Tag Archives: familia

El Principio de la Madurez

Gén 1:12  Produjo, pues, la tierra hierba verde, hierba que da semilla según su naturaleza, y árbol que da fruto, cuya semilla está en él, según su género. Y vio Dios que era bueno.

El valor de un hijo realmente es incalculable, no solo por el hecho del aprecio que como padres ponemos sobre ellos, sino por el valor de lo que aún no ha sido hecho en ellos.

Hay un principio importante en las escrituras sobre nuestras familias  y lo encontramos exactamente durante el proceso de la creación de la familia, Dios dijo algo que debe de marcar el inicio de una buena simiente o familia para Dios, 

El Principio de la Fe

El desarrollar una familia para Dios es un enfoque de fe, pues para agradar a Dios se necesita fe indudablemente, Heb 11:6  Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan. Esta fe aquí mencionada incluye de hecho a nuestras familias, que para Dios son esencialmente importantes y en definitiva debemos estará consientes que sin fe es imposible agradar a Dios y de hecho que para tener una familia agradable a Dios esta  familia tiene necesariamente que ser el resultado de la misma fe.

El principio de la Genuina Convercion

2Ti 1:5  trayendo a la memoria la fe no fingida que hay en ti, la cual habitó primero en tu abuela Loida, y en tu madre Eunice, y estoy seguro que en ti también.

Es un hecho correcto el saber que ningún hombre llevara a su esposa mas allá de lo que él es en sí, e igualmente sucede con la mujer o en términos generales lo mismo sucede con los padres de familia que definitivamente, no pueden llevar más allá  a sus hijos de lo que ellos son,

Principios del buen Hogar

Introduccion

Sean nuestros hijos como plantas crecidas en su juventud, Nuestras hijas como esquinas labradas como las de un palacio. (Salmo 144.12)

Cuando Dios nos da hijos como herencia, también nos da la capacidad de guiarlos de una manera exitosa, si Dios mismo ha dotado el instinto de cada animal con la habilidad de proteger y entrenar a sus crías cuanto más a los seres humanos que somos la corona de la gloria de la creación.

La gravedad de los pecados sexuales

 Tema 7

Mat 22:35  Y uno de ellos, intérprete de la ley, preguntó por tentarle, diciendo: Mat 22:36  Maestro, ¿cuál es el gran mandamiento en la ley? Mat 22:37  Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. Mat 22:38  Este es el primero y grande mandamiento. Mat 22:39  Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. Mat 22:40  De estos dos mandamientos depende toda la ley y los profetas.

Los pecados sexuales son condenados por Dios por muchas razones justas, entre ellas es que los pecados sexuales (no importa lo que sea), son pecados egoístas que transgreden directamente los dos más importantes mandamiento de Dios, Pues una persona que caiga en el problema del adulterio, está dañando la integridad, el sentir de sus hijos, de su esposa, pero él no se pone a pensar en las terribles consecuencias y daños psicológicos y espirituales con los cuales está marcando la vida de su familia para siempre,

El poder de la sexualidad

Tema 6

Las mujeres incitaron a los israelitas a fornicar y el consejo de Balam era verdad, la ira de Dios se levantó contra su propio pueblo, Núm 25:3  Así acudió el pueblo a Baal-peor; y el furor de Jehová se encendió contra Israel. Por mucho pueblo de Dios que alguien sea no deja de ser débil en cuanto a asuntos de sexualidad, esto siempre ha sido la mayor debilidad que los hombres de Dios han tenido que enfrentar,

El pecado de fornicasion

Tema 5

“Ni forniquemos, como algunos de ellos fornicaron, y cayeron en un día veintitrés mil”.1 Corintios 10:8

Hay dos tipos de pruebas o dificultades sobre nuestra vida, las pruebas, que vienen de afuera hacia dentro, pero este tipo de pruebas son calificadas y permitidas por Dios mismo y la biblia dice que estas pruebas no llegaran más allá de lo Dios permita, 1Co 10:13 No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar. El problema para nosotros, no son estas pruebas que vienen de afuera, porque Dios tiene el control sobre ellas sin embargo el verdadero problema para nuestra santificación son las llamadas “tentaciones” porque las tentaciones no viene de afuera, sino de adentro hacia fuera y como lo hemos dicho otras veces todo el problema del hombre no radica en lo que está afuera, sino que el verdadero peligro lo llevamos dentro de nosotros mismos, Stg 1:13 Cuando alguno es tentado, no diga que es tentado de parte de Dios; porque Dios no puede ser tentado por el mal, ni él tienta a nadie; Stg 1:14 sino que cada uno es tentado, cuando de su propia concupiscencia es atraído y seducido. O sea cada uno es “tentado” de acuerdo a lo que lleva dentro a esto se le llama concupiscencia o deseo insatisfecho, esta concupiscencia es el verdadero problema que hace salirse a muchos de los caminos de Dios.
El relato que el apóstol Pablo menciona está relacionado al momento cuando estaba por terminar el viaje de cuarenta años por el desierto del pueblo de Israel, la Biblia dice que estaban en Sitin, que era como la última parada, antes de cruzar el rio Jordán y entrar a la conquista de la tierra de la promesa, Núm 25:1 Moraba Israel en Sitim; y el pueblo empezó a fornicar con las hijas de Moab.

