El Camino del Querubín Caído

publicado en: Exhortación, Porque Caíste Lucero | 0

Tema 4, del estudio ¿Porque Caíste, Lucero hijo de la mañana?

 

Isa 14:11  Descendió al Seol tu soberbia, y el sonido de tus arpas; gusanos serán tu cama, y gusanos te cubrirán. Isa 14:12  ¡Cómo caíste del cielo, oh Lucero, hijo de la mañana! Cortado fuiste por tierra, tú que debilitabas a las naciones.

Cuando hablamos del Querubín grande y protector necesariamente debemos de considerar su muy grande posición dentro de la jerarquía espiritual que conocemos, encabezada por la máxima autoridad que es el mismo soberano y Eterno Dios:

  1. En primer lugar está el Todo Poderoso y Soberano Dios.
  2. El segundo grado de autoridad que conocemos se le atribuye a los Serafines (Isa 6:2)
  3. Luego están los Querubines (Eze 10:20)
  4. Después siguen los Principados Celestiales (1Pe 3:22)
  5. Después los Autoridades o Gobiernos (Luc 1:19)
  6. Luego están los Arcángeles (Dan 10:13)
  7. Y después los Ángeles, que son los que en términos más frecuentes, se relacionan con los hombres. (Jue 6:12)

Los querubines son seres muy elevados en posiciones angelicales, pues ellos según la simbología del tabernáculo de Moisés, que por cierto era una copia del verdadero, el cual le fue mostrado a Moisés en el monte y se le advirtió que no debía ni quitarle, ni agregarle, sino hacerlo conforme al modelo que se le había mostrado en el monte, Heb 8:5  los cuales sirven a lo que es figura y sombra de las cosas celestiales, como se le advirtió a Moisés cuando iba a erigir el tabernáculo, diciéndole: Mira, haz todas las cosas conforme al modelo que se te ha mostrado en el monte.

El tabernáculo de Moisés levantado en medio del campamento  de Israel  no fue un invento del corazón de Moisés, de hecho era una copia simbólica del Verdadero que esta en la Eternidad, entonces toda su simbología es un reflejo de algo muy Grande y Eterno; y si notamos correctamente en este Tabernáculo de Moisés, encontramos que los querubines en este tabernáculo estaban cuidando la misma presencia de Dios en el lugar más SANTO del tabernáculo, que era el lugar Santísimo y que era donde estaba el Arca de la alianza que simbolizaba la misma presencia del Altísimo Dios y es justamente en este lugar tan sagrado que encontramos a dos querubines que custodiaban y cuidaban esta Arca, Heb 9:5  Encima del cofre se pusieron las estatuas de dos seres alados, los cuales cubrían con sus alas la tapa del cofre y representaban la presencia de Dios. Pero de momento no hace falta entrar en detalles. (VLS) El arca representaba la “SHEKINAH” o sea la Presencia misma de Dios y esta simbología de los querubines ubicados en ese lugar,  manifiesta el elevado lugar o posiciones de los Querubines en la Eternidad y también su función u oficio, que es cuidar la misma Presencia de Dios. Pero cuando hablamos del “Querubín Grande y protector”, no hablamos de solo un querubín más sino del jefe de los querubines, por ello se le llama “Querubín Grande” y como ya lo hemos dicho era Protector por su función u oficio.

La “hermosura y sabiduría” de este ser no se discute; pero sin embargo y por alguna causa que nosotros no conocemos y en algún “momento” de la Eternidad, de alguna forma, este Querubín grande, hermoso, poderoso y protector, se incomodó y no le pareció bien o sea NO estuvo de acuerdo con lo que Dios determinó y se apartó de la voluntad del Altísimo, o sea literalmente se enfermó y nació dentro de él, lo que nosotros conocemos hoy, como pecado.

Este pecado que nació en su corazón, realmente se manifestó de muchas formas, pero las más conocidas fueron dos: “el orgullo y la soberbia”, por ello se nos dice, que después de estar en lo mas alto de la creación de Dios, hoy esta en lo mas profundo, Isa 14:11  Descendió al Seol tu soberbia, y el sonido de tus arpas; gusanos serán tu cama, y gusanos te cubrirán. Isa 14:12  ¡Cómo caíste del cielo, oh Lucero, hijo de la mañana! Cortado fuiste por tierra, tú que debilitabas a las naciones.

