Categoría: Eclesiastés

La inconformidad diaria

(Tema 21, Predicado el martes, 15 de enero de 2019 en la iglesia central)

Ecl 4:15  Vi a todos los que viven debajo del sol caminando con el muchacho sucesor, que estará en lugar de aquél. Ecl 4:16  No tenía fin la muchedumbre del pueblo que le seguía; sin embargo, los que vengan después tampoco estarán contentos de él. Y esto es también vanidad y aflicción de espíritu.

Vivimos en un medio golpeado por la tristeza, el desánimo y el dolor y el ser humano se esfuerza por todos los medios por alcanzar algún grado de sensación de felicidad, pero luego el hombre se da cuenta que lo que le llenó ayer, hoy ya no cumple las expectativas necesarias para darle alegría y tranquilidad; y esto es porque el hombre casi nunca se da cuenta que la enfermedad de la inconformidad la lleva dentro y es como querer alcanzar el viento o sea no importe todos los logros y éxitos que alcance, siempre por naturaleza va a haber un criterio de una sed continua insatisfecha,

Un necio con autoridad

(Tema 20, Predicado el martes, 18 de diciembre de 2018 en la iglesia central)

Ecl 4:m, 13  Mejor es el muchacho pobre y sabio, que el rey viejo y necio que no admite consejos;

La necedad  es representada con personalidad y también llama a vivir sin límites y sin prudencia, Pro 7:12  Unas veces está en la calle, otras veces en las plazas, Acechando por todas las esquinas. Y debemos de reconocer que el mundo atiende más su llamado, en todos los niveles sociales.

A pesar del llamado de la sabiduría, Pro 1:20  La sabiduría clama en las calles, Alza su voz en las plazas; Pro 1:21  Clama en los principales lugares de reunión; En las entradas de las puertas de la ciudad dice sus razones. Pro 1:22  ¿Hasta cuándo, oh simples, amaréis la simpleza, Y los burladores desearán el burlar, Y los insensatos aborrecerán la ciencia?, sin embargo debemos reconocer que la mayoría de personas en este mundo, prefieren vivir, gobernados por la necedad y la mayoría de la gente que nos rodea y otros que nos gobiernan son partes de estas mayorías o sea estamos en un sistema generalmente gobernado por la necedad y es un hecho que al tratar de llevar una vida diferente al mundo que nos rodea, nos traerá ciertos conflictos y necesariamente debemos saber cómo tratar con ellos.

Interesantemente, lo que Salomón, dice es, que es mejor como rey, a un joven sin experiencia, sin sangre real y sin títulos, pero dispuesto a escuchar el consejo,  que a aun rey viejo (lleno de experiencias), de linaje real y catalogado como “el hombre más sabio”, pero que no quiere escuchar el consejo de nadie.

A estas alturas de la vida de Salomón, él logra ver que los títulos y la edad sin ciencia verdadera, no tiene valor alguno Ecl 7:23  Todas estas cosas probé con sabiduría, diciendo: Seré sabio; pero la sabiduría se alejó de mí. El mismos sabe que su propia necedad, es un verdadero peligro, no solo para él, sino también para los demás que le rodean, pues la necedad, simplemente está controlando los impulsos de la vida de este rey necio; recuerde que este libro es una obra penitente, es una obra de testimonio, de un hombre que fracasó en esta vida y la necedad en él, a sus edad, se ha convertido  en algo que literalmente ya no puede controlar, por eso el consejo, Ecl 8:2  Te aconsejo que guardes el mandamiento del rey y la palabra del juramento de Dios ( lo que dice es que Dios, lo permitió así y le dio autoridad al rey, aunque el rey sea un necio el deber del ciudadano y de los súbditos es simplemente obedecer). Ecl 8:3  No te apresures a irte de su presencia, ni en cosa mala persistas; porque él hará todo lo que quiere. (Es una forma de decir que no incites, ni contradigas al necio que tiene el poder, porque es un peligro) Ecl 8:4  Pues la palabra del rey es con potestad, ¿y quién le dirá: ¿Qué haces? (Esto es  nadie puede pedirle cuentas de sus actos a un rey necio) Ecl 8:5  El que guarda el mandamiento no experimentará mal; (o sea que el que actúa con prudencia o sabiduría, no le pasará nada) y el corazón del sabio discierne el tiempo y el juicio. (La sabiduría lo hace ser prudente y sabe cómo y cuándo debe actuar ante un hombre necio con poder) y nos invita a esperar el tiempo que le llegará a cada quien, Ecl 8:6  Porque para todo lo que quisieres hay tiempo y juicio; porque el mal del hombre es grande sobre él.

Y es que el vivir siendo un necio es el peor castigo para una persona en esta tierra, pues la misma necedad en sí, es un terrible castigo que muchos llevan encima.  Lo que Eclesiastés implica, con todo esto, es qué no importa si el próximo rey, es un muchacho que no tiene sangre real, ni riquezas, ni títulos, pero si sabe escuchar el consejo va a ser contado por un rey sabio y prudente. Ecl 4:m, 13  Mejor es el muchacho pobre y sabio, que el rey viejo y necio que no admite consejos.

Y es que TODO radica en este punto, saber escuchar y poner por obra el buen consejo, es sabiduría pura para la vida. Ecl 12:13  El fin de todo el discurso oído es este: Teme a Dios, y guarda sus mandamientos; porque esto es el todo del hombre.

El corazón de un necio

(Tema 19, Predicado el martes, 04 Y 11 de diciembre de 2018 en la iglesia central)

Una persona necia se cataloga por nueve aspectos directos, según la Biblia:

  1. Un necio, No mide las consecuencias de sus decisiones. Pro 7:22 Al punto se marchó tras ella, Como va el buey al degolladero, Y como el necio a las prisiones para ser castigado; Pro 7:23  Como el ave que se apresura a la red, Y no sabe que es contra su vida, Hasta que la saeta traspasa su corazón.
  1. Un necio, No mide las consecuencias y el daño de sus palabras, Pro 10:18 El que encubre el odio es de labios mentirosos; Y el que propaga calumnia es necio. Pro 18:6  Los labios del necio traen contienda; Y su boca los azotes llama.
  1. Un necio, Cree no necesitar consejo de nadie, Pro 28:26 El que confía en su propio corazón es necio; Mas el que camina en sabiduría será librado. Pro 12:15  El camino del necio es derecho en su opinión; Mas el que obedece al consejo es sabio. Pro 15:5  El necio menosprecia el consejo de su padre; Mas el que guarda la corrección vendrá a ser prudente.
  1. Un necio, No controla ni esconde su enojo, Pro 12:16 El necio al punto da a conocer su ira; Mas el que no hace caso de la injuria es prudente. Pro 13:16  Todo hombre prudente procede con sabiduría; Mas el necio manifestará necedad. Pro 14:3  En la boca del necio está la vara de la soberbia; Mas los labios de los sabios los guardarán. Pro 29:11  El necio da rienda suelta a toda su ira, Mas el sabio al fin la sosiega.
  1. A un necio, Su necedad lo consumirá, Pro 14:14 De sus caminos será hastiado el necio de corazón; Pero el hombre de bien estará contento del suyo.
  1. Un necio, No aprende con nada, ni de nada, Pro 17:10 La reprensión aprovecha al entendido, Más que cien azotes al necio. Pro 26:11  Como perro que vuelve a su vómito, Así es el necio que repite su necedad. Pro 27:22  Aunque majes al necio en un mortero entre granos de trigo majados con el pisón, No se apartará de él su necedad.
  1. Un necio, No tiene metas ni propósitos correctos, Pro 17:24 En el rostro del entendido aparece la sabiduría; Mas los ojos del necio vagan hasta el extremo de la tierra.
  1. Un necio, Es menospreciador, Pro 23:9 No hables a oídos del necio, Porque menospreciará la prudencia de tus razones.
  1. Un necio, No es confiable, Pro 26:6 Como el que se corta los pies y bebe su daño, Así es el que envía recado por mano de un necio.