LA CAUSA DEL REY BALAC Y EL CONSEJO DE BALAAM
Núm 22:2 Y vio Balac hijo de Zipor todo lo que Israel había hecho al amorreo. Núm 22:3 Y Moab tuvo gran temor a causa del pueblo, porque era mucho; y se angustió Moab a causa de los hijos de Israel. Núm 22:5 Por tanto, envió mensajeros a Balaam hijo de Beor, en Petor, que está junto al río en la tierra de los hijos de su pueblo, para que lo llamasen, diciendo: Un pueblo ha salido de Egipto, y he aquí cubre la faz de la tierra, y habita delante de mí. Núm 22:6 Ven pues, ahora, te ruego, maldíceme este pueblo, porque es más fuerte que yo; quizá yo pueda herirlo y echarlo de la tierra; pues yo sé que el que tú bendigas será bendito, y el que tú maldigas será maldito.

El rey Balac, como enemigo del pueblo de Israel, mando a llamar a un cierto “profeta” llamado Balaán, el cual representa la prueba que viene de afuera para el pueblo de Dios, pues por amor al dinero, este profeta acepto ir a maldecir al pueblo de Dios, sin embargo esto no fue posible porque al final Dios cambio la maldición por bendición, Neh 13:2 por cuanto no salieron a recibir a los hijos de Israel con pan y agua, sino que dieron dinero a Balaam para que los maldijera; mas nuestro Dios volvió la maldición en bendición. Y esto fue porque Dios, protegía, cuidada y Peleaba las batalla de su pueblo y cuando Balaam quería maldecir al pueblo de Dios, venia el Espíritu del Señor sobre él y en vez de maldecirlo terminaba bendiciéndolo, tres veces fue así, por lo cual el rey Balac se enojó. Núm 24:10 Entonces se encendió la ira de Balac contra Balaam, y batiendo sus manos le dijo: Para maldecir a mis enemigos te he llamado, y he aquí los has bendecido ya tres veces. Núm 24:11 Ahora huye a tu lugar; yo dije que te honraría, mas he aquí que Jehová te ha privado de honra. Pero Según parece el profeta movido por la avaricia aconsejo al rey Balac un método en donde no habría necesidad de maldecir al pueblo, pues con este método, Dios mismo se encargaría de destruir a su propio pueblo. El consejo era sencillo, Balam le dijo al rey Balac, que buscara Jovencitas y mujeres hermosas, que sedujeran e incitaran a los hombres de Israel a fornicar y los invitaran a los cultos cananeos y Dios mismo se encargaría de destruir a su propio pueblo y de hecho según el relato bíblico fue así, Núm 25:1 Moraba Israel en Sitim; y el pueblo empezó a fornicar con las hijas de Moab. Núm 25:2 las cuales invitaban al pueblo a los sacrificios de sus dioses; y el pueblo comió, y se inclinó a sus dioses. Núm 25:3 Así acudió el pueblo a Baal-peor; y el furor de Jehová se encendió contra Israel. Hay que notar algo interesante y es que la fornicación tiene tanto poder sobre la naturaleza humana que puede arrastrarnos si nos descuidamos, hasta la idolatría, generalmente estos dos pecados van de la mano y por esta causa es que Dios no está de acuerdo con las relaciones mixtas, Co 6:14 No os unáis en yugo desigual con los incrédulos; porque ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas? 2Co 6:15 ¿Y qué concordia Cristo con Belial? ¿O qué parte el creyente con el incrédulo?.

