Dos años de olvido humano

publicado en: La formación de un rey, Madurez | 0

Tema 13,

                                 

Génesis 41:1  Aconteció que pasados dos años tuvo Faraón un sueño.

 

 

Estos dos años en la vida de José realmente fueron cruciales en el afinamiento de la vida de un gran rey. Una etapa aparentemente sin mayores sobresaltos. Después de que el copero olvido a José, se dice que pasaron dos largos años en la vida de José y en este periodo la esperanza que alguna vez guardo José en la ayuda del jefe de los coperos de Faraón para salir de la cárcel ya se habían espumado. Realmente ese era el propósito de Dios al permitir que José fuera olvidado, pues un aspecto muy importante de los hombres de Dios es, saber esperar en Dios, nunca en los hombres y esa área acaba de ser afinada en la vida de José, por eso nunca debemos pensar que son los hombres los que solucionaran nuestros problemas; por ello la biblia nos advierte, Jer 17:5  Así ha dicho Jehová: Maldito el varón que confía en el hombre, y pone carne por su brazo, y su corazón se aparta de Jehová. Jer 17:6  Será como la retama en el desierto, y no verá cuando viene el bien, sino que morará en los sequedales en el desierto, en tierra despoblada y deshabitada. Por lo contrario es bendito aquel que sabe esperar en Dios a pesar de las circunstancias difíciles, Jer 17:7  Bendito el varón que confía en Jehová, y cuya confianza es Jehová. Porque cuando el hombre siente que con su propia mano pueden salir adelante, les crea soberbia absoluta, Jue 7:2  Y Jehová dijo a Gedeón: El pueblo que está contigo es mucho para que yo entregue a los madianitas en su mano, no sea que se alabe Israel contra mí, diciendo: Mi mano me ha salvado. En este sentido José será refinado hasta que pierda totalmente la esperanza que en algún momento puso en que el jefe de los coperos le podría ayudar en su problema. Después de dos largos años, José ha perdido toda esperanza en el copero de Faraón.

 

Y es que debemos comprender que los hombres simplemente son piezas e instrumentos en la mano de nuestro gran Dios, Pro 21:1  Como los repartimientos de las aguas, Así está el corazón del rey en la mano de Jehová; A todo lo que quiere lo inclina. Los hombres no son nuestros salvadores o libertadores; si algún bien hacen los hombres, es simplemente porque Dios les incita. Y de hecho que ya cuando la confianza en los hombres se ha perdido, es entonces cuando Dios puede obrar a favor de nuestra vida. 2Co 1:9  Pero tuvimos en nosotros mismos sentencia de muerte, para que no confiásemos en nosotros mismos, sino en Dios que resucita a los muertos.

 

La realidad es que para José estos años probablemente fueron muy largos y aparentemente nada importante se gestó durante este periodo, inclusive la misma escritura no dice nada acerca de estos dos años, sin embargo cuando nosotros pensamos que nada está pasando la verdad es que Dios está trabajando en nuestra formación espiritual.

Estos dos años de silencio es la última afinada para la vida de aquel gran hombre de virtud , Dios ha hecho en trece años una maravillosa formación espiritual en la vida de José  y ahora tiene el carácter real de un rey, atraves de trece años de duro sufrimiento, atraves de las diferentes pruebas, Dios logro hacer de un niño caprichoso y mimado en la casa de sus padre,  todo un rey y esto nos debe de dar esperanza  a todos nosotros, pues Dios hará su obra en nosotros, la empezó y la terminara, como bien lo dice el apóstol  Filip 1:6  estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo.

 

 

También En las palabras de un hombre sufrido como Job, podemos ver este proceso, pues él dice: Job 23:10-12  Mas él conoce mi camino;  Me probará, y saldré como oro. Mis pies han seguido sus pisadas;  Guardé su camino, y no me aparté. Del mandamiento de sus labios nunca me separéGuardé las palabras de su boca más que mi comida. Las expresiones “saldré” han seguido”,  “guarde”, “no me aparte”, “nunca me separe” estas expresiones denotan la clave para que la obra de Dios se desarrolle favorablemente en nuestra vida, pues todas tienen un sentido de esperar en medio de la prueba, sabiendo que Dios está obrando en nosotros para nuestro bien, aunque , realmente nos cuesta entender en medio de la prueba, lo que Dios está haciendo, pero fiel es su palabra al decir:   Rom 8:28  Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.  Sean cosas buenas o malas siempre Dios está trabajando en nosotros.  El cautiverio Babilónico nunca lo entendieron los judíos en su momento, sin embargo, Dios atraves del profeta les anima Jer 29:10-14  Porque así dijo Jehová: Cuando en Babilonia se cumplan los setenta años, yo os visitaré, y despertaré sobre vosotros mi buena palabra, para haceros volver a este lugar. Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis. Entonces me invocaréis, y vendréis y oraréis a mí, y yo os oiré; y me buscaréis y me hallaréis, porque me buscaréis de todo vuestro corazón. Y seré hallado por vosotros, dice Jehová, y haré volver vuestra cautividad, y os reuniré de todas las naciones y de todos los lugares adonde os arrojé, dice Jehová; y os haré volver al lugar de donde os hice llevar.  Aunque en el momento no se podía entender el bien que representaría el cautiverio para Israel como nación, el Señor asegura que todo es para bien.