La levadura de la Necedad

SEXTA DETRACCION CAUSADA POR EL HOMBRE

(Tema 18, Predicado el martes, 27 de noviembre de 2018 en la iglesia central)

 Ecl 4:m, 13  Mejor es el muchacho pobre y sabio, que el rey viejo y necio que no admite consejos;

Por un ende común pensamos que los años, manifiestan sabiduría por causa de las experiencias vividas, sin embargo la biblia testifica que no siempre es así, Job 32:9  No son los sabios los de mucha edad, Ni los ancianos entienden el derecho.

Cuando Eliú, se involucró en los diálogos del libro de Job, denota criterios, de un hombre  bastante entendido  y sabio aunque realmente parece que era bastante joven en comparación a los tres, amigos de Job, de hecho que estos amigos consideraban que la edad es la que trae la sabiduría, Job 15:9  ¿Qué sabes tú que no sepamos? ¿Qué entiendes tú que no se halle en nosotros? Job 15:10  Cabezas canas y hombres muy ancianos hay entre nosotros, Mucho más avanzados en días que tu padre. Ellos creían que por su edad avanzada deberían tener la razón en todo. Bueno, a esto bien se le puede llamar “necedad”, la necedad solo es el criterio de no saber escuchar por la misma autoconfianza en su propia prudencia, mas sin embargo debemos considerar la recomendación Bíblica, Pro 3:5  Fíate de Jehová de todo tu corazón, Y no te apoyes en tu propia prudencia.

Es un hecho que no siempre la vejes es sinónimo de ser sabio, pues hay personas mayores que denotan su necedad en su forma de hablar de pensar y de actuar, de hecho si no se trata la necedad en los años de la juventud y se lucha contra ella simplemente terminaremos más necios que cuando éramos jóvenes y si de jóvenes no escuchábamos el consejo, mucho menos de viejos, pues el carácter humano es una masa que acciona dependiendo de la levadura que reciba, Mat 13:33  Otra parábola les dijo: El reino de los cielos es semejante a la levadura que tomó una mujer, y escondió en tres medidas de harina, hasta que todo fue leudado. O sea que la naturaleza humana o se forma más o se deforma más y al final la masa termina siendo lo que quisimos que fuera. De eso está hablando Salomón, Ecl 4:13  Mejor es el muchacho pobre y sabio, que el rey viejo y necio que no admite consejos; llegar a la vejes siendo un necio es una de las mayores fatalidades que a una persona le pueden pasar.

La sabiduría, nace cuando desde jóvenes sabemos escuchar el consejo para obedecerlo, Pro 13:1  El hijo sabio recibe el consejo del padre; Mas el burlador no escucha las reprensiones.  Pero como cosa curiosa, también la necedad es algo que comienza en la juventud y toma el control total de la vida en la vejes, o sea que si alguien, no escuchó el consejo en su juventud mucho menos cuando ya sea un viejo lo escuchará y es que realmente hay viejos necios y jóvenes sabios, pero también hay viejos sabios y jóvenes necios.

Pero también debemos de considerar que tener los mejores consejeros tampoco es sinónimo de sabiduría, o sea la misma sabiduría nos lleva a saber diferenciar el buen consejo del malo, si no hay obediencia al buen consejo, simplemente somos llamados necios, Re 12:6  Entonces el rey Roboam pidió consejo de los ancianos que habían estado delante de Salomón su padre cuando vivía, y dijo: ¿Cómo aconsejáis vosotros que responda a este pueblo? 1Re 12:7  Y ellos le hablaron diciendo: Si tú fueres hoy siervo de este pueblo y lo sirvieres, y respondiéndoles buenas palabras les hablares, ellos te servirán para siempre.1Re 12:8  Pero él dejó el consejo que los ancianos le habían dado, y pidió consejo de los jóvenes que se habían criado con él, y estaban delante de él. Hay muchos que piden consejos, pero solo como pretexto y no lo obedece, a esto se le llama necedad. Nunca olvide que una mala decisión puede cambiar el rumbo de la historia, de tu historia, 1Re 12:19  Así se apartó Israel de la casa de David hasta hoy. Aunque ya estaba determinado pero con toda legalidad la historia de Israel como nación, cambió radicalmente a causa de una mala decisión de un joven rey necio.

El ser Sabio, no es algo que necesariamente nace con la edad natural,  sino que es denotación de la misma obediencia a Dios, atravez de los años, Sal 119:100  Más que los viejos he entendido, Porque he guardado tus mandamientos; o sea entre más obedecemos a Dios, más sabios nos hacemos con respecto a la vida.

Todos debemos estar conscientes que en esta vida, todos necesitamos guías, orientadores, maestros, instructores, consejeros, que nos ayuden a tomar las mejores decisiones Pro 11:14  Donde no hay dirección sabia, caerá el pueblo; Mas en la multitud de consejeros hay seguridad.  y generalmente el consejo abunda, lo que no abunda es la obediencia. Sin embargo el llamado divino, para no ser un necio es el mismo,  Pro 15:22  Los pensamientos son frustrados donde no hay consejo; Mas en la multitud de consejeros se afirman. Es muy bueno pedir consejo para afirmar las ideas.

La Necesidad Basica de la Amistad

QUINTA DETRACCION CAUSADA POR EL HOMBRE

(Tema 17, Predicado el martes, 20 de noviembre de 2018 en la iglesia central)

Ecl 4:9  Mejores son dos que uno; porque tienen mejor paga de su trabajo.

Muy al pesar de las muchas detracciones que en esta vida existen, también Dios nos ha regalado muchas bendiciones y una de las más importantes es el compañerismo, que nos da y nos puede dar un sentido maravilloso en esta vida.

Recuerde que quien escribe Eclesiastés fue una persona que estuvo todos los días rodeado de miles de personas, indudablemente si existía alguien que núnca estaba solo, definitivamente, ese era Salomón y sin embargo en sus últimos años, pasó aglomerado de mucha soledad y del frio intenso de esta vida. De hecho que Salomón, por causa del tipo de vida que había llevado, experimento la soledad en sus niveles más profundos. Cuando escribió el mismo libro de Eclesiastés, era un hombre de sentimientos tan solitarios, que estaba recluido voluntariamente, en sus aposentos y podemos ver la soledad de su interior atravez de la misma escritura, Ecl 4:8  Está un hombre solo y sin sucesor, que no tiene hijo ni hermano; pero nunca cesa de trabajar, ni sus ojos se sacian de sus riquezas, ni se pregunta: ¿Para quién trabajo yo, y defraudo mi alma del bien? También esto es vanidad, y duro trabajo. El punto de esto, como ya lo dijimos no es que no tenga familia, ni amigos, pero por estar atrapado en los mismos afanes de esta vida, ES COMO SI NO LOS TUVIERA.

Salomón fue un hombre que experimentó la soledad en tres niveles:

  1. ESTABA SOLO EN SUS DEBILIDADES, Ecl 4:9 Mejores son dos que uno; porque tienen mejor paga de su trabajo. Ecl 4:10  Porque si cayeren, el uno levantará a su compañero; pero ¡ay del solo! que cuando cayere, no habrá segundo que lo levante.
  2. SOLO EN EL HOGAR, (Nunca tuvo con quien calentarse del frio de este mundo) a pesar de la gran cantidad de esposas e hijos que pudo haber tenido, nunca disfrutó de los beneficios que produce una familia. Ecl 4:11 También si dos durmieren juntos, se calentarán mutuamente; mas ¿cómo se calentará uno solo?
  3. ESTABA SOLO EN SUS PROBLEMAS, Ecl 4:12 Y si alguno prevaleciere contra uno, dos le resistirán; y cordón de tres dobleces no se rompe pronto. REALMENTE la condición de este hombre era inquietante, pues realmente estaba solo, Ecl 7:28  lo que aún busca mi alma, y no lo encuentra: un hombre entre mil he hallado, pero mujer entre todas éstas nunca hallé.