El consejo de Balam, era perverso atacar desde adentro, desde la concupiscencia del pueblo, hay que tener mucho cuidado con este tipo de gente que nos incita al mal y se aprovecha de la debilidad natural de una persona, para hacerle tropezar, Apo 2:14 Pero tengo unas pocas cosas contra ti: que tienes ahí a los que retienen la doctrina de Balaam, que enseñaba a Balac a poner tropiezo ante los hijos de Israel, a comer de cosas sacrificadas a los ídolos, y a cometer fornicación. Las mujeres moabitas y Madianitas que fueron reclutadas por el rey Balac, sedujeron a los hombres del pueblo de Israel, fornicaron y los incitaron a adorar a sus ídolos, ellas fueron la causa de la mortandad que vino sobre el pueblo de Dios, Núm 31:15 y les dijo Moisés: ¿Por qué habéis dejado con vida a todas las mujeres? Núm 31:16 He aquí, por consejo de Balaam ellas fueron causa de que los hijos de Israel prevaricasen contra Jehová en lo tocante a Baal-peor, por lo que hubo mortandad en la congregación de Jehová.

Realmente está siempre ha sido una debilidad en la vida de los hombres de Dios, 1Re 11:1 Pero el rey Salomón amó, además de la hija de Faraón, a muchas mujeres extranjeras; a las de Moab, a las de Amón, a las de Edom, a las de Sidón, y a las heteas; 1Re 11:2 gentes de las cuales Jehová había dicho a los hijos de Israel: No os llegaréis a ellas, ni ellas se llegarán a vosotros; porque ciertamente harán inclinar vuestros corazones tras sus dioses. A éstas, pues, se juntó Salomón con amor. 1Re 11:3 Y tuvo setecientas mujeres reinas y trescientas concubinas; y sus mujeres desviaron su corazón. 1Re 11:4 Y cuando Salomón era ya viejo, sus mujeres inclinaron su corazón tras dioses ajenos, y su corazón no era perfecto con Jehová su Dios, como el corazón de su padre David. Una mujer mal intencionada tiene tanto poder para poder cazar la vida del alma de un hombre, Pro 6:26 Porque a causa de la mujer ramera el hombre es reducido a un bocado de pan; Y la mujer caza la preciosa alma del varón. Esto mismo paso con Sansón, Jue 16:15 Y ella le dijo: ¿Cómo dices: Yo te amo, cuando tu corazón no está conmigo? Ya me has engañado tres veces, y no me has descubierto aún en qué consiste tu gran fuerza. Jue 16:16 Y aconteció que, presionándole ella cada día con sus palabras e importunándole, su alma fue reducida a mortal angustia. Jue 16:17 Le descubrió, pues, todo su corazón, y le dijo: Nunca a mi cabeza llegó navaja; porque soy nazareo de Dios desde el vientre de mi madre. Si fuere rapado, mi fuerza se apartará de mí, y me debilitaré y seré como todos los hombres. Jue 16:18 Viendo Dalila que él le había descubierto todo su corazón, envió a llamar a los principales de los filisteos, diciendo: Venid esta vez, porque él me ha descubierto todo su corazón. Y los principales de los filisteos vinieron a ella, trayendo en su mano el dinero.

No podemos ignorar el grave problema de debilidad que llevamos por dentro, debemos cuidarnos en gran manera.

El pecado de la codicia

Tema 1, Predicado en la iglesia “las Pilas”, Chalatenango, Jueves 31 de mayo y 14,  28 de junio del 2018

1Co 10:6  Mas estas cosas sucedieron como ejemplos para nosotros, para que no codiciemos cosas malas, como ellos codiciaron.

Todos nacemos sintiendo cierto afecto por las cosas prohibidas, bien dice el proverbio, Pro 9:17  Las aguas hurtadas y lo prohibido que lo correcto, apreciamos más lo que no somos y difícilmente agradecemos lo que Dios son dulces (sabrosas),  Y el pan comido en oculto es sabroso. Por naturaleza apreciamos más lo de afuera ya nos ha dado.

Israel era un pueblo que nunca se conformó con las condiciones y las circunstancias que Dios proveía, siempre había y hubo una inconformidad que no les permitió ver la misericordia de Dios al haberlos sacado de la esclavitud, de hecho habían momentos en que ellos deseaban las duras condiciones de Egipto y menospreciaban la liberación que Dios había obrado a favor de ellos, esto era un menosprecio directo a las misericordias y las promesas de Dios.

