Bienaventurados los que padecen persecución

publicado en: Las Bienaventuranzas, Madurez | 0

Tema 15

Mat 5:10  Bienaventurados los que padecen persecución por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos.

En este mundo, Hay muchas personas que sufren persecuciones por diferentes causas, de hecho existen personas que sufren persecuciones por causas políticas, religiosas o por causas de sus idealismos; mas sin embargo esta Bienaventuranza de la cual nos habla Jesús, está vinculada estrictamente a la persecución por una causa específica, Mat 5:10  Bienaventurados los que padecen persecución por causa de la justicia…y esta persecución que lleva la promesa de la Bienaventuranza es una persecución que se sufre  por causa de la justicia y esta  se puede presentar de dos formas: Mat 5:11  Bienaventurados sois cuando por mi causa os (1) vituperen (que significa difamación, calumnias o burlas) y (2) os persigan,( o sea un acoso y maltrato físico) y digan toda clase de mal contra vosotros, mintiendo.

Pero aquí surge una pregunta, ¿Cuál podría ser el daño que un cristiano puede ocasionarle a las personas, para que lo difamen o inclusive lo maltraten físicamente? Hch 7:54  Oyendo estas cosas, se enfurecían en sus corazones, y crujían los dientes contra él.  ¿cuál era el daño que el diacono Esteban le ocasionaba a esta gente como para que se enfurecieran y crujieran los dientes contra él o inclusive para que tengan un odio tan grande al punto que quererlo matar. Realmente todo el problema de Esteban era su buen testimonio, pues la fe que manifestaba Esteban era lo que realmente les afectaba a todas estas personas, pues el testimonio de Esteban era el resultado de la fe, que nace dentro del corazón y la fe produce actitudes de justicia que es el testimonio que la gente ve en nosotros; o sea que todo el problema es que las aptitudes de justicia de Esteban les recordaban a ellos lo que ellos querían olvidar y es que un día todos tendremos que comparecer y dar cuenta de nuestras acciones y decisiones delante de Dios” el testimonio de un verdadero creyente es lo que ocasiona molestias en la existencia de este mundo, pues el mundo trata de olvidar que hay un Dios al que un dia tendremos que darle cuenta de nuestra vida, Heb 9:27  Y de la manera que está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio. Cuando un cristiano actúa con justicia y rectitud en este mundo les recuerda a los que le ven que un día moriremos y tendremos que darle cuenta al creador y esto es el verdadero problema por lo cual mucha gente, inclusive a veces nuestras propias familias no creyentes, se burlan de nuestra fe.

El testimonio de justicia de un verdadero creyente, es una carta abierta, es un recordatorio de que hay un Dios en los cielos y que un día juzgará a este mundo, es una predicación viva ante un mundo pecador, como lo fue Noé en su tiempo, 2Pe 2:5  y si no perdonó al mundo antiguo, sino que guardó a Noé, pregonero (predicador) de justicia, con otras siete personas, trayendo el diluvio sobre el mundo de los impíos; la Biblia le llama a Noé, predicador de justicia, aunque en la Biblia no se tienen registros de que Noé fuera un predicador literal (aunque sisn duda lo fue), pero sus mayor predicación no fueron sus palabras sino sus testimonio al construir un arca en medio de tierra seca, este era sus mayor predicación, pero este trabajo era la forma palpable y notoria en la cual Noé les decía a sus contemporáneos que se acercaba un terrible diluvio y que debían preparase. La gente veía a Noé y a sus hijos construyendo un barco en tierra seca y se burlaban y lo ridiculizaban a consecuencia de su fe; pero esto no fue algo que lo desanimara pues Noé desde que escuchó el mensaje de Dios y durante ciento veinte años creyó, espero se preparó y al final salvo a su familia. Heb 11:7  Por la fe Noé, cuando fue advertido por Dios acerca de cosas que aún no se veían, con temor preparó el arca en que su casa se salvase; y por esa fe condenó al mundo, y fue hecho heredero de la justicia que viene por la fe. Realmente el arca que estaba construyendo era su mayor testimonio  de fe y la mayor de las predicaciones que todos veían cuando observaban a Noé trabando en el arca.  Que fue lo que realmente trajo el diluvio sobre el mundo antiguo, pues la Biblia dice que fue la fe de Noé, la que condenó al mundo; pues en medio de un tiempo en donde nunca había llovido y en dónde nadie creyó el mensaje de advertencia, un hombre si tuvo la suficiente fe, como para creerle a Dios y esta fe de Noé fue lo que trajo el diluvio sobre todo el mundo pecador. Este es el mismo asunto Cuando el no creyente ve a los hermanos que van para la iglesia, el mundo se incomoda porque los hermanos les advierten que no vivan una vida disoluta, porque un día Dios nos pedirá cuanta de nuestras acciones.

Cuando el mundo ve al creyente actuando en justicia, no debiéndole nada a nadie, amando a su prójimo, mostrando paciencia ante las injusticias de la vida, amando a sus hijos, siendo fiel a su cónyuge etc. nos volvemos PREGONEROS DE JUSTICIA ante este mundo pecador  y estamos anunciando que el día del juicio se acerca. Porque cuando actuamos en justicia afectamos al mundo recordándoles sus desvaríos y sus malas acciones; Y esto es lo que ocasiona la persecución y el aborrecimiento hacia los creyentes, por causa de la justicia, 2Ti 3:12  Y también todos los que quieren vivir piadosamente en Cristo Jesús padecerán persecución; esta persecución y aborrecimiento es algo que no se puede evitar en aquellos que pregonan la justicia de Dios; pero a pesar de todo el menosprecio que se tiene que sufrir en este mundo por causa del testimonio de la fe, se les hace un llamado a los pregoneros de justicia de este mundo, Mat 5:12  Gozaos y alegraos, porque vuestro galardón es grande en los cielos; porque así persiguieron a los profetas que fueron antes de vosotros.

La Biblia les llama BIENVENTURADOS, DICHOSOS, FELICES LOS QUE PADECEN POR CAUSA DEL TETIMONIO DE SU FE, pues para ellos es la promesa, Mat 5:10  Bienaventurados los que padecen persecución por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos.

El que tiene oídos para oír que oiga…

Att. Pastor Walter Gómez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.