La amistad y el compañerismo,  es una de las necesidades básicas de la vida, que debemos saber cultivar, pues entre más las cultivamos, mas cosecharemos o sea que para tener buenos amigos, primero nosotros debemos mostrarnos buenos amigos para los demás,  Pro 18:24  El hombre que tiene amigos ha de mostrarse amigo; Y amigo hay más unido que un hermano. El problema de la falta de amigos y la falta de familia de Salomón se puede describir así: “no tuvo amigos porque nunca se mostró amigo real para nadie”, y no encontró una buena esposa porque nunca se mostró como un buen esposo para ninguna de las mil mujeres, que formaban parte de su harem, el acercamiento de Salomón a todas sus mujeres siempre estuvo marcado de un sentir de egoísmos personal hacia el placer, el punto era que este hombre tenía esposa solo por el placer egoísta y NO por la convicción de dar amor y cuidar al prójimo.  Todos al final cosechamos lo que sembramos.

La misma ley de Dios, nos invita a darnos por los demás,  más que a recibir, aunque el recibir es la cosecha del dar, pero la ley nos invita a darnos por el bien de los demás, Lev 19:18  No te vengarás, ni guardarás rencor a los hijos de tu pueblo, sino amarás a tu prójimo como a ti mismo. Yo Jehová. es curioso pero la ley de Dios utiliza la palabra “amigo”, cuando se refiere al prójimo, (hebr. “rea” signif. Amigo) generalmente esta ley de Dios, la entendemos la revés,  pues esta ley no es en sí, por el bien del prójimo, sino más bien por nuestro propio bien, pues nuca olvidemos que lo que damos de ellos recibiremos, Pro 27:9  El ungüento y el perfume alegran el corazón, Y el cordial consejo del amigo, al hombre. La amistad es como un perfume que alegra el ambiente que nos rodea, por eso se nos llama a estar con el amigo en sus momentos difíciles a no dejarlo cuando nos mas nos necesita, Pro 27:10  No dejes a tu amigo, ni al amigo de tu padre; el punto bíblico de la amistad, es que esta debe de estar más enfocada en ayudar, más que en estar pensado egoístamente en que me ayuden, Pues esta regla de dar más que recibir, es lo que hace la diferencia entre los buenos y verdaderos amigos, Ni vayas a la casa de tu hermano en el día de tu aflicción. Mejor es el vecino cerca que el hermano lejos. Hay amistades tan profundas, que pesan más que los lazos familiares y estas amistades tan fuertes, tienen el mismo fundamento, Pro 17:17  En todo tiempo ama el amigo, Y es como un hermano en tiempo de angustia. Y esta es una afirmación de cómo debemos ser nosotros, non  como deben ser con nosotros, en este mundo nadie da nada por nada, sin embargo esto es lo que hace la diferencia de un verdadero amigo, no está tan interesado en recibir, sino en dar, Hch 20:35  En todo os he enseñado que, trabajando así, se debe ayudar a los necesitados, y recordar las palabras del Señor Jesús, que dijo: Más bienaventurado es dar que recibir.

Hay nueve cualidades directas que la biblia nos presenta para ser y conocer a un buen amigo:

  1. UN VERDADERO AMIGO REPRENDE EL ERROR, Pro 27:6 Fieles son las heridas del que ama; Pero importunos los besos del que aborrece. Reprender no es lo mismo que “ofender” y el confrontar el error del amigo es una responsabilidad del buen amigo, aunque esto podría traer incomodidad al otro, pero el buen amigo está dispuesto a correr el riesgo de que el corregido se enoje, 2Co 12:15  Y yo con el mayor placer gastaré lo mío, y aun yo mismo me gastaré del todo por amor de vuestras almas, aunque amándoos más, sea amado menos. Y esto también denota que una verdadera amistad, nos hace mejores personas, Pro 27:17  Hierro con hierro se aguza; Y así el hombre aguza el rostro de su amigo.
  2. UN VERDADERO AMIGO ESTA EN TODO MOMENTO, Pro 19:4 Las riquezas traen muchos amigos; Mas el pobre es apartado de su amigo. Pro 14:20  El pobre es odioso aun a su amigo; Pero muchos son los que aman al rico. Pro 14:21  Peca el que menosprecia a su prójimo; Mas el que tiene misericordia de los pobres es bienaventurado. Es un ende común que muchas amistades y familia, buscan criterios de interés personal, mientras todo esta bien ahí están ellos, cuando las cosas se ponen mal entonces simplemente desaparecen. Pro 19:6  Muchos buscan el favor del generoso, Y cada uno es (quiere ser) amigo del hombre que da. Pro 19:7  Todos los hermanos del pobre le aborrecen; ¡Cuánto más sus amigos se alejarán de él! Buscará la palabra, (esto es apoyo, consuelo) y no la hallará.
  3. UN BUEN AMIGO ES CONFIABLE Y LEAL, Pro 3:29 No intentes mal contra tu prójimo, Que habita confiado junto a ti. (o sea que te dá confianza) Es necesario saber en quien y con quien se puede hablar tus secretos, pues es seguro que no todos son, amigos verdaderos, Jua 2:24  Pero Jesús mismo no se fiaba de ellos, porque conocía a todos, Jua 2:25  y no tenía necesidad de que nadie le diese testimonio del hombre, pues él sabía lo que había en el hombre. La verdadera amistad no daña con su boca la confianza recibida, Pro 11:12  El que carece de entendimiento menosprecia a su prójimo; Mas el hombre prudente calla. Pro 11:13  El que anda en chismes descubre el secreto; Mas el de espíritu fiel lo guarda todo.
  4. UN VERDADERO AMIGO SIRVE DE GUIA Y APOYO. Pro 12:26 El justo sirve de guía a su prójimo; Mas el camino de los impíos les hace errar.

Las verdaderas amistades son un verdadero tesoro para la vida de cualquier persona, alivia el frio de la vida, y están en los momentos más difíciles que tenemos que atravesar. Laos buenos amigos, son como los bosques de los árboles de secoya en los estados unidos que son arboles de gran tamaño, pero son árboles que no pueden prevalecer solos, algunos de estos árboles se cree que tienen miles de años y que han alcanzado mas de mil metros de altura, lo curiosos del asunto es que la plataforma de sus raíces es apenas de veinticuatro pulgadas de profundidad para sostener toneladas de peso, pero la clave esta en que sus raíces están entrelazadas entre ellos o sea se sostiene mutuamente ante las adversidades y las desventajas de sus condición natural, y soportan grandes tempestades y vientos y no caen porque se ayudan entre sí.

La amistad verdadera es la clave para poder prevalecer ante las tempestades que viene sobre nuestra vida, la amistad es una manera fundamental que Dios usa para sostenernos en esta vida.

CULTIVEMOS BUENOS AMIGOS Y TENDREMOS BUENOS AMIGOS.

La codicia y la avaricia

(Tema 16, Predicado el martes, 06 y 13 de noviembre de 2018 en la iglesia central)

Ecl 4:6  Más vale un puño lleno con descanso, que ambos puños llenos con trabajo y aflicción de espíritu. Ecl 4:7  Yo me volví otra vez, y vi vanidad debajo del sol.

Entre las vanidades y las aflicciones que nacen de las detracciones, que el hombre pone sobre su propia vida y que afectan y dañan, tanto su espíritu como su existencia en esta tierra aparece la cuarta detracción que es “la avaricia” esta es una enfermedad contrapuesta al alma perezosa que no se interesa por nada, este es lo contrario se interesa mezquinamente por los intereses materiales de esta vida y desprecia las verdaderas riquezas que Dios nos da atravez de muchas cosas como por ejemplo la familia, el de alma codiciosa, no se interesa por nada que no sea bienes y dinero, el mundo le ha tomado y dominado atravez de la enfermedad del alma llamada “codicia” que no es otra cosa sino el desdén de las cosas importantes como la familia y el sobre interés de acaparar y amontonar riquezas a como dé lugar,  Ecl 4:8  Está un hombre solo y sin sucesor, que no tiene hijo ni hermano; pero nunca cesa de trabajar, ni sus ojos se sacian de sus riquezas, ni se pregunta: ¿Para quién trabajo yo, y defraudo mi alma del bien? También esto es vanidad, y duro trabajo. Realmente no es que no tenga familia, sino es como si no la tuviera, pues sus ojos y sus intereses están totalmente enraizados en sus deseos de codicia.