La codicia es uno de los criterios más bajos del egoísmo personal, un egoísmo que ata nuestro presente y que no nos permite ver las bondades que se tienen y siempre se está desando un futuro que nunca se alcanzará y lo más grave del asunto esque esto no es un problema aislado sino es un problema demasiado común entre los hombres,  Ecl 6:1  Hay un mal que he visto debajo del cielo, y muy común entre los hombres: Ecl 6:2  El del hombre a quien Dios da riquezas y bienes y honra, y nada le falta de todo lo que su alma desea; pero Dios no le da facultad de disfrutar de ello, sino que lo disfrutan los extraños. Esto es vanidad, y mal doloroso.

De hecho que por naturaleza llevamos un problema abismal en nuestro interior ya que La naturaleza humana es un mar que  nunca se sacia, Ecl 1:7  Los ríos todos van al mar, y el mar no se llena; al lugar de donde los ríos vinieron, allí vuelven para correr de nuevo. Ecl 1:8  Todas las cosas son fatigosas más de lo que el hombre puede expresar; nunca se sacia el ojo de ver, ni el oído de oír.  Y si no se sacia en definitiva tampoco agradece por lo que tiene, pues siempre está pensando y deseando lo que no tiene.

Los criterios de codicia en el hombre lo encierran en una constante inconformidad que lo arrastran a los niveles más bajos del egoísmo personal. El problema de Israel siempre fue el mismo, existía un cierto menosprecio a la libertad que Dios les había dado y si no podían agradecer, entonces menospreciaban lo recibido,  anhelando las cosas que no tenían.  “Y la gente extranjera que se mezcló con ellos tuvo un vivo deseo, y los hijos de Israel también volvieron a llorar y dijeron: ¡Quién nos diera a comer carne! Nos acordamos del pescado que comíamos en Egipto de balde, de los pepinos, los melones, los puerros, las cebollas y los ajos; y ahora nuestra alma se seca; pues nada sino este maná ven nuestros ojos”, (Números 11:4-6). Podemos ver dos cosas importantes:

 1. la  fuerte influencia negativa, que tenía la gente extranjera que había salido de Egipto con Israel, sin embargo somos totalmente responsables de no dejarnos influenciar por la gente negativa, murmuradora y detractora que está en las iglesias, Pro 1:10  Hijo mío, si los pecadores te quisieren engañar,  No consientas.

2. Se denota el terrible menosprecio a la provisión divina atravez del “mana” por el simple recuerdo de lo que NO tenían, a esto se le llama “codicia”.

Muchas PERSONAS no pueden agradecer a Dios por la vida, ni por el CONYUGE, ni por el lugar de nacimiento, ni por la familia,  porque están deseando otras cosas que no tienen y lo que tienen no lo disfrutan. El no agradecer por lo que se tiene, representa un menosprecio palpable a Dios, quien nos da todas las cosas, Núm 11:18  Pero al pueblo dirás: Santificaos para mañana, y comeréis carne; porque habéis llorado en oídos de Jehová, diciendo: ¡Quién nos diera a comer carne! ¡Ciertamente mejor nos iba en Egipto! Jehová, pues, os dará carne, y comeréis. Núm 11:19  No comeréis un día, ni dos días, ni cinco días, ni diez días, ni veinte días, Núm 11:20  sino hasta un mes entero, hasta que os salga por las narices, y la aborrezcáis, por cuanto menospreciasteis a Jehová que está en medio de vosotros, y llorasteis delante de él, diciendo: ¿Para qué salimos acá de Egipto?

Legalmente hay muchas personas que se quejan de todo aunque lo tengan todo y al quejarse lo que manifiestan es que no hay agradecimiento sino que lo hay en sus vidas son deseos insatisfechos. Sal 78:18  Pues tentaron a Dios en su corazón,  Pidiendo comida a su gusto. Sal 78:19  Y hablaron contra Dios,  Diciendo: ¿Podrá poner mesa en el desierto?  

