen los vencedores demuestran que son personas que sujetan sus emociones naturales y sus derechos, por obedecer a  su Dios.

Abrahán tuvo que renunciar a sus propios sentimientos de padre y lloró amargamente por que amaba a su hijo,  pero el vencedor Abrahán, entendió que fiel era el que se lo había pedido y no se negó, Gén 22:11  Entonces el ángel de Jehová le dio voces desde el cielo, y dijo: Abraham, Abraham. Y él respondió: Heme aquí. Gén 22:12  Y dijo: No extiendas tu mano sobre el muchacho, ni le hagas nada; porque ya conozco que temes a Dios, por cuanto no me rehusaste tu hijo, tu único.  Venciendo sus propios derechos naturales, el Hijo vencedor manifiesta su amor, respeto y temor a Dios, sabiendo que estamos siendo probados en todas estas cosas que vivimos a diario, porque el hijo vencedor ha vencido a satanás atraves del testimonio de su actuar de justica en un mundo injusto, 1Pe 3:16  teniendo buena conciencia, para que en lo que murmuran de vosotros como de malhechores, sean avergonzados los que calumnian vuestra buena conducta en Cristo. El Hijo Vencedor, sabe vencer el mal con el bien, Rom 12:20  Así que, si tu enemigo tuviere hambre, dale de comer; si tuviere sed, dale de beber; pues haciendo esto, ascuas de fuego amontonarás sobre su cabeza. Rom 12:21  No seas vencido de lo malo, sino vence con el bien el mal.

Porque todos los días somos probados y observados para ver si somos o no parte del Hijo que vence con el testimonio de sus palabra, 1Co 4:9  Porque según pienso, Dios nos ha exhibido a nosotros los apóstoles como postreros, como a sentenciados a muerte; pues hemos llegado a ser espectáculo al mundo, a los ángeles y a los hombres.  Sabemos cómo hijos de Dios que estamos siendo probados y observados y también Satanás esta consiente que Dios está buscando hijos vencedores, para su Trono o sea para su Gobierno en la Eternidad, hijos que tengan altos criterios y altos pensamientos de justicia, porque eso los hará, DIGNOS de los lugares de gobiernos de los cuales fueron echados satanás y los ángeles rebeldes pro que no pudieron guardar sus dignidad, Jud 1:6  Y a los ángeles que no guardaron su dignidad, sino que abandonaron su propia morada, los ha guardado bajo oscuridad, en prisiones eternas, para el juicio del gran día; estos ángeles no pudieron mantenerse en los lugares jerárquicos celestiales, porque con sus acciones manifestaron que no eran dignos de esos puestos; O sea  que el Hijo Vencedor, debe de mostrar su dignidad atraves de su actuar en este mundo caído como el que vivimos y eso se logra venciendo a satanás y a su naturaleza incitadora de pecado, o sea haciendo lo contrario a los deseos de nuestra naturaleza, Luc 4:2… tuvo hambre; ante esta necesidad natural de Jesús, satanás NO desaprovecha la oportunidad de tentar al hijo Vencedor, Luc 4:3  Entonces el diablo le dijo: Si eres Hijo de Dios, dí a esta piedra que se convierta en pan. Pero al Hijo Vencedor, le interesa mas cumplir la voluntad de su padre que saciar sus propias necesidades naturales, Luc 4:4  Jesús, respondiéndole, dijo: Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre,  sino de toda palabra de Dios.

El mismo Jesús nos hace un llamado muy importante a no dejarnos mover,  ni dañar por los actos de injustica que los hombres cometen contra nosotros,  Mat 5:39  Pero yo os digo: No resistáis al que es malo; antes, a cualquiera que te hiera en la mejilla derecha, vuélvele también la otra; la reacción natural es devolver “golpe por golpe”, pero el Hijo Vencedor lo ve de otra manera; Mat 5:40  y al que quiera ponerte a pleito y quitarte la túnica, déjale también la capa; Mat 5:41  y a cualquiera que te obligue a llevar carga por una milla, vé con él dos. Mat 5:42  Al que te pida, dale; y al que quiera tomar de ti prestado, no se lo rehúses. Si analizamos las palabras de Jesús todo esta forma de contestar a la injusticia y la maldad es la clave para ser coronado como Hijo Vencedor o se esto es el poder de la palabra del testimonio de ellos, Mat 5:43  Oísteis que fue dicho: Amarás a tu prójimo, y aborrecerás a tu enemigo. Mat 5:44  Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen; Mat 5:45  para que seáis hijos de vuestro Padre que está en los cielos, que hace salir su sol sobre malos y buenos, y que hace llover sobre justos e injustos. Mat 5:46  Porque si amáis a los que os aman, ¿qué recompensa tendréis? ¿No hacen también lo mismo los publicanos? Mat 5:47  Y si saludáis a vuestros hermanos solamente, ¿qué hacéis de más? ¿No hacen también así los gentiles?; claro que todas estas reacciones, son totalmente contrarias a las reacciones naturales que todos nosotros llevamos dentro de nuestra propia naturaleza caída; pero estas aptitudes, realmente  son las que diferencian al Hijo Vencedor, Mat 5:48  Sed, pues, vosotros perfectos, como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto. El Hijo vencedor ha logrado vencer a Satanás venciendo las reacciones de su propia naturaleza caída; O sea que un hombre cuando logra dominar sus propios impulsos naturales, realmente ha conquistado, ha vencido sus propia naturaleza caída, que es la naturaleza del malo,   Pro 16:32  Mejor es el que tarda en airarse que el fuerte; Y el que se enseñorea de su espíritu, que el que toma una ciudad. Por ello es que el espíritu amable y apacible de una persona, es de grande estima en el Reino, 1Pe 3:4  sino el interno, el del corazón, en el incorruptible ornato de un espíritu afable y apacible, que es de grande estima delante de Dios.

por ello no es extraño que se nos diga de los Hijos Vencedores que en sus bocas no fue hallada el acto de injusticia de la mentira, ni nada que vaya en contra del reino de Dios, Apo 14:5  y en sus bocas no fue hallada mentira, pues son sin mancha delante del trono de Dios. Ya que la mentira es la esencia de la naturaleza del mismo diablo, Jua 8:44  Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis hacer. El ha sido homicida desde el principio, y no ha permanecido en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de suyo habla(o sea esta es la esencia de su naturaleza); porque es mentiroso, y padre de mentira.

El hijo vencedor Job, le propinó un duro golpe a satanás, cuando se postro en tierra y adoró a Dios a pesar de la condiciones tan adversas que estaba enfrentando, mostró lo equivocado que satanás estaba en cuanto a él y literalmente lo venció con la palabra de su testimonio y Dios pudo decir con alegría, “he aquí Satanás, un hijo vencedor que mantiene su integridad a pesar de todo, un hijo Vencedor que triunfó, donde tu fallaste,  Job 2:3  Y Jehová dijo a Satanás: ¿No has considerado a mi siervo Job, que no hay otro como él en la tierra, varón perfecto y recto, temeroso de Dios y apartado del mal, y que todavía retiene su integridad, aun cuando tú me incitaste contra él para que lo arruinara sin causa?.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.