Debemos aclarar que nunca ha sido problema el dinero, pues es un hecho que lo necesitamos para vivir y llevara sustento a nuestras familias y también en el pasado hubieron hombre que fueron muy ricos pero eso no afecto los valores eternos en sus vidas, como por ejemplo Abraham; el problema del hombre no es el dinero sino el amor al dinero, 1Ti 6:10  porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores.  

Las consecuencias de dar lugar a esta cruel enfermedad del alma, Salomón mismo las vivió y cuando describe a un hombre solitario que se afanó por los bienes de esta vida realmente está hablando de sí mismo o sea que está hablando de su propia experiencia, Ecl 4:8  un hombre solo, sin amigos ni hijos ni hermanos, que jamás se toma un momento de descanso y que nunca se cansa de contemplar sus riquezas, ni se pregunta: “¿Y para quién trabajo tanto? ¿Para qué me niego el bienestar?” Pues también esto es vana ilusión y una pesada carga. NO es que no tenga familia ni amigos sino que el afán desmedido de la obtención de los bienes anula las facultades que tren benficios reales a nuestra vida, es bien claro que no podemos ver o fijar nuestra mirada en dos cosas a la vez, Mat 6:24  Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas. Hay una separación radical en este asunto pues nadie que pone su mirada en las riquezas naturales de este mundo podrá ver las riquezas espirituales que Dios nos da en este mundo para que luchemos y las alcancemos.

El problema real de este asunto, no es el dinero en sí, sino la falta de propósitos en cuanto a la obtención de ello, a esto se le llama “avaricia” y es un afán desmedido y descontrolado de obtener riquezas y bienes naturales, sin uso o propósito definido o sea se trabaja afanosamente por algo que nunca se va a alcanzar.

En esta vida todo esfuerzo humano, debe de estar motivado por propósitos bien definidos y esto es lo que denota que aunque se trabaje duro y de una manera sacrificial por algo que tenga valores precisos e importantes, no es desperdicio de tiempo ni de trabajo, pero deben haber propósitos bien y totalmente  definidos para el bienestar propio y principalmente de nuestra familia. Una de las leyes de Dios dice:  Éxo 21:1 Estas son las leyes que les propondrás. Éxo 21:2  Si comprares siervo hebreo, seis años servirá; mas al séptimo saldrá libre, de balde. Éxo 21:3  Si entró solo, solo saldrá; si tenía mujer, saldrá él y su mujer con él. Éxo 21:4  Si su amo le hubiere dado mujer, y ella le diere hijos o hijas, la mujer y sus hijos serán de su amo, y él saldrá solo. Éxo 21:5  Y si el siervo dijere: Yo amo a mi señor, a mi mujer y a mis hijos, no saldré libre; Éxo 21:6  entonces su amo lo llevará ante los jueces, y le hará estar junto a la puerta o al poste; y su amo le horadará la oreja con lesna, y será su siervo para siempre. Es interesante que este esclavo puede salir libre, después de los seis años de esclavitud,  pero tiene una familia que consiguió en esta esclavitud y debe irse dejando a su  mujer y a sus hijos, pero él decide quedarse bajo el yugo de esclavitud “para siempre” simplemente porque ama a su “Señor” y a su familia. Todos nosotros debemos esclavizarnos por lo importante de esta vida y la familia, es después de Dios lo más importante que un ser humano puede tener en esta vida, muchos hombres y mujeres se esclavizan por causa de sus hijos o su cónyuge y eso no es desperdicio de vida al contrario somos llamados a buscar y encontrar las verdaderas riquezas que están escondidas en este mundo (porque hay muchas) y a estar dispuestos  a pagar el precio por esas riquezas escondidas al mundo,  Mat 13:44  Además, el reino de los cielos es semejante a un tesoro escondido en un campo, el cual un hombre halla, y lo esconde de nuevo; y gozoso por ello va y vende todo lo que tiene, y compra aquel campo. Trabajar con propósito es la clave, porque el problema de la codicia y la avaricia es simplemente que trabaja terriblemente, pero solo para guardar o sea trabaja y defrauda su alma sin propósito. En la vida todo nuestro trabajo debe ser a causa de propósitos bien definidos, Efe 4:28  El que hurtaba, no hurte más, sino trabaje, haciendo con sus manos lo que es bueno, para que tenga qué compartir con el que padece necesidad. Somos llamados a tener una forma de vida definida en cuanto a lo que nos esforzamos, Heb 13:5  Sean vuestras costumbres sin avaricia, contentos con lo que tenéis ahora; porque él dijo: No te desampararé, ni te dejaré; sencillamente debemos comprender que dependemos de Dios para nuestro sustento y el de nuestra familia, pero no implica que no debemos esforzarnos, al contrario es nuestra responsabilidad buscar la provisión de Dios.

Uno de los problemas más graves que enfrenta el hombre en su momento, es cuando encuentra una mina de oro en algún negocio o trabajo, Dios establece las oportunidades de ello, pero es responsabilidad del hombre no dejar que la avaricia lo domine y el hombre mismo debe saber cuándo es necesario detenerse, o sea debemos ser buenos administradores de nuestro tiempo,  de nuestra vida, porque el bien del hombre no son las riquezas de este mundo, Luc 12:15  Y les dijo: Mirad, y guardaos de toda avaricia; porque la vida del hombre no consiste en la abundancia de los bienes que posee.  Aunque los bienes materiales  pueden tener su cierta importancia para el bienestar de la familia, pero “el dinero o es tú esclavo o es tu amo” eso tú lo debes decidir. Pro 25:16  ¿Hallaste miel? Come lo que te basta, No sea que hastiado de ella la vomites. Qué triste es ver a un ser humano trabajando duro,  sin tener una dirección clara del porqué lo hace, engañado simplemente por la avaricia y la codicia de este mundo, Ecl 10:15  El trabajo de los necios los fatiga; porque no saben por dónde ir a la ciudad.

Esta vida debemos vivirla teniendo en cuanta un problema muy importante de nuestra naturaleza, Ecl 6:7  Todo el trabajo del hombre es para su boca, y con todo eso su deseo no se sacia. Sencillamente la naturaleza humana, nunca se llenará, siempre querrá más y luego más y más; o sea que si nos atrapa este engaño,  de ir detrás de algo que nunca podremos saciar, nuestra vida será una pérdida de tiempo en cuanto a nuestro esfuerzo. Ecl 6:3  Aunque el hombre engendrare cien hijos, y viviere muchos años, y los días de su edad fueren numerosos; si su alma no se sació del bien, y también careció de sepultura, yo digo que un abortivo es mejor que él. Ecl 6:4  Porque éste en vano viene, y a las tinieblas va, y con tinieblas su nombre es cubierto. Ecl 6:5  Además, no ha visto el sol, ni lo ha conocido; más reposo tiene éste que aquél. Ecl 6:6  Porque si aquél viviere mil años dos veces, sin gustar del bien, ¿no van todos al mismo lugar? Sencillamente sis nos esforzamos por lo correcto en esta vida y disfrutamos los resultados de este esfuerzo entonces es tiempo ganado, Ecl 5:18  He aquí, pues, el bien que yo he visto: que lo bueno es comer y beber, y gozar uno del bien de todo su trabajo con que se fatiga debajo del sol, todos los días de su vida que Dios le ha dado; porque esta es su parte. Hay que tener en cuenta que el dinero es lo más común de este mundo y lo más maravilloso es que las verdaderas riquezas no se compran con dinero, Ecl 9:9  Goza de la vida con la mujer que amas, todos los días de la vida de tu vanidad que te son dados debajo del sol, todos los días de tu vanidad; porque esta es tu parte en la vida, y en tu trabajo con que te afanas debajo del sol.