La codicia es una enfermedad humana que Dios aborrece, Sal 78:21  Por tanto, oyó Jehová, y se indignó; Se encendió el fuego contra Jacob,  Y el furor subió también contra Israel, porque nunca se está satisfecho con lo que se tiene, de hecho que al ver la falta de agradecimiento en el pueblo, Dios mismo les concede el deseo de su corazón codicioso, he sabido de personas que dejan la bendición de Dios y son entregados al deseo de su terco corazón, para su propia ruina, Sal 78:29  Comieron, y se saciaron;  Les cumplió, pues, su deseo. Sal 78:30  No habían quitado de sí su anhelo,  Aún estaba la comida en su boca, Sal 78:31  Cuando vino sobre ellos el furor de Dios,  E hizo morir a los más robustos de ellos,  Y derribó a los escogidos de Israel. Esta actitud codiciosa, desagrado tanto al Señor que termino dándoles el deseo de su corazón para comer “Carne” en lugar del mana, pero juntamente con la carne también trajo una mortandad terrible sobre lo codiciosos, Núm 11:32  Entonces el pueblo estuvo levantado todo aquel día y toda la noche, y todo el día siguiente, y recogieron codornices; el que menos, recogió diez montones; y las tendieron para sí a lo largo alrededor del campamento. Núm 11:33  Aún estaba la carne entre los dientes de ellos, antes que fuese masticada, cuando la ira de Jehová se encendió en el pueblo, e hirió Jehová al pueblo con una plaga muy grande. Núm 11:34  Y llamó el nombre de aquel lugar Kibrot-hataava, (Esto es TUMBAS DE LOS CODISIOSOS) por cuanto allí sepultaron al pueblo codicioso.

LAS PERSONAS QUE SOLO VIVEN QUEJÁNDOSE DE LAS PERSONAS (FAMILIA, PASTORES, HERMANOS, AMIGOS) Y COSAS QUE NOS RODEAN (TRABAJO, PAÍS), QUE DIOS HA PROVISTO EN DEFINITIVA TERMINARAN MAL.

A pesar de lo grave de esta enfermedad que nos hace cojear en el camino, es de las enfermedades espirituales  que pueden ser sanadas, Heb 12:13  y haced sendas derechas para vuestros pies, para que lo cojo no se salga del camino, sino que sea sanado. Y para esta sanidad debemos tener en cuenta la medicina que la palabra de Dios nos da, 1Ti 6:6  Pero gran ganancia es la piedad acompañada de contentamiento; 1Ti 6:7  porque nada hemos traído a este mundo, y sin duda nada podremos sacar. 1Ti 6:8  Así que, teniendo sustento y abrigo, estemos contentos con esto. 1Ti 6:9  Porque los que quieren enriquecerse caen en tentación y lazo, y en muchas codicias necias y dañosas, que hunden a los hombres en destrucción y perdición; la clave de la sanidad consiste en estar agradecidos con lo somos y tenemos y no estar deseando lo que no es nuestro, de ahí el mandamiento,  Éxo 20:17  No codiciarás la casa de tu prójimo, no codiciarás la mujer de tu prójimo, ni su siervo, ni su criada, ni su buey, ni su asno, ni cosa alguna de tu prójimo.

La prioridad de nuestra vida es que debemos ser personas agradecidas por todo lo que Dios nos ha dado y no enfocarnos en lo que no tenemos, Pro 23:4  No te afanes por hacerte rico;

Sé prudente, y desiste. Este tipo de afán es lo que nos enferma y no nos permite disfrutar del presente que tenemos,  Ecl 6:1  Hay un mal que he visto debajo del cielo, y muy común entre los hombres:  Ecl 6:2  El del hombre a quien Dios da riquezas y bienes y honra, y nada le falta de todo lo que su alma desea; pero Dios no le da facultad de disfrutar de ello, sino que lo disfrutan los extraños. Esto es vanidad, y mal doloroso. por eso cuando pedimos alguna cosas a Dios,  nuestra oración debe estar enfocada en la necesidad y no en nuestras vanidades personales, Pro 30:8  Vanidad y palabra mentirosa aparta de mí; No me des pobreza ni riquezas; Manténme del pan necesario.

Responsabilidad y Placer

Debemos tener bien claro que todo inicia bajo el criterio de la responsabilidad de los que  tomaran a bien el formar una familia, realmente todo inicia ahí en la maravillosa “RESPONSABILIDAD” interesante palabra para una sociedad totalmente inmoral sin embargo debemos empezar por esta regla primaria en esta vida para tener la familia que busca Dios y esta regla dice: “que no debe haber sexo, sino hay responsabilidad”

El proposito de la Familia

introduccion «Una Familia para Dios»

MUCHO SE HA ESPECULADO CON RESPECTO a lo que realmente representa la familia en este mundo, por desgracia la misma sociedad dentro de su alejamiento a Dios,  siempre ha tratado de manifestar una idea de independencia en cuanto a los principios que dieron origen a la familia en sí, todo el problema del fracaso familiar moderno, inicio con el pecado de nuestros primeros padres ya que Atraves del mismo pecado, ellos nos heredaron un criterio independentista en contra de Dios, de sus leyes y de sus voluntad y el hombre desechando las leyes