Category Archives: Carta a TITO

Las responsabilidades personales del ministro

Tit 1:7  Porque es necesario que el obispo sea irreprensible, como administrador de Dios; no soberbio, no iracundo, no dado al vino, no pendenciero, no codicioso de ganancias deshonestas, Tit 1:8  sino hospedador, amante de lo bueno, sobrio, justo, santo, dueño de sí mismo,

Sus cualidades personales, están enfocadas estrictamente a sus aptitudes o el trato con sus semejantes, pues esto es fundamental en un buen ministro, pues de nada sirven las muchas y bellas palabras, sino van acompañadas de un buen ejemplo, como dice el adagio antiguo “los buenos predicadores son conocidos por sus hechos, más que por sus palabras”.

Las Responsabilidades Familiares del ministro

1) “Irreprensible” o sea sin acusación, intachable, irreprochable. Debe ser irreprensible  tanto con la familia, Tit 1:6  el que fuere irreprensible… como con la iglesia Tit 1:7  Porque es necesario que el obispo sea irreprensible… o sea ser irreprensible está relacionado con Ser una misma cosa en la casa y que en la

Las Responsabilidades del Ministerio

Tit 1:6  el que fuere irreprensible, marido de una sola mujer, y tenga hijos creyentes que no estén acusados de disolución ni de rebeldía.  Tit 1:7  Porque es necesario que el obispo sea irreprensible, como administrador de Dios;

Establecer ancianos en cada ciudad de la isla de Creta era la necesidad más urgente del ministerio de Tito en Creta. La sociedad cretense era difícil, y requería de hombres con características morales y espirituales bien definidas para que fuesen modelos a seguir.

Dirección para dirigir

Tit 1:4  a Tito, verdadero hijo en la común fe: Gracia, misericordia y paz, de Dios Padre y del Señor Jesucristo nuestro Salvador.

El carácter y propósito de la epístola está  fundamentada en el desarrollo la vida práctica del cristiano y por eso en esta carta la enseñanza de la sana doctrina, va de la mano con la forma de vivir de cada creyente.

Las Armas del Ministro

Tit 1:4  a Tito, verdadero hijo en la común fe: Gracia, misericordia y paz, de Dios Padre y del Señor Jesucristo nuestro Salvador.

Dentro de las salutaciones de las cartas del apóstol pablo a las iglesias, siempre van a aparecer las palabras gracia y paz, Rom 1:7, 1Cor. 1;3, 2Cor. 1; 2, Gal. 1,3, Efe. 1,2, Fil. 1; 2, Col. 1;2, 1 Ts. 1,1, 2 Ts. 1;2, Fil. 1; 3; mas sin embargo en las cartas pastorales (Timoteo y Tito) se incluye gracia, misericordia y paz y esto es porque estas cartas  van dirigidas específicamente al ministerio  pastoral. Y es que cuando hablamos del ministerio pastoral, debemos comprender dos cosas sumamente importantes que equilibran este oficio:

El desafio de un ministro

Tit 1:5  Por esta causa te dejé en Creta, para que corrigieses lo deficiente, y establecieses ancianos en cada ciudad, así como yo te mandé.

De entre los compañeros de milicia del Pablo, Timoteo y Tito aparecen íntimamente ligados a la vida del apóstol pues él les llama “verdaderos hijos en la fe” y al pesar de que fueron diferentes en carácter cada uno desarrollo una labor imprescindible dentro de la obra de Dios en momentos bastante difíciles, cada uno en su lugar donde fueron establecidos como pastores. Timoteo era sensible, afectuoso, compasivo y amable, por su parte Tito reveló más energía, vigor objetividad y decisión.