El problema del escritor de Eclesiastés es simplemente que NO supo cuando detenerse y quedo preso en el deseo insaciable de los placeres y riquezas de este mundo y al final de su vida, encontramos, una vida que no sustenta, una vida insatisfecha y dolorosa, simplemente porque no supo cuando detenerse;  no es extraña la condición de frustración e insatisfacción al final de la vida de Salomón.

Aunque tengas la mina de oro a tu alcance, es necesario que NO te vuelvas esclavo de tu mina de oro, sino que debes saber cuándo poner un límite a todo y sustentarte en las verdaderas y riquezas que Dios te ofrece, como la esperanza de salvación y herencia eterna o como la riqueza de la familia que Dios te ha dado, de una esposa, de hijos, el tiempo dedicado a ellos es más importante que muchas otras cosas sin sentido que se hacen debajo del sol.

Resultados del alma perezosa

(Tema 15, Predicado el martes, 23 y 30 de octubre de 2018 en la iglesia central)

Es triste mencionarlo, pero cuantas personas, inclusive ministros, dejan a medias las cosas de su vida ya sean, sociales, familiares o ministeriales; estas son personas que toman responsabilidades en la sociedad, con la familia y en la misma iglesia, pero no las concluyen y por eso es que vienen los resultados de una vida de calamidad, pues Cada acción o decisión traerá consecuencias, y con un alma perezosa, es un hecho que las consecuencias serán difíciles en su momento, pues sus aptitudes lo condenaran a tres cosas:

  1. TENDRA NECESIDAD de todo y POBREZA ABSOLUTA. Pro 6:11 Así vendrá tu necesidad como caminante, Y tu pobreza como hombre armado.
  1. TENDRA DESCONTENTO e INSATISFACCION por los resultados que la vida le dá. Pro 13:4 El alma del perezoso desea, y nada alcanza; Mas el alma de los diligentes será prosperada. El alma perezosa, nunca podrá encontrar satisfacción en esta vida, siempre se vivirá quejando de las circunstancias. Pro 21:25  El deseo del perezoso le mata, (o sea le consume) Porque sus manos no quieren trabajar. Note que NO dice: “no pueden” sino “NO quieren”; el de alma perezosa tendrá insatisfacción por muchas cosas, pero no quiere esforzarse, por alcanzar esas cosas que su alma necesita para sentirse bien.

Un alma perezosa simplemente no sabe cómo funciona esta vida y la descuida por falta de entendimiento, pues no logra discernir ni los tiempos ni los momentos, que vive, Pro 24:30  Pasé junto al campo del hombre perezoso, Y junto a la viña del hombre falto de entendimiento; Pro 24:31  Y he aquí que por toda ella (la viña que representa su vida misma) habían crecido los espinos, (estos espinos son los afanes momentáneos de esta vida) Ortigas (hierba sin ningún provecho) habían ya cubierto su faz, (una tierra sin resultados, tierra inutilizable)Y su cerca de piedra estaba ya destruida.(no tiene ningún tipo de protección), Pro 24:32  Miré, y lo puse en mi corazón; Lo vi, y tomé consejo. Y es que somos llamados a tomar ejemplo en la vida de los demás, los fracasos y las frustraciones y también somos llamados a aprender de los triunfos y éxitos de los ejemplos ajenos, todo es útil si queremos triunfar sobre este mundo caído. Ecl 8:5  El que guarda el mandamiento no experimentará mal; y el corazón del sabio discierne el tiempo y el juicio.

EL MENSAJE DE LA HORMIGA.

Pro 6:6  Ve a la hormiga, oh perezoso, Mira sus caminos, y sé sabio;

Dios nos habla atraves de la misma creación y este es el caso de la funcionabilidad de la hormiga para enseñarle al alma perezosa, como debe hacer, para evitar desperdiciar el poco tiempo de vida que tenemos, son dos cosas sumamente importantes que debemos aprender:

  1. LA HORMIGA no necesita PRECION DE NADIE para hacer lo que por instinto de supervivencia, debe hacer, Pro 6:7 La cual no teniendo capitán, Ni gobernador, ni señor, es triste ver la condición de mucha gente hoy ene dia que trabajan por el simple hecho del dinero que recibirán al final de sus jornada y pierden el sentido de la satisfacción que trae el hecho de hacer las cosas bien y por convicción y no por presión.

Mucha gente no disfruta sus trabajo, el trabajo nunca se debe ver como un criterio de maldición sino como algo que nos incita a ser útiles a otros, como un criterio de servir al os demás. No importa si el trabajo sea sencillo o complicado, cuando se le pone el sentir de servir a los demás y no solo por el aspecto económico, el trabajo trae una gran satisfacción a uno mismo y  trae funcionabilidad a la vida de los hombres, de ahí el llamado a no trabajar por las presiones de esta vida sino para cumplir un criterio importante de servicio, Col 3:22  Siervos, obedeced en todo a vuestros amos terrenales, no sirviendo al ojo, como los que quieren agradar a los hombres, sino con corazón sincero, temiendo a Dios. Col 3:23  Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres; Col 3:24  sabiendo que del Señor recibiréis la recompensa de la herencia, porque a Cristo el Señor servís. Col 3:25  Mas el que hace injusticia, recibirá la injusticia que hiciere, porque no hay acepción de personas. O sea que el no entender que estamos viviendo nuestro tiempo donde podemos dar de nuestro esfuerzo para trabajar y servir, es tomado como un acto de injusticia, delante de Dios.

  1. LA HORMIGA SE PREPARA de antemano, ante los inminentes tiempos donde NO se pondrá trabajar. Pro 30:24  Cuatro cosas son de las más pequeñas de la tierra, Y las mismas son más sabias que los sabios: Pro 30:25  Las hormigas, pueblo no fuerte, Y en el verano preparan su comida; el accionar de la hormiga ante lo inminente, es catalogado en la biblia como sabiduría, pues se prepara para los tiempos difíciles, de alguna manera ella misma sabe que siempre se podrá trabajar, pero por instinto sabe cuándo lo puede hacer y aprovecha ese tiempo para prepararse.

Es realmente lamentable tener la vida, el tiempo, el momento y las fuerzas y simplemente no entender las ocasiones y oportunidades que Dios nos da a atravez de la vida, es lamentable no saber cuándo es el tiempo de sembrar y trabajar.

Un alma perezosa es casi un alma fracasada, pues cuando quiera recoger la cosecha o mejor dicho cuando despierte de este su sueño, ya será demasiado tarde y se dará cuenta que no hizo nada, cuando tenía salud, juventud y fuerza.

CUANTAS PERSONAS SE LAMENTAN AL FINAL DE SUS VIDAS, QUE TODA SU EXISTENCIA, FUE UN DESPERDICIO DE TIEMPO Y ESPACIO, sin ningún fruto O RESULTADO. Que Dios nos ayude a entender estas cosas.

Contra el alma perezosa

(Tema 14, Predicado el martes, 09 y 16 de octubre de 2018 en la iglesia central)

Ecl 4:5  El necio cruza sus manos y come su misma carne.