 

La verdad es que aunque nos cueste admitirlo el sufrimiento elimina la dureza del corazón humano y la mejor escuela para graduarse en los caminos de Dios se llama sufrimiento, ahora esto no debería de ser así, pero la mayoría de corazones humanos sino sufrimos, generalmente no aprendemos. Entendiendo este principio el salmista dice: Sal 126:4  Haz volver nuestra cautividad, oh Jehová,  Como los arroyos del Neguev. Sal 126:5  Los que sembraron con lágrimas, con regocijo segarán. Sal 126:6  Irá andando y llorando el que lleva la preciosa semilla;  Mas volverá a venir con regocijo, trayendo sus gavillas. La cosecha iba a ser buena una vez la cautividad hubiese dado el sufrimiento necesario para que la tierra diese sus frutos, después de la cautividad viene la buena cosecha. Después del sufrimiento viene el reino Job 19:25  Yo sé que mi Redentor vive,  Y al fin se levantará sobre el polvo; Job 19:26  Y después de deshecha esta mi piel,  En mi carne he de ver a Dios; Job 19:27  Al cual veré por mí mismo,  Y mis ojos lo verán, y no otro,  Aunque mi corazón desfallece dentro de mí. 

 

Este principio de formación ha sido el mismo atraves de los años, 1Pe 5:8 -10 Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar;  al cual resistid firmes en la fe, sabiendo que los mismos padecimientos se van cumpliendo en vuestros hermanos en todo el mundo. Mas el Dios de toda gracia, que nos llamó a su gloria eterna en Jesucristo, después que hayáis padecido un poco de tiempo, él mismo os perfeccione, afirme, fortalezca y establezca. Después del tiempo de sufrimiento, el hombre de Dios está listo para el reino, Hch 14:22  confirmando los ánimos de los discípulos, exhortándoles a que permaneciesen en la fe, y diciéndoles: Es necesario que a través de muchas tribulaciones entremos en el reino de Dios. Y en la vida de JOse el propósito de Dios se ha completado y el mueve las piezas necesarias para que Jose llegue a donde Dios quiere que llegue, Gén 41:1  Aconteció que pasados dos años tuvo Faraón un sueño… Estos sueños serán el detonante que Dios utilizaría para poner a su siervo José a reinar.

 

ESTOS AÑOS FUERON MUY IMPORTANTE EN LA VIDA DEL FUTURO REY, y notemos algo mas no fue en el tiempo que José pensó que saldría con la ayuda del copero de faraón , muchas veces este es nuestro problema que pensamos ver la salida a nuestro problema en nuestro tiempo y siempre en la vida de los hombres de Dios han sido visitados con benevolencia cuando Dios sabe que  ellos están listos para la herencia y la bendición, existen en la biblia munchos casos de hombres que tuvieron que esperar el tiempo apropiado de Dios para poder recibir, recuerde no es en nuestro tiempo sino en el tiempo de Dios. Abrahán es un típico ejemplo de un hombre que tiene que esperar hasta las últimas consecuencias para que el anhelado hijo de la promesa nazca, Gén 18:10-12  Entonces dijo: De cierto volveré a ti; y según el tiempo de la vida, he aquí que Sara tu mujer tendrá un hijo. Y Sara escuchaba a la puerta de la tienda, que estaba detrás de él.  Y Abraham y Sara eran viejos, de edad avanzada; y a Sara le había cesado ya la costumbre de las mujeres. Se rió, pues, Sara entre sí, diciendo: ¿Después que he envejecido tendré deleite, siendo también mi señor  ya viejo? No creo que fueses una risa de incredulidad sino de inquietud de asombro, por causa de sus edades, pues a esta altura tanto Sara como Abrahán ya eran personas muy viejas pero habían aprendido a conocer a Dios y ya cuando no hay ninguna fuerza humana sobresaliente en la vida de estos dos ancianos, Dios hará la obra, esto es maravilloso pues entendemos que los que realmente estorba a Dios para hacer su obra,  es nuestro humanismo, sin embargo cuando ellos han perdido toda inquietud humana en cuanto a su tiempo, entonces es el tiempo de Dios,  habían aprendido de sus errores y ahora solamente dependían de la voluntad de Dios. Claramente se nos dice Gén 21:1  Visitó Jehová a Sara, como había dicho, e hizo Jehová con Sara como había hablado. Gén 21:2  Y Sara concibió y dio a Abraham un hijo en su vejez, en el tiempo que Dios le había dicho. No es en el tiempo de Abrahán y Sara, es en el tiempo del que está haciendo una gran obra en nosotros, Gén 21:5  Y era Abraham de cien años cuando nació Isaac su hijo. Gén 21:6  Entonces dijo Sara: Dios me ha hecho reír, y cualquiera que lo oyere, se reirá conmigo. Gén 21:7  Y añadió: ¿Quién dijera a Abraham que Sara habría de dar de mamar a hijos? Pues le he dado un hijo en su vejez.

 

PARA NUESTRO PRESENTE ESPERAR EL TIEMPO DE DIOS ES LO MÁS DIFÍCIL, PERO ES LO MÁS SEGURO Y CONFIABLE.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.