La caída de este espectacular ser, conocido como desde el día de su creación como el querubín grande y protector; pero que hoy es llamado, diablo y satanás, la serpiente antigua, el dragón se siete cabezas, el acusador de los hermanos, el que tanto daño, ha hecho a las generaciones de los hombres; bueno su caída estaba enmarcada porque simplemente se enfermó de soberbia, por sus mismo excelencia de su belleza, poder  y sabiduría, o sea que el mismo querubín vino a ser esclavo de su misma perfección, llegó a estar cautivo y esclavizado por sus mismos talentos; o sea el pecado del querubín es el resultado de la esclavitud de su misma perfección que nunca pudo controlar y dominar, era tan extrema su excelencia en todos sus caminos que eso mismos se convirtió en su misma esclavitud, que ocasiono su pecado, Jua 8:34  Jesús les respondió: De cierto, de cierto os digo, que todo aquel que hace pecado, esclavo es del pecado.

El querubín fue tomado y dominado por su propio belleza y perfección, es importante comprender que todos nosotros tenemos ciertos talentos y gracias que Dios ha puesto en nuestra vida, en las iglesias algunos hermanos tienen una elegancia y una unción maravillosa para guiar al pueblo atraves de cantos y la adoración, a otros Dios les dà la gracia maravillosas de predicar y son excelentes, desglosan y enseñan con un talento realmente maravilloso a tal grado que a cada quien Dios les da talentos, para beneficiar a su iglesia, Rom 12:6  De manera que, teniendo diferentes dones, según la gracia que nos es dada, si el de profecía, úsese conforme a la medida de la fe; Rom 12:7  o si de servicio, en servir; o el que enseña, en la enseñanza; Rom 12:8  el que exhorta, en la exhortación; el que reparte, con liberalidad; el que preside, con solicitud; el que hace misericordia, con alegría. Las utilidades, los servicios y los talentos en las iglesias son numerosos, 1Co 12:28  Y a unos puso Dios en la iglesia, primeramente apóstoles, luego profetas, lo tercero maestros, luego los que hacen milagros, después los que sanan, los que ayudan, los que administran, los que tienen don de lenguas. Pero siendo honestos, debemos necesariamente considerar algo en este punto y es que a la verdad muchas personas que tienen dones y talentos exenciónales en las iglesias al final son los mismos que terminan dividiendo la iglesia.

La primera división o ruptura del orden establecido, la ocasionó un elocuente querubín, perfecto y sabio en todos sus caminos, un ser que llevaba la música dentro de Sí y guiaba a los seres angelicales en adoración a Dios, un ser que era admirado por millones de seres angelicales por su esplendor y belleza, pero fue ese mismo ser maravilloso, hermoso y perfecto, el que causó uno de los peores daños a la unidad y al reino en la Eternidad.

Muchos talentosos hermanos en las iglesias, que predican excelentemente o que ministran alabanza de una manera indescriptible y que tienen una voz simplemente maravillosa, por los general son los mismos que causan las divisiones en las iglesias; porque se enferman a causa de sus talentos y causan graves daños espirituales y siguen el camino del mismos querubín caído, causando división y rompiendo el orden establecido, pero atraves de esas malas acciones que dañan la iglesia, manifiestan que no son dignos de confianza para el Reino de Dios, pues recuerde que estamos siendo probados en lo ajeno y en lo efímero, para saber si somos dignos de confianza o nó, Luc 16:11  Pues si en las riquezas injustas no fuisteis fieles, ¿quién os confiará lo verdadero? Luc 16:12  Y si en lo ajeno no fuisteis fieles, ¿quién os dará lo que es vuestro?.

Tratemos de no olvidar que antes de dejarnos llevar por las incitaciones de nuestra inconformidad en la iglesia y antes de que arrastremos a otros al error, primero pensemos en el problema del Querubín Protector, caído y sepamos que estamos siendo evaluados por Dios mismo, pues el primer gran problema de la Eternidad lo causó un ser que el Creador le dio muchos talentos y belleza, pero que esos talentos y bellezas los usó mal y que a consecuencias de sus malas decisiones de inconformidad, arrastro a muchos seres angelicales a la mas densa oscuridad y hoy es diablo, satanás.

La inconformidad es una enfermedad de muerte, para muchos y esa enfermedad se comenzó a desarrollar dentro del corazón del querubín, a consecuencia de su hermosura y  realmente llegó a considerar que no tenía necesidad de estar sujeto a su autoridad, porque él se sentía mejor que sus mismas autoridades y de hecho esa es la enfermedad infecciosa del querubín, que ocasiona las divisiones en las iglesias,

Que Dios nos guarde de causar divisiones a la iglesia de Dios, porque al final su obra siempre permanece firme y sus propósitos siempre se cumplirán; pero si nosotros, somos encontrados indignos de la confianza que un día se nos dio, lo hemos perdido todo, aunque sigamos predicando, pues nos hemos envanecido y hemos caído en la condenación del mismo diablo. 1Ti 3:6…no sea que envaneciéndose caiga en la condenación del diablo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.