EL PRINCIPIO bíblico de la pereza es la aptitud de una persona de NO hacer nada, solo vivir, o sea que el perezosos en la biblia es la persona que no tiene metas, realmente no logra distinguir la vida misma, mucho menos los tiempos que vivimos,  Isa 22:12  Por tanto, el Señor, Jehová de los ejércitos, llamó en este día a llanto y a endechas, a raparse el cabello y a vestir cilicio; Este es un tiempo malo donde Dios llama a su pueblo a entender el tiempo que se vive y es tiempo de preocupación, es tiempo de identificarse con las condiciones del momento es tiempo para pensar en dejar un buen legado, pero su pueblo no entiende, Isa 22:13  y he aquí gozo y alegría, matando vacas y degollando ovejas, comiendo carne y bebiendo vino, diciendo: Comamos y bebamos, porque mañana moriremos. Al no poder discernir el tiempo que vivimos, gastamos los recursos el tiempo y la vida que Dios nos da, en cosas que no sustentan Isa 55:2  ¿Por qué gastáis el dinero en lo que no es pan, y vuestro trabajo en lo que no sacia? Oídme atentamente, y comed del bien, y se deleitará vuestra alma con grosura. Un alma perezosa no logra distinguir sus tiempo de trabajo en esta vida, debemos de pensar diariamente en el legado que estamos dejando en esta tierra, es necesario pensar en el epitafio que nos van a  poner al morir, o por el cual seremos recordados por lo que hicimos mientras tuvimos la oportunidad, Jua 9:4  Me es necesario hacer las obras del que me envió, entre tanto que el día dura; la noche viene, cuando nadie puede trabajar. Hay una etapa de la vida donde ya no se puede trabajar o sea ya no vamos a poder dar frutos aunque queramos pues la vida misma de los seres humanos, tiene sus limitaciones y el problema del alma perezosa es que no se da cuenta cuando es o ha sido el tiempo de sus oportunidades para obtener resultados, pero el que conoce sus tiempo sabe que debe sembrar durante dure su día, Ecl 11:6  Por la mañana siembra tu semilla, y a la tarde no dejes reposar tu mano; porque no sabes cuál es lo mejor, si esto o aquello, o si lo uno y lo otro es igualmente bueno.

La pereza es una de las enfermedades del alma que más daña la vida de los hombres y es una enfermedad que tiene tres síntomas:

  1. EL ALMA PEREZOSA TIENE UN PRETEXTO PARA TODO. Pro 26:13 Dice el perezoso: El león está en el camino;  El león está en las calles. La “sabiduría” del alma perezosa es NO ARRIEZGARSE, por nada, o sea tendrá pretextos para todo, ve las cosas negativas de la vida como un pretexto para no hacer lo que debe hacer, Pro 22:13  Dice el perezoso: El león está fuera; Seré muerto en la calle.  y esto le ira consumiendo los tiempos y momentos productivos más importante de su vida y cuando venga a despertar ya habrán pasado los tiempos de siembra.
  1. EL ALMA PEREZOSA CREE TENER LA RAZON EN LO QUE PIENSA. Pro 26:16 En su propia opinión el perezoso es más sabio Que siete que sepan aconsejar. esto es un criterio de decir Que ha esta persona nadie lo hará cambiar de parecer, por muchas razones prudentes y sabias que se le digan. O sea el perezoso literalmente es un NECIO empedernido.
  1. EL ALMA PEREZOSA NO RECHAZA DEL TODO LA RESPONSABILIDAD, pero poco a poco la va evadiendo, Pro 6:10 Un poco(note que no dice todo, sino un poco) de sueño, un poco de dormitar, Y cruzar por un poco las manos para reposo; el punto acá es sencillo el alma perezosa, deja todo a medias o sea nunca termina lo que inicia, Pro 12:27  El indolente ni aun asará lo que ha cazado; Pero haber precioso del hombre es la diligencia; y el hecho de dejar a medias las cosas es como no hacerlas.

Cuantas personas en las iglesias hay que dejaron muchas cosas a medias, muchos toman responsabilidades y compromisos pero por diferentes pretextos, dejan su servicio para Dios a medio camino, dejan sus matrimonio a medio camino, dejan su amor a Dios a medio caminar, todo eso equivale a mejor  NO haber comenzado, Heb 10:38  Mas el justo vivirá por fe; Y si retrocediere,(ideas o principios que provienen de la fe) no agradará a mi alma. Y también Cristo, directamente dice: Luc 9:62  Y Jesús le dijo: Ninguno que poniendo su mano en el arado mira hacia atrás, es apto para el reino de Dios. La gente apta para el Reino de los cielos son aquellos que inician, pero también terminan, su batalla, su carrera y preservan su fe, hasta el final, 2Ti 4:7  He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe.

Resulta complicado para mucha gente comprender que las promesas no se heredan solo por estar en una iglesia sin hacer nada, eso sería el simbolismo de un perezoso, dando vueltas en su cama, Pro 26:14  Como la puerta gira sobre sus quicios, Así el perezoso se vuelve en su cama. El alma perezosa no se esfuerza ni por su propio beneficio, Pro 26:15  Mete el perezoso su mano en el plato; Se cansa de llevarla a su boca. Esto denota que la verdadera fe no consiste en solo estar ahí, cubriendo un lugar, sino que la verdadera fe, nos despoja de la pereza espiritual, para tener plena certeza de la esperanza que hay dentro de nuestra vida, Heb 6:10  Porque Dios no es injusto para olvidar vuestra obra y el trabajo de amor que habéis mostrado hacia su nombre, habiendo servido a los santos y sirviéndoles aún.Heb 6:11  Pero deseamos que cada uno de vosotros muestre la misma solicitud(de servicio a los santos) hasta el fin, para plena certeza de la esperanza, Heb 6:12  a fin de que no os hagáis perezosos, sino imitadores de aquellos que por la fe y la paciencia heredan las promesas.

Y a pesar del llamado divino, mucho pueblo deja su trabajo a medio camino, su siembra a medio camino, su esfuerzo a medio camino, su familia a medio camino, su llamado a medio camino; y claro, para cada situación siempre tendremos un “pretexto de calamidad” que apoye nuestra retirada; pero los diligentes lo ven de otra forma, Heb 10:39  Pero nosotros no somos de los que retroceden para perdición, sino de los que tienen fe para preservación del alma. Ellos saben que a pesar de las grandes dificultades, tienen solo dos opciones: DEJARLO TODO A MEDIAS PONIENDO PRETEXTOS PARA NO CUMPLIR,  O HACERLE FRENTE A LA VIDA  A PESAR DE LOS PROBLEMAS, HASTA TERMINAR, lo que un día empezaron.

Ayudando contra la envidia natural

(Tema 13, Predicado el martes, 25 de septiembre de 2018 en la iglesia central)

Ecl 4:4  He visto asimismo que todo trabajo y toda excelencia de obras despierta la envidia del hombre contra su prójimo. También esto es vanidad y aflicción de espíritu.

La envidia es otra detracción que agobia la vida de los hombres, pues por causa de la misma deformación espiritual, todos nacemos con una cierta rivalidad natural que se despierta cuando vemos el bien de los demás, el despertar, la envidia en los demás debe de verse como una especie de competencia, mal intencionada, por querer sobresalir.

El llamado en Eclesiastés, NO está enfocado en que no se despierte en nosotros (aunque esto es algo que como hijos de Dios debemos de desprendernos del viejo hombre que tiene todos estos vicios), sino que el llamado, está dado desde el punto de vista, que sabiendo que al ser humano se le despierta ese problema, (envidia) lo razonable es mantener una aptitud dee humildad y No andar queriendo ser admirado por lo que uno tiene y otros No. La idea es, tratar de no ser nosotros la causa de tropiezo en los demás; Y si tenemos en cuenta que vivimos en el tiempo de las redes sociales, donde todos quieren vislumbrar y “apantallar” a los demás con sus éxitos, su belleza, sus bienes, nos daremos cuenta de que tenemos un verdadero problema, que le afecta a muchos, queramos o no aceptarlo, la mayoría de publicaciones en dichas redes, son para que los demás les admiren lo que se tiene, la jovencita bonita, publica fotos de su belleza, pero para que las publica, bueno la respuesta es demasiado sencilla, pues para vislumbrar a los demás, para que las personas que vean esa foto, pues le digan que es una jovencita muy hermosa, ese es el problema del que está hablando Eclesiastés, querer llamar la atención para ser admirada y envidiadada por los demás,  muchos hacemos pecar al prójimo, por algo que dentro de pocos años pasará;  NO digo que usar la redes sociales es el pecado más terrible de todos, NO lo único que estoy diciendo es que debemos ser prudentes en como vemos las cosas.

Recordemos que en esta vida NO hay nada que permanezca, hasta la jovencita más hermosa un día se hará vieja, entonces para que plantear con lo pasajero y despertar la envidia natural en los demás, esto es a los que a los ojos de salomón no tiene sentido. Ecl 4:4  He visto asimismo que todo trabajo y toda excelencia de obras despierta la envidia del hombre contra su prójimo. También esto es vanidad y aflicción de espíritu.

De hecho que Esta detracción se debe combatir con humildad, que nadie se jacte de los que Dios le ha dado para su peregrinaje sobre esta tierra.

Qué interesante es ver el ejemplo más elevado de un hombre que le ha sido dado todo, pero mantiene su humildad, Jua 13:3  sabiendo Jesús que el Padre le había dado todas las cosas en las manos, y que había salido de Dios, y a Dios iba, Jua 13:4  se levantó de la cena, y se quitó su manto, y tomando una toalla, se la ciñó. Jua 13:5  Luego puso agua en un lebrillo, y comenzó a lavar los pies de los discípulos, y a enjugarlos con la toalla con que estaba ceñido.

Debemos alegrarnos con las bendiciones materiales que Dios nos permite tener pero debemos aprender a ver los triunfos, logros y éxitos en esta tierra, de la manera como Dios las ve, Isa 40:6  Voz que decía: Da voces. Y yo respondí: ¿Qué tengo que decir a voces? Que toda carne es hierba, y toda su gloria como flor del campo. Isa 40:7  La hierba se seca, y la flor se marchita, porque el viento de Jehová sopló en ella; ciertamente como hierba es el pueblo. Isa 40:8  Sécase la hierba, marchítase la flor; mas la palabra del Dios nuestro permanece para siempre. Realmente NO hay absolutamente nada de lo que pudiéramos jactarnos en esta vida, porque la jactancia es lo que hace o puede hacer pecar a las personas. Inclusive en los asuntos espirituales debemos ser muy cuidadosos, 2Co 12:2  Conozco a un hombre en Cristo, que hace catorce años (si en el cuerpo, no lo sé; si fuera del cuerpo, no lo sé; Dios lo sabe) fue arrebatado hasta el tercer cielo. 2Co 12:3  Y conozco al tal hombre (si en el cuerpo, o fuera del cuerpo, no lo sé; Dios lo sabe), 2Co 12:4  que fue arrebatado al paraíso, donde oyó palabras inefables que no le es dado al hombre expresar. El apóstol fue literalmente “arrebatado “a un lugar exuberante de la eternidad y esto sería causa suficiente para que este hombre se jactara toda la vida y a cada rato, mas sin embargo dice: 2Co 12:5  De tal hombre me gloriaré; pero de mí mismo en nada me gloriaré, sino en mis debilidades. 2Co 12:6  Sin embargo, si quisiera gloriarme, no sería insensato, porque diría la verdad; pero lo dejo, para que nadie piense de mí más de lo que en mí ve, u oye de mí. Dios mismo es el más interesado en que sus hijos, sean humildes y NO  se jacten de nada, inclusive Ni de las experiencias espirituales sobresalientes  y le envía su ayuda a su siervo, 2Co 12:7  Y para que la grandeza de las revelaciones no me exaltase desmedidamente, me fue dado un aguijón en mi carne, un mensajero de Satanás que me abofetee, para que no me enaltezca sobremanera; es buenos mantener una aptitud de humildad a a pesar de haber alcanzado las mayores proezas en esta vida.

El apóstol Pablo experimento la necesidad de ser humilde a pesar de la grandeza de su ministerio y a a pesar de tener condiciones de las cuales muchos en sus tiempo se jactaban,  por eso con autoridad recomienda, Flp 3:4  Aunque yo tengo también de qué confiar en la carne. Si alguno piensa que tiene de qué confiar en la carne, yo más: Flp 3:5  circuncidado al octavo día, del linaje de Israel, de la tribu de Benjamín, hebreo de hebreos; en cuanto a la ley, fariseo; Flp 3:6  en cuanto a celo, perseguidor de la iglesia; en cuanto a la justicia que es en la ley, irreprensible. Flp 3:7  Pero cuantas cosas eran para mí ganancia, las he estimado como pérdida por amor de Cristo. Flp 3:8  Y ciertamente, aun estimo todas las cosas como pérdida por la excelencia del conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor, por amor del cual lo he perdido todo, y lo tengo por basura, para ganar a Cristo. Nada que ver con los habladores de vanidades de los pulpitos contemporáneos,  de cosas que ni ellos mismos conocen, Col 2:18(DHH)  No dejen que los condenen esos que se hacen pasar por muy humildes y que dan culto a los ángeles, que pretenden tener visiones y que se hinchan de orgullo a causa de sus pensamientos humanos.

La grandeza de una persona se mide no por los títulos ni bienes que posee, la grandeza se mide cuando esa persona a pesar de tener el poder para convertir las piedras en pan, prefiere NO alardear de su poder, Luc 4:3  Entonces el diablo le dijo: Si eres (esto es como tentando el egocentrismo humano) Hijo de Dios, dí a esta piedra que se convierta en pan. Lo maravilloso del asunto es que Jesús tenía el suficiente poder, para hacer mucho más que convertir las piedras en pan,  pero no alardeo de nada, Jesús sabe lo que él es, no necesita que satanás le acredite como “hijo de Dios”,  sin embargo prefiere NO usar su poder, sino sujetarlo a la orden (Palabra) del Padre, Luc 4:4  Jesús, respondiéndole, dijo: Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra de Dios.

Hoy en día, cuantos alardean de lo que tienen y de lo que no tienen, y eso solo demuestra su inseguridad, su falta de carácter, necesitan que les digan que son bonitas, guapos, de éxito etc. necesitan la voz del mismos diablo que los anime y que les diga, atraves de las redes sociales y de otros medios, lo que son y lo grande de lo que tienen sin embargo el llamado es el mismo desde antes hasta ahora, para el pueblo de Dios,  Rom 12:3  Digo, pues, por la gracia que me es dada, a cada cual que está entre vosotros, que no tenga más alto concepto de sí que el que debe tener, sino que piense de sí con cordura, conforme a la medida de fe que Dios repartió a cada uno. Y también Flp 2:3  Nada hagáis por contienda o por vanagloria; antes bien con humildad, estimando cada uno a los demás como superiores a él mismo; Flp 2:4  no mirando cada uno por lo suyo propio, sino cada cual también por lo de los otros. Flp 2:5  Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús, Flp 2:6  el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, Flp 2:7  sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; Flp 2:8  y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz.  Aunque alcancemos el mayor de los éxitos en esta tierra, en definitiva NO tenemos NADA  de que jactarnos en esta vida, 1Co 1:26  Pues mirad, hermanos, vuestra vocación, que no sois muchos sabios según la carne, ni muchos poderosos, ni muchos nobles;( de que nos jactamos si antes de ser llamados por Dios éramos lo peor de esta tierra) 1Co 1:27  sino que lo necio del mundo escogió Dios, para avergonzar a los sabios; y lo débil del mundo escogió Dios, para avergonzar a lo fuerte; 1Co 1:28  y lo vil del mundo y lo menospreciado escogió Dios, y lo que no es, para deshacer lo que es, 1Co 1:29  a fin de que nadie se jacte en su presencia. 1Co 1:30  Más por él estáis vosotros en Cristo Jesús, el cual nos ha sido hecho por Dios sabiduría, justificación, santificación y redención; 1Co 1:31  para que, como está escrito: El que se gloría, gloríese en el Señor.

La Opresion Sobre el Projimo

(Tema 12, Predicado el martes, 11 y 18 de septiembre de 2018 en la iglesia central)

Ecl 4:1  Me volví y vi todas las violencias que se hacen debajo del sol; y he aquí las lágrimas de los oprimidos, sin tener quien los consuele; y la fuerza estaba en la mano de sus opresores, y para ellos no había consolador.

Como lo hemos dicho, es el hombre mismo el que se causa el daño, el daño no viene por la vida misma, sino por las aptitudes del hombre, Job 35:5  Mira a los cielos, y ve, Y considera que las nubes son más altas que tú. Job 35:6  Si pecares, ¿qué habrás logrado contra él? Y si tus rebeliones se multiplicaren, ¿qué le harás tú? Job 35:7  Si fueres justo, ¿qué le darás a él? ¿O qué recibirá de tu mano? Al decidir apartarnos de Dios cual es el daño que el hombre le causa a Dios, y la respuesta sensata es sencilla, NADA, muchas personas a veces no logran entender que al pecar, ellos mismos se hunden en la más vil oscuridad, Dios es soberano y esta sentado en sus trono, si pecamos pues los únicos perjudicados somos nosotros mismos y la gente que nos rodea, y si decidimos buscar a Dios y congregarnos y por ende hacer el bien, los únicos beneficiados somos nosotros mismos y la gente que nos rodea, pero Dios sigue sentado en su Trono, Job 35:8  Al hombre como tú dañará tu impiedad, Y al hijo de hombre aprovechará tu justicia. Dios siempre es y será Dios, sea que el hombre busque el bien o no, pero de esto depende el bienestar personal de una persona, de hacer el bien, porque cuando hace maldad el mismo se apresa, Pro 29:6  «El perverso queda atrapado en su propia maldad, pero el justo canta y vive feliz.» (Versión Palabra de Dios Para Todos); es su propia injusticia, la trampa del pecador, más para el que hace justicia, su propia justicia es la provisión que le hará vivir bien.

La injusticia dentro de todos los niveles sociales, es lo que tiene a este sistema moribundo, una opresión o injusticia puede ser PEQUEÑA O GRANDE, dependiendo de cómo se quiera ver, pero siempre traerá resultados de frustración al vida personal e inclusive el creyente se vuelve vulnerable al dolor que produce la opresión de los hombres, Pro 29:9  Sólo burlas y enojos saca el sabio que discute con un tonto. (versión Lenguaje Sencillo); lo que el proverbio dice es que un creyente no se puede dar el lujo de andar discutiendo con nadie por nada, porque aunque gane o pierda la discusión, (que es una forma de injusticia u opresión de los hombres) no encontrara reposos alguno; o bien pudiese ser una injusticia global de los gobernantes, que siempre han existido pero que hoy  abundan más; si se tratara de ver las injusticias que los gobiernos cometen con los pueblos, tendríamos suficiente material como para vivir totalmente amargados,  Pro 29:4  El rey que hace justicia, afirma a su país;el que solo exige impuestos, lo arruina.  (versión Dios Habla Hoy), es difícil considerara que la  paz o prosperidad de un país esta en las manos justas o injustas de un solo hombre, pero eso es lo que dice la biblia, da un poco de tristeza porque en nuestros países latinoamericanos, la INJUSTICIA U OPRECION representada por la CORRUPCIÓN, que hay en nuestros gobernantes, han hundido y han traído tanto dolor a mucho pueblo.

No son los problemas de opresión o injusticia lo que destruye la vida de las personas, sino su forma de reaccionar ante ellas, Hch 16:27  Cuando el carcelero despertó y vio que las puertas de la cárcel estaban abiertas, sacó su espada para matarse, pues pensaba que los presos se habían escapado. Hch 16:28  Pero Pablo le gritó: —¡No te hagas ningún daño, que todos estamos aquí! Este hombre es el típico ejemplo de los que sucede con todos, el hombre se daña a sis mismo, debemos de llegar a comprender “QUE ESTAMOS PARA AYUDARNOS, NO PARA PERJUDICARNOS UNOS A OTROS” el ser humano es experto en dañarse a sí mismo y dañar a los que le rodean. Es curioso considerar esto, pues por ende natural  mucha gente cuando le viene el mal, acentúan o señalan a Dios como el causante de las desgracias que vienen sobre la gente, en esta vida, pero la Biblia dice que el único causante de las circunstancias que rodean a cada familia y a cada persona es uno mismo, Isa 50:1  Así dijo Jehová: ¿Qué es de la carta de repudio de vuestra madre, con la cual yo la repudié?  Lo que Dios dice es que Él no la dejó, ella se fue, ¿O quiénes son mis acreedores, a quienes yo os he vendido? Lo que el señor dice. Es “yo no los he vendido, ustedes se han vendido solos”, He aquí que por vuestras maldades sois vendidos, y por vuestras rebeliones fue repudiada vuestra madre.  

Las opresiones y las consecuencias que vienen sobre los hombres son causas de los hombres,  nunca de Dios, tristemente, el hombre se daña a sí mismo, por sus propias  decisiones. Job 35:9  A causa de la multitud de las violencias claman, Y se lamentan por el poderío de los grandes. Job 35:10  Y ninguno dice: ¿Dónde está Dios mi Hacedor, Que da cánticos en la noche, Job 35:11  Que nos enseña más que a las bestias de la tierra, Y nos hace sabios más que a las aves del cielo? Es interesante que todos los seres humanos podemos ver las injusticias que agobian nuestra vida y todos queremos ser liberados para tener una sociedad más equitativa, más justa, (de hecho hay muchos movimientos que luchan en pro de la justicia social), y todos buscan una sociedad más justa en este punto, pero NO quieren buscar a Dios, quieren tener paz, sin el PRINCIPE DE LA PAZ, quieren justicia Social, sin la justicia de Dios, entonces son entregados a la misma maldad de lo que la misma sociedad produce,  Job 35:12  Allí clamarán, y él no oirá, Por la soberbia de los malos.  Job 35:13  Ciertamente Dios no oirá la vanidad, Ni la mirará el Omnipotente. Las opresiones a veces se vuelven tan pesadas y difíciles que esta vida se vuelve tan densa y oscura que en algún momento muchas personas llegan a ver la muerte como una salida  a este mundo de mucho sufrir.

Sin embargo debemos de considerar dos cosas:

  1. QUE la opresión y la injusticia nacen en el corazón del hombre, contra sus prójimo, bajo el yugo del pecado en este mundo caído, pero que nuestra esperanza va más allá de esta vida, Rom 14:17 porque el reino de Dios no es comida ni bebida, sino justicia, paz y gozo en el Espíritu
  2. QUE SOMOS llamados como hijos de Dios a aliviar en lo posible la carga de la opresión sobre nuestro prójimo, Rom 14:19 Así que, sigamos lo que contribuye a la paz y a la mutua edificación.

Talvez no podamos hacer mucho, pero podemos hacer lo necesario para que la gente que nos rodea no tengan criterios de injusticias y opresión por lo menos de parte nuestra, y con esto abonamos un poco de paz a nuestro prójimo; pues el deseo de Dios es que contribuyamos a lo que edifique el corazón de los demás, no a oprimirlos, ni aprovecharnos, mas bien somos llamados a ayudar en lo posible, Isa 58:6  ¿No es más bien el ayuno que yo escogí, desatar las ligaduras de impiedad, soltar las cargas de opresión, y dejar ir libres a los quebrantados, y que rompáis todo yugo? Isa 58:7  ¿No es que partas tu pan con el hambriento, y a los pobres errantes albergues en casa; que cuando veas al desnudo, lo cubras, y no te escondas de tu hermano? Isa 58:8  Entonces nacerá tu luz como el alba, y tu salvación se dejará ver pronto; e irá tu justicia delante de ti, y la gloria de Jehová será tu retaguardia. Isa 58:9  Entonces invocarás, y te oirá Jehová; clamarás, y dirá él: Heme aquí. Si quitares de en medio de ti el yugo, el dedo amenazador, y el hablar vanidad; Isa 58:10  y si dieres tu pan al hambriento, y saciares al alma afligida, en las tinieblas nacerá tu luz, y tu oscuridad será como el mediodía. Isa 58:11  Jehová te pastoreará siempre, y en las sequías saciará tu alma, y dará vigor a tus huesos; y serás como huerto de riego, y como manantial de aguas, cuyas aguas nunca faltan.

No podemos negar la realidad de la opresión que a diario vemos y vivimos por todos lados;  sin embargo hay personas que viven descansados y hacen descansar a otros o sea, que no todo está perdido, aún hay esperanza para esta humanidad, hay esperanza en Dios, pues Dios hace que descansemos en su justicia y luego que aliviemos en lo posible las cargas de los demás.